Femi­ni­mos. Los crí­me­nes con­tra las muje­res kur­das en el nor­te de Kur­dis­tán y Siria son sis­te­má­ti­cos

Por Redac­ción ANHA, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 26 de agos­to de 2020.

La Coor­di­na­ción Kon­gra Star en el can­tón de Afrin des­cri­bió las accio­nes del esta­do tur­co con­tra las muje­res en el nor­te de Kur­dis­tán y los crí­me­nes y vio­la­cio­nes de los mer­ce­na­rios tur­cos en el nor­te y este de Siria como «méto­dos sis­te­má­ti­cos», lle­va­dos a cabo por ins­truc­cio­nes del gobierno tur­co diri­gi­dos a la volun­tad de las muje­res.

El KSC en el can­tón de Afrin emi­tió una decla­ra­ción a la opi­nión públi­ca en el cam­pa­men­to de Sar­dam en el can­tón de Al-Shah­ba en el con­tex­to de lo que la región de Bat­tan pre­sen­ció en tér­mi­nos del sui­ci­dio de una niña kur­da. El tex­to de la decla­ra­ción decía:

«Con­ti­nuan­do con sus polí­ti­cas repre­si­vas, Tur­quía está apli­can­do todos los medios para exter­mi­nar a los kur­dos, ade­más de res­trin­gir a las muje­res y ejer­cer todo tipo de vicios con­tra ellas, lle­ván­do­las al caso de agre­sión y aco­so de muje­res y niñas kur­das por par­te de hom­bres de Esta­do y de segu­ri­dad». Como es el caso de la pro­vin­cia de Bat­man que fue tes­ti­go recien­te­men­te de un trá­gi­co suce­so cuan­do uno de los poli­cías tur­cos agre­dió y vio­ló a una niña, pro­vo­can­do un seve­ro efec­to psi­co­ló­gi­co que la obli­gó a sui­ci­dar­se en uno de sus hos­pi­ta­les.

Esto creó el resen­ti­mien­to y la ira popu­lar don­de la gen­te se reve­ló en mani­fes­ta­cio­nes masi­vas y exi­gió que el per­pe­tra­dor rin­da cuen­tas, pero estas mani­fes­ta­cio­nes tam­bién se encon­tra­ron con repre­sión y dis­per­sión for­za­da. Esto nos con­fir­ma a noso­tros y al mun­do ente­ro que el Esta­do tur­co es socio en estas prác­ti­cas inhu­ma­nas, lo que es un plan sis­te­má­ti­co para soca­var la volun­tad de la mujer libre, que se ha con­ver­ti­do en una figu­ra difí­cil en la ecua­ción de tur­qui­fi­ca­ción de la región.

Duran­te los últi­mos días, tres muje­res de la mis­ma fami­lia fue­ron secues­tra­das, así como la niña kur­da de cator­ce años Sal­wa Ahmed Shasho, que fue secues­tra­da fren­te a su casa en Afrin.

En nom­bre de las muje­res del can­tón de Afrin y del KSC, con­de­na­mos y denun­cia­mos estas prác­ti­cas y vio­la­cio­nes con­tra nues­tro pue­blo, espe­cial­men­te los dere­chos de las muje­res kur­das. Hace­mos un lla­ma­do a las Nacio­nes Uni­das, a las orga­ni­za­cio­nes huma­ni­ta­rias y de dere­chos huma­nos, y espe­cí­fi­ca­men­te a las orga­ni­za­cio­nes de muje­res y movi­mien­tos femi­nis­tas para que cum­plan con sus debe­res hacia nues­tro pue­blo en el nor­te de Kur­dis­tán y todas las áreas ocu­pa­das.

Fuen­te: Kao­sen­la­red.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *