Cádiz: Un joven debe­ría ganar un 81% más para poder com­prar un piso

Para que un joven asa­la­ria­do pue­da resi­dir en un hogar inde­pen­dien­te en Cádiz debe­ría des­ti­nar el 54,3% de su sala­rio a la com­pra de una vivien­da libre. El esfuer­zo es leve­men­te mayor en la pro­vin­cia, según los datos faci­li­ta­dos por el res­pon­sa­ble del Obser­va­to­rio de Eman­ci­pa­ción, el soció­lo­go Jof­fre López Oller, que en Anda­lu­cía, cuya media regio­nal sitúa en el 53,2% el por­cen­ta­je des­ti­na­do a la adqui­si­ción de un inmue­ble. En el con­jun­to del Esta­do espa­ñol, la cifra regis­tra­da está por enci­ma en más de sie­te pun­tos, alcan­zan­do el 60,4% de su suel­do neto.

La pobla­ción joven anda­lu­za regis­tra una de las tasas de eman­ci­pa­ción más bajas, solo supe­rior a Cana­rias. De acuer­do al docu­men­to, difun­di­do a media­dos de agos­to, “en el cuar­to tri­mes­tre de 2019, la tasa de eman­ci­pa­ción de la pobla­ción de entre 16 y 29 años en Anda­lu­cía ha dis­mi­nui­do has­ta situar­se en un 15,9%”. Es decir, la pre­ca­rie­dad y el paro impi­de eman­ci­par­se al 84,1% de los jóve­nes andaluces. 

un joven asalariado pueda residir en un hogar independiente en Cádiz debería destinar el 54,3% de su salario a la compra de una vivienda libre.

Jof­fre López apun­ta los indi­ca­do­res que con­di­cio­nan el fenó­meno. En pri­mer lugar, el suel­do deter­mi­na la difi­cul­tad de acce­der a la vivien­da. Los jóve­nes espa­ño­les debe­rían cobrar 2.000 euros al mes para poder com­prar una vivien­da, dado que el sala­rio medio de este seg­men­to de la pobla­ción es de 961,03 euros. En Anda­lu­cía, debe­ría per­ci­bir por su tra­ba­jo un 77,78% más. En el caso de la pro­vin­cia de Cádiz, 1.576 euros men­sua­les y un 81% más fren­te a los 868 euros de media actuales.

Bas­ta con dete­ner­se en los datos nacio­na­les para hacer­se una idea de las tra­bas de los jóve­nes anda­lu­ces de has­ta 29 años para aban­do­nar el domi­ci­lio fami­liar: la tasa de acti­vi­dad es del 51%, tres pun­tos por deba­jo del Esta­do espa­ñol; la tasa de empleo es del 33,9%, la ter­ce­ra más baja del Esta­do; y la tasa de paro es la pri­me­ra en el ran­king esta­tal: la mitad de los meno­res de 24 años está des­em­plea­do; el Esta­do espa­ñol tie­ne una tasa de paro juve­nil infe­rior al 40%.

El resul­ta­do del cru­ce de todas estas varia­bles es el ries­go exis­ten­te de encon­trar­se en situa­ción de pobre­za o exclu­sión social espe­cial­men­te ele­va­do. El infor­me del Obser­va­to­rio de Eman­ci­pa­ción sos­tie­ne que “casi la mitad de las per­so­nas jóve­nes anda­lu­zas con eda­des com­pren­di­das entre los 16 y 29 años se halla en caren­cia mate­rial seve­ra, resi­de en hoga­res sin empleo o con baja inten­si­dad de empleo o resi­de en hoga­res que no supe­ran el umbral de pobre­za económica”.

Fuen­te: www​.anda​lu​ciain​for​ma​cion​.es

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *