Esta­dos Uni­dos. La poli­cía ase­si­na a pre­so afro­des­cen­dien­te en la cár­cel de Forsyth, Geor­gia (video)

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 08 de ago­tos de 2020.

Un vídeo sale a la luz del momen­to en que una per­so­na afro­des­cen­dien­te, bajo cus­to­dia poli­cial, gri­ta “no pue­do res­pi­rar” antes de morir por asfixia.

En la gra­ba­ción se pue­de ver los minu­tos fina­les de John Elliott Nevi­lle, un afro­es­ta­dou­ni­den­se de 56 años de edad, que les dice repe­ti­da­men­te a los agen­tes poli­cia­les “no pue­do res­pi­rar”, lue­go colap­sa y pocos días des­pués mue­re en un hos­pi­tal local.

El vídeo se publi­có el miér­co­les des­pués de que un juez de Caro­li­na del Nor­te orde­na­ra la difu­sión de las imá­ge­nes de las cáma­ras de vigi­lan­cia del inte­rior del cen­tro de detención.

Tam­bién se pue­de escu­char cómo Nevi­lle gri­ta: “¡Déjen­me ir!”, “¡Ayú­den­me!” y “¡Mamá!”, des­pués de su arres­to el pasa­do 1 de diciembre.

La bru­ta­li­dad poli­cial empe­zó cuan­do los agen­tes peni­ten­cia­rios y una enfer­me­ra fue­ron envia­dos a su cel­da, don­de encon­tra­ron a Nevi­lle des­orien­ta­do y con­fun­di­do. Se pue­de escu­char a Nevi­lle gemir: “Espe­ra, déja­me levan­tar­me”, mien­tras los agen­tes lo suje­tan en el sue­lo y for­ce­jean con él.

En el vídeo se escu­cha las súpli­cas del afro­ame­ri­cano a los guar­dias peni­ten­cia­rios has­ta que es tras­la­da­do a otra cel­da don­de lo colo­can en el sue­lo y lo inmo­vi­li­zan, enton­ces, los poli­cías inten­tan qui­tar­le las espo­sas al dete­ni­do, quien en este pun­to ya no gri­ta y pare­ce no responder.

La cau­sa de la muer­te de Nevi­lle apun­ta a “com­pli­ca­cio­nes de una lesión cere­bral isqué­mi­ca hipó­xi­ca por un paro car­dio­pul­mo­nar debi­do a la asfi­xia posi­cio­nal y com­pre­sio­nal duran­te la inmo­vi­li­za­ción boca aba­jo”, según el infor­me de la autop­sia del médi­co foren­se del con­da­do de Forsyth.

Los cin­co agen­tes peni­ten­cia­rios y la enfer­me­ra que aten­die­ron a Nevi­lle antes de su muer­te han sido acu­sa­dos​de homi­ci­dio invo­lun­ta­rio por el fis­cal de Forsyth, Jim O’Neill.

Su muer­te recuer­da a la de Geor­ge Floyd, un afro­es­ta­dou­ni­den­se que murió el 25 de mayo a manos de un poli­cía blan­co, quien lo asfi­xió en una calle de Mineá­po­lis duran­te su arres­to mien­tras que la víc­ti­ma decía: “No pue­do res­pi­rar”. Su ago­nía fue fil­ma­da, se vira­li­zó en las redes socia­les y des­ató la cóle­ra y las pro­tes­tas en Esta­dos Uni­dos y otras par­tes del mun­do con­tra el racis­mo y la bru­ta­li­dad policial.

Fuen­te: His­pantv

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *