Femi­nis­mos. Tex­to com­ple­to de la Ley de la Mujer en el nor­te y el este de Siria

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 31 de agos­to de 2020.

El siguien­te docu­men­to fue publi­ca­do por Kon­gre­ya Star, el prin­ci­pal movi­mien­to de muje­res en el nores­te de Siria, el 6 de abril de 2019. El tex­to des­cri­be la Ley de la Mujer, imple­men­ta­da por la Admi­nis­tra­ción Autó­no­ma del Nor­te y Este de Siria (ANNES).

El con­cep­to de mas­cu­li­ni­dad en nues­tra socie­dad ha dado lugar a muchos pro­ble­mas polí­ti­cos, socia­les, eco­nó­mi­cos, cul­tu­ra­les y psi­co­ló­gi­cos, sobre todo la opre­sión y mar­gi­na­ción de las muje­res. Bajo este sis­te­ma, las muje­res han sido pri­va­das de sus dere­chos y vul­ne­ra­bles.

Ade­más de esas tra­di­cio­nes y con­cep­tos here­da­dos, que obs­ta­cu­li­zan el pro­gre­so de las muje­res y limi­tan sus aspi­ra­cio­nes de un futu­ro mejor, muchas leyes e ins­ti­tu­cio­nes tam­bién ame­na­zan la liber­tad de las muje­res. Todos estos obs­tácu­los ‑como el divor­cio por volun­tad indi­vi­dual de un hom­bre, el matri­mo­nio for­za­do, la poli­ga­mia e innu­me­ra­bles otras ins­ti­tu­cio­nes opre­si­vas- se refle­ja­ban mal no solo en la con­di­ción de las muje­res, sino en el esta­do de nues­tra socie­dad en su con­jun­to.

Basa­dos​en nues­tra creen­cia en la impor­tan­cia del papel de la mujer en la fami­lia, que cons­ti­tu­ye el núcleo bási­co de la socie­dad, cree­mos que la liber­tad de la mujer debe ser la garan­tía bási­ca para la recons­truc­ción de fami­lias demo­crá­ti­cas y una socie­dad libre y demo­crá­ti­ca. El desa­rro­llo en cual­quier socie­dad se logra mejor acti­van­do el papel de la mujer y ase­gu­ran­do su par­ti­ci­pa­ción en la cons­truc­ción y el pro­gre­so de sus comu­ni­da­des. Por eso, cree­mos que las muje­res deben con­ti­nuar su lucha para lograr garan­tías que res­guar­den su dig­ni­dad. Deben tomar su liber­tad y su dere­cho a con­tro­lar sus vidas y sus hijos, y no deben acep­tar más nin­gu­na for­ma de mar­gi­na­ción. Se nece­si­ta urgen­te­men­te un movi­mien­to de libe­ra­ción de la mujer para hacer fren­te a todas las for­mas de atra­so, vio­len­cia y ase­si­na­to.

Garan­ti­zar los dere­chos y liber­ta­des de las muje­res de esta mane­ra es el prin­ci­pal obje­ti­vo de la auto­ad­mi­nis­tra­ción demo­crá­ti­ca. Como tal, la Admi­nis­tra­ción debe resol­ver todos los pro­ble­mas pen­dien­tes que enfren­tan las muje­res en la socie­dad, mejo­rar su situa­ción, ase­gu­rar su vida, defen­der­las de la per­se­cu­ción y la vio­len­cia, y garan­ti­zar sus legí­ti­mos dere­chos.

En estas cir­cuns­tan­cias, deci­di­mos desa­rro­llar un con­jun­to de prin­ci­pios bási­cos y dis­po­si­cio­nes gene­ra­les rela­ti­vas a la con­di­ción de la mujer, con el fin de garan­ti­zar la igual­dad y cons­truir una socie­dad libre y demo­crá­ti­ca.

Prin­ci­pios bási­cos:

  1. La lucha con­tra la men­ta­li­dad auto­ri­ta­ria reac­cio­na­ria en la socie­dad es deber de todos en los ámbi­tos regi­dos por la Auto­ad­mi­nis­tra­ción Demo­crá­ti­ca.
  2. Se garan­ti­za­rá la igual­dad entre hom­bres y muje­res en todos los aspec­tos de la vida públi­ca y pri­va­da.
  3. Las muje­res tie­nen dere­cho a ser nomi­na­das, nomi­nar y asu­mir todos los car­gos polí­ti­cos.
  4. Todas las ins­ti­tu­cio­nes deben com­pro­me­ter­se con el prin­ci­pio de ges­tión par­ti­ci­pa­ti­va.
  5. Las muje­res tie­nen dere­cho a for­mar orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas, orga­ni­za­cio­nes socia­les, eco­nó­mi­cas, cul­tu­ra­les y de legí­ti­ma defen­sa; y otras orga­ni­za­cio­nes, inclui­das todas aque­llas que no vio­len los prin­ci­pios del Con­tra­to Social.
  6. Una repre­sen­tan­te de las orga­ni­za­cio­nes de muje­res y de dere­chos huma­nos esta­rá pre­sen­te en cali­dad de obser­va­dor, pre­via invi­ta­ción del Con­se­jo, cuan­do se deba­tan las leyes pro­mul­ga­das en casos excep­cio­na­les en el Con­se­jo Legis­la­ti­vo.
  7. Al dic­tar leyes rela­ti­vas a la mujer en el Con­se­jo Legis­la­ti­vo, se ten­drá en cuen­ta la volun­tad de la mujer.
  8. Las muje­res y los hom­bres serán igua­les en mate­ria de tra­ba­jo y remu­ne­ra­ción.
  9. El tes­ti­mo­nio de una mujer y el tes­ti­mo­nio de un hom­bre ten­drán igual valor legal.
  10. Nin­gu­na mujer o niña pue­de casar­se sin su con­sen­ti­mien­to.
  11. Can­ce­lar la dote por­que con­si­de­ra de valor mate­rial poseer a la mujer y se sus­ti­tu­ye por la par­ti­ci­pa­ción de dos par­tes para ase­gu­rar una vida par­ti­ci­pa­ti­va.
  12. Los con­tra­tos matri­mo­nia­les serán mate­ria civil.
  13. Se evi­ta­rá la poli­ga­mia.
  14. Ambas par­tes del matri­mo­nio tie­nen dere­cho a soli­ci­tar la sepa­ra­ción y una pare­ja no pue­de divor­ciar­se por volun­tad indi­vi­dual.
  15. Los hom­bres y las muje­res deben ser igua­les en todos los asun­tos rela­cio­na­dos con la heren­cia.
  16. Prohi­bir que una niña se case.
  17. Los homi­ci­dios con el pre­tex­to del “honor” son un deli­to físi­co, moral y legal en toda regla, puni­ble con las penas esti­pu­la­das en el códi­go penal como deli­to de homi­ci­dio, acci­den­tal o deli­be­ra­da­men­te.
  18. Impo­ner un cas­ti­go estric­to e igua­li­ta­rio al autor de la infi­de­li­dad por ambas par­tes.
  19. La tra­ta de per­so­nas, espe­cial­men­te de niños y muje­res, debe ser cri­mi­na­li­za­da y cas­ti­ga­da con dure­za. Esto inclu­ye todos los tipos de tra­ta, inclui­dos, entre otros, la explo­ta­ción sexual, el tra­ba­jo infan­til y el comer­cio de órga­nos huma­nos.
  20. Se debe pre­ve­nir la vio­len­cia y la dis­cri­mi­na­ción con­tra la mujer. La dis­cri­mi­na­ción por moti­vos de géne­ro es un deli­to puni­ble por ley. La Auto­ad­mi­nis­tra­ción Demo­crá­ti­ca debe luchar con­tra todas las for­mas de vio­len­cia y dis­cri­mi­na­ción median­te el desa­rro­llo de meca­nis­mos y ser­vi­cios lega­les que brin­den pro­tec­ción, pre­ven­ción y tra­ta­mien­to a las víc­ti­mas de la vio­len­cia.
  21. La Auto­ad­mi­nis­tra­ción Demo­crá­ti­ca garan­ti­za­rá los dere­chos demo­crá­ti­cos de los niños y los pro­te­ge­rá de todas las for­mas de vio­len­cia y explo­ta­ción.

Dis­po­si­cio­nes gene­ra­les:

  1. Las muje­res y los hom­bres tie­nen los mis­mos dere­chos en vir­tud de la ley de nacio­na­li­dad.
  2. La Auto­ges­tión Demo­crá­ti­ca garan­ti­za a cada indi­vi­duo y fami­lia, espe­cial­men­te a los niños y las muje­res, un segu­ro médi­co y social, así como los requi­si­tos bási­cos para vivir una vida libre y dig­na; ade­más de brin­dar la pro­tec­ción nece­sa­ria a las viu­das y muje­res mayo­res.
  3. Las niñas no pue­den casar­se antes de los 18 años.
  4. Las muje­res tie­nen dere­cho a la cus­to­dia de sus hijos has­ta que cum­plan los 15 años, tan­to si la madre está casa­da como si no. Des­pués de esto, los hijos tie­nen dere­cho a ele­gir, y el deber de los dos padres es ase­gu­rar la vivien­da y la pen­sión ali­men­ti­cia para sus hijos.
  5. Los niños meno­res de 15 años que deseen via­jar nece­si­tan el per­mi­so de sus padres.
  6. Cuan­do se lle­van a los tri­bu­na­les los asun­tos de la mujer y la fami­lia, debe estar pre­sen­te una repre­sen­tan­te del cen­tro de muje­res. Su opi­nión será con­sul­ti­va y no vin­cu­lan­te.
  7. Las muje­res tra­ba­ja­do­ras ten­drán licen­cia de mater­ni­dad retri­bui­da has­ta por tres par­tos.
  8. En caso de divor­cio, la espo­sa tie­ne dere­cho a lle­var­se todas las joyas de oro y otros artícu­los com­pra­dos para ella para la boda, o su valor equi­va­len­te, ya sea que estos artícu­los estén en su poder o hayan sido des­em­bol­sa­dos​por su espo­so.
  9. La Auto­ad­mi­nis­tra­ción Demo­crá­ti­ca esta­ble­ce­rá cen­tros para muje­res emba­ra­za­das y lac­tan­tes que hayan sido con­de­na­das por un deli­to para cum­plir la dura­ción de sus con­de­nas, tenien­do en cuen­ta su con­di­ción y la con­di­ción del feto y del recién naci­do.

FUENTE: Kon­gra Star /​Coope­ra­tion in Meso­po­ta­mia /​Edi­ción: Kur­dis­tán Amé­ri­ca Lati­na

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *