Daesh vuel­ve a aumen­tar su ame­na­za en Siria e Irak, según la ONU

Daesh se mues­tra muy pre­sen­te en Irak y Siria. Cua­tro sol­da­dos ira­quíes murie­ron des­pués de que mili­tan­tes de Daesh abrie­ran fue­go con­tra un pues­to de con­trol per­te­ne­cien­te a las fuer­zas de segu­ri­dad ira­quíes en la pro­vin­cia del sur­es­te de Kir­kuk, Irak, según medios loca­les. En un comu­ni­ca­do emi­ti­do el lunes por la Célu­la de Medios de Segu­ri­dad ira­quí, “los terro­ris­tas de Daesh abrie­ron fue­go con­tra una esta­ción en el área de Daquq en la carre­te­ra de Kir­kuk, cau­san­do la muer­te de cua­tro sol­da­dos”. Kir­kuk se encuen­tra en un terri­to­rio dispu­tado entre el Gobierno cen­tral de Bag­dad y el Gobierno regio­nal del Kur­dis­tán en Erbil. Estas reyer­tas han per­mi­ti­do que se for­me un vacío de segu­ri­dad que han apro­ve­cha­do los mili­tan­tes de Daesh para recu­pe­rar la zona.

Un repun­te en los ata­ques en Irak por pre­sun­tos mili­tan­tes de Daesh des­de ini­cios de año está aumen­ta­do los temo­res pasa­dos de que el gru­po terro­ris­ta más san­grien­to se esté reagru­pan­do y pue­da vol­ver a ame­na­zar la esta­bi­li­dad del país. Nacio­nes Uni­das, en un infor­me publi­ca­do el pasa­do 24 de agos­to, puso la aten­ción en el repun­te de la ame­na­za terro­ris­ta don­de la pan­de­mia de la COVID-19 ha refor­za­do a los gru­pos terro­ris­tas. “Des­de prin­ci­pios de año, hemos obser­va­do dis­pa­ri­da­des regio­na­les en la tra­yec­to­ria de las ame­na­zas. En las zonas de con­flic­to, la ame­na­za ha aumen­ta­do, como lo demues­tra la con­so­li­da­ción e inten­si­fi­ca­ción de la acti­vi­dad de Daesh en Irak y Levan­te”, dijo el jefe del Con­se­jo de las Nacio­nes Uni­das con­tra el terro­ris­mo, Vla­di­mir Voronkov.

Basora
PHOTO/​AFP – Fuer­zas anti­te­rro­ris­tas ira­quíes en Basora

Hay más de 10.000 mili­tan­tes de Daesh que toda­vía están acti­vos en Irak y Siria, dos años des­pués de que el cali­fa­to del gru­po fue­se decla­ra­do derro­ta­do, según Voron­kov. “Se ave­ci­na un mayor cas­ti­go con­tra los cru­za­dos una vez que el cali­fa­to logre la vic­to­ria y se esta­blez­ca una vez más”, dijo el por­ta­voz de Daesh, Abu Ham­za al- Qurayshi, el pasa­do 28 de mayo a tra­vés de una publi­ca­ción en la apli­ca­ción de men­sa­je­ría Tele­gram. Según Al-Qurayshi, los com­ba­tien­tes del gru­po terro­ris­ta “comen­za­rán a aumen­tar sus ata­ques con­tra los cru­za­dos des­de la reti­ra­da de Esta­dos Uni­dos de Irak”.Consolidación del gru­po en algu­nas zonas de Orien­te Medio

El últi­mo infor­me del ins­pec­tor gene­ral del Pen­tá­gono regis­tró más de 400 ata­ques pre­sun­ta­men­te rea­li­za­dos por Daesh en Irak entre abril y junio de este año, de los cua­les 70 tuvie­ron lugar en la pro­vin­cia de Kir­kuk. Daesh ha lle­va­do a cabo más de cien ata­ques en Irak entre el 23 de julio y el 19 de agos­to, según el perió­di­co de pro­pa­gan­da del gru­po terro­ris­ta, Al-Naba. Medios ira­quíes han infor­ma­do de que tan­to el Minis­te­rio de Defen­sa ira­quí como el de Asun­tos Pesh­mer­ga (tér­mino usa­do por los kur­dos para refe­rir­se a los com­ba­tien­tes kur­dos arma­dos) acor­da­ron el mes pasa­do esta­ble­cer tres salas de coor­di­na­ción con­jun­ta con el obje­ti­vo de eli­mi­nar las célu­las de Daesh acti­vas en las dispu­tadas pro­vin­cias de Diya­la, Kir­kuk y Níni­ve. Des­de 2017, Daesh se ha esta­do apro­ve­chan­do de las bre­chas de segu­ri­dad en estas regio­nes en dispu­ta entre Irak y el Kur­dis­tán, pese a su derro­ta militar.

En Siria, a comien­zos de sema­na, el Ejér­ci­to ára­be sirio, jun­to con el Ejér­ci­to ruso, pro­ta­go­ni­za­ron una ope­ra­ción a gran esca­la para com­ba­tir a Daesh que fina­li­zó con la muer­te de 327 mili­tan­tes del gru­po terro­ris­ta. Un por­ta­voz de las fuer­zas rusas en Siria, según reco­ge el medio Al-Mas­dar News, dijo el mar­tes que: “El bom­bar­deo de la Fuer­za Aérea Rusa y la Fuer­za Aérea Siria, así como el bom­bar­deo de arti­lle­ría en el ‘Desier­to Blan­co’, resul­tó en la liqui­da­ción de 327 mili­tan­tes, la des­truc­ción de 134 refu­gios, 17 mira­do­res, sie­te alma­ce­nes de muni­cio­nes y cin­co depó­si­tos sub­te­rrá­neos para armas y muni­cio­nes”.

Fuerzas democráticas sirias
AFP/​DELIL SOULEIMAN – Un com­ba­tien­te de las Fuer­zas Demo­crá­ti­cas Sirias hace guar­dia en la entra­da de la aldea siria orien­tal de Baghouz el 13 de mar­zo de 2020

El aumen­to sig­ni­fi­ca­ti­vo de los ata­ques de Daesh tan­to en Siria como en Irak ha sig­ni­fi­ca­do una con­so­li­da­ción de su posi­ción en zonas de Orien­te Medio. “El Esta­dos Islá­mi­co en Irak y Levan­te, des­pués de su pér­di­da de terri­to­rio, ha comen­za­do a reafir­mar­se tan­to en la Repú­bli­ca Ára­be Siria como en Irak, aumen­ta­do ata­ques insur­gen­tes cada vez más auda­ces, lla­man­do y pla­ni­fi­can­do la fuga de los com­ba­tien­tes de Daesh en los cen­tros de deten­ción y explo­tan­do las debi­li­da­des en el entorno de segu­ri­dad de ambos paí­ses”, adver­tía un infor­me pre­sen­ta­do al Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU por el Equi­po de Super­vi­sión del orga­nis­mo en febre­ro de 2020. Este docu­men­to tam­bién abor­da el pro­ble­ma cau­sa­do por el vacío de segu­ri­dad que se desa­rro­lló des­pués de la recien­te reti­ra­da par­cial de las fuer­zas esta­dou­ni­den­ses. Gru­po más peli­gro­so en Áfri­ca occidental

En Áfri­ca, Daesh se ha con­ver­ti­do en una ame­na­za cons­tan­te para los Ejér­ci­tos de los paí­ses del Sahel y del Gran Sáha­ra. Las Fuer­zas Arma­das de paí­ses como Bur­ki­na Faso, Níger o Mali se han vis­to inca­pa­ces de hacer fren­te a la vio­len­cia ejer­ci­da por esta for­ma­ción yiha­dis­ta. A prin­ci­pios de febre­ro, ante el empeo­ra­mien­to de la situa­ción en la cono­ci­da como ‘tri­ple fron­te­ra’ de Bur­ki­na Faso, Mali y Níger, Fran­cia refor­zó su pre­sen­cia mili­tar en el Sahel con el envío de 600 sol­da­dos, amplian­do el des­ta­ca­men­to a los 5.100 en total. Según Nacio­nes Uni­das, el auto­de­no­mi­na­do Esta­do Islá­mi­co en Áfri­ca Occi­den­tal (ISWAP, por sus siglas en inglés) cuen­ta con más de 3.500 miem­bros. Ade­más, ISWAP ha con­ti­nua­do refor­zan­do sus lazos con la filial de Daesh en el Gran Sáha­ra (ISGS, por sus siglas en inglés), con­vir­tién­do­se en el gru­po más peli­gro­so de la tri­ple frontera.

El papel de Daesh en el nor­te de Áfri­ca tuvo su pun­to álgi­do cuan­do en 2016 Boko Haram les juró leal­tad al igual que otros gru­pos yiha­dis­tas. Las vic­to­rias de Daesh pro­vo­ca­ron impor­tan­tes des­acuer­dos entre los gru­pos yiha­dis­tas y pro­du­je­ron trai­cio­nes en el seno de Al-Qae­da en el Magreb Islá­mi­co (AQMI). Los éxi­tos de Daesh entre 2014 y 2016 incli­na­ron la balan­za hacia su lado del lide­raz­go de la yihad en Áfri­ca, pero Al-Qae­da logró resis­tir y AQMI mejo­ró sus posi­cio­nes para la lucha por el lide­raz­go del terro­ris­mo yiha­dis­ta en el continente.

Bagdad
AP/​HADI MIZBAN – Las fuer­zas de segu­ri­dad deto­nan un apa­ra­to explo­si­vo colo­ca­do por el Daesh en una ope­ra­ción a 50 kiló­me­tros al nor­te de Bagdad

Voron­kov tam­bién advir­tió sobre el refuer­zo del gru­po terro­ris­ta y sus filia­les en luga­res como Libia, país en pleno con­flic­to, a pesar de con­tar con unos cen­te­na­res de com­ba­tien­tes. Un estu­dio rea­li­za­do por el Ins­ti­tu­to de Estu­dios Estra­té­gi­cos de la escue­la de Gue­rra del Ejér­ci­to de Esta­dos Uni­dos ase­gu­ra­ba que Daesh se esta­ba “reagru­pan­do, expan­dien­do silen­cio­sa­men­te su capa­ci­dad has­ta que pue­da vol­ver a ser los sufi­cien­te­men­te fuer­te como para ser un pro­ble­ma para Libia”. El infor­me expli­ca el modus ope­ran­di del gru­po: “Se invo­lu­cran en ata­ques a peque­ña esca­la y esca­ra­mu­zas nece­sa­rias para esta­ble­cer­se en la red de con­tra­ban­do cri­mi­nal que une el Áfri­ca sub­saha­ria­na con la cos­ta de Libia en el nor­te”

En 2016, las fuer­zas del Gobierno de Acuer­do Nacio­nal (GNA), reco­no­ci­do inter­na­cio­nal­men­te, expul­sa­ron de la ciu­dad cos­te­ra de Sir­te al gru­po terro­ris­ta. Este fue el terri­to­rio más gran­de con­tro­la­do por el gru­po fue­ra de su enton­ces cen­tro de ope­ra­cio­nes en Siria e Irak. Tras su expul­sión, la mayor par­te de su acti­vi­dad se diri­gió a Fez­zan, en el desier­to del sur de Libia. Mien­tras, en Euro­pa la ame­na­za pro­ce­de sobre todo de terro­ris­tas loca­les radi­ca­li­za­dos a tra­vés de inter­net. Voron­kov apun­tó que varios paí­ses euro­peos han infor­ma­do de un cre­cien­te pro­ble­ma con vio­len­tos de extre­ma dere­cha, lo que pue­de reque­rir deri­var recur­sos de inte­li­gen­cia que has­ta aho­ra se usa­ban para vigi­lar a yihadistas.Mismas téc­ni­cas que antes 

Aun­que el cali­fa­to de Daesh se derrum­bó en 2018, las ope­ra­cio­nes anti­te­rro­ris­tas loca­les con­ti­núan en toda la región, y los com­ba­tien­tes del gru­po terro­ris­tas super­vi­vien­tes están vol­vien­do a las tác­ti­cas de gue­rra de gue­rri­llas que pre­ce­die­ron a sus avan­ces en Irak y Siria des­de 2014. En diciem­bre de 2018, el pre­si­den­te Donald Trump ase­gu­ra­ba que había gana­do a Daesh. Sin embar­go, tenien­do en cuan­ta los núme­ros y las últi­mas noti­cias las dudas sobre esta afir­ma­ción son muchas

AFP Mapa
AFP/​AFP – Info­gra­fía que mues­tra la pér­di­da de terri­to­rio de Daesh en Siria

El gru­po terro­ris­ta per­dió todos sus terri­to­rios; dece­nas de miles de sus com­ba­tien­tes fue­ron ase­si­na­dos o encar­ce­la­dos y su exlí­der, Abu Bakr al-Bagh­da­di, está muer­to, pero en una entre­vis­ta para la revis­ta The Atlan­tic en febre­ro de este año, el pri­mer minis­tro del Kur­dis­tán ira­quí, Mas­rour Bar­za­ni, avi­sa­ba que Daesh no solo exis­te, sino que es inclu­so más capaz de luchar aho­ra que hace años: “Daesh toda­vía está muy intac­to. Sí, han per­di­do gran par­te de su lide­raz­go. Han per­di­do a muchos hom­bres capa­ces. Pero tam­bién han logra­do ganar más expe­rien­cia y reclu­tar a más per­so­nas a su alre­de­dor. Así que no deben tomar­se a la lige­ra”.

Más de cin­co años des­pués de la gue­rra lide­ra­da por Esta­dos Uni­dos, el gru­po toda­vía tie­ne unos 20.000 com­ba­tien­tes en Irak y Siria, según Bar­za­ni. Un infor­me del Pen­tá­gono el verano pasa­do situó el núme­ro de com­ba­tien­tes de Daesh entre 14.000 y 18.000 y las esti­ma­cio­nes de ana­lis­tas y fun­cio­na­rios de EEUU y Nacio­nes Uni­das los esta­ble­cen entorno a los 10.000. La razón de este resur­gi­mien­to, según el líder kur­do está en la per­sis­ten­cia de las mis­mas con­di­cio­nes que per­mi­tie­ron que se levan­ta­ra en 2014. Siria con­ti­núa sumi­da en el caos y en Irak, tan­to los líde­res loca­les como los nor­te­ame­ri­ca­nos duran­te casi 20 años no han logra­do resol­ver los pro­ble­mas como la corrup­ción, la mala gober­nan­za o la cri­sis económica.

Fuen­te. www​.ata​la​yar​.com

Latest posts by Otros medios (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *