La Jun­ta des­es­ti­ma el nue­vo pro­yec­to de Val­de­va­que­ros al con­si­de­rar­lo invia­ble – La otra Andalucía

El Dele­ga­do Terri­to­rial en Cádiz de la Con­se­je­ría de Agri­cul­tu­ra, Gana­de­ría, Pes­ca y Desa­rro­llo Sos­te­ni­ble (CAGPyDS) ha resuel­to “No admi­tir a trá­mi­te de eva­lua­ción ambien­tal estra­té­gi­ca sim­pli­fi­ca­da el PLAN PARCIAL DE ORDENACIÓN DEL SECTOR SUS LI 02 VALDEVAQUEROS en el tér­mino muni­ci­pal de TARIFA”. La reso­lu­ción de la Dele­ga­ción con­si­de­ra el pro­yec­to incom­pa­ti­ble con las nor­mas ambien­ta­les y sen­ten­cias del Tri­bu­nal Supre­mo (TS).

Tras la anu­la­ción del macro­pro­yec­to urba­nís­ti­co de Val­de­va­que­ros, tan­to por el Tri­bu­nal Supe­rior de Jus­ti­cia de Anda­lu­cía (TSJA) como por el Tri­bu­nal Supre­mo (TS), a raíz de un recur­so inter­pues­to por Eco­lo­gis­tas en Acción, los nue­vos pro­pie­ta­rios de los terre­nos pre­sen­ta­ron un pro­yec­to más redu­ci­do, pero que seguía man­te­nien­do como urba­ni­za­ble un amplio sec­tor del Par­que Natu­ral del Estre­cho, tam­bién inclui­do en una Zona de Espe­cial Con­ser­va­ción, pro­te­gi­da a nivel euro­peo, y en la Reser­va de la Bios­fe­ra Inter­con­ti­nen­tal del Medi­te­rrá­neo, decla­ra­da por la UNESCO. Es decir, se pre­ten­de man­te­ner como urba­ni­za­ble un terreno que cuen­ta con una amplia pro­tec­ción nacio­nal e inter­na­cio­nal. Esta pro­tec­ción de que goza la ense­na­da de Val­de­va­que­ros fue una de las cau­sas esgri­mi­das por los tri­bu­na­les para anu­lar el ante­rior Plan Par­cial apro­ba­do en 2012 por el Ayun­ta­mien­to de Tarifa.

El Plan Par­cial de Val­de­va­que­ros anu­la­do pre­ten­día cons­truir una macro­ur­ba­ni­za­ción de 740.000 m2 jun­to a la pla­ya y a su famo­sa duna, con 350 vivien­das y 1.400 pla­zas hote­le­ras, lo que pro­vo­ca­ría un impac­to bru­tal e irre­ver­si­ble en uno de los lito­ra­les más valio­sos del sur de Euro­pa. El hecho de que se hayan redu­ci­do las pre­vi­sio­nes de esta urba­ni­za­ción en el nue­vo pro­yec­to deno­mi­na­do Mon­te­va­que­ros –que con­tem­pla la cons­truc­ción de 60 vivien­das y 240 pla­zas hote­le­ras- es ya un éxi­to del movi­mien­to eco­lo­gis­ta, pues los pro­mo­to­res son cons­cien­tes del alto gra­do de recha­zo exis­ten­te en la ciu­da­da­nía a la urba­ni­za­ción del lito­ral, máxi­me en una zona de tan­to valor eco­ló­gi­co y pai­sa­jís­ti­co como es Valdevaqueros.

Entre los “Fun­da­men­tos de Dere­cho” en que basa la CAGPyDS para des­es­ti­mar este pro­yec­to se pue­den destacar:

· “Por esti­mar­se de modo ine­quí­vo­co que es mani­fies­ta­men­te invia­ble por razo­nes ambien­ta­les, e incom­pa­ti­ble con la nor­ma­ti­va ambien­tal (Ley 422007 del Patri­mo­nio Natu­ral y de la Bio­di­ver­si­dad y Decre­to 3082002 por el que se aprue­ba el Plan de Orde­na­ción de Recur­sos Natu­ra­les del Par­que Natu­ral del Estre­cho)”. Estas razo­nes las esgri­mió Eco­lo­gis­tas en Acción con­tra el ante­rior pro­yec­to, pero fue­ron des­es­ti­ma­das por la ante­rior Con­se­je­ría de Medio Ambien­te y Orde­na­ción del Terri­to­rio, y acep­ta­das, final­men­te, por los tri­bu­na­les. La cues­tión es sim­ple, la legis­la­ción bási­ca esta­tal de medio ambien­te, la cita­da Ley 422007, esti­pu­la que la nor­ma­ti­va ambien­tal está por enci­ma de la pla­ni­fi­ca­ción urba­nís­ti­ca, lo que se ha inten­ta­do vul­ne­rar de for­ma sis­te­má­ti­ca por la Jun­ta de Anda­lu­cía y el Ayun­ta­mien­to de Tarifa.

· Los terre­nos inclui­dos en el Par­que Natu­ral del Estre­cho deben que­dar “ine­quí­vo­ca­men­te exclui­dos tan­to de la cla­si­fi­ca­ción urba­nís­ti­ca del sue­lo como del pro­ce­so urba­ni­za­dor. Será obje­to de la revi­sión del pla­nea­mien­to gene­ral la cla­si­fi­ca­ción del sue­lo, de acuer­do a lo esta­ble­ci­do en el artícu­lo 10 de la Ley 7/​2002 de Orde­na­ción Urba­nís­ti­ca de Anda­lu­cía (LOUA)”. Por ello, debe asig­nar­se a la zona ana­li­za­da como “Sue­lo No Urba­ni­za­ble Espe­cial­men­te Pro­te­gi­do por Legis­la­ción Espe­cí­fi­ca”. Fun­da­men­to de enor­me trans­cen­den­cia, pues vie­ne a rati­fi­car un prin­ci­pio que vie­ne deman­dan­do de for­ma insis­ten­te Eco­lo­gis­tas en Acción, en con­tra del cri­te­rio man­te­ni­do has­ta aho­ra por la Jun­ta de Anda­lu­cía, y es que los terre­nos pro­te­gi­dos por la nor­ma­ti­va de los par­ques natu­ra­les y por legis­la­ción comu­ni­ta­ria deben decla­rar­se no urba­ni­za­bles de espe­cial protección.

· El pro­yec­to pre­sen­ta­do no ana­li­za las alter­na­ti­vas, que es una obli­ga­ción legal. Se limi­ta a plan­tear como alter­na­ti­va más via­ble la de Mon­te­va­que­ros en con­tra­po­si­ción con el Plan Par­cial anu­la­do, man­te­nien­do la cla­si­fi­ca­ción como sue­lo urba­ni­za­ble de terre­nos inclui­dos en el Par­que Natu­ral del Estrecho.

La orga­ni­za­ción Eco­lo­gis­tas en Acción ha mani­fes­ta­do públi­ca­men­te su satis­fac­ción ante esta deci­sión de la Jun­ta de Anda­lu­cía, que vie­ne a reco­no­cer que no todo vale en los espa­cios natu­ra­les pro­te­gi­dos, y que hay que cum­plir con las nor­mas ambien­ta­les esta­ta­les y comu­ni­ta­rias, así como con las sen­ten­cias judi­cia­les, lo que has­ta aho­ra no se había hecho.

El Alcal­de de Tari­fa ha fra­ca­sa­do en su inten­to de seguir desa­rro­llan­do un Plan Gene­ral de Orde­na­ción Urba­na (PGOU) des­fa­sa­do, que data de 1990, invia­ble y con­de­na­do al fra­ca­so. Este PGOU es fiel ejem­plo de la bur­bu­ja inmo­bi­lia­ria que se desa­rro­lló en nues­tro país y que nos lle­vó a la cri­sis, con dra­má­ti­cas con­se­cuen­cias socia­les y ambien­ta­les. Como ejem­plo de este deli­rio espe­cu­la­ti­vo, bas­te decir que el actual PGOU pre­vé 8 gran­des urba­ni­za­cio­nes en el valio­so y úni­co lito­ral tari­fe­ño, con una super­fi­cie de 5.688.627 m2. Eco­lo­gis­tas en Acción vie­ne deman­dan­do insis­ten­te­men­te la revi­sión del PGOU para des­cla­si­fi­car estos terre­nos, pro­pues­ta que fue apo­ya­da por la Jun­ta Rec­to­ra del Par­que Natu­ral del Estre­cho, pero que el Alcal­de ha igno­ra­do. Aho­ra no le que­da otra opción.

Des­de el colec­ti­vo eco­lo­gis­ta se ha hecho un lla­ma­mien­to al Ayun­ta­mien­to de Tari­fa para que impul­se de una vez la revi­sión del PGOU para anu­lar el mode­lo expan­si­vo por el lito­ral, incom­pa­ti­ble con la actual nor­ma­ti­va ambien­tal y terri­to­rial, poten­cie los actua­les núcleos urba­nos y pro­te­ja su valio­so lito­ral, que es su prin­ci­pal recur­so social, ambien­tal y eco­nó­mi­co. La espe­cu­la­ción urba­nís­ti­ca debe ser des­te­rra­da defi­ni­ti­va­men­te de nues­tro litoral.

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *