Pen­sa­mien­to Crí­ti­co. 8 tesis sobre el impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se y las luchas anti­im­pe­ria­lis­tas

Por Ramón Gros­fo­guel, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 28 de agos­to de 2020.

El soció­lo­go puer­to­rri­que­ño Ramón Gros­fo­guel, per­te­ne­cien­te al gru­po moder­ni­dad-colo­nia­li­dad que se desem­pe­ña como docen­te en la Uni­ver­si­dad de Cali­for­nia en Ber­ke­ley par­ti­ci­pó este mar­tes 25 de agos­to en el Ciclo Inter­na­cio­nal “Nues­tra Amé­ri­ca en los Pla­nes del Impe­ria­lis­mo” encuen­tro “Una Mira­da des­de Amé­ri­ca del Nor­te», don­de pre­sen­tó el tema «Ocho tesis sobre el impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se y las luchas anti­im­pe­ria­lis­tas en el Siglo XXI».

Acá el tex­to pre­sen­ta­do por Gros­fo­guel, quien defi­ne su pen­sa­mien­to como per­te­ne­cien­te a la corrien­te deco­lo­nial, supe­ra­do­ra de la corrien­te pos­co­lo­nial con la que se con­si­de­ra empa­ren­ta­do.

TESIS 1: El ciclo de la hege­mo­nía esta­dou­ni­den­se en el sis­te­ma-mun­do ha entra­do en cri­sis ter­mi­nal. La hege­mo­nía esta­dou­ni­den­se que comien­za des­pués de la Segun­da Gue­rra Mun­dial en 1945, ha ter­mi­na­do en el año 2020. El nue­vo cen­tro de la eco­no­mía capi­ta­lis­ta mun­dial se ha des­pla­za­do a Chi­na. Esta­dos Uni­dos es actual­men­te el epi­cen­tro de la pan­de­mia con el mayor núme­ro de muer­tos en el mun­do y el epi­cen­tro de la Gran Depre­sión Mun­dial del sis­te­ma capi­ta­lis­ta glo­bal con más de 50 millo­nes de per­so­nas que han per­di­do sus empleos en las últi­mas 12 sema­nas.

TESIS 2: La deca­den­cia del impe­rio esta­dou­ni­den­se es una bue­na noti­cia para el mun­do en el lar­go pla­zo pero una mala noti­cia en el cor­to pla­zo para Amé­ri­ca Lati­na. Lue­go de haber per­di­do las gue­rras en el Medio Orien­te, y lue­go de haber per­di­do la gue­rra comer­cial con Chi­na en Áfri­ca y Asia, el impe­rio se replie­ga en lo úni­co que le que­da que es su peri­fe­ria his­tó­ri­ca: Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be. Esto sig­ni­fi­ca que la polí­ti­ca esta­dou­ni­den­se en nues­tra región se hará más agre­si­va y más beli­cis­ta mien­tras más se ace­le­re la caí­da del impe­rio. El impe­rio bus­ca mono­po­li­zar los recur­sos natu­ra­les y los mer­ca­dos de la región y bus­ca recu­pe­rar los paí­ses per­di­dos para pre­ser­var su esta­tus impe­rial en el mun­do. De ahí la ola de gol­pes de Esta­dos blan­dos y duros en la últi­ma déca­da, el últi­mo con­tra el gobierno de Evo en Boli­via el pasa­do noviem­bre, y de ahí la gue­rra de 4ta gene­ra­ción con­tra Vene­zue­la.

TESIS 3: Los pró­xi­mos meses serán tiem­pos de mucha ten­sión para Vene­zue­la. La admi­nis­tra­ción Trump enfren­ta unas elec­cio­nes don­de teme per­der. En su deses­pe­ra­ción, está usan­do a Colom­bia con su gobierno títe­re nar­co­po­lí­ti­co y para­po­lí­ti­co neo­co­lo­nial y a paí­ses limí­tro­fes para esca­lar esta ten­sión y si posi­ble crear un con­flic­to que des­víe la aten­ción de los pro­ble­mas domés­ti­cos de los Esta­dos Uni­dos en medio de unas elec­cio­nes pre­si­den­cia­les. Esto siem­pre ha sido un clá­si­co del impe­rio: des­viar la dis­cu­sión de sus pro­ble­mas inter­nos a tra­vés de aven­tu­ras gue­rre­ris­tas en el mun­do. Si en el Medio Orien­te usa­ron la retó­ri­ca del “terro­ris­mo islá­mi­co” para jus­ti­fi­car su terro­ris­mo de esta­do impe­ria­lis­ta des­tru­yen­do paí­ses y ase­si­nan­do a millo­nes de seres huma­nos, en Amé­ri­ca Lati­na usan la retó­ri­ca del nar­co­trá­fi­co. Ya hemos vis­to que se han inven­ta­do a tra­vés de “fake news” un car­tel (El Car­tel de los Soles) y han acu­sa­do al Pre­si­den­te­Ma­du­ro y el lide­ra­to del gobierno boli­va­riano de ser los líde­res de este car­tel. Estos son pre­tex­tos de cara a la opi­nión públi­ca mun­dial, pero
sobre­to­do de cara a la opi­nión públi­ca den­tro del impe­rio. De ahí que la bata­lla infor­má­ti­ca se hace fun­da­men­tal y la pre­pa­ra­ción para lo peor se tie­ne que orga­ni­zar anti­ci­pa­da­men­te para que no haya sor­pre­sas.

TESIS 4: El impe­rio se deba­te entre dos ver­sio­nes de la supre­ma­cía blan­ca: la ver­sión del apartheid y racis­mo abier­to y des­ca­ra­do repre­sen­ta­do por Donald Trump jun­to con los gru­pos terro­ris­tas supre­ma­cis­tas blan­cos que lo siguen y la ver­sión del nue­vo apartheid libe­ral mul­ti­cul­tu­ral enca­be­za­do hoy por Joe Biden. La ver­sión del nue­vo apartheid libe­ral mul­ti­cul­tu­ral de las admi­nis­tra­cio­nes Clin­ton, Bush y Oba­ma bus­ca dar­le un ros­tro mul­ti­cul­tu­ral y mul­ti­rra­cial a la supre­ma­cía blan­ca para que nada cam­bie.

TESIS 5: Estas dos ver­sio­nes de la supre­ma­cía blan­ca cons­ti­tu­yen dos res­pues­tas dife­ren­tes a la reali­dad de que los blan­cos esta­dou­ni­den­ses se harán mino­ría demo­grá­fi­ca duran­te las pró­xi­mas dos déca­das. La pobla­ción de mayor cre­ci­mien­to somos los lati­nos. La res­pues­ta del vie­jo apartheid de Trump es poner un muro en la fron­te­ra sur para dete­ner el cre­ci­mien­to demo­grá­fi­co latino y la res­pues­ta mul­ti­cul­tu­ral libe­ral es dar­le un ros­tro mul­ti­rra­cial al esta­do impe­rial inte­gran­do eli­tes de los gru­pos infe­rio­ri­za­dos racial en la admi­nis­tra­ción del esta­do mien­tras que el esta­do racial blan­co y las eli­tes capi­ta­lis­tas blan­cas sigan man­dan­do y los gru­pos repre­sen­ta­dos por estas eli­tes negras y lati­nas sigan empo­bre­ci­dos y super­ex­plo­ta­dos. Por eso tene­mos minis­tros negros y lati­nos, un ex-Pre­si­den­te negro y aho­ra una can­di­da­ta negra a la vice-pre­si­den­cia sin que nada cam­bie en tér­mi­nos capi­ta­lis­tas, impe­ria­lis­tas y racia­les en los Esta­dos Uni­dos. Lo impor­tan­te a tener en cuen­ta es que estas ver­sio­nes en dispu­ta de la supre­ma­cía blan­ca esta­dou­ni­den­se son dos caras de la mis­ma mone­da. Sus dife­ren­cias son secun­da­rias y son de cara a la polí­ti­ca domés­ti­ca del impe­rio. En cuan­to a la polí­ti­ca exte­rior impe­ria­lis­ta no tie­nen nin­gu­na dife­ren­cia. Por eso no pode­mos hacer­nos ilu­sio­nes con nin­gún pre­si­den­te esta­dou­ni­den­se: sea la ver­sión del vie­jo apartheid de Donald Trump o sea la ver­sión del nue­vo apartheid libe­ral mul­ti­cul­tu­ral de Joe Biden. La polí­ti­ca agre­si­va del impe­rio en su deca­den­cia se inten­si­fi­ca­rá hacia Amé­ri­ca Lati­na y sobre­to­do Vene­zue­la no impor­ta quien gane las elec­cio­nes. Mien­tras la CASA BLANCA sea BLANCA, no impor­ta el Pre­si­den­te que la ocu­pe, el esta­do segui­rá sien­do un esta­do capi­ta­lis­ta racial impe­ria­lis­ta supre­ma­cis­ta blan­co.

TESIS 6: Este cre­ci­mien­to demo­grá­fi­co de pobla­cio­nes no-blan­cas has­ta hacer­se mayo­rías demo­grá­fi­cas den­tro del impe­rio en unos 15 a 20 años, tie­ne el poten­cial de for­ta­le­cer las luchas anti-impe­ria­lis­tas den­tro del impe­rio hacia la des­co­lo­ni­za­ción y des­apa­ri­ción de la bar­ba­rie del esta­do capi­ta­lis­ta racial esta­dou­ni­den­se como impe­rio y su trans­for­ma­ción en un país civi­li­za­do inter­na­cio­nal­men­te que se com­por­te de mane­ra soli­da­ria, en paz e igual­dad con los pue­blos del mun­do. Estas luchas has­ta aho­ra han sido invi­si­bles fue­ra de los Esta­dos Uni­dos debi­do al blo­queo mediá­ti­co. Pero estas luchas anti-impe­ria­lis­tas den­tro del impe­rio exis­ten y tie­nen mucho poten­cial estra­té­gi­co. Recor­de­mos que la gue­rra de Viet­nam se ganó no sola­men­te por la lucha heroi­ca del pue­blo viet­na­mi­ta sino tam­bién por las movi­li­za­cio­nes den­tro del impe­rio con­tra la gue­rra de Viet­nam. Y el impe­rio sola­men­te cae­rá a par­tir de las luchas anti-impe­ria­lis­tas des­de su inte­rior jun­to al debi­li­ta­mien­to cau­sa­do por las luchas anti-impe­ria­lis­tas des­de el exte­rior.

TESIS 7: De cara al siglo XXI no se pue­de pen­sar una lucha anti-impe­ria­lis­ta sin coor­di­nar con las luchas anti-impe­ria­lis­tas al inte­rior del impe­rio. En el siglo XXI el impe­rio se deba­te entre la supre­ma­cía blan­ca en cual­quie­ra de sus dos ver­sio­nes y la lucha por la des­co­lo­ni­za­ción del impe­rio des­de aden­tro. La pobla­ción lati­na y de otros gru­pos den­tro del impe­rio como negros, indí­ge­nas y migran­tes es estra­té­gi­ca. El cam­bio demo­grá­fi­co abre un poten­cial des­co­lo­ni­za­dor. Esto no es auto­má­ti­co como hemos vis­to con la Pre­si­den­cia de Oba­ma don­de el impe­ria­lis­mo y el esta­do racial no cam­bió. Se tra­ta de orga­ni­zar un tra­ba­jo polí­ti­co hacia la des­co­lo­ni­za­ción del impe­rio des­de su inte­rior, que en soli­da­ri­dad con otros pue­blos, desa­rro­llen una lucha anti-impe­ria­lis­ta mun­dial por la des­truc­ción del impe­rio.

TESIS 8: De la mis­ma for­ma que no se pue­de pen­sar el anti-impe­ria­lis­mo del siglo XXI sin la coor­di­na­ción de las luchas anti-impe­ria­lis­tas den­tro del impe­rio, tam­po­co se pue­de pen­sar el anti-impe­ria­lis­mo del siglo XXI sin diver­si­dad epis­té­mi­ca. Tene­mos que pen­sar en un anti-impe­ria­lis­mo que no pue­de tener una sola epis­te­mo­lo­gía o visión de mun­do como pun­to de par­ti­da. El anti-impe­ria­lis­mo del siglo XXI tie­ne que ser epis­té­mi­ca­men­te y espi­ri­tual­men­te plu­ri­ver­sal, diver­so y plu­ral. La paz, la soli­da­ri­dad y el dere­cho sobe­rano a la auto­de­ter­mi­na­ción de los pue­blos tie­nen que ser los prin­ci­pios de uni­dad anti-impe­ria­lis­tas res­pe­tan­do las espi­ri­tua­li­da­des y epis­te­mo­lo­gías diver­sas. Y tie­ne que tener como tema cen­tral la defen­sa de la VIDA por­que el sis­te­ma impe­ria­lis­ta con su des­truc­ción eco­ló­gi­ca del pla­ne­ta está lle­ván­do­nos a la muer­te.

Fuen­te: La igua­na

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *