Colom­bia. Denun­cian el ase­si­na­to en Bolí­var de exco­man­dan­te, miem­bro de la direc­ción del par­ti­do FARC

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 29 de agos­to de 2020.

La Fuer­za Alter­na­ti­va Revo­lu­cio­na­ria del Común (FARC), denun­ció este sába­do el ase­si­na­to de otro fir­man­te de los Acuer­dos de Paz en el sur del depar­ta­men­to de Bolí­var, situa­do al nor­te de Colombia.

«Hoy en San­ta Rosa, sur de Bolí­var, fue ase­si­na­do el cama­ra­da fir­man­te de la paz Jor­ge Iván Ramos (Mario Mora­les), inte­gran­te de la direc­ción nacio­nal de nues­tro par­ti­do», anun­ció la FARC. 

La colec­ti­vi­dad polí­ti­ca seña­ló que Iván Ramos esta­ba cum­plien­do acti­vi­da­des alu­si­vas a la imple­men­ta­ción de los Acuer­dos fir­ma­dos en 2016, «lide­ra­ba labo­res de imple­men­ta­ción del Acuer­do de Paz. Dos hijos meno­res de diez años huér­fa­nos», agregaron.

Por su par­te el repre­sen­tan­te a la Cáma­ra por la FARC, Ser­gio Marín, denun­ció fal­ta de garan­tías por par­te del Esta­do y per­se­cu­ción con­tra los miem­bros del par­ti­do, «Jor­ge Iván Ramos, fue ase­si­na­do en San­ta Rosa, Sur de Bolí­var. Segun­do miem­bro de la Direc­ción Nacio­nal de nues­tro Par­ti­do», puntualizó.

«Nos están matan­do, otra vez más este régi­men empu­ja a Colom­bia hacia el des­pe­ña­de­ro, con pro­fun­do dolor infor­ma­mos sobre el ase­si­na­to de nues­tro com­pa­ñe­ro», infor­mó la sena­do­ra Vic­to­ria Sandino.

Jor­ge Iván Ramos coman­dó el fren­te 37 del extin­to gru­po arma­do y aho­ra se desem­pe­ña­ba como el encar­ga­do del pro­gra­ma de sus­ti­tu­ción de cul­ti­vos ilí­ci­tos. Des­de la fir­ma del Acuer­do de Paz son 225 los excom­ba­tien­tes que han sido asesinados.

Ramos Cama­cho se desem­pe­ña­ba como inte­gran­te de la direc­ción nacio­nal del Par­ti­do FARC y era el encar­ga­do de imple­men­tar el PNIS (Pro­gra­ma Nacio­nal Inte­gral de Sus­ti­tu­ción de Cul­ti­vos Ilí­ci­tos) en el país. Aun­que su labor era a nivel nacio­nal, lide­ra­ba varios pro­ce­sos rela­cio­na­dos con la imple­men­ta­ción del Acuer­do en el depar­ta­men­to de Bolí­var don­de resi­día. El homi­ci­dio ocu­rrió este sába­do en la vere­da Pal­ma­chi­ca, muni­ci­pio de San­ta Rosa, al sur de Bolívar. 

Des­de la fir­ma del Acuer­do de Paz, son 225 los excom­ba­tien­tes que han sido ase­si­na­dos; dos de ellos, exco­man­dan­tes. La Misión de Veri­fi­ca­ción de la ONU ha aler­ta­do en dis­tin­tos momen­tos sobre la gra­ve situa­ción de segu­ri­dad en la que están los fir­man­tes de la paz. Ade­más de los homi­ci­dios, el orga­nis­mo inter­na­cio­nal lla­mó la aten­ción al gobierno colom­biano por la fal­ta de medi­das inte­gra­les y efi­ca­ces de pro­tec­ción para la vida de los excom­ba­tien­tes. Recor­dó la situa­ción de des­pla­za­mien­to en Ituan­go (Antio­quia), cuan­do los excom­ba­tien­tes asen­ta­dos en el muni­ci­pio exi­gie­ron ser tras­la­da­dos ante la crí­ti­ca situa­ción de inse­gu­ri­dad. Una peti­ción que se repi­tió tam­bién en Bue­nos Aires (Cau­ca) y en Muta­tá (Antio­quia), lue­go de que a comien­zos de febre­ro de este año hubie­ran teni­do que salir de su Espa­cio Terri­to­rial de Capa­ci­ta­ción y Rein­cor­po­ra­ción (ETCR) por ame­na­zas de gru­pos armados.

Ante la Fis­ca­lía Gene­ral de la Nación son al menos 176 excom­ba­tien­tes que han inter­pues­to denun­cias por ame­na­zas, inti­mi­da­cio­nes o por accio­nes que podrían estar ponien­do en ries­go su vida y su inte­gri­dad, tan­to en los espa­cios de rein­cor­po­ra­ción como fue­ra de ellos. La denun­cia tam­bién se ele­vó a la Cor­te IDH en mayo de este año, cuan­do el par­ti­do de la Rosa, en cabe­za de Rodri­go Lon­do­ño, acu­die­ron a la enti­dad inter­na­cio­nal para soli­ci­tar medi­das cau­te­la­res que les garan­ti­cen su pro­tec­ción y seguridad.

Fuen­tes: Tele­SUR /​/​El Espectador

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *