Bra­sil. El sin­ce­ri­ci­dio de Jair Bol­so­na­ro ante Al Gore: invi­tó a Esta­dos Uni­dos a «explo­tar» la Amazonia

Por Gus­ta­vo Vei­ga. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 29 de agos­to de 2020.

El docu­men­tal «The Forum» que se estre­nó esta sema­na en pla­ta­for­mas digi­ta­les mues­tra un diá­lo­go entre el pre­si­den­te bra­si­le­ño y el exvi­ce­pre­si­den­te estadounidense.

La esce­na se pro­du­jo hace un año en el Foro de Davos pero cobra una vigen­cia inusi­ta­da en este momen­to en que la Ama­zo­nia vuel­ve a ser arra­sa­da por el fue­go. La fil­mó el direc­tor de cine ale­mán Mar­cus Vet­ter para su docu­men­tal «The Forum». La pelí­cu­la se estre­nó esta sema­na en pla­ta­for­mas digi­ta­les y en ella Jair Bol­so­na­ro pro­ta­go­ni­za un diá­lo­go insó­li­to con el ex vice­pre­si­den­te de EE.UU Al Gore. 

El mili­tar ultra­de­re­chis­ta le dice: “Tene­mos mucha rique­za en la Ama­zo­nía y me encan­ta­ría explo­rar esa rique­za con Esta­dos Uni­dos”. El polí­ti­co nor­te­ame­ri­cano aban­do­nó el gobierno hace casi vein­te años y abra­zó la cau­sa eco­lo­gis­ta, un tema ale­ja­do de las prio­ri­da­des del bra­si­le­ño. Por eso es pro­ba­ble que éste no supie­ra con quién hablaba.

La defi­ni­ción del pre­si­den­te sobre una cues­tión tan sen­si­ble ya gene­ra polé­mi­cas y crí­ti­cas hacia su comen­ta­rio en el país vecino. Su visión mer­can­ti­lis­ta sobre el prin­ci­pal pul­món del pla­ne­ta y la cir­cuns­tan­cia en que se pro­du­jo la con­ver­sa­ción reavi­van una pro­ble­má­ti­ca en la que el jefe de Esta­do siem­pre se colo­có en una posi­ción nega­cio­nis­ta sobre la defo­res­ta­ción. El Ins­ti­tu­to Nacio­nal de Inves­ti­ga­ción Espa­cial (INPE) de Bra­sil, al que cri­ti­có con dure­za en 2019, regis­tró más de 10 mil incen­dios en los pri­me­ros diez días de agosto.

En la pelí­cu­la que retra­ta el Foro de Davos se ve cómo depar­ten los pre­si­den­tes de los paí­ses más ricos del mun­do. Vet­ter siguió duran­te dos años la agen­da de su fun­da­dor, el eco­no­mis­ta ale­mán Klaus Sch­wab. El docu­men­tal es sobre el even­to. Con su cáma­ra el direc­tor toma imá­ge­nes impo­nen­tes don­de se ve el des­plie­gue de heli­cóp­te­ros que lle­van a Donald Trump has­ta el peque­ño pue­blo de Davos en las mon­ta­ñas neva­das de Sui­za. En dos foros suce­si­vos – los últi­mos de 2018 y 2019, ya que el de este año se pos­ter­gó por la pan­de­mia has­ta 2021 -, el cineas­ta ale­mán cap­ta momen­tos iné­di­tos como el que pro­ta­go­ni­za­ron Gore y Bol­so­na­ro. En un deter­mi­na­do momen­to se cru­za ante la len­te el ex minis­tro de Eco­no­mía argen­tino, hoy pro­ce­sa­do, Nico­lás Dujov­ne, como si bus­ca­ra salir fil­ma­do cuan­do Vet­ter hacía foco en el pre­si­den­te brasileño.

Lo más curio­so del diá­lo­go entre el ex vice­pre­si­den­te de Bill Clin­ton y el mili­tar es que el pri­me­ro se le acer­ca para trans­mi­tir­le su preo­cu­pa­ción por la Ama­zo­nia e intér­pre­te median­te se pre­sen­ta: “Soy un gran ami­go de Alfre­do Sir­kis, un exdipu­tado fede­ral que ayu­dó a fun­dar el Par­ti­do Ver­de”. Impá­vi­do, Bol­so­na­ro lo mira y le res­pon­de: “Fui enemi­go de Sir­kis en la lucha arma­da” ya que duran­te la exten­sa dic­ta­du­ra bra­si­le­ña com­ba­tió en el ban­do con­tra­rio al del falle­ci­do legis­la­dor. Sir­kis murió el 10 de julio de este año en un acci­den­te auto­mo­vi­lís­ti­co en Nova Iguaçu, esta­do de Río de Janeiro. 

A fines de los años 60 ingre­só en la gue­rri­lla que lide­ra­ba el mili­tar Car­los Lamar­ca, eje­cu­ta­do por sus pro­pios com­pa­ñe­ros de armas. Des­pués de inter­ve­nir en algu­nas ope­ra­cio­nes el exdipu­tado par­tió hacia el exi­lio, pasó por Chi­le – don­de lo sor­pren­dió el gol­pe con­tra Sal­va­dor Allen­de – y tam­bién vivió casi un año en la Argen­ti­na, don­de tra­ba­jó como corres­pon­sal del dia­rio fran­cés Libé­ra­tion. Recién en 1979 y con la ley de amnis­tía en su país pudo regre­sar a Bra­sil. En su libro «Os Car­bo­na­rios» con­tó su expe­rien­cia en la lucha arma­da con­tra el régi­men mili­tar que Bol­so­na­ro toda­vía reivindica.

Gore en su bre­ve inter­cam­bio con el pre­si­den­te bra­si­le­ño lle­gó a decir­le: “Todos esta­mos muy preo­cu­pa­dos por la Ama­zo­nía, algo que me toca pro­fun­da­men­te”. El ultra­de­re­chis­ta ni mos­queó. Esta­ba acom­pa­ña­do por su can­ci­ller Ernes­to Araú­jo, un fun­cio­na­rio estram­bó­ti­co que sos­tie­ne la exis­ten­cia de otra pes­te pla­ne­ta­ria, el “comu­na­vi­rus”, des­pués de que leye­ra «Pan­de­mia», el últi­mo libro del filó­so­fo eslo­veno Sla­voj Zizek.

La prin­ci­pal reser­va eco­ló­gi­ca del pla­ne­ta que Bol­so­na­ro abri­ría a una explo­ra­ción con­jun­ta con Esta­dos Uni­dos no es un lugar que algu­nos sec­to­res de las fuer­zas arma­das bra­si­le­ñas vean con la mis­ma mira­da. El coro­nel reti­ra­do e his­to­ria­dor mili­tar bra­si­le­ño Manoel Soriano Neto le dijo a Página/​12 en una entre­vis­ta de noviem­bre de 2017: “Bra­sil tie­ne ple­na con­cien­cia de que la defen­sa de la Ama­zo­nia pro­pia, es un pro­ble­ma exclu­si­vo de los brasileños. 

Las fuer­zas arma­das vie­nen hacien­do todos los esfuer­zos para la defen­sa mili­tar de la región. Para ello están sien­do uti­li­za­das tro­pas, como las Bri­ga­das de Infan­te­ría de la Sel­va y cuyos efec­ti­vos son entre­na­dos para el com­ba­te en la zona tro­pi­cal. El Cen­tro de Ins­truc­ción de Gue­rra en la Sel­va (CIGS), en Manaos, capi­tal del Ama­zo­nas, es una refe­ren­cia mili­tar para esa misión. Duran­te la Segun­da Gue­rra Mun­dial, Bra­sil cedió tem­po­ral­men­te bases en el Nor­des­te a Esta­dos Uni­dos, que las devol­vie­ron tan pron­to ter­mi­nó el con­flic­to. En mi opi­nión, no se pue­de con­cor­dar con las tesis de sobe­ra­nía res­trin­gi­da, limi­ta­da o com­par­ti­da, dan­do lugar a que ins­ta­la­cio­nes mili­ta­res extran­je­ras se ins­ta­len, en tiem­pos de paz, en el terri­to­rio nacional”.

Des­pués de las pala­bras de Bol­so­na­ro en las que invi­ta­ba a los Esta­dos Uni­dos a explo­rar la Ama­zo­nia, el ex vice­pre­si­den­te Gore le res­pon­dió: “No entien­do qué quie­re decir”. El impro­vi­sa­do diá­lo­go entre los dos ter­mi­nó cuan­do se ale­jó del lugar, no sin antes escu­char que Bol­so­na­ro le dije­ra “yo gus­to mucho del pue­blo ame­ri­cano, Bra­sil eli­gió a un pre­si­den­te que gus­ta de los Esta­dos Uni­dos”. La cáma­ra del ale­mán Vet­ter tomó el encuen­tro has­ta en los peque­ños deta­lles que deja­ron en evi­den­cia cuál es el pro­pó­si­to del pre­si­den­te bra­si­le­ño para el pul­món del planeta.

Fuen­te: Pági­na 12

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *