Fidel sigue sien­do la espe­ran­za de Nues­tra América





Las FARC-EP, Segun­da Mar­que­ta­lia, abra­zan con afec­to al pue­blo de Mar­tí en la con­me­mo­ra­ción del 94 ani­ver­sa­rio del nata­li­cio del Coman­dan­te en jefe de la Revo­lu­ción Cuba­na, Fidel Cas­tro Ruz, el hom­bre cuyo cora­zón des­bor­da­ba huma­ni­dad, y que­ría repar­tir su soli­da­ri­dad y amor, entre los pobres de la tierra.

Gran­de como Bolí­var que no tenía más que ofre­cer que su espa­da y su cora­zón. Esa es la dimen­sión del coman­dan­te. Fidel sigue sien­do la espe­ran­za de Nues­tra Amé­ri­ca y del mun­do ondean­do su ruti­lan­te estre­lla en el Cari­be. Lo retra­tó fiel­men­te Euse­bio Leal al afir­mar que: «Fidel se entre­gó sin lími­tes a la cau­sa de su patria y tuvo por patria el mundo».

Es cier­to: no hay nada impo­si­ble para los que se sacri­fi­can y luchan. Fidel nos ense­ñó el arte de ven­cer en las bata­llas por la huma­ni­dad, por la jus­ti­cia, y por la paz del mun­do. Y nos ense­ñó con su ejemplo.

Toda la soli­da­ri­dad del mun­do para Cuba. Amor con amor se paga. Res­pon­da­mos con el mis­mo amor que empu­ja a los cuba­nos has­ta los con­fi­nes de la tie­rra a enfren­tar todas las pan­de­mias que afli­gen a la huma­ni­dad. Exi­ja­mos el fin del odio y el blo­queo cri­mi­nal decre­ta­do por Washing­ton con­tra la dig­ni­dad de un pue­blo y su gobierno.

“A empu­jar la his­to­ria ‑lla­ma el pre­si­den­te de Cuba Díaz-Cane­l‑, para no dete­ner a Fidel en el tiem­po, y para con­tar con él para los tiem­pos por venir».





Sour­ce link 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *