Nación Mapu­che. Pre­sos Mapu­che en ries­go de muer­te y el esta­do ausente

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 21 de julio de 2020

En la Repú­bli­ca de Chi­le, des­de el 4 de mayo varios pre­sos Mapu­che ini­cia­ron huel­ga de ham­bre a saber: Machi Celes­tino Cór­do­va (auto­ri­dad tra­di­cio­nal espi­ri­tual del pue­blo-nación mapu­che), cár­cel de Temu­co; Ser­gio Levi­nao Levi­nao, Víc­tor Llan­qui­leo Pil­qui­mán, Fredy Mari­leo Mari­leo, Juan Quei­pul Milla­nao, Juan Cal­bu­coy Mon­ta­na­res, Dani­lo Nahuel­pi Milla­nao, Rei­nal­do Pen­chu­lef Sepúl­ve­da y Anthu Llan­ca Qui­del, cár­cel de Angol; Des­de el 11 de Julio: Eli­seo Rai­man Coli­man, Matias Levi­queo Con­cha, Car­los Hui­cha­cu­ra Levi­queo, Manuel Hui­cha­cu­ra Levi­queo, Este­ban Hui­cha­cu­ra Levi­queo, Gui­ller­mo Camus Jara, Cesar Milla­nao Milla­nao, Orlan­do Saez Anca­lao, Damian Saez Saez, Robin­son Parra Saez, Oscar Pil­qui­man Pil­qui­man, Cár­cel de Lebu; y recien­te­men­te en fecha 19 de julio: Daniel Canio Tral­cal, Facun­do Jones Hua­la, José Cáce­res Sala­man­ca, Juan Cheu­que­ta Cheu­que­pil, Fer­mín Mar­quez Inal, Cristho­fer Pino Curin, Vic­tor Mari­leo Anca­pi, en Cár­cel de Temu­co.
Pidien­do se pre­ser­ve su dere­cho a vida, la dig­ni­dad huma­na y exi­gien­do medi­das de pro­tec­ción y res­guar­do fren­te a la pan­de­mia de COVID 19, para todos los pre­sos mapu­che, apli­can­do la medi­da de cár­cel domi­ci­lia­ria, y la apli­ca­ción del Con­ve­nio 169 de la OIT; Con­si­de­ran­do la dis­cri­mi­na­ción y medi­das abu­si­vas a las que son some­ti­dos, y ante la fal­ta de res­pues­ta y aban­dono no tuvie­ron más opción que la extre­ma medi­da de la huel­ga de ham­bre.
Tenien­do en cuen­ta las medi­das toma­das por el tri­bu­nal de Temu­co reba­jan­do la medi­da cau­te­lar con­tra Car­los Alar­cón (ex inte­gran­te del GOPE), acu­sa­do de ase­si­nar al comu­ne­ro mapu­che Cami­lo Catri­llan­ca, cum­plien­do con­de­na domi­ci­lia­ria, y el recien­te fallo de la cor­te de ape­la­cio­nes de Temuco,de con­ce­der liber­tad bajo fian­za a Cris­tian Lab­bé EX AGENTE DE LA DINA, quien fue con­de­na­do en abril a tres años de pre­si­dio por el deli­to de APLICACIÓN DE TORMENTOS con­tra Henry Cohen, en 1973; no hay lugar a recha­zar sus peti­cio­nes .
Si a un tor­tu­ra­dor le con­de­nan a tres años y a los pocos meses de la con­de­na sale en LIBERTAD bajo fian­za, pues debe­ría DARSE LA LIBERTAD A TODOS LOS PRESOS MAPUCHE Y PRESOS DE LA REVUELTA SOCIAL, tenien­do en cuen­ta que tie­nen deli­tos meno­res y sien­do que en los pro­se­sos judi­cia­les hubo bas­tas irre­gu­la­ri­da­des e insu­fi­cien­cia de prue­bas para cul­par­los, lo cual mues­tra la natu­ra­le­za cri­mi­na­li­za­to­ria del poder judi­cial y la irra­cio­na­li­dad entre las penas apli­ca­das a los Mapu­che y las penas apli­ca­das a miem­bros de la fuer­za publi­ca y ex tor­tu­ra­do­res genocidas.

A la fecha el esta­do de salud de los huel­guis­tas es CRÍTICO, la mayo­ria ha baja­do mas de 20 kilos, algu­nos con impo­si­bi­li­dad de levan­tar­se para los con­tro­les médi­cos por encon­trar­se debi­li­ta­dos y en mal esta­do, como ocu­rre en el caso de Víc­tor Llan­qui­leo Pil­qui­man en la cár­cel de Angol, y el Machi Celes­tino Cor­do­va, en la Cár­cel de Temu­co, que recien­te­men­te fue tras­la­da­do al hos­pi­tal de urgen­cias por su esta­do crí­ti­co, pade­cien­do bra­qui­car­dia, hemo­rra­gia intes­ti­nal, y ries­go inmi­nen­te de falla renal y ante la inac­ción del Esta­do anun­cio la huel­ga seca a par­tir del miér­co­les 23 de julio del corrien­te año.

En fecha 31 de mar­zo del corrien­te año, ante la pan­de­mia por el COVID19, la CIDH reco­men­dó a los Esta­dos «ana­li­zar la pri­sión domi­ci­lia­ria para dete­ni­dos de gru­pos de ries­go, eva­luan­do de mane­ra prio­ri­ta­ria la posi­bi­li­dad de otor­gar medi­das alter­na­ti­vas como la liber­tad con­di­cio­nal, arres­to domi­ci­lia­rio o liber­tad anti­ci­pa­da».
Asi como tam­bién «Los Esta­dos se encuen­tran en una espe­cial con­di­ción de garan­te fren­te a las per­so­nas pri­va­das de liber­tad, lo cual impli­ca que deben res­pe­tar la vida e inte­gri­dad per­so­nal de ellas, así como ase­gu­rar con­di­cio­nes míni­mas que sean com­pa­ti­bles con su dig­ni­dad. Así, los Esta­dos están obli­ga­dos a rea­li­zar accio­nes con­cre­tas e inme­dia­tas para garan­ti­zar los dere­chos a la vida, inte­gri­dad y salud de las per­so­nas pri­va­das de liber­tad, en el mar­co de la pan­de­mia.»
Chi­le ha sus­cri­to dis­tin­tas decla­ra­cio­nes de la ONU que hacen alu­sión direc­ta a la auto­de­ter­mi­na­ción de los pue­blos, y a que los pue­blos ori­gi­na­rios deter­mi­nen libre­men­te su con­di­ción polí­ti­ca, su desa­rro­llo eco­nó­mi­co, social y cul­tu­ral.
Y diver­sos pac­tos que expre­san las mis­mas obli­ga­cio­nes inter­na­cio­na­les: a men­cio­nar por ejem­plo el Con­ve­nio 169 OIT (1989), don­de se esta­ble­ce el mayor con­trol (libre deter­mi­na­ción) de los pue­blos indí­ge­nas sobre sus asun­tos, median­te meca­nis­mos de con­sul­ta, par­ti­ci­pa­ción, con­trol indí­ge­na, res­pon­sa­bi­li­dad indí­ge­na y coope­ra­ción; este tie­ne como obje­ti­vo ase­gu­rar que los pue­blos intere­sa­dos inci­dan en las leyes, las polí­ti­cas y los pro­gra­mas que les afec­ten en su pre­sen­te y futu­ro.
En fecha 9 de julio, Gen­dar­me­ría de Chi­le pre­sen­tó un recur­so de pro­tec­ción para ali­men­tar de mane­ra FORZOSA a los huel­guis­tas con­tra su volun­tad, afec­tan­do los dere­chos fun­da­men­ta­les de los mis­mos; tenien­do en cuen­ta que el Sr. Celes­tino Cor­do­va, ya había sufri­do las con­se­cuen­cias de la mis­ma, en años ante­rio­res don­de cum­plía una huel­ga de ham­bre como recur­so extre­mo ante el pedi­do REITERADO de que se res­pe­te sus creen­cias, acce­dien­do a una cere­mo­nia de cam­bio de Rewe, en su cali­dad de MACHI (AUTORIDAD ESPIRITUAL), sien­do esto con­tem­pla­do en el con­ve­nio 169 de la OIT, y antes las reite­ra­das nega­ti­vas y habien­do ago­ta­do todo recur­so, no le que­do otra que la extre­ma medi­da de la huel­ga de ham­bre, ante la desición del Eje­cu­ti­vo de imple­men­tar la ali­men­ta­ción for­za­da, CONTRA SU VOLUNTAD, sien­do ama­rra­do e imple­men­tan­do la nutri­ción intra­ve­no­sa, sien­do un méto­do inva­si­vo pro­vo­cán­do­le vómi­tos y otras mani­fes­ta­cio­nes gás­tri­cas; así como tam­bién el AGRAVANTE de pro­vo­car­le un SHOCK ANAFILÁCTICO, tenien­do en cuen­ta que LA ANAFILAXIA ES UNA REACCIÓN AGUDA Y SISTÉMICA QUE PONE EN PELIGRO LA VIDA. Con­si­de­ran­do tam­bién el daño psi­co­ló­gi­co que dichas prác­ti­cas pro­vo­can, vol­ver a imple­men­tar dicho méto­do, en los huel­guis­tas, pon­dría en ries­go la vida del Machi Celes­tino Cor­do­va, amen que impli­ca­ría vio­lar los siguien­tes artícu­los:
El ART. 5 de La Con­ven­ción Ame­ri­ca­na sobre Dere­chos Huma­nos que dice:»1. Toda per­so­na tie­ne dere­cho a que se res­pe­te su inte­gri­dad físi­ca, psí­qui­ca y moral.2. Nadie debe ser some­ti­do a tor­tu­ras ni a penas o tra­tos crue­les, inhu­ma­nos o degra­dan­tes. Toda per­so­na pri­va­da de liber­tad será tra­ta­da con el res­pe­to debi­do a la dig­ni­dad inhe­ren­te al ser humano.»
La Decla­ra­ción de Tokio sobre Nor­mas direc­ti­vas para médi­cos con res­pec­to a la tor­tu­ra y otros tra­tos y cas­ti­gos crue­les, inhu­ma­nos o degra­dan­tes, impues­tos a per­so­nas encar­ce­la­das, en su ART 2 y ART. 6 Dice:
«2. El médi­co no pro­por­cio­na­rá nin­gún lugar, ins­tru­men­to, subs­tan­cia o cono­ci­mien­to para faci­li­tar la prác­ti­ca de la tor­tu­ra u otros tra­tos crue­les, inhu­ma­nos o degra­dan­tes, o para dis­mi­nuir la capa­ci­dad de resis­ten­cia de la víc­ti­ma a sopor­tar dicho trato. «

  1. En el caso de un pri­sio­ne­ro que recha­ce ali­men­tos y a quien el médi­co con­si­de­ra capaz de com­pren­der racio­nal y sana­men­te las con­se­cuen­cias de dicho recha­zo volun­ta­rio de ali­men­ta­ción, no debe­rá ser ali­men­ta­do arti­fi­cial­men­te. La deci­sión sobre la capa­ci­dad racio­nal del pri­sio­ne­ro debe ser con­fir­ma­da al menos por otro médi­co ajeno al caso.
    La ali­men­ta­ción for­za­da de per­so­nas pri­va­das de su liber­tad, que se encuen­tran en huel­ga de ham­bre, ha sido seria­men­te cues­tio­na­da por la comu­ni­dad inter­na­cio­nal e inclu­so se con­si­de­ra un méto­do de tor­tu­ra. La Decla­ra­ción de Mal­ta de la Aso­cia­ción Médi­ca Mun­dial sobre las Per­so­nas en Huel­ga de Ham­bre, en sus nor­mas para el tra­to de las per­so­nas en huel­ga de ham­bre, nume­ral 13 esta­ble­ce: «La ali­men­ta­ción for­za­da nun­ca es éti­ca­men­te acep­ta­ble. Inclu­so con la inten­ción de bene­fi­ciar, la ali­men­ta­ción con ame­na­zas, pre­sión, fuer­za o uso de res­tric­ción físi­ca es una for­ma de tra­to inhu­mano y degra­dan­te. Al igual que es inacep­ta­ble la ali­men­ta­ción for­za­da de algu­nos dete­ni­dos a fin de inti­mi­dar o pre­sio­nar a otras per­so­nas en huel­gas de ham­bre para que pon­gan tér­mino a su ayuno».
    Tenien­do en cuen­ta estas con­si­de­ra­cio­nes, apli­car la ali­men­ta­ción for­za­da a los huel­guis­tas, en vez de escu­char sus jus­tos recla­mos, y éstos ser aten­di­dos, es una gra­ve vio­la­ción a los Dere­chos Huma­nos, ya que no sólo sería apli­car un méto­do que podría con­si­de­rar­se tor­tuo­so, inhu­mano, degra­dan­te, si no que tam­bién mues­tra el desin­te­rés de velar por la inte­gri­dad físi­ca y psi­co­ló­gi­ca de los mis­mos, res­pon­sa­bi­li­dad que todo Esta­do tie­ne con las per­so­nas pri­va­das de su liber­tad.
    Tan­to orga­nis­mos nacio­na­les e inter­na­cio­na­les de dere­chos huma­nos, comu­ni­da­des de pue­blos ori­gi­na­rios en Chi­le, Argen­ti­na, orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas y per­so­na­li­da­des se han veni­do pro­nun­cian­do adhi­rien­do al recla­mo de los huel­guis­tas, asi como diver­sos actos de soli­da­ri­dad a nivel nacio­nal e inter­na­cio­nal mien­tras el Esta­do sigue ausente.

EXIGIMOS AL GOBIERNO DE CHILE SE PRONUNCIE AL RESPECTO
EXIGIMOS SE RESPETE LOS TRATADOS INTERNACIONALES QUE EL ESTADO FIRMÓ
APLICACIÓN DEL CONVENIO 169 DE LA OIT
EXIGIMOS LA LIBERTAD DE TODOS LOS PRESOS MAPUCHE Y PRESOS DEL ESTALLIDO SOCIAL!
BASTA DE CRIMINALIZAR AL PUEBLO!
BASTA DE MONTAJES JUDICIALES!
AUTODETERMINACIÓN PARA EL PUEBLO MAPUCHE Y TODOS LOS PUEBLOS INDÍGENAS!

Red de apo­yo a lxs presxs poli­ticxs Mapuche

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *