Vene­zue­la. Unión Euro­pea, Guai­dó y gobierno boli­va­riano: ¿»Alta polí­ti­ca», recu­le o ingenuidad?

Por Cécil Gerar­do Pérez. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 4 de julio de 2020.

«Ahí está la pobre Euro­pa, arra­sa­da por el neo­li­be­ra­lis­mo. Arra­sa­da por los gran­des capi­ta­lis­tas, arra­sa­da por las 147 gran­des cor­po­ra­cio­nes que domi­nan al mundo».

Hugo Chávez.

1.- CASO UNIÓN EUROPEA-VENEZUELA. Hay una enor­me con­fu­sión entre el pue­blo vene­zo­lano y en otras ins­tan­cias inter­na­cio­na­les ante el com­por­ta­mien­to del esta­do vene­zo­lano y del pro­pio gobierno en muchas de sus accio­nes, pero mucho más en lo ocu­rri­do en los últi­mos días.

¿Cuá­les son los hechos? Resul­ta que la Unión Euro­pea, una vez más mos­tran­do su des­pre­cio hacia la auto­de­ter­mi­na­ción de nues­tros pue­blos anun­ció san­cio­nes con­tra 11 altos fun­cio­na­rios de diver­sos órga­nos e los pode­res públi­cos nacio­na­les (Asam­blea Nacio­nal, Asam­blea Nacio­nal Cons­ti­tu­yen­te, FANB, TSJ, fis­ca­les del minis­te­rio públi­co, CONATEL y Con­tra­lor Gene­ral de la Repú­bli­ca). Esta deci­sión lle­va a 36 el núme­ro total de per­so­nas suje­tas a san­cio­nes, que inclu­yen una prohi­bi­ción de via­jar a la UE y un con­ge­la­mien­to de activos.

Ante esta mues­tra de supre­ma­cis­mo neo­co­lo­nial, el gobierno vene­zo­lano reac­cio­nó con dig­ni­dad y de inme­dia­to el pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro expul­só a la emba­ja­do­ra de la UE en Vene­zue­la, dán­do­le tres días de pla­zo para que aban­do­na­ra el terri­to­rio vene­zo­lano. En esta alo­cu­ción el pre­si­den­te se mos­tró indig­na­do y dijo: «¡Exi­jo res­pe­to a la Unión Euro­pea. Ya bas­ta del colo­nia­lis­mo euro­peo con­tra Vene­zue­la, de la per­se­cu­ción con­tra Vene­zue­la, ya bas­ta de inter­ven­cio­nis­mo colo­nia­lis­ta, de supre­ma­cis­mo y de racis­mo, ya bas­ta!». Lue­go, se anun­ció que se retra­sa­ba su expul­sión por la sus­pen­sión de vue­los regu­la­res entre Vene­zue­la y Euro­pa, como ha ocu­rri­do en casi todo el mundo.

Pero, un día des­pués, lue­go del inter­cam­bio de lla­ma­das entre Joseph Borrel (enemi­go jura­do de Vene­zue­la) y el can­ci­ller Arrea­za, se decla­ró, en un escue­to comu­ni­ca­do, que de común acuer­do se deja­ba sin efec­to la expul­sión de dicha fun­cio­na­ria, sin mayo­res expli­ca­cio­nes a la opi­nión públi­ca. O sea, ¿el can­ci­ller está por enci­ma del pre­si­den­te quien lue­go de su apa­sio­na­da inter­ven­ción, fue des­au­to­ri­za­do por la can­ci­lle­ría?. Sabe­mos que no es así, pero allí se apre­cia un error de polí­ti­ca internacional.

Por supues­to que esta actua­ción con­tra­dic­to­ria gene­ra muchí­si­mas sus­pi­ca­cias sobre todo por el momen­to his­tó­ri­co que se vive en la actua­li­dad. Enten­de­mos que la actua­ción inter­na­cio­nal no pue­de ser algo lineal y que obe­de­ce al jue­go com­ple­jo de la geo­po­lí­ti­ca mun­dial. Sin embar­go este deva­neo del gobierno deja mucho que desear y nos hace ver como unos «ama­teurs» de la polí­ti­ca inter­na­cio­nal y cuan­do menos como unos «debi­lu­chos» sin carácter.

Pues lo cier­to es que la Unión Euro­pea, con una sim­ple lla­ma­da y sin nin­gún ama­go de reca­pa­ci­tar ni pro­pó­si­to de enmien­da, como dicen los cató­li­cos, logró que su emba­ja­do­ra inje­ren­cis­ta, se man­tu­vie­ra en nues­tro país. Es decir, la UE man­tie­ne las san­cio­nes y cuan­do más se logró, supues­ta­men­te, que en el futu­ro no se con­si­de­ra­rán mas san­cio­nes, pero los san­cio­na­dos, san­cio­na­dos se que­dan. Otra cosa hubie­se sido una decla­ra­ción de la Unión Euro­pea dejan­do sin efec­to estas san­cio­nes y plan­tean­do faci­li­tar el diá­lo­go polí­ti­co en Vene­zue­la, así como dejar de lado su gro­se­ro intervencionismo.

En este tipo de actua­cio­nes siem­pre hay que pre­gun­tar­se qué gana­mos y qué per­de­mos al tomar deci­sio­nes de esta enver­ga­du­ra. Lo cier­to es que al pare­cer y a menos que se den expli­ca­cio­nes más amplias que las dadas en un sim­ple comu­ni­ca­do, Vene­zue­la no ganó nada y la Unión Euro­pea se ano­tó un pun­to ante el «dís­co­lo» pre­si­den­te Madu­ro, como le han llamado.

2.- EL ORO DE VENEZUELA ROBADO POR INGLATERRA y «que sería entre­ga­do a Guai­dó»: Este otro caso que ya no sor­pren­de, pero que tam­bién nos deja des­nu­dos en polí­ti­ca inter­na­cio­nal es el sona­do caso en el que Vene­zue­la tie­ne en el Ban­co de Ingla­te­rra 31 tone­la­das de oro, más de mil millo­nes de dóla­res, y des­de el año 2018 el Ban­co Cen­tral de Vene­zue­la (BCV), ha soli­ci­ta­do su reti­ro. Ello ha sido nega­do en varias opor­tu­ni­da­des y aho­ra, un tri­bu­nal inglés deter­mi­nó que no reco­no­ce a Madu­ro, sino a Guai­dó como pre­si­den­te de inte­ri­no de Vene­zue­la y por tan­to, «es su admi­nis­tra­ción «ad hoc» la que pue­de acce­der a estas reser­vas«.

Este otro atro­pe­llo impe­rial sólo ha sido res­pon­di­do en el plano comu­ni­ca­cio­nal, diplo­má­ti­co y judi­cial por par­te de Venezuela.

Ante esta situa­ción Juan Guai­dó de inme­dia­to reac­cio­nó apo­yan­do (¡¡¡por supues­to!!!), el fallo del tri­bu­nal inglés lo que per­mi­ti­ría lo que en el fon­do desean estas poten­cias impe­ria­les: seguir apo­de­rán­do­se de los acti­vos de Vene­zue­la en el exte­rior tenien­do como excu­sa, como mario­ne­ta útil a este inven­to del impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se, apo­ya­do por la dere­cha internacional.

Dos aspec­tos a con­si­de­rar, por aho­ra: es inex­pli­ca­ble que a estas altu­ras, Vene­zue­la man­ten­ga en paí­ses enemi­gos par­te de sus bie­nes, cuan­do ya Hugo Chá­vez en el 2011, en una medi­da acer­ta­da y sobe­ra­na, había orde­na­do la repa­tria­ción de 160 tone­la­das de oro para tener el con­trol físi­co de dichos activos.

3.- EL GOBIERNO BOLIVARIANO, EL FISCAL Y JUAN GUAIDÓ: Aho­ra, ante esta medi­da, la vice­pre­si­den­ta Delcy Rodrí­guez decla­ró que inves­ti­ga­rían a los auto­res de este robo des­ca­ra­do con­tra nues­tra Patria y el Fis­cal Gene­ral Tarek William Saab emi­tió órde­nes de cap­tu­ra con­tra quie­nes se con­si­de­ra res­pon­sa­bles de este hecho abo­mi­na­ble (Ricar­do Adol­fo Villas­mil, Gia­co­ma Cuius Cor­te­sia, Manuel Rodrí­guez Armes­ta, Nel­son Andrés Lugo y Car­los Anto­nio Sua­res, direc­ti­vos de la Jun­ta Direc­ti­va Ad Hoc del BCV, Vanes­sa Neu­mann, así como a Julio Andrés Bor­ges y Car­los Vec­chio, Tam­bién fue­ron impu­tados por car­gos de trai­ción a la patria, usur­pa­ción de fun­cio­nes y aso­cia­ción para delin­quir: Ricar­do Adol­fo Villas­mil, Gia­co­ma Cuius Cor­te­sia, Manuel Rodrí­guez Armes­ta, Nel­son Andrés Lugo y Car­los Anto­nio Suá­rez, miem­bros de la jun­ta direc­ti­va del Ban­co Cen­tral de Vene­zue­la (BCV) nom­bra­dos por Guaidó».

Muy bien, señor Fis­cal, seño­ra vice­pre­si­den­ta, señor pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro: Pero y el delin­cuen­te mayor, el que es cul­pa­ble con­vic­to y con­fe­so como es Juan Guai­dó, ¿Por qué no se le impu­tan tam­bién lo deli­tos de trai­ción a la patria, usur­pa­ción de fun­cio­nes y aso­cia­ción para delin­quir, así como de robo de nues­tros acti­vos, ya no sólo el oro que está en Ingla­te­rra, sino su par­ti­ci­pa­ción direc­ta en el robo de la empre­sa CITGO con valor de 35 mil millo­nes de dóla­res y la empre­sa MONÓMEROS en Colom­bia, ade­más que ha decla­ra­do ram­pan­te­men­te que sigue luchan­do por «recu­pe­rar otros 105 mil millo­nes de dóla­res en acti­vos en el extran­je­ro entre ellos unos 28 millo­nes de dóla­res blo­quea­dos en tres ban­cos de Espa­ña y en el «Novo Ban­co de Por­tu­gal. Como dicen los abo­ga­dos: «a con­fe­sión de par­te, rele­vo de pruebas»

Cree­mos que es tiem­po que se pase de las decla­ra­cio­nes a la acción. Como dice Madu­ro en múl­ti­ples opor­tu­ni­da­des: ¡¡YA BASTA!!. Mien­tras Vene­zue­la siga tenien­do un rum­bo inde­pen­dien­te sobe­rano y libre, segui­re­mos tenien­do las ace­chan­zas de quie­nes se creen aún due­ños del mun­do, y que igno­ran la multipolaridad.

Si algo se debe saber es que los gobier­nos impe­ria­les des­pre­cian la debi­li­dad. Sólo res­pe­tan la fuer­za. Allí están los ejem­plos del bra­vo pue­blo cubano y de Corea del Norte.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *