Nación Anda­lu­za ante la con­me­mo­ra­ción del 135º ani­ver­sa­rio del naci­mien­to de Blas Infan­te – La otra Anda­lu­cía

Este 5 de julio se con­me­mo­ra el 135º ani­ver­sa­rio del naci­mien­to de Blas Infan­te. De aquel que lucho y murió en defen­sa de una Anda­lu­cía libre. Una liber­tad que él con­si­de­ra­ba que se alcan­za­ría sólo a par­tir de la recu­pe­ra­ción de nues­tra sobe­ra­nía nacio­nal y popu­lar para posi­bi­li­tar una Anda­lu­cía que no tuvie­se más due­ño que su pue­blo. Una Anda­lu­cía del Pue­blo Tra­ba­ja­dor Anda­luz y para el Pue­blo Tra­ba­ja­dor Anda­luz.

En el futu­ro inme­dia­to sabe­mos que nos espe­ra una pro­fun­di­za­ción de la pre­ca­ri­za­ción social y labo­ral si no lucha­mos por evi­tar­lo. Los recor­tes ya han sido anun­cia­dos por la vice­pre­si­den­cia del Ban­co Cen­tral Euro­peo. No por nece­si­dad sino por­que el blo­que oli­gár­qui­co tie­ne cobrar­se las pér­di­das de la pan­de­mia.

Pero esta situa­ción no es por tan­to nove­do­sa en nues­tro país. El Covid-19 no la ha crea­do, sólo la está acen­tuan­do. Anda­lu­cía ocu­pa ‑aho­ra como antes- los pri­me­ros pues­tos en todos los ran­kings de fal­ta de tra­ba­jo y opor­tu­ni­da­des, anal­fa­be­tis­mo, sub­de­sa­rro­llo, des­in­dus­tria­li­za­ción, con­cen­tra­ción de la pro­pie­dad agra­ria, etc. A este pano­ra­ma hay que sumar­le los ata­ques a la sani­dad y edu­ca­ción públi­cas y la des­re­gu­la­ción admi­nis­tra­ti­va (con múl­ti­ples sec­to­res afec­ta­dos) que esta apli­can­do la Jun­ta (PP‑C’s‑Vox). Y jun­to a estos el carác­ter con­ti­nuís­ta del gobierno esta­tal con res­pec­to a las polí­ti­cas ser­vi­les a la oli­gar­quía y opre­so­ras ‑como gobierno espa­ñol que es- del país anda­luz. De esta for­ma se pro­lon­ga así el saqueo ins­ti­tu­cio­na­li­za­do de los dere­chos y expec­ta­ti­vas vita­les por las que han pelea­do gene­ra­cio­nes del Pue­blo Tra­ba­ja­dor Anda­luz.

En todo caso ‑con o sin recor­tes- nues­tra posi­ción depen­dien­te en la divi­sión inter­na­cio­nal del tra­ba­jo y nues­tra caren­cia de unas ins­ti­tu­cio­nes que ejer­zan la sobe­ra­nía nacio­nal anda­lu­za y pro­por­cio­nen posi­bi­li­da­des de defen­sa ante la ofen­si­va capi­ta­lis­ta deja a Anda­lu­cía en la com­ple­ta inde­fen­sión. Las cau­sas de esta situa­ción se hallan en la pro­pia eco­no­mía capi­ta­lis­ta y en esa estruc­tu­ra polí­ti­ca idea­da por el Capi­tal para faci­li­tar nues­tra opre­sión y explo­ta­ción: el Esta­do espa­ñol. Y ata­can­do sólo sus sín­to­mas no se aca­ba con un pro­ble­ma. Podrán redu­cir­se cuan­ti­ta­ti­va y tem­po­ral­men­te algu­nos efec­tos, pero éstos vol­ve­rán a repro­du­cir­se, antes o des­pués, pues las cau­sas que los pro­vo­can per­ma­ne­cen.

El pro­ble­ma polí­ti­co, eco­nó­mi­co y social del Pue­blo Tra­ba­ja­dor Anda­luz no radi­ca en quien o como se le gobier­na, sino en el hecho de que es gober­na­do. De que los anda­lu­ces y anda­lu­zas no deter­mi­na­mos nues­tro pre­sen­te ni nues­tro futu­ro colec­ti­vo en nin­gún aspec­to de nues­tra pro­pia exis­ten­cia, sino que otros los hacen por noso­tros y con­tra noso­tros. Sean cua­les sean las mayo­rías par­la­men­ta­rias y los gobier­nos de la Jun­ta, quien deci­de y orde­na es el Esta­do espa­ñol, y sean cua­les sean las mayo­rías y los gobier­nos en el Esta­do quién deci­de y orde­na es la oli­gar­quía. En el ani­ver­sa­rio del naci­mien­to de Blas Infan­te rei­vin­di­ca­mos la Cons­ti­tu­ción Anda­lu­za de 1883, que ins­pi­ró al anda­lu­cis­mo revo­lu­cio­na­rio y que esta­ble­cía una for­ma de poder veci­nal asam­blea­rio en la Cons­ti­tu­ción del Muni­ci­pio Anda­luz (art. 36 – 44) aún por cum­plir.

Pre­ten­der trans­for­mar la situa­ción que atra­vie­sa nues­tro pue­blo ante­po­nien­do seña­lar, inci­dir y supe­rar sus con­se­cuen­cias, en lugar de prio­ri­zar denun­ciar, com­ba­tir y erra­di­car las raí­ces de la mis­mas, es con­de­nar­le al fra­ca­so, ya que impi­de su reso­lu­ción real y defi­ni­ti­va. Al man­te­ner inal­te­ra­dos sus orí­ge­nes y sus por­qués, el Esta­do espa­ñol y el Capi­tal, no esta­mos con­tri­bu­yen­do a su reso­lu­ción y si, en cam­bio, a su per­pe­tua­ción. Sin Anda­lu­cía libre y poder popu­lar anda­luz que la rija no hay trans­for­ma­ción social.

En este día que con­me­mo­ra­mos el naci­mien­to de Blas Infan­te, rei­vin­di­ca­mos el anda­lu­cis­mo revo­lu­cio­na­rio en toda su inte­gri­dad, sin ampu­tacio­nes ni cen­su­ras. Rei­vin­di­ca­mos al Blas Infan­te que dijo

…Noso­tros aspi­rá­ba­mos y aspi­ra­mos y segui­re­mos aspi­ran­do a la ela­bo­ra­ción de un Esta­do libre en Anda­lu­cía. Y qué ¿no pro­cla­mó su Repú­bli­ca Cata­lu­ña?… …Pues noso­tros no tene­mos, por aho­ra, otras deno­mi­na­cio­nes que las de “Repú­bli­ca Anda­lu­za o esta­do libre o autó­no­mo de Anda­lu­cía” para lle­gar a expre­sar aque­lla “Anda­lu­cía sobe­ra­na, cons­ti­tuí­da en Demo­cra­cia Repu­bli­ca­na” que dice el artícu­lo pri­me­ro de la Cons­ti­tu­ción ela­bo­ra­da para Anda­lu­cía por la Asam­blea de Ante­que­ra, hace medio siglo, en 1883…

Un pen­sa­mien­to que en esta Anda­lu­cía del siglo XXI resu­mi­mos en la Repú­bli­ca Anda­lu­za de Tra­ba­ja­do­ras.

¡Viva Blas Infan­te!

¡Por la Repú­bli­ca Anda­lu­za de Tra­ba­ja­do­ras!

En Anda­lu­cía a 4 de julio de 2020

Per­ma­nen­te de la C.N. de Nación Anda­lu­za.

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).

Latest posts by Car­los Ríos (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *