Vene­zue­la. Salen a la luz nue­vos datos sobre la des­truc­ción de Monó­me­ros a manos de Guai­dó

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 27 de agos­to 2020.

Ha sido lar­go el tra­yec­to de impo­si­cio­nes ad hoc o de jun­tas inte­ri­nas por par­te del pseu­do­go­bierno de Juan Guai­dó para des­po­jar y des­pe­da­zar los acti­vos exter­nos de Vene­zue­la, tenien­do como con­se­cuen­cia inme­dia­ta no sólo el robo del patri­mo­nio públi­co nacio­nal, sino de esque­mas de corrup­ción que tocan a figu­ras del entorno ínti­mo de Juan Guai­dó.

Voce­ros de dis­tin­to nivel del anti­cha­vis­mo se han ata­ca­do públi­ca­men­te debi­do a la falli­da ges­tión de los acti­vos roba­dos, demos­tran­do que no todos han reci­bi­do una por­ción del botín.

La polé­mi­ca por las irre­gu­la­ri­da­des del mane­jo de las empre­sas esta­ta­les vene­zo­la­nas siem­pre ha esta­do pre­sen­te en el anti­cha­vis­mo des­de la iné­di­ta auto­pro­cla­ma­ción de Juan Guai­dó.

Así lo hizo ver Hum­ber­to Cal­de­rón Ber­ti a media­dos de 2019 cuan­do fue des­pla­za­do por Guai­dó, hacien­do públi­ca una car­ta en la que expre­sa su des­con­ten­to con el mane­jo de la filial de Pequi­ven, Monó­me­ros Colom­bo Vene­zo­la­nos, ale­gan­do que los par­ti­dos polí­ti­cos de la opo­si­ción “metie­ron la mano y metie­ron gen­te no cali­fi­ca­da”.

Actual­men­te el escán­da­lo con­ti­núa y esta vez de la mano de Patri­cia Poleo, quien dice estar dedi­ca­da en una inves­ti­ga­ción que arro­ja un sin­fín de irre­gu­la­ri­da­des, lue­go de revi­sar la “ren­di­ción de cuen­tas” de la fal­sa pre­si­den­ta ad hoc de Monó­me­ros, Car­men Eli­sa Her­nán­dez.

Foto: EFE

La diná­mi­ca de las san­cio­nes en Monó­me­ros

Vene­zue­la es un país obje­ti­vo de un des­plie­gue de ope­ra­cio­nes de ase­dio y agre­sión en todos los fren­tes. En la esfe­ra petro­le­ra, prin­ci­pal­men­te, los ata­ques a la esta­tal empre­sa vene­zo­la­na, PDVSA, y todo su par­que indus­trial, han aumen­ta­do en agre­si­vi­dad y poten­cia des­truc­ti­va.

En 2016, por ejem­plo, el infor­me finan­cie­ro de PDVSA demos­tra­ba que el país dejó de per­ci­bir 60,6% de sus ingre­sos petro­le­ros en com­pa­ra­ción con el año 2015.

Un año des­pués se ofi­cia­li­za el blo­queo a Vene­zue­la, con las “san­cio­nes” adi­cio­na­les con­tra PDVSA el 25 de agos­to 2017, prohi­bien­do todas las ope­ra­cio­nes rela­cio­na­das con la empre­sa, inclu­so la nego­cia­ción de nue­vas emi­sio­nes de deu­das emi­ti­das por el gobierno vene­zo­lano o por la esta­tal petro­le­ra.

Se traen a cola­ción estos datos por­que en está inves­ti­ga­ción Poleo aso­ma las impli­ca­cio­nes de las “san­cio­nes” esta­dou­ni­den­ses con­tra Monó­me­ros.

La perio­dis­ta seña­la que los años pre­vios a las “san­cio­nes”, los sal­dos regis­tra­dos por esta filial eran posi­ti­vos y que en 2018 la empre­sa colom­bo-vene­zo­la­na expe­ri­men­tó una pér­di­da de 17 mil 744 millo­nes de dóla­res por las res­tric­cio­nes de las “san­cio­nes” esta­dou­ni­den­ses, debi­do a que el blo­queo esta­dou­ni­den­se ha degra­da­do la con­di­ción cre­di­ti­cia de PDVSA y sus filia­les.

Aho­ra bien, la que­ja de esta perio­dis­ta ícono del anti­cha­vis­mo radi­ca en las pér­di­das actua­les que se siguen gene­ran­do en com­pa­ra­ción con el año 2018, cuan­do aún ope­ra­ban las “san­cio­nes”. A media­dos de 2019, con el mane­jo del gru­púscu­lo de Guai­dó, y ade­más, con la luz ver­de del gobierno esta­dou­ni­den­se, Monó­me­ros comen­zó a ope­rar con “nor­ma­li­dad”.

Es decir, sin san­cio­nes ni res­tric­cio­nes a sus ope­ra­cio­nes finan­cie­ras o comer­cia­les, Monó­me­ros va en caí­da libre en manos del par­ti­do de Leo­pol­do López y Juan Guai­dó.

Para Poleo la ren­di­ción de cuen­tas de Her­nán­dez en la Asam­blea Nacio­nal en des­aca­to fue “un show, no hubo ren­di­ción de cuen­tas, allí hubo un mon­tón de dis­pa­ra­tes y men­ti­ras” y ella se pre­gun­ta, bajo el con­tex­to de lo que no pre­gun­ta­ron los dipu­tados opo­si­to­res:

“¿Por qué una empre­sa con la capa­ci­dad ope­ra­ti­va al mis­mo nivel, sin san­cio­nes impues­tas, con el apo­yo del gobierno colom­biano y sus ins­ti­tu­cio­nes, están dan­do un mar­gen de ganan­cia ínfi­mo con res­pec­to a los balan­ces de los años pre­vios al 2018?”.

Otros deta­lles desas­tro­sos

El des­ta­pe de la olla de Poleo sigue en desa­rro­llo. Sin embar­go aña­dió, con base a lo dicho por Her­nán­dez, otras irre­gu­la­ri­da­des:

  • La can­ti­dad abrup­ta de dine­ro que mane­ja la Fun­da­ción Monó­me­ros (orga­ni­za­ción sin fines de lucro de la filial) no está cla­ra, por­que a los vene­zo­la­nos que se encuen­tran en Colom­bia en con­di­cio­nes de mise­ria, tal fun­da­ción no ha hecho lo pro­pio.
  • Un caso de una aero­na­ve con aro­ma de nar­co­trá­fi­co. Según la perio­dis­ta, una aero­na­ve no tenía per­mi­sos de vue­lo y que la direc­ti­va de Monó­me­ros pagó con sobre­pre­cio el con­tra­to de esos ser­vi­cios aéreos.
  • Otra irre­gu­la­ri­dad con la empre­sa Gru­po Mer­co, con la que pres­cin­die­ron del con­tra­to que debía ter­mi­nar en 2021.
Foto: Getty Ima­ges

Auna­do a esto, Monó­me­ros sigue dan­do de qué hablar y en dife­ren­tes por­ta­les colom­bia­nos han publi­ca­do datos lamen­ta­bles sobre el saqueo a la empre­sa, que abar­can has­ta la ven­ta como cha­ta­rra de maqui­na­ria en buen esta­do y el gas­to de los aho­rros de la empre­sa. Toda una ope­ra­ción de des­man­te­la­mien­to en las nari­ces de Iván Duque.

Monó­me­ros tie­ne cer­ca de la mitad del mer­ca­do de fer­ti­li­zan­tes en Colom­bia. Así como Cit­go, esta filial se agre­ga a la lis­ta del plan de cap­tu­ra y robo de los acti­vos para con­tri­buir a lar­go pla­zo con el debi­li­ta­mien­to del esta­do-nación vene­zo­lano.

* Fuen­te: Misión Ver­dad



Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *