Vene­zue­la. Denun­cian preo­cu­pa­ción ante el con­tra­ban­do de migran­tes en la fron­te­ra con Colom­bia

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 1 de agos­to 2020.

El Gobierno de Vene­zue­la esti­ma que al menos 4.000 con­na­cio­na­les han cru­za­do la fron­te­ra con Colom­bia a tra­vés del esta­do de Zulia bajo con­di­cio­nes de ile­ga­li­dad y ries­gos para la salud, al ser posi­bles con­ta­gia­dos con la Covid-19.

Esta situa­ción ha dis­pa­ra­do el núme­ro de per­so­nas con­ta­gia­das en dicho esta­do, lo cual ha afec­ta­do la situa­ción epi­de­mio­ló­gi­ca nacio­nal, ya que muchos de los con­na­cio­na­les que lle­gan des­de la zona de Mai­cao, Colom­bia, han sido posi­ti­vos a la Covid-19. 

Tes­ti­mo­nios de vene­zo­la­nos que han ingre­sa­do a su país de ori­gen median­te esa zona reve­lan que eva­die­ron los con­tro­les sani­ta­rios de las auto­ri­da­des vene­zo­la­nas por­que des­de terri­to­rio colom­biano les hicie­ron creer que iban a ser mal aten­di­dos por las auto­ri­da­des.

«Nos dije­ron que esto era feo, que aquí nos tra­ta­ban mal, que aquí nos ponían a pasar ham­bre, que no había comi­da», refie­re una joven que inten­tó lle­gar a Vene­zue­la de mane­ra ile­gal y aho­ra se encuen­tra bajo cus­to­dia de las auto­ri­da­des vene­zo­la­nas. 

Ella como muchos otros acu­die­ron a los lla­ma­dos «tro­che­ros» para vol­ver a Vene­zue­la, pagan­do más de 100 dóla­res por tra­mos para dejar atrás Colom­bia y vol­ver a ver a sus fami­lias. Pero muchos no lle­gan a su des­tino final, y son mal­tra­ta­dos o esta­fa­dos. 

«Nos deja­ron bota­dos en el camión, nos roba­ron unas cosas, nos aga­rró imi­gra­ción y nos tra­je­ron por lo legal», le con­fir­mó una vene­zo­la­na a la perio­dis­ta Made­lei­ne Gar­cía des­de la zona fron­te­ri­za. 

Ante este com­ple­jo pano­ra­ma, el Gobierno vene­zo­lano rea­li­za enor­mes esfuer­zos para aca­bar con la corrup­ción, crean­do la Zona de Defen­sa Inte­gral en el Zulia, ZODI, median­te la cual muchas per­so­nas han sido dete­ni­das y lle­va­das a cum­plir cua­ren­te­na. 

Una reali­dad bien dis­tin­ta viven los con­na­cio­na­les que cru­zan la fron­te­ra con Colom­bia de mane­ra legal y cum­plen los pro­to­co­los esta­ble­ci­dos por las auto­ri­da­des como es el caso de aque­llos que regre­sa­ron por la comu­ni­dad de Para­gua­chón, en el depar­ta­men­to de la Gua­ji­ra. 

«Cuan­do lle­ga­mos aquí nos aten­die­ron bien, exce­len­te y por eso esta­mos agra­de­ci­dos», afir­mó una vene­zo­la­na que cum­plió la cua­ren­te­na en el liceo Car­men Ferrer Ortiz de dicha comu­ni­dad, bajo la aten­ción de las auto­ri­da­des. 

Varios de los que allí se encon­tra­ban y fue­ron entre­vis­ta­dos por la pren­sa expre­sa­ron que reci­bie­ron un buen tra­to de los mili­ta­res, el direc­tor de la ins­ti­tu­ción y el gober­na­dor Omar Prie­to; mien­tras cum­plían con el pro­to­co­lo indi­ca­do. 

Asi­mis­mo, expli­ca­ron que reci­bie­ron aseo, comi­da y agua de mane­ra gra­tui­ta, en tan­to se les hizo la prue­ba de detec­ción para la Covid-19, cuyo resul­ta­do nega­ti­vo les per­mi­te regre­sar de mane­ra segu­ra jun­to a sus fami­lia­res en Vene­zue­la. 

* Fuen­te: Tele­SUR

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *