Euro­pa. El ase­si­na­to a que­ma­rro­pa de un actor afro­des­cen­dien­te reabre el deba­te sobre el racis­mo en Portugal

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 2 de agos­to de 2020.

Cua­tro tiros a boca­ja­rro. Así fue ase­si­na­do Bruno Can­dé, el actor por­tu­gués Bruno Can­dé, el pasa­do sába­do, en Mos­ca­vi­de, un barrio muy cer­ca de Lis­boa. Pasa­ban pocos minu­tos de las 13.00 horas y Can­dé, de 39 años, esta­ba sen­ta­do en un ban­co públi­co, jun­to a su perra, cuan­do un hom­bre le dis­pa­ró cua­tro tiros y le ase­si­nó. «En Ango­la, maté a varios como este» decla­ró tras ser dete­ni­do el ase­sino, asis­ten­te de enfer­me­ría jubi­la­do.

El cri­men ha con­mo­cio­na­do a Por­tu­gal este fin de sema­na y ha reabier­to el deba­te sobre el racis­mo en el país, un mes des­pués de que miles de per­so­nas salie­ran a la calle en varias ciu­da­des del país, unién­do­se al movi­mien­to ‘Black Lives Mat­ter’. El ase­sino, un hom­bre blan­co de 80 años que, según los tes­ti­gos, le dis­pa­ró a Can­dé sin mediar pala­bra, fue inmo­vi­li­za­do por varias per­so­nas que esta­ban en el lugar has­ta ser dete­ni­do por la policía.

La famí­lia de la víc­ti­ma, en un comu­ni­ca­do, sos­tie­ne que el cri­men tie­ne moti­va­ción racial, algo que aho­ra inves­ti­gan las auto­ri­da­des. «El ase­sino le había ame­na­za­do de muer­te tres días antes, pro­fi­rien­do varios insul­tos racis­tas«, sos­tie­ne la fami­lia en el docu­men­to en el que no dudan en tachar lo suce­di­do de cri­men «pre­me­di­ta­do y racista».

La poli­cía inves­ti­ga lo suce­di­do: «En tér­mi­nos de moti­va­ción, aún no enten­de­mos muy bien el por­qué. Pue­de que ten­ga que ver con cues­tio­nes mera­men­te pasio­na­les, dado que no exis­te nin­gu­na cone­xión entre ellos», dije­ron ini­cial­men­te a la Pren­sa los agen­tes de la Poli­cía de Segu­ri­dad Públi­ca (PSP). La poli­cía seña­la tam­bién que los tes­ti­gos escu­cha­dos has­ta el momen­to no han men­cio­na­do haber escu­cha­do insul­tos racis­tas en el momen­to de los hechos.

La orga­ni­za­ción SOS Racis­mo, en una publi­ca­ción en Face­book, ha con­de­na­do el ase­si­na­to y ha con­si­de­ra­do que «se tra­ta de un cri­men con moti­va­cio­nes de odio racial». «Su ase­sino ya le había ame­na­za­do de muer­te tres días antes y ha pro­fe­ri­do insul­tos racis­tas con­tra la víc­ti­ma en reite­ra­das oca­sio­nes. El carác­ter pre­me­di­ta­do del ase­si­na­to no deja mar­gen para dudas, se tra­ta de un cri­men con moti­va­cio­nes de odio racial. (…) El racis­mo sigue matan­do. Exi­gi­mos jus­ti­cia para que el ase­si­na­to de Bruno Can­dé no sea uno más», se pue­de leer en su publicación.

Varias orga­ni­za­cio­nes y par­ti­dos polí­ti­cos han con­de­na­do el cri­men y han abier­to el deba­te sobre el racis­mo en Por­tu­gal. La líder del mar­xis­ta Blo­co de Esquer­da, Cata­ri­na Mar­tins, ha repu­dia­do este «cri­men horri­ble, un ase­si­na­to vio­len­to, racis­ta». «Cuan­do se des­hu­ma­ni­za a los demás con el racis­mo, estas cosas pasan», agre­gó Mar­tins. «Es el momen­to de que la gen­te entien­da que el racis­mo no es una opi­nión, es un cri­men. Cuan­do no se mira a los ojos de los demás, cuan­do alguien cree que los demás no son igua­les, enton­ces suce­de la vio­len­cia», señaló.

Este domin­go, en decla­ra­cio­nes a los perio­dis­tas, el minis­tro de Inte­rior, Eduar­do Cabri­ta, ha des­ta­ca­do que «las auto­ri­da­des judi­cia­les toma­rán sus deci­sio­nes sobre un cri­men que repudiamos«.

El par­ti­do de extre­ma dere­cha Che­ga ha lamen­ta­do el cri­men pero ha sub­ra­ya­do que no se tra­ta de un cri­men racis­ta. «El ase­si­na­to del actor Bruno Can­dé es una tra­ge­dia pero nada tie­ne que ver con racis­mo. La socie­dad por­tu­gue­sa no es racis­ta«, dijo, con­si­de­ran­do que «el apro­ve­cha­mien­to polí­ti­co que hace la izquier­da de estos epi­so­dios es deplo­ra­ble». «Por­tu­gal es el país menos racis­ta de Euro­pa; tal vez del mun­do», agre­gó su líder André Ventura.

Padre de tres niños

La fami­lia de Bruno Can­dé es de Gui­nea-Bisáu, pero él nació ya en Lis­boa, el 18 de sep­tiem­bre de 1980. Cre­ció en un barrio social de la capi­tal y des­de muy tem­pra­na edad mos­tró su voca­ción por el tea­tro. Hizo carre­ra en las tablas y tam­bién en tele­vi­sión, don­de ha par­ti­ci­pa­do en algu­nas telenovelas.

Padre de tres hijos, dos niños de 5 y 6 años y una niña de 3, la famí­lia le defi­ne como «una per­so­na muy socia­ble y ama­ble, el tío pre­fe­ri­do de sus sobri­nos y un padre bro­mis­ta, dedi­ca­do a su fami­lia». «Por don­de pasa­ba Bruno hacía ami­gos», han escri­to sus fami­lia­res en el comunicado.

Hace dos años, Bruno fue atro­pe­lla­do mien­tras iba en bici­cle­ta. El autor del atro­pe­llo le aban­do­nó en la carre­te­ra. Sería res­ca­ta­do por los ser­vi­cios de emer­gen­cia tras una lla­ma­da de telé­fono anó­ni­ma. Le encon­tra­ron incons­cien­te, estu­vo en coma, la recu­pe­ra­ción fue difí­cil y le dejó secue­las en todo su lado izquier­do. Tenía difi­cul­ta­des de movi­li­dad visi­bles pero jamás aban­do­nó su carre­ra de actor.

Cien­tos de por­tu­gue­ses se mani­fes­ta­ron en una de las prin­ci­pa­les pla­zas de este país en pro­tes­ta por el ase­si­na­to de un actor negro por un hom­bre blanco.

Moti­va­ción racista

De con­fir­mar­se la moti­va­ción racis­ta, no es la pri­me­ra vez que Por­tu­gal regis­tra un cri­men de este tipo. El más cono­ci­do y el que mejor recuer­dan los por­tu­gue­ses será el de Alcin­do Mon­tei­ro, natu­ral de Cabo Ver­de, en 1995. Tenía 27 años y fue ase­si­na­do por un gru­po de extre­ma dere­cha que le pro­pi­nó una bru­tal pali­za en una calle de Lis­boa. Alcin­do no resis­tió a las varias frac­tu­ras, lesio­nes trau­má­ti­cas y hemo­rra­gias pro­vo­ca­das por las pata­das que recibió.

Des­pués de él hubo otros: Wil­son Neto, acu­chi­lla­do por un gru­po de aspi­ran­tes a Ham­mers­kins (un gru­po de supre­ma­cis­tas blan­cos) en 2013, o el de Gio­va­ni Rodri­gues, natu­ral de Cabo Ver­de, ase­si­na­do en 2019 de una paliza.

Poli­cía Judi­cial con­fir­ma que el arma uti­li­za­da en el ase­si­na­to de Bruno Can­dé fue roba­da del PSP 

El arma fue roba­da en la déca­da de 1990. PSP dijo que los tes­ti­gos des­car­ta­ron el racis­mo, pero una fuen­te ofi­cial de PJ acla­ró que la PSP cues­tio­nó quién vio el ase­si­na­to y no los epi­so­dios anteriores.

La Poli­cía Judi­cial, que inves­ti­ga el ase­si­na­to del actor Bruno Can­dé Mar­ques, no des­car­ta la posi­bi­li­dad de que haya una moti­va­ción racis­ta en el cri­men. El actor fue blan­co de varios dis­pa­ros el sába­do, en medio de la Ave­ni­da de Mos­ca­vi­de, pre­sun­ta­men­te por un hom­bre de 76 años que fue acu­sa­do y se encuen­tra en pri­sión pre­ven­ti­va. Está acu­sa­do de ase­si­na­to y pose­sión de un arma ilegal.

Mani­fes­ta­ció­nes espon­tá­neas de repu­dio al ase­si­na­to racista

Según repor­ta la agen­cia de noti­cias Reuters, tras el ase­si­na­to del actor Bruno Can­dé Mar­ques, a manos de un hom­bre blan­co, cien­tos de per­so­nas pro­tes­ta­ron el vier­nes con­tra este acto racis­ta y se mani­fes­ta­ron en una de las pla­zas de la ciu­dad, lle­van­do pan­car­tas que recla­ma­ban “Jus­ti­cia”, “el racis­mo mata”.

Por su par­te, según se ha publi­ca­do en dife­ren­tes medios se habría fil­tra­do par­te de la decla­ra­ción poli­cíal del aesino en la que no mues­tra nin­gún tipo de arre­pen­ti­mien­to: «En Ango­la, maté a varios como este».

* Fuen­tes: Publi​co​.pt /​Rap con­tra el racismo

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *