Líbano. La otra cara de la ayu­da internacional

Resu­men Medio Orien­te, 19 de agos­to de 2020-.

¿Alguien nos pue­de expli­car por qué esta gran preo­cu­pa­ción inter­na­cio­nal y quién se está bene­fi­cian­do de la explo­sión del puer­to de Bei­rut? Y por tan­to, ¿cuál es la prin­ci­pal razón del pro­ble­ma “mecá­ni­co” del buque que lle­va­ba la car­ga del nitra­to de amo­nio fren­te a las cos­tas liba­ne­sas y el puer­to de Bei­rut, y el hecho de alma­ce­nar su car­ga en el han­gar núme­ro 12?

El pre­jui­cio de los paí­ses occi­den­ta­les con­tra el Levan­te, y la indi­fe­ren­cia de algu­nos pue­blos ára­bes y occi­den­ta­les ante sus tra­ge­dias, es muy frus­tran­te, sal­vo algu­nos hos­pi­ta­les de cam­pa­ña que se apro­ve­chan para tra­ba­jo de espio­na­je, tal como ha sido nues­tra expe­rien­cia en la gue­rra de julio. Esta ava­lan­cha de “sen­tir humano” por par­te de los hal­co­nes, due­ños y hace­do­res de la gue­rra en con­tra de noso­tros es extra­ña y sos­pe­cho­sa, a par­tir de la catas­tró­fi­ca explo­sión ocu­rri­da en el puer­to de Beirut.

Este inte­rés exa­ge­ra­do, sobre todo de par­te de paí­ses que sabe­mos muy bien que tra­ba­jan con luz ver­de esta­dou­ni­den­se, no lo vemos igual hacia Pales­ti­na y la cala­mi­dad de su pue­blo, ni hacia Yemen y la agre­sión que sufre de paí­ses que se ven­den como com­pa­si­vos y cari­ño­sos, y tam­po­co lo vimos hacia Siria y la gue­rra con­tra su inte­gri­dad terri­to­rial y su pue­blo, y no lo vimos duran­te los ata­ques israe­líes con­tra El Líbano.

¡No que­re­mos que nadie entien­da que esta­mos en con­tra de la ayu­da! Al con­tra­rio, des­pués de este desas­tre la nece­si­ta­mos, tal como la nece­si­ta­mos des­pués de cada agre­sión israe­lí, al igual que la Pales­ti­na ocu­pa­da, Yemen o Siria nece­si­ta­ron y siguen nece­si­tan­do esta posi­ción inter­na­cio­nal, pero lamen­ta­ble­men­te no la hemos vis­to de ese modo. 

Sin embar­go, si ana­li­za­mos qué son las dona­cio­nes, vere­mos que la mayor par­te son ali­men­tos, como si vivié­ra­mos en una ham­bru­na, y otras ayu­das médi­cas y hos­pi­ta­les de cam­pa­ña, y se habla mucho de la recons­truc­ción de Bei­rut, mien­tras que algu­nos paí­ses se apre­su­ran a recons­truir el puer­to, ¿por qué?

No se pue­de dejar de men­cio­nar la insis­ten­cia de los donan­tes en entre­gar sus dona­cio­nes pro­me­ti­das direc­ta­men­te al pue­blo liba­nés, ¿cómo? ¡Pués a tra­vés de orga­ni­za­cio­nes no guber­na­men­ta­les de la socie­dad civil! (Las ONG) Aquí se com­ple­tan los capí­tu­los del plan de derro­ca­mien­to y mar­gi­na­ción de las ins­ti­tu­cio­nes esta­ta­les, espe­cial­men­te del Ejér­ci­to libanés. 

Hay tan­tas dele­ga­cio­nes mili­ta­res y buques de gue­rra para ayu­dar.. ¿Pero ayu­dar a qué? Si lo que está suce­dien­do actual­men­te en el Líbano no es una ocu­pa­ción en nom­bre de la ayu­da huma­ni­ta­ria, ¿qué es enton­ces? Pue­de ser que el anun­cio del Minis­te­rio de Defen­sa fran­cés sobre «el por­ta­he­li­cóp­te­ros que se diri­ge al Líbano sea par­te de los refuer­zos de sus fuer­zas en el Mediterráneo».

Todo lo que sobre­pa­sa su lími­te se con­vier­te en su con­tra… ¿Alguien nos pue­de expli­car por qué esta gran preo­cu­pa­ción inter­na­cio­nal y quién se está bene­fi­cian­do de la explo­sión del puer­to de Bei­rut? Por tan­to, ¿cuál es el ver­da­de­ro moti­vo del pro­ble­ma “mecá­ni­co” del buque que lle­va­ba la car­ga del nitra­to de amo­nio en el 2013 fren­te a las cos­tas liba­ne­sas y el puer­to de Bei­rut, y des­pués como se lle­ga a alma­ce­nar esa car­ga en el han­gar núme­ro 12?

Ade­más de todo esto, hay voces loca­les «civi­les» y polí­ti­cas que se han apre­su­ra­do, en for­ma de orques­ta, a exi­gir una inves­ti­ga­ción inter­na­cio­nal, y esto sig­ni­fi­ca un tri­bu­nal inter­na­cio­nal sobre la explo­sión del puer­to de Bei­rut que repre­sen­ta el cora­zón de la cuen­ca medi­te­rrá­nea, una zona que se ha con­ver­ti­do en un cam­po en el que com­pi­ten las fuer­zas mili­ta­res y marí­ti­mas, des­de Trí­po­li de Libia has­ta Trí­po­li del Líbano…

Enton­ces es bien váli­da la pre­gun­ta: ¿quién está detrás de esta explosión?

Fuen­te: Al Mayadeen

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *