Argen­ti­na. Abu­so poli­cial y per­se­cu­ción en Traslasierra

Por Débo­ra Cerut­ti ‚Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 13 de julio de 2020

La vio­len­ta deten­ción de dos jóve­nes en Villa Dolo­res jun­to al hos­ti­ga­mien­to, estig­ma­ti­za­ción y per­se­cu­ción de ferian­tes de Villa de Las Rosas en el mar­co del Ais­la­mien­to Social, Pre­ven­ti­vo y Obli­ga­to­rio preo­cu­pan y gene­ran aler­ta en las comu­ni­da­des del valle. En este segun­do infor­me de la situa­ción en el oes­te cor­do­bés, reco­ge­mos las voces de CORREPI Cór­do­ba y la Mesa de Tra­ba­jo por los Dere­chos Huma­nos de Tras­la­sie­rra quie­nes denun­cian el esta­do repre­si­vo en estos más de 115 días de cuarentena.

Deten­ción violenta

Lucas vive en Pie­dra Pin­ta­da, bal­nea­rio ubi­ca­do a diez minu­tos del cen­tro de Villa Dolo­res, en el valle de Tras­la­sie­rra. Salió a com­prar algo para almor­zar a las once de la maña­na y la poli­cía lo inter­cep­tó a dos cua­dras de su casa jun­to a su her­mano. En la ciu­dad dolo­ren­se, rigen las sali­das de acuer­do a la ter­mi­na­ción par o impar de los DNI. Cuan­do la poli­cía les pidió docu­men­tos, pro­ce­dió a dete­ner­los por­que sus docu­men­tos esta­ban inha­bi­li­ta­dos para cir­cu­lar ese día. 

Lucas inten­tó expli­car que no tenía nada para comer en su casa y que, por eso, salió a hacer las com­pras. Pero nada tuvo sen­ti­do, deci­die­ron car­gar­lo: “Me dicen que me tie­ne que lle­var. Nece­si­ta­ba salir a com­prar para comer por­que, si no, no comía nada. No les intere­sa­ba y me que­rían lle­var a toda cos­ta. Ya me habían pues­to con­tra el móvil. Yo me puse un poco ner­vio­so y me decían ‘no te pon­gás ner­vio­so, te vamos a lle­var igual’”, decla­ró Lucas Del Cam­po a FM Tin­ku de Mina Clavero.

Tira­do en el sue­lo, la poli­cía le pedía a Lucas que se que­da­ra quie­to mien­tras el joven inten­ta­ba evi­tar los gol­pes: “Uno me pega con el cos­ta­do de la mano y tenía un ani­llo. Empe­za­mos a for­ce­jear, le digo por qué me pegás”. Ya en el móvil, el ver­du­gueo y los gol­pes con­ti­nua­ron de par­te de la poli­cía, con agen­tes pro­ve­nien­tes de Cór­do­ba Capi­tal, según denun­ció Lucas: “Se me cagaban de risa. Y me decían que todos los dolo­ren­ses, los pue­ble­ri­nos éra­mos idio­tas por­que no ser­vía­mos para nada, que por eso venían ellos para poner orden. Lo bola­cea­ban al poli­cía de Dolo­res. Me pega­ban en la cos­ti­lla, ya espo­sa­do den­tro del móvil. Yo les pedía los nom­bres por­que no podía ser que me estu­vie­ran pegan­do así”.

“Cálla­te la boca que no sos nadie vos”, le res­pon­día la poli­cía. Le decían que se que­da­ra quie­to, que, si no se tran­qui­li­za­ba, las cosas iban a ser peo­res y lo iban a “cagar a gol­pes”, afir­mó Lucas.

En la comi­sa­ría de Villa Dolo­res, lo ence­rra­ron y, ya aden­tro, le deja­ron de pegar: “Eso pasa cuan­do te resis­tís al arres­to”, le dije­ron. Los car­gos que le pusie­ron fue resis­ten­cia a la auto­ri­dad y lesio­nes leves. Del Cam­po afir­ma que él no le pegó a nin­guno de los más de diez poli­cías que lo detu­vie­ron y que le hicie­ron fir­mar varios pape­les que no le deja­ron leer. Estu­vo casi 48 horas dete­ni­do e inco­mu­ni­ca­do. A su her­mano lo sol­ta­ron al ano­che­cer del día que los detu­vie­ron. Los fami­lia­res de ambos jóve­nes se ente­ra­ron por lxs vecinxs del barrio lo que había pasado. 

Lucas afir­ma que, de varios, reci­bió gol­pes mien­tras otros se bur­la­ban de la situa­ción: “En la cara ten­go las mar­cas, en las cos­ti­llas no me deja­ron mar­cas”. Lucas tam­bién denun­ció las con­di­cio­nes insa­lu­bres de la comi­sa­ría de Villa Dolo­res, en la que lo tuvie­ron ence­rra­do con otras ocho per­so­nas en una celda.

Fue cru­cial la inter­ven­ción de la Mesa de Tra­ba­jo por los Dere­chos Huma­nos, que logró tam­bién la inter­ven­ción de la Secre­ta­ría de Dere­chos Huma­nos de la Nación. Des­de allí, logra­ron pre­ser­var la inte­gri­dad de Lucas duran­te los casi dos días que estu­vo detenido. 

Per­se­cu­ción y ame­dren­ta­mien­to a ferian­tes de Villa de Las Rosas

Otro de los hechos sig­ni­fi­ca­ti­vos ocu­rri­dos en el valle de Tras­la­sie­rra en el mar­co del ais­la­mien­to fue denun­cia­do por ferian­tes de Villa de Las Rosas, a quie­nes les labra­ron actas y toma­ron foto­gra­fías con la excu­sa de estar bus­can­do a quien con­vo­ca­ba una mar­cha para el día 9 de julio, que, final­men­te, no se realizó.

La con­vo­ca­to­ria cir­cu­ló por redes socia­les y fue fir­ma­da por vecinxs auto­con­vo­cadxs. Las con­sig­nas que invi­ta­ban al boci­na­zo eran: “Libre cir­cu­la­ción en el pue­blo y entre los muni­ci­pios cer­ca­nos, vuel­ta al tra­ba­jo de todos los rubros, inclu­yen­do la feria de pro­duc­to­res, cla­ri­dad de infor­ma­ción y cohe­ren­cia, libe­rar encuen­tros fami­lia­res y entre niños que nece­si­tan ver­se, Bas­ta de cor­tar cami­nos, Bas­ta de cam­pa­ña de mie­do y pro­to­co­los absurdos”.

El comi­sa­rio de Villa de Las Rosas se hizo pre­sen­te jun­to a otro per­so­nal poli­cial en la casa de, por lo menos, dos arte­sanxs de la Aso­cia­ción Civil de Ferian­tes de Villa de Las Rosas, pre­gun­tán­do­les si ellxs eran quie­nes habían rea­li­za­do la con­vo­ca­to­ria anó­ni­ma a la movi­li­za­ción. Esto fue el día miér­co­les 8 de julio. Labra­ron actas y toma­ron foto­gra­fías de lxs feriantes.

Des­de CORREPI Cór­do­ba, afir­ma­ron que esto evi­den­cia “la cri­mi­na­li­za­ción de quie­nes pro­tes­tan, sabien­do que, en los pue­blos del valle, han habi­do otras movi­li­za­cio­nes inclu­so en fase 1 sin que se coar­ta­se el dere­cho a manifestarse”. 

En una entre­vis­ta rea­li­za­da en Radio Tin­ku, Cris­ti­na Ope­ra, de la Aso­cia­ción Civil de Ferian­tes que hoy nuclea a más de cua­tro­cien­tas fami­lias que se encuen­tran sin poder tra­ba­jar, mani­fes­tó su preo­cu­pa­ción ante el “aprie­te y salir a cazar gente”.

Des­de CORREPI y la Mesa de Tra­ba­jo por los Dere­chos Huma­nos, denun­cia­ron la satu­ra­ción poli­cial, la pre­sen­cia del ejér­ci­to y gen­dar­me­ría, y su accio­nar vio­len­to y sis­te­má­ti­co en estos tiem­pos de pan­de­mia, don­de el caso de Lucas y la cri­mi­na­li­za­ción de lxs ferian­tes no están ais­la­dos res­pec­to a otras situa­cio­nes de arbi­tra­rie­dad y vio­len­cia poli­cial en el país que se están suce­dien­do duran­te la cuarentena.

Fuen­te. La Tin­ta

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *