Argen­ti­na. La poli­cía juje­ña ase­si­nó a dos pre­sos que recla­ma­ban medi­das de bioseguridad

Por Oscar Castelnovo/​APL, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 17 julio 2020

La Poli­cía juje­ña ase­si­nó a Mar­ce­lo Mon­te­ne­gro y Dar­do Vicen­te Yapu­ra, dos pre­sos enjau­la­dos en el penal del Gorri­ti, este jue­ves. Los crí­me­nes se come­tie­ron a pesar de que quie­nes pro­tes­ta­ban habían fir­ma­do un «acta-acuer­do» con el juez de Eje­cu­ción Penal Car­los Emi­lio Cat­tan: «Hemos hecho lugar a los pedi­dos de los amo­ti­na­dos”, dijo el magis­tra­do en diá­lo­go con los fami­lia­res de los cau­ti­vos al ase­gu­rar que “no habrá repre­sa­lias con los reclu­sos”. Los dete­ni­dos solo recla­ma­ban lo que mar­ca la ley y reco­men­dó la ONU: liber­ta­des asis­ti­das, con­di­cio­na­les, pri­sio­nes domi­ci­lia­rias y jus­tas cali­fi­ca­cio­nes del con­ce­jo cri­mi­no­ló­gi­co, ante el avan­ce de la covid-19 en la pro­vin­cia. Y la res­pues­ta fue una cruen­ta repre­sión a los pri­va­dos de liber­tad y a sus fami­lia­res que, angus­tia­dos, aguar­da­ban en las afue­ras de este cam­po de con­cen­tra­ción Siglo XXI.

Para la Mesa Coor­di­na­do­ra con­tra la Vio­len­cia Ins­ti­tu­cio­nal «la mayor RESPONSABILIDAD de lo que suce­dió y el sal­do que dejó, la tie­ne el GOBIERNO PROVINCIAL, a quie­nes des­de esta Mesa Coor­di­na­do­ra, como des­de los dis­tin­tos orga­nis­mos, hemos veni­do plan­tean­do y exi­gien­do se garan­ti­cen los medios de bio­se­gu­ri­dad para las y los inter­nos, se revean sus cau­sas y se dé lugar a algu­nos bene­fi­cios, que pudie­sen des­com­pri­mir la super­po­bla­ción en los dis­tin­tos luga­res de deten­ción, que se atien­dan los casos de per­so­nas de ries­go de salud, que se les brin­de con­di­cio­nes de higie­ne, que pue­dan tener una ali­men­ta­ción y aten­ción médi­ca, como todx ser humano debe tener, no solo de los pena­les, sino tam­bién de las comi­sa­rias, las cua­les se encuen­tran SUPERPOBLADAS».

Como ya lo denun­cia­ra esta Agen­cia, a tra­vés de su corres­pon­sal, Jujuy pasó de no tener ni un solo caso de covid-19 a poseer más de 500 con­ta­gia­dos en tan solo unos días. La pan­de­mia local se ini­ció cuan­do el gober­na­dor Mora­les visi­tó Boli­via y poli­cías que fue­ron con en su comi­ti­va tra­fi­ca­ron hojas de coca y regre­sa­ron tam­bién con con cora­na­vi­rus. Así, lo uni­for­ma­dos con­ta­gia­ron a sus fami­lia­res y ami­gos, pri­me­ro, y lo con­vir­tie­ron en cir­cu­la­ción comu­ni­ta­ria que aho­ra afec­ta a toda la comu­ni­dad, con epi­cen­tro en los pobres.

Cuan­do la pro­vin­cia tenía unos 30 con­ta­gia­dos (todos cer­ca­nos a los poli­cías tra­fi­can­tes) , y no cen­te­na­res como aho­ra, el Gober­na­dor Gerar­do Mora­les le pidió por cade­na nacio­nal a la Vir­gen de Río Blan­co que deten­ga la expan­sión del virus. La Vir­gen ya le había mos­tra­do a Mora­les, a tra­vés de nume­ro­sos ejem­plos en el pla­ne­ta, cómo debe actuar­se con las medi­das de bio­se­gu­ri­dad en los sitios a los cua­les no había lle­ga­do el virus. Mora­les hizo todo lo con­tra­rio a las reco­men­da­cio­nes de la ONU y de la Inma­cu­la­da, y acu­dió a las fuer­zas represivas.

Que­da cla­ro, sin esfuer­zos, que la Vir­gen del Río Blan­co no hace tra­tos ni mila­gros con seme­jan­te mama­rra­cho polí­ti­co que sumer­ge a su pue­blo en la mise­ria, la pan­de­mia y la represión.

fuen­te: Agen­cia para la Libertad

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *