Pana­má. Fre­na­de­so dice:»Cuba sal­va vidas y los nece­si­ta­mos» /​Rechazan inje­ren­cia de EE.UU.

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 18 agos­to de 2020.

Solo los paí­ses con una sóli­da salud públi­ca han sido capa­ces de enfren­tar exi­to­sa­men­te la pan­de­mia de la COVID-19. Pero Pana­má, don­de el sis­te­ma de salud públi­ca se que­bró por más de 40 años de neo­li­be­ra­lis­mo, pri­va­ti­za­cio­nes, don­de la salud es una mer­can­cía, don­de el afán de hacer nego­cia­dos des­pre­ció la salud pre­ven­ti­va y comu­ni­ta­ria, exhi­be hoy uno de los peo­res resul­ta­dos del pla­ne­ta en el enfren­ta­mien­to de la COVID-19.

Los asom­bro­sos datos de Pana­má demues­tran el fra­ca­so del equi­po y la estra­te­gia gubernamental

Con 1734 muer­tes, nues­tro país de ape­nas 4.3 millo­nes de habi­tan­tes, está de 4 en falle­ci­dos por millón de habi­tan­tes en el mun­do, 1 en posi­ti­vi­dad y 2 en con­ta­gios por cada 100 mil habi­tan­tes en las últi­mas semanas.

Más de 22 mil pana­me­ños enfer­mos y con ham­bre aguar­dan en sus casas sin nin­gún apo­yo ni asis­ten­cia del gobierno, nin­gún médi­co los visi­ta, con­ta­gian­do a la vez a fami­lia­res y veci­nos. 1660 pacien­tes en hos­pi­ta­les y UCI satu­ran el sis­te­ma. Ambu­lan­cias deam­bu­lan por las ciu­da­des con pacien­tes en bus­ca de camas en hos­pi­ta­les y alber­gues públi­cos. Para poder ser reci­bi­dos en los hos­pi­ta­les pri­va­dos se deben depo­si­tar como míni­mo 10 mil dóla­res. Muchos deben pagar cien­tos de dóla­res por hiso­pa­dos y test PCR. No hay real apo­yo del Gobierno.

Los mis­mos tra­ba­ja­do­res de la salud reco­no­cen que están ago­ta­dos, que no reci­ben la ayu­da nece­sa­ria del gobierno, que se con­ta­gian y tam­bién mue­ren. Al menos diez médi­cos han falle­ci­do. Has­ta aho­ra 1371 tra­ba­ja­do­res de la Caja de Segu­ro Social (CSS) se han contagiado.

Esta­mos en un hoyo sin esca­pa­to­ria. Estan­ca­dos en una altí­si­ma cifra de muer­tes y con­ta­gia­dos. Ha fra­ca­sa­do la lla­ma­da tra­za­bi­li­dad. No se rea­li­zan tes­teos masi­vos para ais­lar debi­da­men­te los casos posi­ti­vos. El virus se extien­de por todo el país. Hoy más de un pana­me­ño de tres a los que se les prac­ti­ca la prue­ba, salen posi­ti­vos. No hay un tra­ta­mien­to efi­caz com­pro­ba­do. Todo es ensa­yo y error. No están los kits ni los oxí­me­tros pro­me­ti­dos. Hay muchas men­ti­ras, incon­gruen­cias e improvisación.

Lo que se vie­ne va a ser peor

Y a pesar de este cua­dro tan deso­la­dor van a abrir algu­nas acti­vi­da­des eco­nó­mi­cas a par­tir del lunes 17 de agos­to. El pue­blo ham­brien­to y deses­pe­ra­do no ve sali­das. No hay que ser exper­to para saber lo que vie­ne. Ya lo vimos cuan­do abrie­ron los blo­ques 1 y 2 y se sus­pen­dió abrup­ta­men­te la cua­ren­te­na. Hoy nos enca­mi­na­mos, en poco tiem­po, a los más de 2 mil muer­tos y más de 80 mil con­ta­gios. Vamos a supe­rar a Chi­na, el país con mayor pobla­ción del pla­ne­ta (1,400 millo­nes) y don­de se des­cu­brió el virus. Es un hecho insólito.

Y en ese con­tex­to, los mis­mos para quie­nes los nego­cios están por enci­ma de la salud del pue­blo, algu­nos pro­fe­sio­na­les que des­di­cien­do su jura­men­to ven la salud como un sim­ple moti­vo de lucro per­so­nal y no como un ser­vi­cio al pue­blo, se opo­nen a la lle­ga­da de médi­cos de Cuba, país reco­no­ci­do, has­ta por los enemi­gos de la revo­lu­ción, por su efi­cien­te salud públi­ca en todos los cam­pos. Nun­ca los hemos vis­to pro­nun­ciar­se cuan­do se tra­ta de grin­gos en la lla­ma­da “Ope­ra­ción Son­ri­sa o en los ejer­ci­cios con­tra insur­gen­tes “Nue­vos Hori­zon­tes”, por ejemplo.

Dis­cí­pu­los del pro­pa­gan­dis­ta nazi, Joseph Goeb­bels, y su máxi­ma “una men­ti­ra repe­ti­da mil veces se con­vier­te en ver­dad”, es decir los medios de comu­ni­ca­ción y sus voce­ros en redes socia­les, afir­man que Cuba fra­ca­só en su misión con­tra la COVID-19 en varios paí­ses y que ésta per­se­guía otros pro­pó­si­tos políticos.

Nada más ale­ja­do de la reali­dad. Paí­ses y pue­blos agra­de­ci­dos han reco­no­ci­do el papel desem­pe­ña­do por los médi­cos cuba­nos en el com­ba­te con­tra la COVID-19, así como en los tra­ta­mien­tos emplea­dos, y hay una cam­pa­ña en favor para que se les otor­gue el reco­no­ci­do pre­mio Nobel.

Ya una misión de médi­cos cuba­nos deja­ron una hue­lla imbo­rra­ble en 50 mil pana­me­ños con la Ope­ra­ción Mila­gros. Los mis­mos intere­ses mez­qui­nos y egoís­tas hicie­ron expul­sar a esta gene­ro­sa dele­ga­ción de médi­cos. Años des­pués vimos los resul­ta­dos. El prin­ci­pal ren­glón en la mora qui­rúr­gi­ca eran y son las ope­ra­cio­nes de cata­ra­tas. Esto sir­vió para que los hos­pi­ta­les y clí­ni­cas pri­va­dos hicie­ran un gran nego­cia­do con los fon­dos de los ase­gu­ra­dos. No per­mi­ta­mos que otra vez los mer­ca­de­res de la salud se sal­gan con la suyas. ¿A cuán­tos de esos 50 mil humil­des pana­me­ños Cuba adoc­tri­nó, inclui­dos los que con todos los gas­tos pagos via­ja­ron a la Isla a reci­bir aten­ción en sus hos­pi­ta­les? ¿Cuán­tos se vol­vie­ron comunistas?

El per­so­nal cubano no vie­ne a reem­pla­zar ni a des­pla­zar a los médi­cos pana­me­ños. Vie­ne a apo­yar­los en su enco­mia­ble y sacri­fi­ca­da labor, a dife­ren­cia de lo que pro­po­nen los empre­sa­rios de traer “talen­to extran­je­ro” que en ver­dad bus­can atraer mano de obra bara­ta para sobre explo­tar­la. Si es cier­to qué hay médi­cos des­em­plea­dos, con ido­nei­dad, hay que con­tra­tar­los con sala­rios jus­tos y dig­nos. Pero extra­ña que si así es, como se afir­ma, a la fecha solo 3 hayan res­pon­di­do a las 50 pla­zas que se abrie­ron, nin­guno a la con­vo­ca­to­ria de médi­cos del sec­tor pri­va­do para ini­ciar labo­res en los hos­pi­ta­les públi­cos y tam­po­co nadie al entre­na­mien­to que se les ofre­ció a los médi­cos nue­vos para ser con­tra­ta­dos. Son falacias.

Trump se opo­ne a que los pana­me­ños reci­ban soli­da­ri­dad en un momen­to tan crítico

Pero ya sabe­mos aho­ra que detrás de esta infa­me cam­pa­ña están los intere­ses impe­ria­lis­tas y que la ingra­ta visi­ta del Con­se­je­ro de Segu­ri­dad Nacio­nal de Trump, Robert O’Brien, tie­ne como pro­pó­si­to impe­dir la soli­da­ri­dad y la ayu­da desin­te­re­sa­da de la her­ma­na Repú­bli­ca de Cuba. Los Esta­dos Uni­dos, el país que es reco­no­ci­do como el que peor ha mane­ja­do la pan­de­mia, con más muer­tes y con­ta­gia­dos, y la poten­cia mun­dial que nos ha inva­di­do mili­tar­men­te en varias oca­sio­nes, recor­de­mos el 9 de Enero y el 20 de Diciem­bre, no tie­ne nada que ofre­cer­nos en el com­ba­te con­tra la COVID-19 a dife­ren­cia de la patria de Mar­tí y Fidel que exhi­be uno de los mejo­res resul­ta­dos, gra­cias a su per­so­nal alta­men­te capa­ci­ta­do y solidario.

Por ello te invi­ta­mos a fir­mar estas líneas. Para dar­le la bien­ve­ni­da a la misión huma­ni­ta­ria de Cuba y para repu­diar la pre­sen­cia del repre­sen­tan­te del sátra­pa impe­ria­lis­ta en nues­tro país.

No deje­mos que el odio, los pre­jui­cios ideo­ló­gi­cos, la xeno­fo­bia, el entre­guis­mo, el egoís­mo, la fal­ta de valo­res huma­nos y los celos maten a la espe­ran­za. ¿Cuán­tas muer­tes más ten­dre­mos que afron­tar? ¿Quién se res­pon­sa­bi­li­za de ellas y de los enfermos?

Pana­má, 14 de agos­to de 2020.

FRENADESO
FRENTE NACIONAL POR LA DEFENSA DE
LOS DERECHOS ECONÓMICOS Y SOCIALES

¿Pue­des ayu­dar­me fir­man­do esta peti­ción?
http://​chng​.it/​C​y​x​Z​X​tGJ

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *