Argen­ti­na. Des­pués de ser repri­mi­dos varias veces los veci­nos ocu­pan­tes de tie­rras en el barrio bonae­ren­se Numan­cia (Guer­ni­ca) obtu­vie­ron una pri­me­ra victoria

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 23 de julio de 2020.

Alre­de­dor de 300 fami­lias que des­de hace tres días ocu­pa­ron un terreno de unas 15 hec­tá­reas en el barrio Numan­cia (Pre­si­den­te Perón) en Guer­ni­ca, con­ti­núan en el sitio resis­tien­do. No solo han aguan­do el frío y la llu­via, sino que el pri­mer día sufrie­ron la pre­po­ten­cia poli­cial habi­tual que qui­so des­alo­jar­los, pero este miér­co­les la situa­ción se agra­vó cuan­do lle­gó al lugar una pato­ta arma­da y a caba­llo, que a des­pués de gri­tar que ellos eran «los due­ños» comen­za­ron a embes­tir con­tra los hom­bres, muje­res y niñes que se halla­ban alli. A con­se­cuen­cia de este ata­que rea­li­za­do con total impu­ni­dad una ado­les­cen­te fue atro­pe­lla­da por un caba­llo que la pasó por enci­ma varias veces, y una mujer reci­bió un lati­ga­zo en la cara que­dan­do ambas muy mal heridas. 

Video; Rela­to de la ocu­pa­ción por un mili­tan­te de la OLP-Resis­tir y Luchar

La reac­ción de los veci­nos, en gene­ral gen­te joven, fue inme­dia­ta y no solo fre­na­ron a los ata­can­tes sino que los hicie­ron huir arro­ján­do­le pie­dras y palos.

Des­pués de este ata­que, y a tra­vés de ges­tio­nes que se hicie­ron con la inten­den­cia se logró que des­de esa ins­ti­tu­ción lle­ga­ra el pri­mer men­sa­je posi­ti­vo, con­ce­dien­do que los ocu­pan­tes se pue­dan que­dar allí y pidién­do­les que demar­quen las calles del terreno para que lue­go las máqui­nas de la muni­ci­pa­li­dad pue­dan tra­zar la divi­sión entre lotes.

Los veci­nos y veci­nas ocu­pan­tes son gene­ral­men­te pare­jas jove­nes que viven haci­na­dos con sus fami­lias en casas muy humil­des y peque­ñas. La mayo­ría de ellos y ellas son tra­ba­ja­do­res even­tua­les o des­ocu­pa­dos pro­duc­to de la bru­tal cri­sis eco­nó­mi­ca, y que están nece­si­ta­dos de una vivien­da. Varios de los ocu­pan­tes per­te­ne­cen a la OLP-Resis­tir y Luchar que ha acom­pa­ña­do dia a día la per­ma­nen­cia en el sitio y apo­ya­do esta lucha indis­pen­sa­ble por el dere­cho humano de lograr una vivien­da digna.

En la maña­na del jue­ves, entre el barro y una tem­pe­ra­tu­ra inver­nal, muchos de los jóve­nes ocu­pan­tes no pen­sa­ban en el Covid ni en la cua­ren­te­na, sino en como ir arre­glan­do esas tie­rras que no eran de nadie y que algu­nos espe­cu­la­do­res ampa­ra­dos por algún fun­cio­na­rio venal, que­ría lotear­las para obte­ner ganan­cias apro­ve­chan­do las duras situa­cio­nes que gene­ra la deses­pe­ra­ción y la pobre­za. Por eso, cabe hablar de una pri­me­ra vic­to­ria que solo da la lucha. Cuan­do el pue­blo ayu­da al pue­blo no hay obs­tácu­lo impo­si­ble de sor­tear, y en Numan­cia ha que­da­do de mani­fies­to otra vez que la unión hace la fuerza.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *