Pen­sa­mien­to Crí­ti­co. Fra­ca­sa ofen­si­va esta­dou­ni­den­se con­tra Irán

Por Pablo Jofré Leal, Resu­men Medio Orien­te, 16 de agos­to de 2020-.

Washing­ton dió mues­tras de su ence­gue­ci­mien­to y temor con­tra la Repú­bli­ca islá­mi­ca de Irán, al pre­sen­tar el pasa­do jue­ves 13 de agos­to, un nue­vo borra­dor de reso­lu­ción ante el Con­se­jo de Segu­ri­dad de las Nacio­nes Uni­das des­pués que fra­ca­só el pre­sen­ta­do el pasa­do mes de junio, para exten­der el embar­go de armas sobre Irán, que cadu­ca el pró­xi­mo 18 de octu­bre. Tal deci­sión fue un abso­lu­to fra­ca­so, una nue­va deba­cle para una polí­ti­ca exte­rior sumi­da en suce­si­vos disparates.

El embar­go de armas expi­ra en dicha fecha, según la reso­lu­ción N.º 2231 del 20 de julio del 2015, que dio la rúbri­ca al lla­ma­do Plan Inte­gral de Acción Con­jun­ta (JCPOA por sus siglas en inglés) y bajo esa pers­pec­ti­va, como es clá­si­co, en la polí­ti­ca exte­rior de Esta­dos Uni­dos, la admi­nis­tra­ción del gobierno de Donald Trump ha comen­za­do su pro­ce­so de mani­pu­la­ción, ame­na­zas, chan­ta­jes y otras herra­mien­tas pro­pias de esta poten­cia, que asu­me a los paí­ses como incon­di­cio­na­les o enemi­gos, para que ese embar­go se pro­rro­gue. Uno de los pasos de esta cam­pa­ña se vivió en el seno del Con­se­jo de Segu­ri­dad de las Nacio­nes Uni­das (CSNU) el vier­nes 14 de agosto.

Allí del deseo de pró­rro­ga de Washing­ton sufrió un rotun­do recha­zo. Un borra­dor, que al igual que el pre­sen­ta­do el pasa­do mes de junio, vio­la la men­cio­na­da Reso­lu­ción 2231 que esti­pu­la expre­sa­men­te el tér­mino de todas las dis­po­si­cio­nes ante­rio­res del Con­se­jo de Segu­ri­dad rela­ti­vas a la deno­mi­na cues­tión nuclear ira­ní, con res­tric­cio­nes espe­cí­fi­cas apli­ca­bles a todos los esta­dos sig­na­ta­rios de este acuer­do, sin excep­ción: Rusia, Chi­na, Esta­dos Uni­dos, Fran­cia, Gran Bre­ta­ña, Ale­ma­nia por el lla­ma­do G5+1 y la con­tra­par­te repre­sen­ta­da por la nación per­sa. Los Esta­dos miem­bros están obli­ga­dos, en vir­tud del artícu­lo N.º 25 de la car­ta de las Nacio­nes Uni­das a acep­tar y cum­plir las deter­mi­na­cio­nes del Con­se­jo de seguridad.

El hecho que Washing­ton haya aban­do­na­do el G5+1 en mayo del 2018, impo­nien­do una polí­ti­ca de máxi­ma pre­sión con­tra Irán, no per­mi­te que tra­te de par­ti­ci­par de aque­llo a lo que no per­te­ne­ce y menos aún pro­rro­gar uni­la­te­ral­men­te un embar­go, que cesa el 18 de octu­bre. Resul­ta inacep­ta­ble que Esta­dos Uni­dos, vio­la­dor del acuer­do nuclear, que san­cio­na, blo­quea, embar­ga y gene­ra medi­das des­es­ta­bi­li­za­do­ras e inclu­so sea el autor mate­rial del ase­si­na­to del tenien­te gene­ral Qasem Solei­ma­ni median­te el empleo de dro­nes en un terri­to­rio extran­je­ro, aco­se a un avión comer­cial ira­ní en cie­los extran­je­ros, pre­ten­da exi­gir la pro­lon­ga­ción de un embar­go de armas a la nación per­sa, que ha cum­pli­do a raja­ta­bla sus obli­ga­cio­nes internacionales.

La estra­te­gia de Washing­ton con­sis­te en ape­lar al uso del lla­ma­do meca­nis­mo de reso­lu­ción de dispu­tas, que even­tual­men­te podría con­du­cir al res­ta­ble­ci­mien­to de la ONU de las prohi­bi­cio­nes y otras medi­das con­tra Irán pero, si fue­ses par­te del JCPOA. Esta­dos Uni­dos aban­do­nó el acuer­do nuclear y sus pro­pios alia­dos euro­peos y par­te com­po­nen­te del G5+1 (Fran­cia, Gran Bre­ta­ña y Ale­ma­nia) sos­tie­nen como absur­da la pre­ten­sión de invo­car una acti­va­ción del meca­nis­mo men­cio­na­do. Para el can­ci­ller ira­ní, Moha­mad Yavad Zarif pre­vio a la vota­ción “»El pro­yec­to de reso­lu­ción de Esta­dos Uni­dos rela­ti­vo al embar­go de armas de la ONU es ile­gal, y no reci­bi­rán sufi­cien­tes votos para su pro­pues­ta con­tra Irán en la reu­nión del Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU lo que dará como resul­ta­do un mayor ais­la­mien­to de la admi­nis­tra­ción Trump”.

Dicho y hecho, el resul­ta­do de la vota­ción mos­tró a un soli­ta­rio Washing­ton tra­tan­do de con­ven­cer a un Con­se­jo de Segu­ri­dad, que a la hora de la vota­ción recha­zó el pro­yec­to de reso­lu­ción pro­pues­to, para exten­der el embar­go de armas con­tra Irán. El docu­men­to, pues­to a vota­ción duran­te 24 horas (en el mar­co de las nue­vas for­mas de tra­ba­jo, pro­duc­to de la pan­de­mia del Covid 19) pre­ten­día pro­rro­gar las san­cio­nes para la com­pra de armas de la nación per­sa, en vir­tud del JCPOA fir­ma­do el año 2015 y que expi­ra el pró­xi­mo mes de octu­bre. De los miem­bros per­ma­nen­tes del CSNU Rusia y Chi­na se opu­sie­ron tajan­te­men­te, Fran­cia y Gran Bre­ta­ña se abs­tu­vie­ron. Esta­dos Uni­dos dio su voto a favor, acom­pa­ña­do úni­ca­men­te del miem­bro no per­ma­nen­te Repú­bli­ca Domi­ni­ca­na. Los res­tan­tes 9 miem­bros no per­ma­nen­tes, entre ellos Ale­ma­nia, se abs­tu­vie­ron: Bél­gi­ca, Indo­ne­sia, Sudá­fri­ca, Esto­nia, Níger, Túnez, Viet­nam, San Vicen­te y las Granadinas. 

El repre­sen­tan­te per­ma­nen­te de Irán ante las Nacio­nes Uni­das, Mayid Tajt Ravan­chi decla­ró, a tra­vés de la red social twit­ter “El resul­ta­do de la vota­ción en el CSNU sobre el embar­go de armas con­tra Irán mues­tra, una vez más, el ais­la­mien­to de Esta­dos Uni­dos, que debe apren­der de esta deba­cle. Su inten­to de ‘retro­ce­der’ a las san­cio­nes es ile­gal y fue recha­za­do por la comu­ni­dad inter­na­cio­nal, como fue evi­den­te hoy

En este mar­co, la Fede­ra­ción Rusa ha pro­pues­to orga­ni­zar a la bre­ve­dad un encuen­tro por video con­fe­ren­cia don­de se hagan pre­sen­te los miem­bros per­ma­nen­tes del Con­se­jo de Segu­ri­dad (Fran­cia, Gran Bre­ta­ña, Esta­dos Uni­dos, Rusia y Chi­na, agre­gan­do a Ale­ma­nia e Irán) de tal for­ma de dis­cu­tir el esta­do actual del acuer­do nuclear y visua­li­zar disen­sos y avan­zar en el cum­pli­mien­to de lo sig­na­do el año 2015. El pre­si­den­te de Rusia, Vla­dí­mir Putin, decla­ró que «no debe haber lugar para chan­ta­je y el dic­ta­do. Las dis­cu­sio­nes sobre la cues­tión ira­ní en el Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU se vuel­ven cada vez más ten­sas. La situa­ción se agu­di­za. Sue­nan acu­sa­cio­nes infun­da­das con­tra Irán”

El gobierno ira­ní, pre­vio a la vota­ción, había expre­sa­do, a tra­vés de un comu­ni­ca­do de su misión ante la Orga­ni­za­ción de Nacio­nes Uni­das (ONU) la exi­gen­cia al CSNU que no ceda ante la ante las pre­sio­nes del gobierno esta­dou­ni­den­se “Espe­ra­mos que los miem­bros del Con­se­jo de Segu­ri­dad resis­tan ante la medi­da ile­gí­ti­ma y malig­na de Esta­dos Uni­dos y no dejen que este con­se­jo sea abu­sa­do y mani­pu­la­do” expre­só la dele­ga­ción per­sa con refe­ren­cia a un borra­dor pla­ga­do de incohe­ren­cias. Su lla­ma­do encon­tró un eco positivo.

Según la repre­sen­tan­te espe­cial de Washing­ton ante la ONU, Kelly Craft el borra­dor anti­ra­ní lle­gó tras meses de lo que la Casa Blan­ca defi­ne como diplo­ma­cia acti­va. Según Craft la pre­sen­ta­ción del nue­vo borra­dor “es una medi­da direc­ta y de sen­ti­do común pedi­da por los paí­ses de Orien­te Pró­xi­mo, que son los que más han sufri­do como resul­ta­do del apo­yo acti­vo de Irán al terro­ris­mo y al caos en toda la región y más allá”. Washing­ton acu­sa a Irán de pro­pi­ciar las gue­rras en Siria, Irak, Yemen y El Líbano. Resul­ta evi­den­te que las pala­bras de la fun­cio­na­ria esta­dou­ni­den­se refle­jan, no sólo una gran hipo­cre­sía, sino que una fal­ta de deco­ro, ver­güen­za. Pala­bras pla­ga­das de inmo­ra­li­dad y que mues­tran el fra­ca­so de esa diplo­ma­cia activa.

Esta­dos Uni­dos nece­si­ta una mira­da inter­na, que bien sabe­mos jamás lo hará, para reco­no­cer que Irán, no es quien ha inva­di­do Irak des­de el año 2003. No es Irán quien ha orga­ni­za­do, finan­cia­do, apo­ya­do mili­tar y logís­ti­ca­men­te, jun­to al sio­nis­mo y la Casa al Saud a cen­te­na­res de gru­pos terro­ris­tas tak­fi­rí, que agre­den a Siria des­de el año 2011 ori­gi­nan­do cen­te­na­res de miles de muer­tos, heri­dos, la des­truc­ción de gran par­te de la infra­es­truc­tu­ra del país, millo­nes de refu­gia­dos y des­pla­za­dos. No es sido la nación per­sa quien, des­de el año 2015, bom­bar­dea a Yemen, la blo­quea en for­ma aérea, terres­tre y naval oca­sio­na­do la mayor catás­tro­fe huma­ni­ta­ria del momento.

No es Irán quien pro­pi­cia gol­pes de esta­do en todos los con­ti­nen­tes. No es Irán quien apo­ya al sio­nis­mo en su colo­ni­za­ción y ocu­pa­ción de Pales­ti­na, ni faci­li­ta la impu­ni­dad de ase­si­na­to de opo­si­to­res como es el caso del perio­dis­ta sau­dí Jamal Kashog­gi des­cuar­ti­za­do y hecho des­apa­re­cer a manos sau­díes en Estam­bul. No ha sido Irán quien ha frag­men­ta­do Libia o ins­ta­la­do en el gobierno egip­cio a un man­da­ta­rio, par­te de los mis­mos gru­pos de poder en Egip­to hace 40 años. ¿Pue­de Esta­dos Uni­dos res­pon­sa­bi­li­zar a Irán de la ten­sión en el Mar de la Chi­na, la des­es­ta­bi­li­za­ción de Vene­zue­la, los ata­ques a Cuba y pro­pi­ciar el gol­pe de Esta­do en Boli­via que gene­ró la renun­cia de Evo Mora­les? ¿Pue­de Washing­ton ofre­cer rela­cio­nes comer­cia­les, don­de no se pri­vi­le­gie a los intere­ses trans­na­cio­na­les de sus empre­sas y si ello no es posi­ble, se ter­mi­ne en manos de pro­ce­sos golpistas?

Resul­ta inacep­ta­ble que Esta­dos Uni­dos, que favo­re­ce la pró­rro­ga del embar­go de armas con­tra Irán y que acu­sa a la nación per­sa de ati­zar el con­flic­to en la región, sea el mayor pro­vee­dor de armas de regí­me­nes como el Israel, Ara­bia sau­dí, Emi­ra­tos ára­bes Uni­dos, entre otros, gene­ran­do el 50% de la ven­ta de armas en el mun­do y el 35% de la ven­ta de ellas en Orien­te Medio, como lo afir­ma el Ins­ti­tu­to Inter­na­cio­nal de Estu­dios para la Paz de Esto­col­mo (SIPRI). Por ello, resul­ta una fala­cia acep­tar lo sos­te­ni­do por Craft res­pec­to a que “las accio­nes de Irán ali­men­tan el con­flic­to, el caos y el sufri­mien­to a gran esca­la”. Es pre­ci­sa­men­te Washing­ton y su polí­ti­ca beli­cis­ta en el mun­do, sus afa­nes hege­mó­ni­cos, su pre­po­ten­cia y apo­yo a regí­me­nes cri­mi­na­les el que gene­ra, faci­li­ta, ini­cia y lle­va a cabo gue­rras, muer­te, sufri­mien­to y des­truc­ción. No es casual que el país con mayor núme­ro de bases mili­ta­res en el mun­do (800) y en la región de Asia Occi­den­tal (45) sea Esta­dos Uni­dos. Resul­ta una impos­tu­ra inde­sea­ble, acu­sar a otros de lo que es en esen­cia su polí­ti­ca exterior. 

La fan­ta­sía deli­ran­te del gobierno esta­dou­ni­den­se lle­ga al extre­mo de sos­te­ner que ter­mi­nar con el embar­go de armas a Irán per­ju­di­ca la misión del CSNU “El mun­do debe des­per­tar dice Craft, la locuaz fun­cio­na­ria nor­te­ame­ri­ca­na, ante las impli­ca­cio­nes en el mun­do real de per­mi­tir que el embar­go de armas con­clu­ya. El obje­ti­vo cen­tral del Con­se­jo de Segu­ri­dad es pro­mo­ver la paz glo­bal y la segu­ri­dad y un fra­ca­so a la hora de exten­der el embar­go de armas sería una bur­la a esta res­pon­sa­bi­li­dad sagra­da sobre la cual se creó Nacio­nes Uni­das». Sumen a esas pala­bras las sos­te­ni­das por el secre­ta­rio de Esta­do Mike Pom­peo que en una cla­ra dis­tor­sión men­tal afir­mó “»No pode­mos per­mi­tir que el mayor pro­mo­tor del terro­ris­mo a nivel mun­dial com­pre y ven­da armas. Sería una locu­ra que el Con­se­jo de Segu­ri­dad de Nacio­nes Uni­das no aprue­be la reso­lu­ción pre­sen­ta­da por Washing­ton para pro­rro­gar el embar­go de armas impues­to a Irán”

La hipo­cre­sía, acom­pa­ña­da de la incon­ti­nen­cia ver­bal y des­va­ríos men­ta­les exi­ge y reco­mien­da, por par­te de per­so­na­jes como Craft y Pom­peo a orga­nis­mos inter­na­cio­na­les, que tomen accio­nes abso­lu­ta­men­te apli­ca­bles a un régi­men terro­ris­ta como es el de Esta­dos Uni­dos. Sus deseos irrea­les no vie­ron la luz y han sufri­do un tras­pié de pro­por­cio­nes en el Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU, que les ha dicho, que no les cree un ápi­ce en su retó­ri­ca anti­ra­ní. Esta es una deba­cle de la polí­ti­ca exte­rior esta­dou­ni­den­se y debe­ría dar por resul­ta­do una pro­fun­da revi­sión de la mane­ra quen que han lle­va­do a cabo su polí­ti­ca de máxi­ma pre­sión con­tra Irán.

Para la nación per­sa, el pro­yec­to de reso­lu­ción de Esta­dos Uni­dos tenía como obje­ti­vo “abor­dar la polí­ti­ca inter­na de Esta­dos Uni­dos y no tie­ne nada que ver con la res­tau­ra­ción de la paz y la segu­ri­dad inter­na­cio­na­les” El gobierno ira­ní afir­ma que una even­tual exten­sión del embar­go de armas a su país, bajo la pesa­da pre­sión esta­dou­ni­den­se abri­ría “la caja de Pan­do­ra” y sal­drían de ellas las res­pues­tas deci­si­vas si una deci­sión de esta natu­ra­lez hubie­se sido apro­ba­da en el CSNU.

Hoy, tras el resul­ta­do de la vota­ción, la nación per­sa pue­de sen­tir que su men­sa­je ha lle­ga­do, pero que no pue­de des­cui­dar­se fren­te al régi­men extre­mis­ta esta­dou­ni­den­se, que ya ha decla­ra­do, que este fra­ca­so es inex­cu­sa­ble y bus­ca­rá las for­mas de seguir ade­lan­te con esta obse­sión de ata­car a la repú­bli­ca islá­mi­ca de Irán. Hoy se ha gana­do una bata­lla en el cam­po diplo­má­ti­co pero, la nación per­sa no debe des­cui­dar los múl­ti­ples cam­pos de enfren­ta­mien­to con el régi­men esta­dou­ni­den­se, que repre­sen­ta un peli­gro para los pue­blos del mundo.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *