Argen­ti­na. Evi­ta está en Guer­ni­ca (tex­to de Nor­man Bris­ki)

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 7 de agos­to de 2020.

foto: pobla­dor en Guer­ni­ca, ocu­pan­do tie­rras. (gen­ti­le­za AnRed)

(Monó­lo­go Inter­pre­ta­do por una Actriz sobre un cajón de fru­tas)

Ocu­pa, ¿Ocu­par? ¡Noso­tros no ocu­pa­mos nada!, nos han rajan­do de todos lados que es dis­tin­to. Está­ba­mos allá y nos mata­ron el sol, y del otro allá nos echa­ron a la calle con los hijos maman­do, y en la calle con techo de car­tón dor­mi­mos sobre un col­chón de alguien que lo tiró. Pusi­mos rue­da y nos atro­pe­lló con autos, demo­nios que putea­ban “Negros la puta que los pario”.

Noso­tros somos el virus le con­tes­ta­mos. Dame algo si te sobró, lar­gá algo que te sobró, acá vini­mos a parar y nadie nos va a sacar, aun­que el agua esté enve­ne­na­da, aun­que el plo­mo esté en el aire. Esto es el prin­ci­pio o es el final. Ni muer­ta me van a sacar, has­ta aquí lle­gó mi pul­món, aquí mi vida la voy a plan­tar ¿Cómo? ¿Qué la luz me la van a cobrar? Enton­ces yo te doy la pata­da que te va a elec­tro­cu­tar.

No quie­ro ser ni cana ni doc­tor, el pri­me­ro me dis­pa­ra y el otro me da dolor. Mi caba­llo el Jacin­to se me murió, un ómni­bus lo atro­pe­lló. Dijo algo susu­rran­do, no lo voy a olvi­dar: Evi­ta sos vos, la del millón. Así que esto es mío, por­que no ten­go nada y vos me tenés que escu­char: Guer­ni­ca es mi vie­ja y la conoz­co des­de que nací y está aquí en nin­gún otro lugar, esta aquí don­de estás pisan­do vos, acá vamos a resu­ci­tar todos los muer­tos que quie­ran vivir por­que si no fal­ta poco para la explo­sión.

Has­ta aquí lle­ga­mos seño­ra auto­ri­dad, aun­que me tra­te bien o mal esto es mío y de todos los demás, lle­ga­ron con­mi­go, con la olla popu­lar, ni los toques por­que sino…si, si, elec­tri­ci­dad. Miren el cie­lo, cuan­tos terre­nos al pedo, pero acá esta la reali­dad, aquí está mi vie­ja y está Juan que con su silen­cio te pue­de vacu­nar por­que mis hijos vol­ve­rán cuan­do haya algo para calen­tar y si sale humo de mi chi­me­nea juna­rán a mi caba­llo como mue­ve la cola con­ten­to por­que sabe que de aquí nadie se move­rá. El me dijo que yo soy Evi­ta la del millón y nadie lo podrá evi­tar. No seré nada si no hago esta revo­lu­ción.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *