Chi­na. La igual­dad de géne­ro tie­ne un lar­go camino por reco­rrer

Por Mandy Zuo, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 01 de sep­tiem­bre de 2020.

El infor­me del gobierno chino publi­ca­do por el Fon­do de Pobla­ción de la ONU encuen­tra que el lide­raz­go empre­sa­rial y la polí­ti­ca siguen estan­do muy ses­ga­dos hacia los hom­bres. La dis­pa­ri­dad de géne­ro en la edu­ca­ción sigue sien­do mucho mayor en las zonas rura­les

En 2017 en Chi­na, hubo casi 112 naci­mien­tos de hom­bres por cada 100 naci­mien­tos de muje­res. La dis­pa­ri­dad de géne­ro se mani­fies­ta de otras for­mas a lo lar­go de la vida de una mujer, des­de la edu­ca­ción has­ta las opor­tu­ni­da­des labo­ra­les y el cui­da­do no remu­ne­ra­do, según un infor­me del gobierno chino. (Xinhua /​Wang Quan­chao)

Des­de una pro­por­ción de sexos ses­ga­da al nacer has­ta una baja repre­sen­ta­ción de muje­res en pues­tos de lide­raz­go, las muje­res en Chi­na toda­vía se encuen­tran en una gran des­ven­ta­ja en muchas áreas, según un nue­vo infor­me del gobierno chino.

Si bien la mayor par­te del tra­ba­jo no remu­ne­ra­do lo rea­li­zan muje­res, los hom­bres aún domi­nan pues­tos impor­tan­tes en el sis­te­ma polí­ti­co, las prin­ci­pa­les aca­de­mias y sis­te­mas judi­cia­les, según el infor­me “Muje­res y hom­bres en Chi­na, hechos y cifras 2019”.

El desa­rro­llo de la mujer en Chi­na ha «alcan­za­do un nivel com­ple­ta­men­te nue­vo», pero sigue sien­do una tarea «ardua» debi­do a fac­to­res rela­cio­na­dos con el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, razo­nes his­tó­ri­cas y cul­tu­ra­les, dijo el infor­me, publi­ca­do en el Fon­do de Pobla­ción de las Nacio­nes Uni­das (UNFPA). sitio web esta sema­na.

Fue publi­ca­do por la Ofi­ci­na Nacio­nal de Esta­dís­ti­cas de Chi­na y es su sex­to infor­me sobre el tema des­de 1995. El UNFPA pro­por­cio­nó apo­yo téc­ni­co y finan­cie­ro.

La pro­por­ción de niños y niñas al nacer, un refle­jo de la pre­fe­ren­cia sexual, se man­tu­vo alta. Casi 112 niños nacie­ron por cada 100 niñas en 2017, según el infor­me.

La pro­por­ción natu­ral en este sen­ti­do a menu­do se con­si­de­ra alre­de­dor de 105 niños por cada 100 niñas, según la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud.

En 2015, un año des­pués de que Chi­na per­mi­tie­ra un segun­do hijo para algu­nas pare­jas, la pro­por­ción de sexos para el segun­do hijo era de más de 113 niños por cada 100 niñas. En lo que res­pec­ta al ter­cer hijo, cuyos padres deben pagar una tari­fa de apo­yo social como cas­ti­go, la pro­por­ción fue supe­rior a 148.

En el empleo, las muje­res repre­sen­tan solo el 30 por cien­to de los pues­tos de lide­raz­go, indi­có el infor­me.

El núme­ro de muje­res en la legis­la­tu­ra de Chi­na está aumen­tan­do, pero toda­vía hay muchas menos que hom­bres. Las muje­res cons­ti­tuían solo una cuar­ta par­te de los miem­bros del Con­gre­so Nacio­nal del Pue­blo, mos­tró. Solo hay una mujer en el Polit­bu­ró de 25 miem­bros del Par­ti­do Comu­nis­ta.

El cui­da­do de la fami­lia fue la prin­ci­pal razón por la que las muje­res per­die­ron sus tra­ba­jos, mien­tras que el tiem­po que dedi­ca­ron al tra­ba­jo de cui­da­do no remu­ne­ra­do fue más del doble que el que dedi­ca­ban los hom­bres.

La dis­pa­ri­dad de géne­ro siguió sien­do mucho mayor en las zonas rura­les, sugi­rió el infor­me.

Si bien Chi­na ha cerra­do la bre­cha edu­ca­ti­va de géne­ro con ambos sexos logran­do la alfa­be­ti­za­ción uni­ver­sal en las áreas urba­nas des­pués de impo­ner una edu­ca­ción obli­ga­to­ria de nue­ve años, muchos naci­dos en aldeas pobres aún no pue­den ter­mi­nar la escue­la. El perío­do medio de edu­ca­ción reci­bi­do en las zonas rura­les es de 7,3 años para las niñas, en com­pa­ra­ción con 8,1 años para los niños.

En el caso de los habi­tan­tes rura­les de edad avan­za­da, alre­de­dor del 57 por cien­to de las muje­res viven con el apo­yo de sus fami­lia­res, en com­pa­ra­ción con el 35 por cien­to de los hom­bres, mos­tró el infor­me.

Feng Yuan, cofun­da­do­ra de Equa­lity, una ONG por los dere­chos de las muje­res, dijo: «El pro­gre­so es len­to y, de algu­na mane­ra, inclu­so retro­ce­de, por­que no ha habi­do polí­ti­cas y medi­das prác­ti­cas [del gobierno]».

Ins­tó al gobierno cen­tral a asu­mir la res­pon­sa­bi­li­dad prin­ci­pal de impul­sar la igual­dad de géne­ro.

«Se nece­si­ta más deter­mi­na­ción por par­te de los prin­ci­pa­les líde­res», dijo.

Chi­na ocu­pó el lugar 106 entre 153 paí­ses en el ran­king anual del Foro Eco­nó­mi­co Mun­dial sobre igual­dad de géne­ro glo­bal el año pasa­do.

Fue la undé­ci­ma caí­da con­se­cu­ti­va, prin­ci­pal­men­te debi­do a la len­ta mejo­ra en su pano­ra­ma polí­ti­co domi­na­do por los hom­bres, según el infor­me.

Fue 63º en 2006 cuan­do la orga­ni­za­ción comen­zó a com­pi­lar las cla­si­fi­ca­cio­nes.

Fuen­te: Noti­cias de Chi­na

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *