Colom­bia. Exfis­cal gene­ral Mon­tea­le­gre: «El inte­rés de Uri­be es per­pe­tuar la gue­rra»

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 25 de agos­to 2020.

El exfis­cal gene­ral Eduar­do Mon­tea­le­gre y el exvi­ce­fis­cal gene­ral Jor­ge Per­do­mo, ase­gu­ra­ron este mar­tes que el expre­si­den­te colom­biano Álva­ro Uri­be tie­ne res­pon­sa­bi­li­dad por la masa­cre de El Aro y La Gran­ja en Ituan­go, en el depar­ta­men­to de Antio­quia, y se le atri­bu­yen «estas vio­la­cio­nes a títu­lo de autor, en comi­sión por omi­sión».

En una entre­vis­ta rea­li­za­da por la colom­bia­na Revis­ta Sema­na, tan­to Mon­tea­le­gre como Per­do­mo denun­cia­ron que “a pesar de que Álva­ro Uri­be cono­cía que estas pobla­cio­nes esta­ban bajo ries­go de ata­que, no tomó las medi­das nece­sa­rias y efec­ti­vas para evi­tar las atro­ci­da­des que allí ocu­rrie­ron”, por lo que se le deman­da por los deli­tos de “lesa huma­ni­dad y deli­tos de gue­rra”.

«El gran inte­rés de Álva­ro Uri­be es per­pe­tuar la gue­rra. La úni­ca ban­de­ra que tie­ne en su vida es la segu­ri­dad. Siem­pre inven­ta enemi­gos», sen­ten­ció Mon­tea­le­gre.

El exfis­cal Mon­tea­le­gre seña­ló al res­pec­to que hoy hacen públi­ca la denun­cia con­tra Uri­be Vélez por­que “tenía­mos que tener cla­ro el mar­co teó­ri­co de la impu­tación a Uri­be, pues per­ci­bi­mos que la inves­ti­ga­ción de la Fis­ca­lía esta­ba equi­vo­ca­da por­que tra­ta­ba de esta­ble­cer un víncu­lo acti­vo entre el expre­si­den­te y las auto­de­fen­sas, pero con­clui­mos que este era un enfo­que equi­vo­ca­do”.

En ese camino, pro­si­guió Mon­tea­le­gre que “no se lle­ga­ba a nin­gún lado, por ello apos­ta­mos por un enfo­que de omi­sión, por­que el expre­si­den­te y exgo­ber­na­dor era garan­te de pro­tec­ción de la pobla­ción civil, y en el caso de estas masa­cres por par­te de para­mi­li­ta­res si no se evi­tan, pues todos los hechos se le impu­tan”, agre­gó.

El exfis­cal colom­biano reite­ró que el defen­sor de Dere­chos Huma­nos, Jesús María Valle, le advir­tió a Uri­be sobre el ries­go e inmi­nen­cia del ata­que para­mi­li­tar en la zona de Ituan­go, “y le soli­ci­tó pro­tec­ción urgen­te”. Sin embar­go, no hizo nada al res­pec­to, por ello su res­pon­sa­bi­li­dad “se deri­va del cono­ci­mien­to pre­vio que tenía del ries­go”.

De acuer­do con el exvi­ce­fis­cal gene­ral Jor­ge Per­do­mo, el expre­si­den­te Uri­be tenía en su ámbi­to de com­pe­ten­cia la pro­tec­ción del pue­blo, y “no actuó, no pro­te­gió a la pobla­ción civil”. 

Per­do­mo aco­tó que en este caso, “la denun­cia que apor­ta­mos tie­ne prue­bas con­tun­den­tes, pues el exman­da­ta­rio tenía deber espe­cial des­de la posi­ción de garan­te, des­de la Cons­ti­tu­ción y las leyes, tenía el deber y lo infrin­gió, por­que le avi­sa­ron a tiem­po”.

Por tan­to, agre­ga, “está pro­ba­do el dolo, pues se cono­cía que la pobla­ción se encon­tra­ba en ries­go y Uri­be tenía la posi­bi­li­dad de rete­ner­lo y era su res­pon­sa­bi­li­dad, pero mien­tras masa­cra­ban, el ejér­ci­to se encar­ga­ba de que la Cruz Roja no lle­ga­ra al terri­to­rio, e inclu­so el mis­mo ejér­ci­to era el que le entre­ga­ba la inte­li­gen­cia y las coor­de­na­das para la masa­cre a los para­mi­li­ta­res”.

Estra­te­gia uri­bis­ta con­tra la jus­ti­cia

Tan­to Mon­tea­le­gra como Per­do­na ase­ve­ra­ron que Álva­ro Uri­be Vélez, quien se encuen­tra actual­men­te en pri­sión pre­ven­ti­va por frau­de pro­ce­sal y mani­pu­la­ción de tes­ti­gos, ha que­ri­do, “des­de que fue pre­si­den­te, hacer­le daño a la com­pe­ten­cia de las Altas Cor­tes para rom­per su inde­pen­den­cia”.

Al res­pec­to, Per­do­mo refi­rió que “hemos ter­mi­na­do sien­do víc­ti­mas del entorno delin­cuen­cial, por­que hemos sido til­da­dos de com­plo­te­ros”.

“Hemos veni­do advir­tien­do patro­nes en los últi­mos 20 años la des­le­gi­ti­mi­za­ción de la jus­ti­cia, pues hoy esta­mos vien­do el mis­mo ata­que y nos meten en un con­tex­to de com­plot cuan­do ellos son los úni­cos que deben dar res­pues­tas por su com­por­ta­mien­to irre­gu­lar”, expre­só Per­do­mo.

Por su par­te, el exfis­cal gene­ral Eduar­do Mon­tea­le­gre, advir­tió que esta ha sido la tác­ti­ca de la defen­sa del expre­si­den­te colom­biano, pues los “abo­ga­dos de Uri­be no argu­men­tan, no dan razo­nes, solo acu­den a la estig­ma­ti­za­ción y la des­le­gi­ti­mi­za­ción, tác­ti­cas vie­jas de la ultra­de­re­cha”.

Mien­tras, aler­tó que ade­más, ase­si­nan a quien denun­cie la con­vi­ven­cia entre para­mi­li­ta­ris­mo, poli­cía, fuer­za públi­ca y “lo ase­si­nan por­que Uri­be pren­de el fós­fo­ro, quien denun­cia el para­mi­li­ta­ris­mo lo ase­si­na”.

Mon­tea­le­gre tam­bién reve­ló que el padre de Uri­be esta­ba vin­cu­la­do con el Car­tel de Mede­llín, “le ven­die­ron la fin­ca Gua­cha­ra­cas a una per­so­na vin­cu­la­da con el para­mi­li­ta­ris­mo, su fami­lia esta­ba muy vin­cu­la­da, tie­ne ori­gen de nar­co­trá­fi­co, sin embar­go, tuvo el cinis­mo de decir que la Cor­te esta­ba vin­cu­la­da con el nar­co­trá­fi­co”.

¿Por qué denun­ciar?

De acuer­do con los exma­gis­tra­dos, es a par­tir del año 2011 que el sena­dor Iván Cepe­da pre­sen­tó evi­den­cias para que se reabrie­ra la inves­ti­ga­ción con­tra Uri­be sobre las masa­cres y se ini­cia dos meses antes de que Mon­tea­le­gre lle­ga­ra a Fis­ca­lía Gene­ral, por lo que no se tra­ta de un com­plot.

“Lo hace­mos (la denun­cia) por con­vic­ción, por­que cuan­do estu­vi­mos en la Fis­ca­lía vimos pasar el país ante nues­tros ojos, el con­flic­to, las abe­rra­cio­nes de gue­rra, y nos dimos cuen­ta de todo lo que había pasa­do y que todos los colom­bia­nos mira­mos hacia otro lado”, reafir­mó Per­do­mo.

Por eso, aña­dió, “no quie­ro defrau­dar a esas víc­ti­mas de los con­flic­tos”. En tan­to, Per­do­mo expre­só que actual­men­te, 25 años des­pués de las masa­cres, el país sigue sufrien­do las masa­cres, «se pre­sen­tan estas masa­cres cuan­do el Par­ti­do Cen­tro Demo­crá­ti­co está gober­nan­do el país», enfa­ti­zó.

* Fuen­te: Tele­SUR /​Foto: Col­pren­sa

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *