Boli­via. Inten­tan dete­ner a Evo y pros­cri­bir al M.A.S. ante inmi­nen­te triun­fo electoral

Por Veró­ni­ca Zapa­ta, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 7 julio 2020

El lunes 6 de junio la fis­ca­lía de Boli­via impu­tó y pidió la deten­ción del ex pre­si­den­te Evo Mora­les por “Terro­ris­mo y sedi­ción”. Se reac­ti­vó de esta mane­ra la cau­sa basa­da en un audio case­ro atri­bui­do al ex man­da­ta­rio, que supues­ta­men­te des­de Méxi­co don­de se encon­tra­ba refu­gia­do, ins­tru­yó al diri­gen­te coca­le­ro Faus­tino Yutra a blo­quear cami­nos e impe­dir el ingre­so de ali­men­tos a dife­ren­tes ciu­da­des en el mar­co de los con­flic­tos des­ata­dos en noviem­bre del 2019, cuyo des­en­la­ce fue un gol­pe de estado.

La inves­ti­ga­ción había comen­za­do el 20 de noviem­bre del 2019 lue­go de que el gobierno de fac­to pre­sen­tó los car­gos con­tra el ex man­da­ta­rio por “terro­ris­mo, sedi­ción y finan­cia­mien­to al terro­ris­mo”. El 20 de diciem­bre los fis­ca­les pidie­ron la deten­ción de Mora­les que se encon­tra­ba en Argen­ti­na con el “esta­tus de refu­gia­do” por lo que las auto­ri­da­des argen­ti­nas recha­za­ron extraditarlo.

Inter­pol tie­ne sede regio­nal sud­ame­ri­ca­na en Bue­nos Aires, se espe­ra que se man­de un pedi­do de aler­ta roja para crear un con­flic­to diplo­má­ti­co con Argen­ti­na cuyo pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez no reco­no­ce a Jea­ni­ne Áñez como pre­si­den­ta cons­ti­tu­cio­nal y legí­ti­ma del Esta­do Plu­ri­na­cio­nal de Boli­via por­que no acce­dió al poder por el voto demo­crá­ti­co. Se auto­pro­cla­mó pre­si­den­ta de Boli­via en una asam­blea legis­la­ti­va semi vacía y la ban­da pre­si­den­cial se la colo­co un mili­tar. Por fue­ra la asam­blea legis­la­ti­va esta­ba situa­da de mili­ta­res, rodea­da de tan­ques y heli­cóp­te­ros. La auto­pro­cla­ma­ción se pro­du­jo pos­te­rior a la renun­cia del ex pre­si­den­te Mora­les a pedi­do del jefe de las F.F.A.A., Williams kali­man. Áñez para lle­gar a ser pre­si­den­ta de fac­to, pri­me­ro se auto­pro­cla­mo pre­si­den­ta del sena­do, y recién lue­go pre­si­den­ta de Boli­via, antes de ello era la segun­da vice­pre­si­den­ta del sena­do por lo que no cum­plió con la línea de suce­sión y su par­ti­do había obte­ni­do el 4% de los votos.

Los abo­ga­dos de Mora­les, Raúl Zaf­fa­ro­ni y Gus­ta­vo Ferrey­ra emi­tie­ron un comu­ni­ca­do: “Boli­via es un esta­do de dere­cho don­de rige la fuer­za bru­ta. La impu­tación a Evo Mora­les cons­ti­tu­ye la enési­ma evi­den­cia del esta­do poli­cial en Boli­via. Las prue­bas no exis­ten, la acu­sa­ción fis­cal es un dis­pa­ra­te, igual que el pedi­do de deten­ción. No hay car­go penal alguno que deba incri­mi­nar al ex pre­si­den­te, nues­tro defen­di­do. Mora­les lucha por la recu­pe­ra­ción del esta­do cons­ti­tu­cio­nal y la demo­cra­cia. El peso de nues­tras razo­nes des­pe­ja los seña­la­mien­tos des­pre­cia­bles, cómo son la impu­tación y el pedi­do de detención”.

Por otro lado, el 15 de junio se reac­ti­vó la inves­ti­ga­ción en que se acu­sa a Evo Mora­les de pla­ni­fi­car un frau­de en las elec­cio­nes del 2019 y se anun­ció la pre­sen­ta­ción espon­tá­nea de un “tes­ti­go cla­ve” cuya decla­ra­ción per­mi­ti­ría ampliar las denun­cias y los pedi­dos de cap­tu­ra. Sal­va­dor Rome­ro, pre­si­den­te del Tri­bu­nal Supre­mo Elec­to­ral quién tie­ne estre­cha amis­tad con Car­los Mesa can­di­da­to de comu­ni­dad ciu­da­da­na y apa­re­ce en diver­sas foto­gra­fías en redes socia­les, se sumó a esta denuncia. 

La estra­te­gia gol­pis­ta es “pro­bar” por medio de jue­ces coop­ta­dos por el gol­pis­mo que hubo frau­de sin prue­bas y anu­lar la per­so­ne­ría jurí­di­ca del M.A.S. Sería una opción para los gol­pis­tas que les per­mi­ti­ría ganar una elec­ción, sacar de com­pe­ten­cia elec­to­ral al M.A.S.

La per­se­cu­ción polí­ti­ca y judi­cial con­tra el ex man­da­ta­rio no ter­mi­na ahí, el 25 de junio Artu­ro Muri­llo minis­tro de gobierno de fac­to, acu­só a Mora­les dis­pa­ra­ta­da­men­te de ser el ideó­lo­go de la escan­da­lo­sa cau­sa de corrup­ción por la com­pra de res­pi­ra­do­res con sobre pre­cios en el que se detu­vo al ex minis­tro de salud gol­pis­ta Mar­ce­lo Nava­jas. Muri­llo sos­tu­vo que esta cau­sa res­pon­de a “una cons­pi­ra­ción del M.A.S.” y amplió las denun­cias al diri­gen­te coca­le­ro Andro­ni­co Rodrí­guez, y a dos ex minis­tros, entre otras otras 10 per­so­nas más por pre­sun­tos deli­tos de enri­que­ci­mien­to ilí­ci­to con afec­ta­ción al esta­do y orga­ni­za­ción cri­mi­nal. En esta cau­sa tam­bién se habría pre­sen­ta­do un “tes­ti­go cla­ve” que brin­da­ría datos que com­pro­me­te a los diri­gen­tes y a ex fun­cio­na­rios del M.A.S.

Pros­crip­ción del can­di­da­to a pre­si­den­te, Luis Arce.

El 30 de junio se cono­ció la denun­cia penal inter­pues­ta por Ser­gio Flo­res geren­te de la ges­to­ra públi­ca de pen­sio­nes con­tra Luis Arce Cata­co­ra, can­di­da­to a pre­si­den­te del Movi­mien­to al Socia­lis­mo por la com­pra de dos pro­gra­mas infor­má­ti­cos cuan­do fue pre­si­den­te del direc­to­rio de la ges­to­ra publi­ca, que habría cau­san­do un daño eco­nó­mi­co en detri­men­to del esta­do. La denun­cia fue rea­li­za­da a dos meses de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les fija­das para el 6 de sep­tiem­bre en el país y en el con­tex­to en que Áñez anun­cia el decre­to 4.272 de reac­ti­va­ción del empleo. El M.A.S. denun­ció que dicho decre­to impli­ca el retorno al neo­li­be­ra­lis­mo, favo­re­cien­do a las empre­sas pri­va­das y exclu­yen­do a las empre­sas públi­cas de recu­rrir a los fon­dos del teso­ro nacio­nal, con­de­nán­do­las a la quie­bra para su pos­te­rior pri­va­ti­za­ción. De tal mane­ra, se pone en ries­go la exis­ten­cia de los bonos Juan­ci­to Pin­to y Jua­na Azur­duy, cuyo fon­do para el pago pro­vie­ne de las ren­tas de las empre­sas públi­cas. Ade­más, este decre­to deter­mi­na la pri­va­ti­za­ción de los ser­vi­cios bási­cos: luz, agua, gas, etc., que fue­ron decla­ra­dos como un dere­cho humano por Mora­les quién bajo sus pre­cios en el país.

El minis­tro de jus­ti­cia Álva­ro Coim­bra con­fir­mo que acep­ta­ran la denun­cia con­tra Luis Arce y soli­ci­tó a la fis­ca­lía que reac­ti­ve las dili­gen­cias para citar­lo en el caso del des­fal­co del fon­do de desa­rro­llo para los pue­blos indí­ge­nas ori­gi­na­rios y comu­ni­da­des cam­pe­si­nos (F.O.N.D.I.O.C.), en la que esta­rían impli­ca­dos la mayo­ría de los ex fun­cio­na­rios del gobierno del ex pre­si­den­te Mora­les. Luis Arce es acu­sa­do de incum­pli­mien­to de debe­res y otros. Coim­bra tam­bién rela­tó que se reac­ti­va­ran los más de 60 pro­ce­sos por pre­sun­ta corrup­ción duran­te el gobierno de Morales.

La per­se­cu­ción judi­cial o law­fa­re es una estra­te­gia cono­ci­da en la región al que han sido some­ti­dos diver­sos ex man­da­ta­rios como Lula Da Sil­va, Rafael Correa y Cris­ti­na Fer­nán­dez de Kirch­ner para inten­tar sacar­los de com­pe­ten­cia elec­to­ral ante el abru­ma­dor apo­yo de sus pue­blos. El caso bra­si­le­ño fue paradigmático.

El 30 de junio des­de la direc­ción nacio­nal del M.A.S.-I.P.S.P. se emi­tió un comu­ni­ca­do a nivel nacio­nal e inter­na­cio­nal denun­cia­do el inten­to de inha­bi­li­tar al can­di­da­to a la pre­si­den­cia Luis Arce por el M.A.S. que se pre­sen­ta como gana­dor indis­cu­ti­do en las encue­tas con el fin de impe­dir la par­ti­ci­pa­ción en los comi­cios del pró­xi­mo 6 de sep­tiem­bre. De tal mane­ra, se pros­cri­bi­ría al M.A.S. prin­ci­pal fuer­za polí­ti­ca de Boli­via, median­te un gol­pe judi­cial. Se apues­ta a com­pe­tir en una elec­ción pero sin el prin­ci­pal competidor.

Luis Arce lle­gó a La Paz, des­de el exi­lio en Méxi­co para ini­ciar su cam­pa­ña pro­se­li­tis­ta el 28 de enero pasa­do, de inme­dia­to fue noti­fi­ca­do por la fis­ca­lía por un caso de corrup­ción ape­nas bajó del avión en un pasi­llo del aero­puer­to de El Alto. Se lo acu­sa de supues­to incum­pli­mien­to de debe­res en el caso del fon­do indí­ge­na (F.O.N.D.I.O.C.), cuan­do ejer­cía como minis­tro de eco­no­mía. Este caso es el que los gol­pis­tas advir­tie­ron que reac­ti­va­ran en lo inme­dia­to. Ante­rior­men­te, Luis Arce tam­bién estu­vo en res­guar­do en la emba­ja­da de Méxi­co en La Paz pos­te­rior al gol­pe de esta­do del 10 de noviem­bre del 2019 y se asi­ló en Méxi­co lue­go de obte­ner un sal­vo­con­duc­to del gobierno de facto.

Las elec­cio­nes en Boli­via están fija­das para el 6 de sep­tiem­bre, y todas las encues­tas dan por gana­dor al can­di­da­to Luis Arce del Movi­mien­to al Socia­lis­mo. El con­tex­to es de cri­sis polí­ti­ca, eco­nó­mi­ca, social y sani­ta­ria en el país con una fuer­te ofen­si­va gol­pis­ta hacia el pue­blo boli­viano para evi­tar las pró­xi­mas elec­cio­nes a toda cos­ta, pese al esta­ble­ci­mien­to de la fecha elec­to­ral. El gol­pis­mo bus­ca evi­tar los comi­cios con accio­nes vio­len­tas para con­vul­sio­nar el país y en simul­tá­neo se admi­nis­tra sinies­tra­men­te la pan­de­mia con el fin de obte­ner un pico de con­ta­gios de 130 mil con­ta­gios para la fecha elec­to­ral. Por este moti­vo, Áñez no tomó las medi­das de con­ten­ción nece­sa­rias y recién lue­go del colap­so sani­ta­rio, se empe­za­ron a rea­li­zar prue­bas para jus­ti­fi­car el dis­pa­ro en las cifras ofi­cia­les. Otra opción sería lle­var a cabo las elec­cio­nes, pero eli­mi­nan­do de la com­pe­ten­cia al prin­ci­pal can­di­da­to opo­si­tor y/​o anu­lan­do la per­so­ne­ría jurí­di­ca del M.A.S. Tam­bién se advier­te la asun­ción de un gobierno neta­men­te mili­tar que eli­mi­na­ría la rea­li­za­ción de los comi­cios en la fecha esta­ble­ci­da. Esta situa­ción se entre­la­za y recon­fi­gu­ra en rela­ción al con­tex­to geo­po­lí­ti­co regio­nal e inter­na­cio­nal en que EU dejó de ser la poten­cia eco­nó­mi­ca del mun­do y el jefe Trump de Áñez, tam­bién cae estre­pi­to­sa­men­te en las encues­tas para su reelec­ción, lo que demues­tra que la pan­de­mia pue­de lle­var­se pues­tos varios gobiernos.

*Veró­ni­ca Zapa­ta, perio­dis­ta y psi­có­lo­ga boliviana.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *