Argen­ti­na. Vio­len­cia ins­ti­tu­cio­nal en crecimiento

Por Mario Her­nan­dez, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 15 de agos­to de 2020.

Entre­vis­ta a María del Car­men Ver­dú de CORREPI

M.H.: Hay una infor­ma­ción que creo que fue de Corre­pi ‘Si mi com­pa­ñe­ro no zafa esta noche sos bole­ta’, una ame­na­za a un chi­co Alan de 17 años inter­na­do en el Hos­pi­tal Pro­vin­cial Vir­gen del Car­men, des­pués de una gol­pi­za que le da el poli­cía bonae­ren­se Jor­ge Rodrí­guez. Este joven fue ame­na­za­do por un efec­ti­vo ves­ti­do de enfermero. 

M.C.V.: Así es, para poder meter­se en la habi­ta­ción del hos­pi­tal y pro­fe­rir esa ame­na­za en defen­sa del poli­cía que lo dejó en ese esta­do, que lo tor­tu­ró a tra­vés del apaleamiento. 

M.H.: ¿Por qué motivo? 

M.C.V.: ¿Tie­ne que haber algún motivo? 

M.H.: Ima­gino que este ofi­cial, Rodrí­guez, argu­men­ta­rá de algu­na mane­ra esa gol­pi­za que lle­va a este joven a un hos­pi­tal y que lue­go de esta ame­na­za que reci­be de otro poli­cía ves­ti­do de enfer­me­ro, huye del hos­pi­tal, se lo encuen­tra un ami­go en la mitad de la calle y lo acom­pa­ña a la casa don­de los padres lo con­ven­cen de vol­ver al hospital. 

M.C.V.: Cla­ro, ate­rro­ri­za­do por esa situa­ción su pri­me­ra reac­ción fue irse, afor­tu­na­da­men­te pudo ser auxi­lia­do y vol­ver al hos­pi­tal para ser aten­di­do. El tema es que el poli­cía Rodrí­guez está dete­ni­do, impu­tado por homi­ci­dio agra­va­do en gra­do de ten­ta­ti­va, la cali­fi­ca­ción por su con­di­ción de miem­bro de una fuer­za de seguridad. 

Insis­to con lo que te decía, más allá de si decla­ró en la inda­ga­to­ria, no esta­mos pudien­do acce­der a los expe­dien­tes en estas cir­cuns­tan­cias, lo cier­to es que cual­quier argu­men­ta­ción que pudie­se dar, aún la situa­ción más gra­ve, jamás pue­de jus­ti­fi­car que un pibi­to de 17 años haya sido apa­lea­do en la for­ma bru­tal en la que tor­tu­ró a Alan. Lo que le cau­só un hema­to­ma sub­du­ral. Le pegó con la cade­na que se usa para atar la moto. 

M.H.: Una vio­len­cia ins­ti­tu­cio­nal en crecimiento. 

M.C.V.: Así es. 

M.H.: 71 ase­si­na­tos en 4 meses. 

M.C.V.: Des­de el 20 de mar­zo al 23 de julio para ser exac­tos. Y siem­pre con la acla­ra­ción que son los casos que por un lado toma­mos cono­ci­mien­to y, por otro, que pudi­mos che­quear la infor­ma­ción para estar segu­ros y segu­ras de incor­po­rar­los al archi­vo. Tene­mos un mon­tón de casos más que no hemos podi­do car­gar toda­vía por­que tra­ta­mos de hacer el tra­ba­jo con mucha serie­dad, sabe­mos que des­de los dis­tin­tos gobier­nos siem­pre están tra­tan­do de embo­car­nos si la pifia­mos en algún caso, enton­ces somos suma­men­te pro­li­jos y pro­li­jas en cuan­to a che­quear la infor­ma­ción para la for­ma­ción de nues­tro archivo. 

Estos casos son los que no cabe duda, inclu­yen tan­to muer­tes en luga­res de deten­ción, cár­ce­les y comi­sa­rías, que han cre­ci­do expo­nen­cial­men­te, jus­ta­men­te por la can­ti­dad de gen­te dete­ni­da en esta eta­pa de emer­gen­cia; fusi­la­mien­tos por gati­llo fácil que al prin­ci­pio de la pan­de­mia creía­mos que iba a des­cen­der, no por la esca­sez de balas en la calle sino por fal­ta de blan­cos móvi­les, al haber menos gen­te cir­cu­lan­do en la calle; sin embar­go, tene­mos 30 casos che­quea­dos y fal­tan che­quear un mon­tón más. 

Des­pués hay otras moda­li­da­des, como los dos pibes de San Nico­lás arro­lla­dos por un patru­lle­ro, en lugar de usar el arma usa­ron el auto para matar a Uli­ses y Eze­quiel. Hay dos femi­ci­dios y un femi­ci­dio rela­cio­na­do e inclu­so casos intra fuer­za o como con­se­cuen­cia de la pro­pia cri­mi­na­li­dad poli­cial en otras ramas, como el caso de este bonae­ren­se en acti­vi­dad que fue a asal­tar a un tipo en un auto para robar­le el celu­lar, resul­tó que la víc­ti­ma del robo tam­bién era un bonae­ren­se pero no en ser­vi­cio acti­vo que sacó el arma y mató al que lo qui­so robar. Ese es para lo colec­ción “se matan entre ellos”. 

M.H.: Des­plie­gue de fuer­zas fede­ra­les en muni­ci­pios de la Pro­vin­cia de Bue­nos Aires y pedi­do de des­plie­gue en Jujuy, Sal­ta y Misiones. 

M.C.V.: Y gran­des ala­ban­zas en los medios que han repro­du­ci­do esa noti­cia dicien­do que esto es con­ti­nui­dad de los pro­gra­mas como “el cin­tu­rón sur” en la épo­ca de Nil­da Garré y Ber­ni en el minis­te­rio de Segu­ri­dad de la Nación. 

Jus­ta­men­te publi­ca­mos una nota por­que esta deci­sión sur­ge a par­tir de la últi­ma reu­nión para fumar la pipa de la paz entre Ber­ni y Fre­de­rick don­de lo que se anun­cia a con­ti­nua­ción de la reu­nión es esta coor­di­na­ción de fuer­zas pro­vin­cia­les y fede­ra­les que nun­ca es bue­na noti­cia para el pue­blo trabajador. 

M.H.: Apar­te quie­ro con­sig­nar una situa­ción par­ti­cu­lar y me gus­ta­ría que te refi­rie­ras al res­pec­to por­que Corre­pi tie­ne un invo­lu­cra­mien­to impor­tan­te, que es la situa­ción de Mendoza. 

M.C.V.: Men­do­za tie­ne un esce­na­rio muy par­ti­cu­lar, no es casual que sea una de las cua­tro pro­vin­cias del país, ade­más de CABA don­de Corre­pi se desa­rro­lla como orga­ni­za­ción, pre­ci­sa­men­te por el vol­ta­je repre­si­vo que jus­ti­fi­ca el esfuer­zo y que con­vo­ca a la gen­te a organizarse. 

Men­do­za ade­más de tener un sis­te­ma nor­ma­ti­vo que sin solu­ción de con­ti­nui­dad, en los últi­mos años se ha endu­re­ci­do de mane­ra expo­nen­cial, a tra­vés de un Códi­go de fal­tas y con­tra­ven­cio­nes y modi­fi­ca­cio­nes al Códi­go pro­ce­sal penal. Men­do­za y San Juan tie­nen una situa­ción simi­lar. Pero Men­do­za en par­ti­cu­lar des­de los ´90 es una pro­vin­cia que ha gene­ra­do con­de­nas inter­na­cio­na­les en el ámbi­to regio­nal en la CIDH por des­apa­ri­cio­nes for­za­das, tie­ne el caso de Guar­da­ti, Garri­do y Bai­go­rria que son los tres casos de des­apa­re­ci­dos en esos años. 

Por otro lado la situa­ción de las cár­ce­les tan­to el penal de San Feli­pe, las dos cár­ce­les en Cacheu­ta y Bulog­ne Sur Mer, tie­nen cues­tio­nes espan­to­sas en mate­ria de super­po­bla­ción, muer­te, denun­cias de tor­tu­ras cons­tan­tes. Y un ele­va­dí­si­mo índi­ce de gati­llo fácil, deten­cio­nes arbi­tra­rias y todo tipo de situa­cio­nes repre­si­vas con­tra tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras. De hecho hace más de un mes hubo una terri­ble repre­sión que ter­mi­nó con refe­ren­tes y refe­ren­tas de orga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les pre­sos por movi­li­zar­se con todos los recau­dos del caso en situa­ción de pan­de­mia fren­te al sos­te­ni­do pro­gra­ma de ajus­te que lle­va ade­lan­te al gobierno provincial. 

El secre­ta­rio gene­ral del SUTE (Sin­di­ca­to úni­co de tra­ba­ja­do­res de la Edu­ca­ción), el más nume­ro­so de la pro­vin­cia, fue uno de los detenidos. 

La des­apa­ri­ción de Facun­do Astu­di­llo Castro 

M.H.: Y sobre la des­apa­ri­ción de Facun­do Astu­di­llo Castro. 

M.C.V.: Se cum­plie­ron 100 días y por eso des­de el Encuen­tro Memo­ria Ver­dad y Jus­ti­cia, tam­bién toman­do todas las pre­cau­cio­nes y recau­dos, fui­mos todos los repre­sen­tan­tes de las dis­tin­tas orga­ni­za­cio­nes y orga­nis­mos que lo com­po­ne­mos, a la Casa de la Pro­vin­cia en Callao 1037 por­tan­do las pan­car­tas con su ros­tro con la exi­gen­cia de su apa­ri­ción con vida. Con las con­sig­nas cen­tra­les “El Esta­do es res­pon­sa­ble”, la exi­gen­cia de “Fue­ra Ber­ni” y que nos diga el apa­ra­to esta­tal qué hicie­ron con Facun­do, dón­de está y pun­tual­men­te en rela­ción al trá­mi­te de la cau­sa apo­yan­do el pedi­do de la que­re­lla, de la mamá, Cris­ti­na Cas­tro, a tra­vés de sus abo­ga­dos la recu­sa­ción del Fis­cal Fede­ral de Bahía Blan­ca que está blo­quean­do abso­lu­ta­men­te toda la investigación. 

M.H.: Un caso que ha toma­do una dimen­sión inter­na­cio­nal, días atrás Amnis­tía inter­na­cio­nal ini­ció una acción urgente. 

M.C.V.: Así es y ya ha habi­do pro­nun­cia­mien­tos des­de otros orga­nis­mos regio­na­les como la CIDH por­que es una situa­ción gra­ví­si­ma don­de el pro­pio Esta­do argen­tino ya ha reco­no­ci­do a tra­vés de un fallo de la jus­ti­cia pro­vin­cial, a pesar de la dila­ción que metió en la pri­me­ra par­te de la inves­ti­ga­ción, y de las gra­ví­si­mas denun­cias que tuvo que hacer la fami­lia res­pec­to de la inter­ven­ción de la jus­ti­cia pro­vin­cial, pero que aun así tuvo que reco­no­cer en el fallo en el que se dio la com­pe­ten­cia a la jus­ti­cia fede­ral, que hay ele­men­tos obje­ti­vos para hablar de una des­apa­ri­ción for­za­da, por­que lo últi­mo que se sabe de Facun­do es que lo levan­tó un móvil policial. 

A par­tir de allí no hay dis­cu­sión, que estan­do bajo el poder de hecho de la poli­cía des­apa­re­ció, es obli­ga­ción del Esta­do decir­nos qué han hecho con él y dón­de está. 

M.H.: Ape­lo a tu expe­rien­cia, cómo se expli­ca que ante el alcan­ce que ha teni­do a nivel inter­na­cio­nal y nacio­nal, por­que si bien esta situa­ción se ocul­tó duran­te dos meses, lue­go explo­tó en los medios nacio­na­les, esta­mos hablan­do de medios inter­na­cio­na­les, una cam­pa­ña de Amnis­tía inter­na­cio­nal, inclu­si­ve la CIDH que tam­bién se ha preo­cu­pa­do por el tema. ¿Cómo se expli­ca esta situa­ción de encu­bri­mien­to de las fuer­zas poli­cia­les? Inclu­so con el agra­van­te que el Pre­si­den­te de la Nación ha toma­do con­tac­to con la madre de Facun­do y el Gober­na­dor Kici­llof la lla­ma todos los días. 

M.C.V.: Pri­me­ro hay que ana­li­zar situa­ción por situa­ción, por­que es cier­to que a dife­ren­cia de lo que suce­día hace 3 años, cuan­do el des­apa­re­ci­do era San­tia­go Mal­do­na­do, en lugar de tener la foto del Pre­si­den­te o de la minis­tra de Segu­ri­dad apo­yan­do a los gen­dar­mes, dicien­do que no iba a tirar a nin­guno por la ven­ta­na, y metien­do car­ne podri­da a cua­tro manos en la cau­sa judi­cial, con tes­ti­mo­nios inven­ta­dos, con que se esta­ba cor­tan­do las ras­tas en una pelu­que­ría en San Luis o que había ido a un pue­blo en Corrien­tes don­de todos eran pare­ci­dos a San­tia­go; por lo menos acá tenes esas decla­ra­cio­nes públi­cas o esos ges­tos que no son lo mis­mo. Eso es una realidad. 

Aho­ra, el resul­ta­do con­cre­to es que hace100 días que no sabe­mos dón­de está Facun­do y allí hay una cla­ra res­pon­sa­bi­li­dad polí­ti­ca por­que como deci­mos siem­pre, las fuer­zas de segu­ri­dad no depen­den del Empe­ra­dor Hiroi­to de Japón, sino de los fun­cio­na­rios públi­cos que tie­nen a su car­go el área de cui­dar en cada una de las admi­nis­tra­cio­nes a nivel nacio­nal, pro­vin­cial, muni­ci­pal, etc. 

M.H.: ¿Qué pasa si un Pre­si­den­te de la Nación exi­ge que se resuel­va este tema? ¿El poder polí­ti­co no pue­de resol­ver esto? 

M.C.V.: Yo no pue­do dar los moti­vos, no pue­do afir­mar por qué Fer­nán­dez dijo lo que dijo cuan­do habló con la mamá de Facun­do. Como orga­ni­za­ción anti repre­si­va acu­sa­mos y seña­la­mos con la dis­tan­cia que corres­pon­de, sien­do un orga­nis­mo inde­pen­dien­te. Jus­ta­men­te lo que esta­mos exi­gien­do es eso, enten­de­mos que quien tie­ne la direc­ción es el poder político. 

M.H.: Enton­ces hay encubrimiento. 

M.C.V.: Como “jefe” cada uno es res­pon­sa­ble de sus “emplea­dos”. Si alguno está hacien­do las cosas muy mal y no te dis­te cuen­ta es por­que sos ton­to o estás dis­traí­do o ele­gís mirar para otro lado. Enton­ces, sos responsable. 

M.H.: Insis­to, como Pre­si­den­te, levan­to un telé­fono y digo “resuél­van­me este pro­ble­ma” y se debe­ría resolver. 

M.C.V.: Efec­ti­va­men­te y por eso la exi­gen­cia es al gobierno. El que nos tie­ne que decir qué pasó, qué hicie­ron con él y entre­gar­lo con vida, por­que con vida se lo lle­va­ron o hacer­se car­go si lo han ase­si­na­do como a Luis Espi­no­za o a Fran­cis­co Valen­tín Cruz, es el Esta­do y el Esta­do es como lo admi­nis­tran los gobiernos. 

M.H.: Así es. Por­que si no es cóm­pli­ce es un pelo­tu­do. Sien­do la máxi­ma auto­ri­dad del Esta­do y no poder resol­ver una situa­ción como esta, habla de un poder poli­cial muy preocupante. 

M.C.V.: Lo preo­cu­pan­te para noso­tros no es que el pro­ble­ma sea la poli­cía, sino quién la diri­ge. La res­pon­sa­bi­li­dad está en el poder político. 

Fuen­te: Rebe­lion

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *