Pana­má. 50 años del Movi­mien­to de Libe­ra­ción Nacio­nal (MLN-29)

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 31 de julio de 2020.

Mani­fies­to del Movi­mien­to de Libe­ra­ción Nacio­nal 29 de Noviem­bre (MLN-29) a los 50 años de su creación.

A los pobres de la ciu­dad y del campo

A los trabajadores

A la mujer

A la juven­tud panameña

A los pue­blos originarios

Al pue­blo panameño

Han trans­cu­rri­do 50 años des­de aquel 29 de julio de 1970, en que repre­sen­tan­tes de las direc­cio­nes polí­ti­cas del Movi­mien­to de Uni­dad Revo­lu­cio­na­ria (MUR) y de Van­guar­dia de Acción Nacio­nal (VAN), quie­nes habían deci­di­do unir esfuer­zos para resis­tir el emba­te repre­si­vo de las hor­das mili­ta­res lue­go del Gol­pe de Esta­do de octu­bre de 1968, en el deno­mi­na­do Fren­te de Resis­ten­cia Popu­lar (FRP) (22÷5÷1969) deci­die­ron lue­go de eva­luar y refle­xio­nar sobre la expe­rien­cia enfren­ta­da de for­ma con­jun­ta, la repre­sión, la pér­di­da de com­pa­ñe­ros valio­sos de ambas orga­ni­za­cio­nes (ENCARNACIÓN GONZÁLEZ, HEBERT QUINTANAR, BELISARIO GANTE, FLOYD BRITTON), y la iden­ti­dad de obje­ti­vos estra­té­gi­cos y de for­mas de lucha deci­die­ron fusio­nar en una sola orga­ni­za­ción dicho pro­yec­to polí­ti­co revo­lu­cio­na­rio, dán­do­le el nom­bre de MOVIMIENTO DE LIBERACIÓN NACIONAL 29 DE NOVIEMBRE.

El nom­bre de la orga­ni­za­ción fue moti­va­do por la lucha deno­da­da de los patrio­tas pana­me­ños por la libe­ra­ción nacio­nal y social y eli­mi­nar el encla­ve colo­nial que divi­día la cin­tu­ra ist­me­ña con pre­sen­cia de bases mili­ta­res, con­trol terri­to­rial y sobre el Canal de Pana­má por los impe­ria­lis­tas nor­te­ame­ri­ca­nos y la fecha de 29 de noviem­bre en home­na­je a quien sin duda fue­ra uno de nues­tros máxi­mos diri­gen­tes, el com­pa­ñe­ro FLOYD BRITTON, ase­si­na­do el 29 de noviem­bre de 1969 en la Isla penal de Coiba.

Es meri­to­rio des­ta­car que, den­tro de los fun­da­do­res y miem­bros de su Coman­do Cen­tral, hoy Comi­sión Polí­ti­ca de la orga­ni­za­ción pode­mos men­cio­nar a FEDERICO BRITTON, FÉLIX GONZÁLEZ SANTIZO, NARCISO SAMANIEGO, NARCISO “CHICHO” CUBAS, todos com­ba­tien­tes des­ta­ca­dos y diri­gen­tes capa­ces y ejem­pla­res que fue­ron fie­les a los prin­ci­pios y a la cau­sa revo­lu­cio­na­ria has­ta su últi­mo alien­to de vida.

Lue­go de este hecho tras­cen­den­tal el com­pro­mi­so de libe­ra­ción o muer­te se ha sella­do con la entre­ga y sacri­fi­cio de nues­tros mili­tan­tes y máxi­mos diri­gen­tes: FÉLIX GONZALEZ SANTIZO, ELÍAS GONZÁLEZ SANTIZO, TEODORO PALACIO, NARCISO “CHICHO” CUBAS, ALCIBIADES BETHANCOURT, JUAN LEKAS, JORGE CAMACHO, ROLANDO ALBERTO PÉREZ PALOMINO, EVARISTO VÁSQUEZ, NACISO SAMANIEGO, BOLIVAR BARRÍA, ANDRÉS ACHONG, DIANA MORÁN, HERBERT NELSON, JOSÉ IVAN ROMERO (RAMÓN OVIERO), JOSÉ PEPE PINZÓN, AL IROMI SMITH, EUSTAQUIO MÉNDEZ, FEDERICO BRITTON, entre otros valio­sos compañeros.

Pos­te­rior a la fun­da­ción del MLN-29, se suce­die­ron una serie de gol­pes al enemi­go en las difí­ci­les con­di­cio­nes en que se ope­ra­ba en un país con las carac­te­rís­ti­cas de Pana­má y un encla­ve cana­le­ro con 14 bases nor­te­ame­ri­ca­nas, pero tam­bién se sufren reve­ses en el plano mili­tar, la pér­di­da de valio­sos com­ba­tien­tes, la repre­sión con­tra la base de apo­yo del movi­mien­to, el arres­to de impor­tan­tes mili­tan­tes y el ais­la­mien­to del movi­mien­to de masas, lo que lle­vó al Coman­do Cen­tral a tomar la difí­cil deci­sión de sus­pen­der las ope­ra­cio­nes y orde­nar un replie­gue dada las cir­cuns­tan­cias que se presentaban. 

A fina­les de febre­ro de 1971 un coman­do inte­gra­do por tres com­pa­ñe­ros logra ingre­sar a la emba­ja­da de Méxi­co, el cual estu­vo inte­gra­do por FEDERICO BRITTON, BOLÍVAR CRESPO Y EVARISTO VÁSQUEZ, y el 1 de mar­zo se divul­gó la noti­cia de que los tres com­pa­ñe­ros habían sali­do al exi­lio en Méxi­co. Lo ante­rior se dio no sin antes los com­pa­ñe­ros nego­cia­ran la libe­ra­ción de otros com­pa­ñe­ros que en ese momen­to se halla­ban dete­ni­dos en las cár­ce­les del régi­men, sin ceder en posi­cio­nes de principio.

Al res­pe­to vale resal­tar lo que seña­la un infor­me secre­to envia­do por la Emba­ja­da esta­dou­ni­den­se en Pana­má al Depar­ta­men­to de Esta­do de su país, fecha­do el 5 de mar­zo de 1971:

“De cual­quier for­ma, Brit­ton no se fue con sus ban­de­ras a por lo menos a media asta, … el sí obtu­vo que sol­ta­ran a un núme­ro de com­pa­trio­tas y, de acuer­do con fuen­tes de inte­li­gen­cia, él rehu­só la ofer­ta de ayu­da finan­cie­ra de Norie­ga y ase­ve­ró que él regre­sa­ría cuan­do la situa­ción así lo indi­ca­ra. …” (Docu­men­to des­cla­si­fi­ca­do del Depar­ta­men­to de Esta­do apa­re­ci­do en el Infor­me de la Comi­sión de la Ver­dad, 2012)

Lue­go de esto sobre­vino un perío­do de reor­ga­ni­za­ción en el exi­lio y de bús­que­da de comu­ni­ca­ción con los com­pa­ñe­ros que que­da­ron en el país. En Pana­má el perio­do se carac­te­ri­zó por las luchas libra­das por nues­tro pue­blo para el retorno a la vida demo­crá­ti­ca, por la vuel­ta de los mili­ta­res a los cuar­te­les, la amnis­tía a los pre­sos y exi­lia­dos polí­ti­cos, en con­tra del alto cos­to de la vida, refor­mas al Códi­go de Tra­ba­jo, reor­ga­ni­za­ción de las orga­ni­za­cio­nes del movi­mien­to popu­lar coop­ta­das y des­trui­das por el régi­men mili­tar con­tra­in­sur­gen­te, la opo­si­ción a la nego­cia­ción de los nue­vos tra­ta­dos cana­le­ros, sur­gien­do en esos momen­tos nue­vos acto­res fun­da­men­tal­men­te del movi­mien­to estu­dian­til, en don­de el Fren­te Estu­dian­til Revo­lu­cio­na­rio (FER-29), jugó un papel polí­ti­co que tras­cen­dió el mar­co mera­men­te estudiantil.

Como fru­to de estas luchas se for­zó a la aper­tu­ra de espa­cios polí­ti­cos que per­mi­tie­ron el retorno gra­dual de com­pa­ñe­ros que esta­ban en el exi­lio. Así el jue­ves 9 de noviem­bre de 1978 y lue­go de 7 años de exi­lio retor­na al país el com­pa­ñe­ro FEDERICO BRITTON, máxi­mo diri­gen­te e ideó­lo­go del MLN-29 des­de sus ini­cios has­ta que falle­ció pro­duc­to de una enfer­me­dad el 28 de junio del 2012. Lue­go de ello Fredy regre­sa a Méxi­co, para retor­nar poco tiem­po des­pués al país y esta­ble­cer­se en el terru­ño de mane­ra definitiva.

En dis­cur­so ofre­ci­do el 29 de noviem­bre de 1978, en el acto de IX Ani­ver­sa­rio del ase­si­na­to del com­pa­ñe­ro FLOYD BRITTON, rea­li­za­do en el Audi­to­rio de lo que era la Casa del Perio­dis­ta, el com­pa­ñe­ro FREDY BRITTON com­par­tió la refle­xión auto­crí­ti­ca efec­tua­da por la orga­ni­za­ción, sobre las cau­sas del revés tem­po­ral sufri­do duran­te la resis­ten­cia al gol­pe de Esta­do y pro­yec­tó el fun­da­men­to de la línea polí­ti­ca que per­mi­ti­ría el resur­gi­mien­to de la organización. 

En las difí­ci­les con­di­cio­nes que antes rese­ñá­ba­mos, la cual hoy arri­ba orgu­llo­sa­men­te a los 50 años de su fun­da­ción y que hacen del MLN-29, el Par­ti­do de Cla­se de la revo­lu­ción pana­me­ña, que ade­más posi­bi­li­ta que con­ti­núe apor­tan­do con la lucha y sacri­fi­cio de sus mili­tan­tes, en la cons­truc­ción par­ti­da­ria, en la orga­ni­za­ción del pue­blo tra­ba­ja­dor y sus fren­tes de masa, con su aná­li­sis con­cre­to de la situa­ción con­cre­ta, basa­do en la apli­ca­ción de la teo­ría cien­tí­fi­ca del pro­le­ta­ria­do el Mar­xis­mo-Leni­nis­mo, con­tri­bu­yen­do a crear y for­ta­le­cer espa­cios de dispu­ta polí­ti­ca y elec­to­ral a la cla­se domi­nan­te, de cons­truir Poder Popu­lar autó­no­mo, no tute­la­do y rup­tu­ris­ta, que nos con­duz­can al triun­fo revo­lu­cio­na­rio y a la cons­truc­ción de la Patria Socialista.

El com­pa­ñe­ro Fede­ri­co Brit­ton seña­ló en aquel momento:

“La férrea dis­po­si­ción com­ba­ti­va del Movi­mien­to de Libe­ra­ción Nacio­nal 29 de noviem­bre que­dó cla­ra­men­te demos­tra­da con el sacri­fi­cio de sus már­ti­res, el haber man­te­ni­do por más de 2 años en una ciu­dad como la nues­tra, la resis­ten­cia arma­da, demues­tra tam­bién la capa­ci­dad ope­ra­ti­va. Sin embar­go, algu­nos erro­res en el cam­po polí­ti­co, con­du­je­ron a un revés tem­po­ral y al exi­lio de varios com­pa­ñe­ros. El con­si­de­rar que la vali­dez de nues­tros plan­tea­mien­tos y nues­tro pro­ba­do espí­ri­tu de lucha y sacri­fi­cio, bas­ta­rían por sí solo para lle­var­nos al logro de nues­tros jus­tos obje­ti­vos, nos ais­ló del efec­ti­vo apo­yo popu­lar e impi­dió que nos con­vir­tié­ra­mos en la orga­ni­za­ción polí­ti­ca, con la pers­pec­ti­va inme­dia­ta que esperábamos”.

“Esta lec­ción nos indi­ca que la tarea fun­da­men­tal de los revo­lu­cio­na­rios pana­me­ños hoy, es la de cons­truir median­te la orga­ni­za­ción inde­pen­dien­te de los obre­ros, cam­pe­si­nos, estu­dian­tes, pobla­do­res y pro­fe­sio­na­les, un gran par­ti­do de la izquier­da revo­lu­cio­na­ria que lle­ne el vacío polí­ti­co deja­do por la repre­sión, el refor­mis­mo, el opor­tu­nis­mo. Somos cons­cien­tes de la nece­si­dad de con­tar con la par­ti­ci­pa­ción de otros sec­to­res y gru­pos ver­da­de­ra­men­te revo­lu­cio­na­rios en la rea­li­za­ción de esta tarea”.

Des­de ese momen­to no hemos ceja­do en la tarea de cons­truir la alter­na­ti­va patrió­ti­ca y popu­lar que requie­re el pue­blo pana­me­ño. Para ello nos hemos des­ple­ga­do a nivel nacio­nal cons­tru­yen­do el par­ti­do, cla­sis­ta y revo­lu­cio­na­rio, rela­cio­nán­do­nos con lo más repre­sen­ta­ti­vo del movi­mien­to popu­lar y social pana­me­ño, pro­mo­vien­do orga­ni­za­ción des­de la base, tra­ba­jan­do en alian­zas socia­les y polí­ti­cas, tác­ti­cas y estra­té­gi­cas, apor­tan­do a cons­truir el fren­te polí­ti­co de masas que aglu­ti­ne a los dis­tin­tos sec­to­res socia­les, pro­mo­vien­do orga­ni­za­ción don­de no la hay y con­tri­bu­yen­do a for­ta­le­cer las orga­ni­za­cio­nes exis­ten­tes, como ya seña­la­mos cons­tru­yen­do fuer­za social revo­lu­cio­na­ria para el cam­bio revo­lu­cio­na­rio, impul­san­do la auto con­vo­ca­to­ria de una Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te Ori­gi­na­ria con ple­nos pode­res, inte­gra­da por pue­blos ori­gi­na­rios, cam­pe­si­nos, comu­ni­dad afro cari­be­ña y colo­nial, mino­rías, pobla­do­res de barrios, estu­dian­tes, cris­tia­nos de base, cuen­ta­pro­pis­tas, pro­fe­sio­na­les en fin lo más repre­sen­ta­ti­vo de nues­tro pue­blo que nos per­mi­ta con ese poder del sobe­rano, entién­da­se el pue­blo, cons­truir una nue­va ins­ti­tu­cio­na­li­dad, de real demo­cra­cia, jus­ti­cia, equi­dad social, y sobe­ra­nía plena.

Lo ante­rior no ha sido tarea fácil, toco seguir resis­tien­do al régi­men mili­tar y su mode­lo eco­nó­mi­co neo­li­be­ral, has­ta su des­en­la­ce con la cruen­ta inva­sión nor­te­ame­ri­ca­na del 20 de diciem­bre de 1989, con su secue­la de muer­tos, heri­dos, des­apa­re­ci­dos, des­truc­ción mate­rial y un país ocu­pa­do por la sol­da­des­ca yan­qui con un régi­men genu­fle­xo al ser­vi­cio del amo impe­rial, con el cual se inau­gu­ró la era de los supues­tos “gobier­nos demo­crá­ti­cos”, y el afian­za­mien­to del mode­lo eco­nó­mi­co neoliberal.

Con los gobier­nos PRD, Pana­me­ñis­ta, Cam­bio Demo­crá­ti­co, Par­ti­do Popu­lar (ex Demo­cra­cia Cris­tia­na), y Moli­re­na, que se han suce­di­do en los últi­mos 30 años, nues­tro país se ha con­ver­ti­do en uno de los paí­ses más des­igua­les en Amé­ri­ca Lati­na y en el mun­do. Mien­tras una mino­ría ava­ra cada vez se hace más rica, en el otro extre­mo hay cada vez más pana­me­ños con ham­bre, des­em­plea­dos y niños des­nu­tri­dos que pasan a engro­sar las filas de la pobre­za, la extre­ma pobre­za y la exclu­sión social. 

Dece­nios don­de se han recru­de­ci­do medi­das anti­na­cio­na­les y anti­po­pu­la­res de este capi­ta­lis­mo sal­va­je, como lo han sido la pre­ten­sión de rene­go­ciar la per­ma­nen­cia de bases mili­ta­res grin­gas en el país más allá del año 1999, las pri­va­ti­za­cio­nes de los ser­vi­cios públi­cos, elec­tri­ci­dad, comu­ni­ca­cio­nes, aban­dono de los sis­te­mas de salud y edu­ca­ción públi­cas, refor­mas a la Ley orgá­ni­ca de la CSS y las pre­ten­di­das nue­vas modi­fi­ca­cio­nes, con su aumen­to de las cuo­tas, cos­to de las cuo­tas, den­si­dad, incre­men­to de la edad de jubi­la­ción para hom­bres y muje­res, ter­ce­ri­za­ción o pri­va­ti­za­ción de ser­vi­cios de la Caja, eli­mi­na­ción del sis­te­ma de pila­res soli­da­rios por el de cuen­tas indi­vi­dua­les para la jubi­la­ción, con­do­na­ción en dis­tin­tos momen­tos de la moro­si­dad de los patro­nos con la CSS. 

No pode­mos olvi­dar tam­po­co el aban­dono del ser­vi­cio públi­co de agua pota­ble e inten­to de pri­va­ti­za­ción de las fuen­tes hídri­cas, des­truc­ción del medio ambien­te, pro­yec­tos mine­ros a cie­lo abier­to y con­ta­mi­nan­tes y de hidro­eléc­tri­cas depre­da­do­ras del medio ambien­te, des­alo­jo de cam­pe­si­nos, pue­blos ori­gi­na­rios y asen­ta­mien­tos huma­nos de sus terri­to­rios, impo­si­ción de las Aso­cia­cio­nes Públi­co Pri­va­das (APP), Ley de tele­tra­ba­jo, que lle­van a la sobre explo­ta­ción, endeu­da­mien­to impa­ga­ble, incre­men­to de la deu­da públi­ca y pri­va­da, total sumi­sión a las impo­si­cio­nes de los orga­nis­mos de cré­di­to inter­na­cio­nal, Ban­co Mun­dial, Ban­co Inter­ame­ri­cano de Desa­rro­llo, Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal; corrup­ción, robos y mal­ver­sa­ción del era­rio públi­co, mili­ta­ri­za­ción de la Fuer­za Públi­ca y una con­se­cuen­te apli­ca­ción de la Doc­tri­na de Segu­ri­dad Nacio­nal, en don­de el enemi­go es el pue­blo tra­ba­ja­dor que se orga­ni­za para luchar y defen­der sus dere­chos; y una polí­ti­ca exte­rior sumi­sa a los desig­nios de Washing­ton, nega­ción del prin­ci­pio de auto­de­ter­mi­na­ción de los pue­blos, inje­ren­cia en los asun­tos inter­nos de pue­blos hermanos.

Pero duran­te todo este perio­do de impo­si­cio­nes, tam­bién lo ha sido de luchas, en don­de las masas han juga­do un papel pro­ta­gó­ni­co y del cual han emer­gi­do pro­pues­tas de pro­yec­tos popu­la­res que han sur­gi­do de la con­fron­ta­ción anti neo­li­be­ral que reco­rre Lati­noa­mé­ri­ca, el mun­do y de la cual Pana­má no ha sido la excep­ción, pro­yec­tos entre los cua­les des­ta­can la JORNADA NACIONALISTA Y DEMOCRÁTICA (JND), MOVIMIENTO NACIONAL POR LA DEFENSA DE LA SOBERANIA (MONADESO), ALTERNATIVA PATRIOTICA Y POPULAR (APP), ORGANIZACIÓN CONTRA LAS BASES MILITARES (OCBAM), FRENTE NACIONAL POR LA DEFENSA DE LA SEGURIDAD SOCIAL (FRENADESSO), el FRENTE POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS ECONOMICOS Y SOCIALES (FRENADESO) y final­men­te en el espa­cio de la lucha elec­to­ral el FRENTE AMPLIO POR LA DEMOCRACIA (FAD) y sus expe­rien­cias del 2014 y 2019, respectivamente.

Des­de fina­les del 2019 y lo que va del 2020 nos enfren­ta­mos a una situa­ción iné­di­ta en la his­to­ria recien­te de la huma­ni­dad, el mun­do se encuen­tra enfren­tan­do a un pode­ro­so enemi­go el sín­dro­me res­pi­ra­to­rio agu­do SARS 2, que pro­du­ce la enfer­me­dad cono­ci­da como coro­na­vi­rus COVID-19, que ha con­ta­gia­do a la fecha unos 17 millo­nes de seres huma­nos, pro­du­ci­do la muer­te de casi 700 mil per­so­nas y en nues­tro país lle­va más de 60 mil con­ta­gia­dos y más de 1300 muer­tes. De esta pan­de­mia pode­mos seña­lar dos cosas. 

La pri­me­ra que la cri­sis eco­nó­mi­ca, polí­ti­ca y social que vivía el mun­do y Pana­má en lo par­ti­cu­lar ya esta­ba pre­sen­te, y con pro­nós­ti­cos nada alen­ta­do­res para este año cuan­do se adver­tía una rece­sión eco­nó­mi­ca mun­dial con sus con­se­cuen­cias socia­les, o sea que el esta­do actual de cri­sis social no es resul­ta­do de la pan­de­mia, sino del fra­ca­so del mode­lo eco­nó­mi­co neo­li­be­ral, lo que la cri­sis sani­ta­ria ha per­mi­ti­do es ace­le­rar la mis­ma. Segun­do ha deja­do al des­cu­bier­to las des­igual­da­des socia­les que se pro­fun­di­zan en nues­tra socie­dad y que reite­ra­ti­va­men­te nie­gan tan­to gober­nan­tes como sus bene­fi­cia­rios, los due­ños del poder eco­nó­mi­co. No obs­tan­te, des­de un pri­mer momen­to las con­se­cuen­cias de la cri­sis las han recar­ga­do sobre el pue­blo trabajador. 

El gobierno PRD-Moli­re­na de Lau­ren­tino Cor­ti­zo, emi­tió una serie de decre­tos, que favo­re­cen a la patro­nal, sus­pen­sión de la pre­sen­ta­ción de la decla­ra­ción de ren­ta del perío­do 2019, no pago de la cuo­ta obre­ro-patro­nal a la Caja de Segu­ro Social, con la afec­ta­ción direc­ta a los fon­dos de la CSS y de las cuo­tas y pen­sio­nes de ase­gu­ra­dos y jubi­la­dos, sin que media­ra nin­gu­na jus­ti­fi­ca­ción seria para esto, per­mi­si­bi­li­dad del Minis­te­rio de Tra­ba­jo en la ter­mi­na­ción de la rela­ción labo­ral por “mutuos acuer­dos”, obvia­men­te des­fa­vo­ra­bles para los tra­ba­ja­do­res, dis­mi­nu­ción de la jor­na­da labo­ral y por ende de su sala­rio, vio­la­cio­nes al fue­ro sin­di­cal y maternal.

Todas medi­das que per­ju­di­can a los tra­ba­ja­do­res; median­te el Decre­to Nº 81 del 20 de mar­zo, se auto­ri­zó la sus­pen­sión de con­tra­tos labo­ra­les, rele­van­do eufe­mís­ti­ca­men­te a los tra­ba­ja­do­res de rea­li­zar sus labo­res en la empre­sa y al empre­sa­rio a no pagar­le sala­rio ni demás pres­ta­cio­nes. En sín­te­sis, se envió a la casa a los tra­ba­ja­do­res sin un cen­ta­vo en los bol­si­llos y a pasar ham­bre por el esta­do de emer­gen­cia nacio­nal decla­ra­do, el toque de que­da y la pos­te­rior cua­ren­te­na decre­ta­da, con la fra­se “qué­da­te en casa”. 

Deci­mos que eufe­mís­ti­ca­men­te por­que los empre­sa­rios deja­ron de per­ci­bir ganan­cias (plus­va­lía), los obre­ros deja­ron de per­ci­bir sus sala­rios, úni­co medio de garan­ti­zar su sus­ten­to y el de su fami­lia. El MITRADEL reco­no­ce la sus­pen­sión for­mal solo de 270 mil con­tra­tos de tra­ba­jo, que­dan­do una gran can­ti­dad de con­tra­tos sus­pen­di­dos de hecho por los patro­nos. Lo ante­rior se com­pli­ca por el hecho de que a diciem­bre de 2019, el 45% de la Pobla­ción Eco­nó­mi­ca­men­te Acti­va (PEA) del país, esta­ba en el sec­tor infor­mal y la pan­de­mia los tie­ne sin empleo y se reco­no­cía un des­em­pleo del 7% de dicha población. 

Se pre­vé que a fina­les de año el núme­ro de des­em­plea­dos aumen­ta­rá míni­ma­men­te a 300 mil nue­vos pana­me­ños sin tra­ba­jo for­mal. Por su par­te, el gobierno ha hecho poco o nada para apo­yar a los miles de pana­me­ños des­em­plea­dos, infor­ma­les, o con con­tra­tos sus­pen­di­dos a quie­nes median­te el míse­ro plan deno­mi­na­do Pana­má Soli­da­rio, ha hecho lle­gar bol­sas de comi­da con artícu­los con un valor infe­rior de B/​20.00; Bonos y Vales de 80 y 100 bal­boas, que no han lle­ga­do a la mayo­ría de la pobla­ción. Han sido meses de ham­bre y deses­pe­ra­ción que han lle­va­do a las comu­ni­da­des a man­te­ner­se pro­tes­tan­do en las calles exi­gien­do la ayu­da que no lle­ga o lle­ga de mane­ra tar­día e insu­fi­cien­te. Lo que sí ha lle­ga­do con pron­ti­tud es la acción repre­si­va del gobierno y su Fuer­za Públi­ca, con su sal­do de heri­dos y per­so­nas detenidas.

Si se com­pa­ra la ayu­da eco­nó­mi­ca y de leyes favo­ra­bles, que han reci­bi­do el gran capi­tal, los Ban­cos, inmo­bi­lia­rias, gran­des cade­nas de super­mer­ca­dos y far­ma­cias, y otras indus­trias con la pírri­ca ayu­da des­ti­na­da al pue­blo, se verá a que intere­ses favo­re­ce y se debe este gobierno.

En para­le­lo la cri­sis de salud ya sobre­pa­só la capa­ci­dad hos­pi­ta­la­ria y del pro­pio Sis­te­ma de Salud, pro­duc­to de las polí­ti­cas erró­neas y has­ta cri­mi­na­les imple­men­ta­das por Nito Cor­ti­zo y su gobierno. Des­de el pri­mer caso de la COVID-19 anun­cia­do min­tie­ron al pue­blo, se dio a cono­cer el caso 1 cuan­do ya un com­pa­trio­ta había falle­ci­do, vién­do­se obli­ga­dos pos­te­rior­men­te a reco­no­cer dicho fallecimiento. 

Han alte­ra­do cifras, escon­di­do núme­ro de con­ta­gios y muer­tos, baja­do la can­ti­dad de prue­bas para for­zar el apla­na­mien­to de la famo­sa cur­va, han dado poca impor­tan­cia a la ele­va­da mor­ta­li­dad y de con­ta­gios que pre­sen­ta Pana­má por cada cien mil y millón de habi­tan­tes; haber­se nega­do rotun­da­men­te a pedir apo­yo a paí­ses con expe­rien­cias posi­ti­vas en su lucha con­tra el Covid-19, pre­fi­rie­ron por inter­me­dio del nar­co­pa­ra­mi­li­tar pre­si­den­te colom­biano Iván Duque pedir­le apo­yo al sátra­pa de Trump, pre­si­den­te del país con más con­ta­gia­dos y muer­tos en el mun­do y cuya polí­ti­ca de salud para enfren­tar la pan­de­mia ha sido un rotun­do fracaso. 

No con­for­me con ello y cedien­do a los acuer­dos con la empre­sa pri­va­da orde­nan la vuel­ta a la nor­ma­li­dad pac­ta­da con su equi­po neo­li­be­ral, abrien­do el blo­que 1 en mayo y el blo­que 2, el 1 de junio con la agra­van­te que ade­más orde­na­ron levan­tar la cua­ren­te­na total, a pesar de las adver­ten­cias de sec­to­res de la salud y movi­mien­tos socia­les que seña­la­mos que esto era man­dar al pue­blo al mata­de­ro, y lo que seguía era el sál­ve­se quien pue­da. Más pudo la ava­ri­cia por el dine­ro que se refle­ja en las decla­ra­cio­nes de Julio De La Las­tra repre­sen­tan­te del CONEP quien dijo que “de que vale tener un pue­blo 100% sano si tene­mos una eco­no­mía en ban­ca­rro­ta”. La con­se­cuen­cia, un incre­men­to expo­nen­cial de los casos de con­ta­gio y del núme­ro de muer­tos que solo en julio sobre­pa­san a todos los casos de con­ta­gio y falle­ci­mien­tos ocu­rri­dos en el país entre el 9 de mar­zo y el 30 de junio. 

En su maca­bro con­cier­to, la cla­se domi­nan­te y su Esta­do, gobierno, dipu­tados, par­ti­dos polí­ti­cos tra­di­cio­na­les, pseu­do inde­pen­dien­tes, hacen de los falli­dos resul­ta­dos de los deno­mi­na­dos diá­lo­gos tri­par­ti­tos, una nue­va herra­mien­ta para alcan­zar un vie­ja aspi­ra­ción de modi­fi­car aún más el Códi­go de tra­ba­jo, el cual les ha sido muy con­ve­nien­te duran­te estos años de acu­mu­la­ción de capi­tal y explo­ta­ción del tra­ba­jo, emi­tien­do para ello, con la com­pli­ci­dad de la diri­gen­cia opor­tu­nis­ta y buro­crá­ti­ca de CONATO, el Decre­to 101 del 10 de julio de 2020 (que redu­ce has­ta la mitad los sala­rios al redu­cir la jor­na­da labo­ral) y pre­sen­tan­do el pro­yec­to de ley Nº 354, por vía de la Minis­tra de Tra­ba­jo que bus­can lega­li­zar, los des­po­jos que le han veni­do impo­nien­do los patro­nos a los dere­chos de los tra­ba­ja­do­res, vio­lan­do jor­na­das de tra­ba­jo y sala­rio, cálcu­lo de pres­ta­cio­nes, ele­van­do la can­ti­dad de horas extras a que pue­de ser some­ti­do el tra­ba­ja­dor tan­to en la jor­na­da dia­ria como en la sema­nal, recar­gos de las horas extra­or­di­na­rias, vio­la­ción de fue­ros sin­di­cal y de mater­ni­dad, exten­sión has­ta el 30 de diciem­bre de los con­tra­tos sus­pen­di­dos, dis­mi­nu­ción del mon­to del pago de la segun­da y ter­ce­ra par­ti­da del XIII mes, entre otras pretensiones.

El movi­mien­to cla­sis­ta y revo­lu­cio­na­rio denun­ció el carác­ter real­men­te bipar­ti­to de la mesa en don­de se enfren­ta­ban por un lado la patro­nal y gobierno y por el otro los tra­ba­ja­do­res. Una mesa de diá­lo­go en don­de se encon­tra­ban repre­sen­ta­dos los intere­ses de los empre­sa­rios que no han que­ri­do apor­tar nada en la cri­sis, con un gobierno man­da­de­ro y defen­sor de dichos intere­ses y los tra­ba­ja­do­res que expre­sa­ban una corrien­te cla­sis­ta y revo­lu­cio­na­ria y otra corrien­te conciliadora. 

Final­men­te, la diri­gen­cia con­se­cuen­te rom­pió con dichos diá­lo­gos denun­cian­do lo que real­men­te se pre­ten­día con ellos y que se iban para pre­pa­rar­se y con­ti­nuar la lucha en otros esce­na­rios. El res­to de la repre­sen­ta­ción obre­ra que se que­dó, le ha ser­vi­do al gobierno para legi­ti­mar los supues­tos con­sen­sos a todas luces anti obre­ros. La lucha con­tra estas refor­mas está plan­tea­da, con­ti­nuar con la ela­bo­ra­ción de plan­tea­mien­tos que sus­ten­ten nues­tra opo­si­ción tajan­te a las mis­mas, por su carác­ter anti obre­ro; su divul­ga­ción, agi­ta­ción, pro­pa­ga­da y movi­li­za­ción son las tareas pen­dien­tes, y más allá de los resul­ta­dos seguir con­cien­ti­zan­do y orga­ni­zan­do a los tra­ba­ja­do­res para ésta y futu­ras luchas que requie­ren del con­cur­so del esfuer­zo de todos.

El momen­to con sus carac­te­rís­ti­cas muy par­ti­cu­la­res, plan­tea la nece­si­dad de seguir toman­do medi­das para pre­ser­var la salud y la fuer­za, y así estar en la capa­ci­dad de tomar las calles para seguir la lucha por mejo­ras socia­les. Exi­gir que la cri­sis no la siga car­gan­do el pue­blo; que se apli­quen medi­das efec­ti­vas para con­tra­rres­tar la pan­de­mia, parar el impre­sio­nan­te núme­ro de muer­tes dia­rias, enfer­mos y el dolor que enfren­tan miles de hoga­res pana­me­ños. Dotar de segu­ri­dad jun­to con los insu­mos nece­sa­rios que requie­re el per­so­nal de salud que hoy enfren­ta la pan­de­mia; Se entre­gue un Bono de B/​500.00 men­sua­les a todos los pana­me­ños des­em­plea­dos, infor­ma­les o con con­tra­tos sus­pen­di­dos, para que miti­guen sus nece­si­da­des y pue­dan cum­plir con las medi­das sani­ta­rias dis­pues­tas; se decre­te una mora­to­ria real por par­te de los Ban­cos, Coope­ra­ti­vas, finan­cie­ras, que impli­que el no cobro de intere­ses ni pago de letras men­sua­les has­ta que ter­mi­ne la pandemia.

Sus­pen­der todo tipo de secues­tro, embar­go, o des­po­jo de pro­pie­da­des por deu­da, no a los des­alo­jos de vivien­das arren­da­das, o con garan­tía hipo­te­ca­ria, ni de asen­ta­mien­to infor­ma­les o tie­rras recu­pe­ra­das, por pobla­do­res sin tie­rra, ni techo; apo­yo efec­ti­vo a la peque­ña y media­na empre­sa; a los peque­ños y media­nos pro­duc­to­res; ase­gu­rar las con­di­cio­nes tec­no­ló­gi­cas bási­cas para que tan­to estu­dian­tes como maes­tros y pro­fe­so­res pue­dan desa­rro­llar den­tro de las cir­cuns­tan­cias el pro­ce­so ense­ñan­za apren­di­za­je; garan­ti­zar el acce­so a la luz, agua, inter­net y comu­ni­ca­cio­nes a la pobla­ción, como medi­das ele­men­ta­les en este difí­cil momen­to que enfren­ta­mos todos los pana­me­ños, en par­ti­cu­lar los más des­po­seí­dos; con­do­na­ción de la deu­da públi­ca que el Gobierno ha acre­cen­ta­do duran­te la pan­de­mia con nue­vos prés­ta­mos y bonos diri­gi­dos a bene­fi­ciar al capi­tal finan­cie­ro y a los gran­des empresarios.

Igual­men­te nos opon­dre­mos tenaz­men­te a una nue­va nor­ma­li­dad que para la cla­se domi­nan­te es una nue­va escla­vi­tud y segui­re­mos libran­do nues­tra lucha ideo­ló­gi­ca con­tra el enemi­go de cla­se, for­ta­le­cien­do al par­ti­do cla­sis­ta, a sus cua­dros y mili­tan­tes, nues­tra inci­den­cia en los fren­tes de masa, comu­ni­da­des urba­nas y rura­les, en seguir apor­tan­do a la opción elec­to­ral del pue­blo pana­me­ño, cons­tru­yen­do poder popu­lar, for­jan­do la uni­dad, tra­ba­jan­do de cara a crear con­di­cio­nes para auto con­vo­car a una Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te Ori­gi­na­ria con ple­nos pode­res como ya hemos des­cri­to, seguir enfren­tan­do al impe­ria­lis­mo y pro­di­gan­do soli­da­ri­dad e inter­na­cio­na­lis­mo con los pue­blos del mun­do que luchan por su inde­pen­den­cia defi­ni­ti­va y el socia­lis­mo como úni­ca sali­da a la cri­sis del capi­ta­lis­mo que hoy vivi­mos agra­va­da por la pandemia.

El MLN-29, orgu­llo­so de su pasa­do y pre­sen­te de lucha, rin­de home­na­je en este 50 ani­ver­sa­rio con su ban­de­ra roja y negro en alto, a nues­tros que­ri­dos com­pa­ñe­ros y diri­gen­tes que hoy están ausen­tes, a la actual mili­tan­cia, a los lucha­do­res popu­la­res y socia­les, a los her­ma­nos inter­na­cio­na­lis­tas que ha cada minu­to nos recuer­dan ese com­pro­mi­so con ese pasa­do de rebel­día y rati­fi­can en los eme­le­nis­tas la férrea volun­tad de seguir luchan­do por un pre­sen­te y un futu­ro lleno de nue­vos retos, luchas y victorias.

¡A 50 AÑOS SEGUIMOS PRESENTES EN LA LUCHA POR UN PANAMA CON JUSTICIA E IGUALDAD SOCIAL Y SOBERANIA PLENA¡

¡COMANDANTES FLOYD BRITTON, FEDERICO BRITTON, NARCISO “CHICHO” CUBAS, FELIX GONZALEZ SANTIZO, PRESENTES!

¡LA PELEA ES PELEANDO!

¡TODOS A CONSTRUIR PODER POPULAR!

¡PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS!

Pana­má 29 de julio de 2020

Comi­sión Polí­ti­ca del MLN-29

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *