Vene­zue­la. Car­los Lanz (Opi­nión)

Por Julio Esca­lo­na. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 19 de agos­to 2020.

Creo que nues­tro com­pa­ñe­ro Car­los Lanz está vivo. Se debe escri­bir res­pon­sa­ble­men­te sobre él. Los que lo tie­nen están pen­dien­tes de lo que se comen­ta. Car­los es impor­tan­te para ellos. Pero es mucho más impor­tan­te para noso­tros. Pocos han escri­to tan pro­fun­da­men­te sobre el tema de la gue­rra no con­ven­cio­nal y la segu­ri­dad como lo ha hecho él. Está vivo y lo que­re­mos vivo.

Hemos des­pe­di­do a varios com­pa­ñe­ros como Darío Vivas, el “Chino” Khan, Alon­so Val­dez, un com­pa­ñe­ro muy cer­cano y que­ri­do, lo mis­mo que “Bar­ce­lo­na,” ambos fun­da­do­res de la OR/​Liga Socialista. 

Por los com­pa­ñe­ros y gen­te del pue­blo que este letal virus se ha lle­va­do, redo­bla­mos nues­tros esfuer­zos soli­da­rios para refor­zar la uni­dad que nos per­mi­ta sal­var la vida y el bien­es­tar de muchos, no sólo mate­rial­men­te, que es muy impor­tan­te, sino espi­ri­tual­men­te que impli­ca la soli­da­ri­dad en todos los aspec­tos de la vida y la mano siem­pre ten­di­da para el sos­tén del alma en la coti­dia­na existencia. 

Hoy más que nun­ca esa soli­da­ri­dad es cru­cial, pues si algo impul­sa el impe­ria­lis­mo cuan­do nos gol­pea, es el estí­mu­lo a las sali­das indi­vi­dua­les, el sál­ve­se quien pue­da, sin impor­tar quién se que­da en el camino. La pré­di­ca de Car­los ha esta­do diri­gi­da a pre­ser­var nues­tro espí­ri­tu de resis­ten­cia y de ofen­si­va para defen­der la patria, nues­tra cul­tu­ra, nues­tra inde­pen­den­cia y la fra­ter­ni­dad con todos los pue­blos que mar­cha­mos jun­tos libe­ran­do a la huma­ni­dad y a la naturaleza. 

Su ensa­yo Gue­rra no con­ven­cio­nal y estra­te­gia de amplio espec­tro es de obli­ga­to­ria lec­tu­ra y de prác­ti­ca coti­dia­na para garan­ti­zar la defen­sa inte­gral y la uni­dad con todos los pue­blos hermanos.

Nues­tro deber es inten­si­fi­car la denun­cia y la pre­sión por su liber­tad. Sin duda los cuer­pos de segu­ri­dad trans­na­cio­na­les coor­di­nan esta agre­sión. En nues­tra denun­cia ese seña­la­mien­to es esen­cial, inclu­so, acu­san­do direc­ta­men­te a Trump como cri­mi­nal y secuestrador. 

Por supues­to, tam­bién es un tra­ba­ja­dor de la cul­tu­ra y lo ha pro­ba­do en barrios, en fábri­cas, cam­pos y ciu­da­des. La polí­ti­ca de la CIA es la de cri­mi­na­li­zar a los revo­lu­cio­na­rios. Debe­mos impedirlo.

* Fuen­te: Últi­mas Noticias

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *