Esta­dos Uni­dos. Hacer tram­pa es una for­ma de vida para Donald Trump, y aho­ra es su estra­te­gia electoral

Por Arwa Mah­da­wi, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 18 de agos­to de 2020.

Al sem­brar dudas, sin fun­da­men­to, sobre la legi­ti­mi­dad del voto por correo, el pre­si­den­te de EE. UU. Ha sen­ta­do las bases para impug­nar el resul­ta­do en noviembre.

Ha sido acu­sa­do de enga­ñar a sus tres espo­sas y de enga­ñar a sus tra­ba­ja­do­res con los che­ques de pago. Cuan­do era ado­les­cen­te, según los infor­mes, le pagó a alguien para que toma­ra sus exá­me­nes SAT para poder hacer tram­pa para ingre­sar a la uni­ver­si­dad. Se sos­pe­cha que hizo tram­pa en sus impues­tos . Se rumo­rea que hace tram­pa des­ca­ra­da­men­te en el golf .

Como ha dicho su sobri­na, Mary Trump, Donald Trump acep­ta » hacer tram­pa como una for­ma de vida «. Y aho­ra lo está adop­tan­do como una estra­te­gia elec­to­ral: Trump está inten­tan­do abier­ta y des­ca­ra­da­men­te mani­pu­lar las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les de noviembre.

La úni­ca for­ma en que EE. UU. Pue­de tener elec­cio­nes libres y jus­tas duran­te una pan­de­mia es si hay una vota­ción por correo gene­ra­li­za­da, algo que Trump y sus laca­yos están hacien­do todo lo posi­ble por pre­ve­nir. Paso uno: ins­ta­le a uno de los com­pin­ches y mega donan­tes del pre­si­den­te, Louis DeJoy , como direc­tor gene­ral de correos del Ser­vi­cio Pos­tal de los Esta­dos Uni­dos (USPS). Paso dos: imple­men­te medi­das de reduc­ción de cos­tos que retra­sen la entre­ga de correo. El país más rico del mun­do aho­ra tie­ne un sis­te­ma pos­tal tan inade­cua­do para su pro­pó­si­to que el USPS advir­tió recien­te­men­te a 46 esta­dos y Washing­ton DC que no podía garan­ti­zar que todos los votos pos­ta­les emi­ti­dos en noviem­bre fue­ran contados.

Trump ni siquie­ra está tra­tan­do de ocul­tar lo que está hacien­do: admi­tió la sema­na pasa­da que no quie­re dar­le dine­ro adi­cio­nal al USPS por­que no quie­re faci­li­tar la vota­ción . La corrup­ción es tan fla­gran­te que, si estu­vie­ra suce­dien­do en cual­quier otro país, Esta­dos Uni­dos habría inva­di­do y pro­me­ti­do ins­ta­lar la democracia.

Si bien los polí­ti­cos esta­dou­ni­den­ses son exper­tos en decir­le a otros paí­ses cómo mane­jar­se, pare­cen per­di­dos en rela­ción con Trump. La bue­na noti­cia es que los demó­cra­tas están inten­tan­do hacer algo. El domin­go, Nancy Pelo­si, pre­si­den­ta de la Cáma­ra de Repre­sen­tan­tes, dijo que lla­ma­ría a la cáma­ra a fina­les de esta sema­na de sus vaca­cio­nes de verano para una vota­ción sobre la legis­la­ción que prohí­be al USPS cam­biar el nivel de ser­vi­cio que tenía el 1 de enero. El lunes, DeJoy acep­tó las deman­das de los demó­cra­tas de la Cáma­ra de que tes­ti­fi­ca­ra sobre los cam­bios que está hacien­do al USPS.

La mala noti­cia es que la legis­la­ción y las audien­cias son de ayu­da limi­ta­da. Trump no nece­si­ta soca­var por com­ple­to la infra­es­truc­tu­ra del USPS, por­que ya ha mina­do la con­fian­za en el sis­te­ma. Ha pasa­do los últi­mos meses afir­man­do rabio­sa­men­te (y fal­sa­men­te) que el voto por correo aumen­ta sus­tan­cial­men­te los ries­gos de frau­de elec­to­ral. Su base pare­ce creer­le. Casi tres cuar­tas par­tes (73%) de los repu­bli­ca­nos creen que los votos por correo no se con­ta­rán con pre­ci­sión, según una encues­ta de NBC /​Wall Street Jour­nal . Mien­tras tan­to, solo el 45% de los esta­dou­ni­den­ses dicen que con­fían en que el recuen­to total de votos será exac­to, fren­te al 59% antes de las elec­cio­nes de 2016. Trump ha sen­ta­do magis­tral­men­te las bases para dispu­tar las elecciones.

Y Trump defi­ni­ti­va­men­te va a impug­nar los resul­ta­dos de noviem­bre. Inclu­so si gana por un des­li­za­mien­to de tie­rra, argu­men­ta­rá que la vota­ción fue ama­ña­da y el des­li­za­mien­to de tie­rra debe­ría haber sido mayor. Si gana por un peque­ño mar­gen, gri­ta­rá «¡Injus­to!» y argu­men­tar que los votos a favor de Biden fue­ron frau­du­len­tos. ¿Y si pier­de? Bueno, se pon­drá muy com­pli­ca­do. En una entre­vis­ta de Fox News el mes pasa­do , Trump se negó a decir que cede­ría. «Te lo diré en ese momen­to», dijo. Te man­ten­dré en suspenso»

Fuen­te: The Guar­dian

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *