Bra­sil. Renun­ció el fis­cal Del­tan Dallag­nol, jefe de la ope­ra­ción Lava Jato

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 2 de sep­tiem­bre de 2020.

El fis­cal Del­tan Dallag­nol, coor­di­na­dor de la ope­ra­ción Lava Jato, la mayor inves­ti­ga­ción anti­co­rrup­ción de la his­to­ria de Bra­sil, renun­ció a su car­go por moti­vos fami­lia­res. El sor­pre­si­vo anun­cio se pro­du­jo en un momen­to de ten­sión entre los pro­cu­ra­do­res que con­for­man la ope­ra­ción y el fis­cal gene­ral de Bra­sil, Augus­to Aras, quien recien­te­men­te cri­ti­có la poca trans­pa­ren­cia del gru­po.

Dallag­nol es obje­to de una serie de inves­ti­ga­cio­nes inter­nas en el Con­se­jo Nacio­nal del Minis­te­rio Públi­co que ya ame­na­za­ban con apar­tar­lo del car­go. Algu­nas de esas inves­ti­ga­cio­nes están rela­cio­na­das con su fal­ta de impar­cia­li­dad en las inves­ti­ga­cio­nes de la Lava Jato, que a lo lar­go de los últi­mos seis años lle­vó a la cár­cel a dece­nas de empre­sa­rios y polí­ti­cos, entre ellos el expre­si­den­te Luiz Inácio Lula da Sil­va (2003−2010), quien aho­ra res­pon­de en liber­tad lue­go de pasar 19 meses pre­so.

«Sí, es ver­dad que estoy de sali­da de la coor­di­na­ción de Lava Jato. Es una deci­sión difí­cil, pero lo correc­to es obrar por mi fami­lia», escri­bió en su cuen­ta de Twit­ter el fis­cal de 40 años, que lle­va­ba seis al fren­te de la ope­ra­ción. A tra­vés de un video, Dallag­nol expli­có que su hija, de un año y diez meses, pre­sen­ta des­de hace sema­nas «seña­les de regre­sión en su desa­rro­llo» y que su tra­ta­mien­to «va a exi­gir una dedi­ca­ción nues­tra muy inten­sa como padres, y eso no pue­de espe­rar».

Con­si­de­ra­dos héroes por una par­te de la socie­dad, Del­tan Dallag­nol y Ser­gio Moro, quien fue­ra tam­bién minis­tro de Jus­ti­cia del pre­si­den­te Jair Bol­so­na­ro, son fuer­te­men­te cues­tio­na­dos por su labor, que lle­vó a la cár­cel a dece­nas de empre­sa­rios y polí­ti­cos de casi todo el arco polí­ti­co. Su jui­cio de mayor reper­cu­sión fue el que cul­mi­nó con la deten­ción del expre­si­den­te Lula da Sil­va por un supues­to caso de corrup­ción. Pero sus detrac­to­res afir­man que la «cru­za­da anti­co­rrup­ción» debi­li­tó la garan­tía de pre­sun­ción de ino­cen­cia y des­tru­yó el sis­te­ma polí­ti­co, favo­re­cien­do las chan­ces de Bol­so­na­ro en 2018.

Los cues­tio­na­mien­tos con­tra los fis­ca­les se acre­cen­ta­ron cuan­do el por­tal The Inter­cept Bra­sil publi­có en junio de 2019 un inter­cam­bio de men­sa­jes que levan­tarpn la sos­pe­cha de que la Fuer­za de Tarea de Curi­ti­ba y Moro obra­ron coor­di­na­da­men­te para lle­var a Lula a la cár­cel. Dallag­nol tie­ne pen­dien­tes dos pro­ce­sos en su con­tra en el Con­se­jo Nacio­nal del Minis­te­rio Públi­co. El aho­ra exfis­cal será reem­pla­za­do por el fis­cal Ales­san­dro Oli­vei­ra, cola­bo­ra­dor des­de hace años de la ope­ra­ción Lava Jato.

El fis­cal gene­ral Augus­to Aras tie­ne tiem­po has­ta el pró­xi­mo 10 de sep­tiem­bre para deci­dir si pro­rro­ga por un año más la labor de la Fuer­za de Tarea de Curi­ti­ba, tal como piden los fis­ca­les. «No se pue­de ima­gi­nar que una uni­dad ins­ti­tu­cio­nal ten­ga una caja de secre­tos, una ins­ti­tu­ción de la repú­bli­ca no se pue­de ser­vir de la extor­sión, de espiar, no pue­de valer­se de nin­gún pro­pó­si­to no repu­bli­cano», había dicho el fis­cal en una video­con­fe­ren­cia con abo­ga­dos del sitio web Pre­rro­ga­ti­vas a fines de julio. Aras reo de esa for­ma el accio­nar de los fis­ca­les que, al man­do de Dallag­nol, entre­ga­ron docu­men­ta­ción secre­ta de for­ma ile­gal al FBI y al Depar­ta­men­to de Jus­ti­cia de Esta­dos Uni­dos.

Fuen­te: Pági­na 12

Foto prin­ci­pal: AFP

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *