jus­ti­cia para Lah­cen El Mora­bi­ti, Moha­med Bouz­rou y Moha­med Cha­ji – La otra Andalucía

La deri­va auto­ri­ta­ria no es un caso exclu­si­vo del Esta­do espa­ñol. Marrue­cos tam­bién ha imple­men­ta­do leyes para per­se­guir la disi­den­cia polí­ti­ca y evi­tar la pro­pa­ga­ción de noti­cias e ideas que pon­gan en duda la legi­ti­mi­dad de su Régimen.

Un jui­cio en la pro­vin­cia de Khé­ni­fra, Marrue­cos, en lo que se cono­ce como el caso “Fazaz24”, que es el nom­bre de una pági­na de Face­book que había sido cerrada.

El jui­cio con­de­nó a los blog­gers de la pági­na a 6 meses de pri­sión efec­ti­va, y varias mul­tas que son las siguien­tes: Lah­cen El-Mora­bi­ti 15,000 dirhams, Moha­med Bouz­rou 10,000 dirhams y Moha­med cha­jii 5,000 dirhams. Los car­gos se deri­van de opi­nio­nes per­so­na­les dadas sobre las dis­po­si­cio­nes de pagos y comi­das del gobierno en la pro­vin­cia de Khenifra.

Otro car­go pre­sen­ta­do con­tra los tres fue en rela­ción con la publi­ca­ción de un vie­jo video.
El pri­mer blo­gue­ro publi­có por error un video anti­guo, mien­tras que el segun­do acu­sa­do lo envió al pri­me­ro a tra­vés de WhatsApp, y el ter­ce­ro lo eli­mi­nó. Todo esto suce­dió en 20 minu­tos, tra­ta­ron el pro­ble­ma con hones­ti­dad cuan­do des­cu­brie­ron que el video era anti­guo y que el video no se difun­dió y ni el tri­bu­nal ni el pro­pie­ta­rio de la que­ja legal pudie­ron ver el video de la per­so­na. Por lo tan­to, el video debe haber sido fil­tra­do de una per­so­na desconocida.

Debi­do a la débil evi­den­cia de con­de­na pre­sen­ta­da, el tri­bu­nal inclu­yó un dia­rio elec­tró­ni­co que lle­va­ba el nom­bre de “Fazaz 24”, que ya no exis­te hoy y esta­ba aso­cia­do a su pro­pie­ta­rio, el Sr. Lah­cen ELMORABITI. La ley de pren­sa publi­ca­da en 2017 con el núme­ro 13.88 en su cláu­su­la 21, que tam­bién soli­ci­tó que se eli­mi­na­ra la pági­na que era.

Aun­que el pro­pie­ta­rio de esta pági­na, cuan­do se publi­có esta ley, la eli­mi­nó per­ma­nen­te­men­te. Se deci­dió la pági­na de Face­book “Fazaz 24”, a la espe­ra de su pre­sen­ta­ción a la ley 13.88 en vir­tud del artícu­lo 21, como si fue­ra una revis­ta o una publi­ca­ción de pren­sa. Esto no es con­sis­ten­te con la Ley de Supre­sión de la Liber­tad de Expre­sión 20.22, que, según el gobierno marro­quí, ha pos­pues­to su dis­cu­sión. La ley cree que todos tie­nen dere­cho a la liber­tad de expre­sión, pero pare­ce que en este jui­cio este no es el caso.

En ausen­cia de la inte­gri­dad del poder judi­cial, y suje­to a la super­vi­sión del Minis­te­rio del Inte­rior en la per­so­na de su repre­sen­tan­te (el gober­na­dor de la pro­vin­cia de Khenifra)

Soli­ci­ta­mos la fir­ma de esta peti­ción, con­de­nan­do la fal­ta de dis­po­si­cio­nes gra­tui­tas y sal­va­guar­dan­do la liber­tad de expre­sión en Marrue­cos. Bus­ca­mos soli­ci­tar la libe­ra­ción incon­di­cio­nal de los tres dete­ni­dos y la eli­mi­na­ción de las mul­tas impuestas.

Peti­ción diri­gi­da a Saad – Eddi­ne Oth­ma­ni (Pri­mer Minis­tro de Marruecos)

Para fir­mar la peti­ción: aquí

Latest posts by Simón Cano (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.