Argen­ti­na. Facun­do Cas­tro: el cuer­po halla­do habría sufri­do una «muer­te vio­len­ta por asfi­xia»

Por Adria­na Meyer, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 26 de agos­to de 2020.

Infor­ma­ción pre­li­mi­nar exclu­si­va sobre la autop­sia de los res­tos que podrían ser del joven des­apa­re­ci­do

«Me dije­ron que ese cuer­po murió por asfi­xia, Facu no se sui­ci­dó, Facu no se cayó de un puen­te, lo mata­ron y la Bonae­ren­se tie­ne que dar res­pues­ta de eso», dijo Cris­ti­na Cas­tro, la madre del joven Facun­do Astu­di­llo Cas­tro, des­apa­re­ci­do des­de el 30 de abril. «Me dije­ron la posi­ble cau­sa de muer­te, han des­car­ta­do un sui­ci­dio, han des­car­ta­do un acci­den­te, es un cuer­po que ha muer­to por asfi­xia, ha sido una muer­te trau­má­ti­ca, lo han mata­do. Aho­ra están deter­mi­nan­do si ha sido por sumer­sión o por estran­gu­la­mien­to», dijo Cris­ti­na Cas­tro. Por su par­te, los peri­tos ofi­cia­les dije­ron a este dia­rio que «nada de lo que se vio ayer es defi­ni­ti­vo, y has­ta que no se ter­mi­nen todos los estu­dios no se pue­de saber cien­tí­fi­ca­men­te cuál es la cau­sa de la muer­te». 

Los peri­tos le infor­ma­ron a la mamá de Facun­do que el cuer­po ana­li­za­do en el mar­co de la cau­sa por la bús­que­da de su hijo per­te­ne­ce a un joven de «entre 22 y 24 años», de «1,60 metros» de altu­ra. Aun­que fal­tan los resul­ta­dos de estu­dios com­ple­men­ta­rios, Cas­tro ase­gu­ra que le dije­ron que «la muer­te fue vio­len­ta por asfi­xia, pro­ba­ble­men­te por sumer­sión». Esto sig­ni­fi­ca «que pue­de haber sido aho­ga­do, lo cual será deter­mi­na­do con los aná­li­sis com­ple­men­ta­rios cuan­do se eva­lúen dia­to­meas», espe­ci­fi­ca­ron res­pec­to de las evi­den­cias que podrían arro­jar los dien­tes. Cris­ti­na Cas­tro pasó todo el mar­tes en la sala para fami­lia­res de la sede del Equi­po Argen­tino de Antro­po­lo­gía Foren­se (EAAF) –peri­tos ofi­cia­les en la cau­sa – , ubi­ca­da en Núñez. 

Más allá de los resul­ta­dos de los estu­dios com­ple­men­ta­rios de las par­tes de ese cuer­po esque­le­ti­za­do que apa­re­ció el 15 de agos­to en un can­gre­jal de Villa­rino Vie­jo, el aná­li­sis glo­bal de todo lo actua­do des­de el pun­to de vis­ta foren­se se cen­tra­rá en el expe­dien­te judi­cial. En ese sen­ti­do, de acuer­do a los linea­mien­tos del pro­to­co­lo de Min­ne­so­ta que se apli­ca en casos de muer­tes bajo cus­to­dia de fuer­zas poli­cia­les y de segu­ri­dad, ese estu­dio com­ple­to y minu­cio­so de los expe­dien­tes para rela­cio­nar­los o no con las evi­den­cias cien­tí­fi­cas esta­rá a car­go de la Con­sul­to­ra Peri­cial de Cien­cias Foren­ses que diri­ge la peri­to de par­te de la fami­lia, la médi­ca foren­se Vir­gi­nia Crei­mer, don­de tra­ba­jan trein­ta per­so­nas de dife­ren­tes espe­cia­li­da­des. 

Los pla­zos esti­ma­dos para la eva­lua­ción pre­li­mi­nar que había seña­la­do Crei­mer, entre 30 y 60 días, fue­ron corro­bo­ra­dos en la autop­sia del mar­tes. «Nada cien­tí­fi­ca­men­te sus­ten­ta­ble ocu­rri­rá antes de 40 días», pre­ci­só la fuen­te. Res­pec­to de la posi­bi­li­dad de que la muer­te de quien se sos­pe­cha pue­de ser Facun­do Cas­tro haya sido por aho­ga­mien­to sin la inter­ven­ción de ter­ce­ros, res­pon­die­ron a este dia­rio que por la vio­len­cia y por los otros datos de la cau­sa bus­ca­rán deter­mi­nar si fue así o no. En ese sen­ti­do es fun­da­men­tal que aná­li­sis sea mul­ti­dis­ci­plia­rio y que los resul­ta­dos de la autop­sia sean con­tex­tua­li­za­dos con los datos de la inves­ti­ga­ción judi­cial.

En ese sen­ti­do, el EAAF tie­ne como prác­ti­ca la rea­li­za­ción de infor­mes inte­gra­dos con los resul­ta­dos de los peri­ta­jes de las dife­ren­tes dis­ci­pli­nas que inter­vie­nen, que per­mi­te con­ju­gar las visio­nes en el mar­co de un con­tex­to. Por eso, lo que apa­re­ció duran­te la autop­sia no debe ser con­si­de­ra­do como «defi­ni­to­rio sino como indi­cia­rio».

El resul­ta­do sobre la iden­ti­dad de los res­tos ana­li­za­dos este miér­co­les, en pre­sen­cia de los pro­fe­sio­na­les de las par­tes y de la jue­za fede­ral María Gabrie­la Marrón, los abo­ga­dos de la fami­lia y de la Comi­sión Pro­vin­cial por la Memo­ria, esta­rían recién en tres sema­nas, aun­que se pue­de anti­ci­par que «hay altas pro­ba­bi­li­da­des hom­bre joven de entre 21 y 25 años». Tal como infor­mó Página/​12, podría estar antes el resul­ta­do del peri­ta­je a la zapa­ti­lla negra con rayas blan­cas mar­ca Jaguar, simi­lar a la que usa­ba Facun­do el día que des­apa­re­ció. 

El mar­tes, ante el res­to de los exper­tos, la peri­to Crei­mer soli­ci­tó a la magis­tra­da que el cal­za­do fue­ra envia­do a Cór­do­ba para que se le hicie­ra unas prue­bas de toque (ADN touch). En ese mis­mo momen­to Marrón tomó la medi­da para que fue­ra tras­la­da­da. Ese estu­dio per­mi­te tomar mues­tras de ADN y digi­ta­les al mis­mo tiem­po.

El peor momen­to

«Ayer fue un día durí­si­mo. Me que­dé con la mis­ma sen­sa­ción que tuve el mis­mo día que acom­pa­ña­mos esos res­tos has­ta acá: que era Facun­do y que ten­go que lle­var­lo de vuel­ta a casa. A mí no me caben dudas, es él y me lo voy a lle­var a casa», dijo la madre de Facun­do. Res­pec­to al momen­to en el cual los peri­tos le die­ron la infor­ma­ción, des­cri­bió: «Me caí, me que­bré, llo­ré mucho, pero des­de el día uno tenía­mos que bus­car la ver­dad y hoy sé que nun­ca me equi­vo­qué». Cas­tro se refi­rió, así, al secues­tro de una patru­lla poli­cial que, según el aná­li­sis del GPS, estu­vo cer­ca del hallaz­go del cuer­po de Facun­do pero el 8 de mayo pasa­do, «el mis­mo día que una de las poli­cías invo­lu­cra­das des­ac­ti­vó el Whatsapp de su telé­fono».

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *