Cul­tu­ra. Más opi­nio­nes sobre la pelí­cu­la «La Red Avispa»

Por Maria Lui­za Fran­co Bus­se. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 4 de julio de 2020.

Con la refe­ren­cia de estar ins­pi­ra­da en el gran libro «The Last Sol­diers of the Cold War», de Fer­nan­do Moraes, la pelí­cu­la » La red avis­pa» se estre­nó hace unas sema­nas y sigue dis­po­ni­ble en la pla­ta­for­ma Net­flix. La his­to­ria real que con­mo­cio­nó a miles en todo el mun­do, es repre­sen­ta­da en la pan­ta­lla por un elen­co espec­ta­cu­lar, des­de Pené­lo­pe Cruz, Édgar Rami­rez, Wag­ner Mou­ra, has­ta Gael Ber­nal. Tenía todo para fun­cio­nar, pero sin embar­go, algo salió mal.

La hoja de ruta sobre la misión de los cin­co agen­tes de inte­li­gen­cia cuba­nos des­ple­ga­dos en Mia­mi para espiar y des­man­te­lar las accio­nes terro­ris­tas lle­va­das a cabo por ciu­da­da­nos cuba­nos que aban­do­na­ron la isla por­que se opu­sie­ron a la Revo­lu­ción, vacía la inten­si­dad de la tarea al optar por frag­men­tos de emo­cio­nes de for­ma bara­ta y sus­pen­di­da, ade­más de los enfren­ta­mien­tos de video­jue­gos. Y aún más estú­pi­do es empa­re­jar las redes de espías, a favor y en con­tra del gobierno cubano, en la línea de quie­nes dicen que Had­dad y Bol­so­na­ro son lo mismo.

En la déca­da de 1990, los agen­tes fue­ron des­cu­bier­tos y arres­ta­dos. Al mis­mo tiem­po, el epi­so­dio reve­ló las accio­nes de las mili­cias for­ma­das por cuba­nos que viven en los Esta­dos Uni­dos y des­de dón­de­se come­tie­ron los ata­ques con­tra Cuba, uno de los cua­les fue res­pon­sa­ble de la muer­te del turis­ta ita­liano Fabio di Cel­mo, como resul­ta­do de la explo­sión de una de las bom­bas dis­per­sas. en serie en varios hote­les de La Haba­na, la capi­tal, con el obje­ti­vo de des­truir la indus­tria del turis­mo, la prin­ci­pal fuen­te de recur­sos en la isla que sufre el blo­queo eco­nó­mi­co impues­to y man­te­ni­do por los gobier­nos de los Esta­dos Uni­dos duran­te unos 60 años.

Car­men Diniz, repre­sen­tan­te del Capí­tu­lo de Bra­sil del Comi­té Inter­na­cio­nal de Paz, Jus­ti­cia y Dig­ni­dad de Cuba, lamen­ta que los cineas­tas hayan igno­ra­do este y otros even­tos rele­van­tes para la com­pren­sión de la his­to­ria. Pero seña­la que, sea cual sea la eva­lua­ción de la pelí­cu­la diri­gi­da por el fran­cés Oli­vier Assa­yas, esto nun­ca sig­ni­fi­ca­rá cen­su­ra de su exposición.

En la decla­ra­ción en la que cri­ti­ca la pelí­cu­la, Car­men des­ta­ca la rela­ción del padre del joven di Cel­mo con Cuba. Este es su testimonio:

“Siem­pre se gene­ra expec­ta­ti­va ante este tipo de pelí­cu­las. Inclu­so sabien­do que es una obra cine­ma­to­grá­fi­ca y no una cla­se o cur­so, la ten­den­cia es que­rer ver la his­to­ria repre­sen­ta­da en la pan­ta­lla mági­ca tal como la cono­ce­mos de cer­ca. La his­to­ria de los cin­co cuba­nos con­ta­da por Fer­nan­do Morais es, en opi­nión de muchas per­so­nas, una his­to­ria en sí mis­ma cine­má­to­grá­fi­ca. Qui­zás había una expec­ta­ti­va allí. No nece­si­ta­ba mucho para con­ver­tir­se en una pelí­cu­la. El guión de la vida real ya con­tri­bu­yó a la rea­li­za­ción sin mucho esfuer­zo. Enton­ces, nos ente­ra­mos del elen­co, ¡guau! Una pro­duc­ción minu­cio­sa, un direc­tor fran­cés …, no será malo.

Lle­gó la pelí­cu­la. ¿Cono­ces anti­cli­max? Si. Comien­za mal, no por­que esté cla­ra­men­te en con­tra de la Revo­lu­ción Cuba­na. Esta­mos acos­tum­bra­dos, todos, debi­do a Holly­wood, están en su papel, sin jue­go de pala­bras, pero este vie­jo y vie­jo mol­de para con­tar esta his­to­ria no se espe­ra­ba. Ni siquie­ra está muy cla­ro el papel de la red Avis­pa, el nom­bre de la ope­ra­ción que se tra­du­ce en el des­man­te­la­mien­to de las accio­nes terro­ris­tas de la mafia de Miami.

De hecho, mues­tra con cier­ta velo­ci­dad a un mer­ce­na­rio sal­va­do­re­ño colo­can­do bom­bas en hote­les. Dete­ni­do, lo mues­tran en ropa inte­rior indu­cien­do al espec­ta­dor a pen­sar en la tor­tu­ra. Se tar­da mucho más en mos­trar avio­nes de com­ba­te cuba­nos explo­tan­do avio­nes mer­ce­na­rios que vue­lan ile­gal­men­te sobre el espa­cio aéreo cubano. Mues­tra un frag­men­to de este tipo, del que nun­ca he oído hablar, en el que un gru­po de opo­si­ción cubano es seve­ra­men­te repri­mi­do por «fuer­zas poli­cia­les de la dic­ta­du­ra cuba­na». Da la impre­sión de que Bope entra­rá en cual­quier momento.

Mues­tra un ata­que de la mafia cuba­na en un hotel de una pla­ya en Cuba, no se men­cio­na el caso del avión de pasa­je­ros que el mafio­so Posa­da Carri­les derri­bó matan­do a 73 jóve­nes y ante el que aún pre­su­mien­do sobre el hecho, decía que esta­ba «matan­do perros». Este era Posa­da. Un mons­truo, pero inclu­so lo mues­tra como pin­tor. Por una cues­tión moral, no se pue­de dejar de acer­car­se al inten­to de Posa­da Carri­les que se mues­tra en la pelí­cu­la de una mane­ra fugaz.

En uno de los ata­ques a los hote­les bajo su man­do por par­te de un mer­ce­na­rio, con el pro­pó­si­to de des­truir el turis­mo en Cuba, una de las bom­bas explo­tó en un ceni­ce­ro en el ves­tí­bu­lo del Hotel Copa­ca­ba­na en La Haba­na el 4 de sep­tiem­bre de 1997. Allí murió, alcan­za­do por la metra­lla de la bom­ba, el turis­ta ita­liano Fabio Di Cel­mo, de 32 años. Al con­tra­rio de lo que se espe­ra­ba como resul­ta­do del ata­que, su padre, Gius­tino Di Cel­mo, un exi­to­so hom­bre de nego­cios ita­liano que se unió a la cau­sa de la soli­da­ri­dad, fren­te al blo­queo comer­cial con la isla. En todos los actos rea­li­za­dos en Cuba por la liber­tad de los Cin­co Cuba­nos, estu­vo Gius­tino, a quien siem­pre cono­ci­mos con gran admi­ra­ción y res­pe­to. Gius­tino defen­dió a Cuba y a la jus­ti­cia por el ase­si­na­to de su hijo has­ta el final de sus días, en 2015.

Pero de vuel­ta, ¿no se supo­nía que era la his­to­ria de los cin­co héroes? Al menos eso es lo que dice la sinop­sis. Debe haber sido publi­ci­dad enga­ño­sa. ¿Y por qué se die­ron a cono­cer en tu país? ¿Serían los cuba­nos inge­nuos a ese nivel? ¿Alguien es sen­ten­cia­do a dos (dos) cade­na per­pe­tua y otros 16 años sin come­ter o ser acu­sa­do de asesinato?

Por cier­to, fue el jui­cio más lar­go en los Esta­dos Uni­dos. La pre­gun­ta que no quie­re per­ma­ne­cer en silen­cio: ¿dón­de esta­ban los otros tres? El carác­ter de Wag­ner Mou­ra no fue impor­tan­te en la vida real, sobre todo por­que los hom­bres se vuel­ven más huma­nos cuan­do demues­tran su cohe­ren­cia, como siem­pre dicen los 5: «lo que nos man­tu­vo en mar­cha fue la ideo­lo­gía de la Revo­lu­ción». Cuan­do pudie­ron, escu­cha­ron al Coman­dan­te Fidel en la radio decir que eran héroes y que iban a «Vol­ver». Final­men­te, pasa­ron por varias cár­ce­les de máxi­ma segu­ri­dad, en años de con­fi­na­mien­to soli­ta­rio, siem­pre sepa­ra­dos unos de otros.

Duran­te 16 años. No fue fácil. ¿Y todo por qué? ¿Sería muy difí­cil mos­trar en la pelí­cu­la que la ideo­lo­gía de los 5 ganó el tor­men­to que pasa­ron? Ah señor. direc­tor, que des­per­di­cio! Con un equi­po así, ¿una his­to­ria espec­ta­cu­lar y no la dis­fru­tas? ¿Que­rías man­te­ner­te neu­tral? ¿No te das cuen­ta de que esta neu­tra­li­dad es fic­ción «para que la vean los ingle­ses»? Lás­ti­ma, sin­ce­ra­men­te. Por­que ni siquie­ra nece­si­ta­ba «ven­cer» al gobierno esta­dou­ni­den­se y su sis­te­ma penal y peni­ten­cia­rio, sino al menos mos­trar a Los Cin­co y lo que lo que los movió en misio­nes tan arries­ga­das, algo que no podía pasar­se por alto. Es el cora­zón de la historia.

Res­pe­to el lugar don­de se reali­zó la pelí­cu­la, pero creo que un poco de amor por la ver­dad sería bueno. Inten­ta ser neu­tral. Hay videos del Coman­dan­te mucho mejor, hablan­do de sen­ti­mien­tos y emo­cio­nes. Cosas, de hecho, que si se con­ta­ran en la pelí­cu­la habrían atraí­do mucha más atención.

Pero, vamos, todo tie­ne un lado posi­ti­vo en la vida. Al menos, la pelí­cu­la reve­la aun­que sea un poco la his­to­ria de los Cin­co, siem­pre que [email protected] esté [email protected] en inves­ti­gar. Mire la esce­na de la hija de René con la foto de Fidel mar­can­do el libro y dicien­do: «Si fue­ras un trai­dor, papá, no guar­da­rías la foto en el cajón, la rom­pe­rías». Afor­tu­na­da­men­te, el direc­tor lo sabe y hay un odio cons­tan­te por estos fas­cis­tas que se hacen lla­mar demó­cra­tas. De hecho, aquí en Bra­sil nos han pre­sen­ta­do a muchos.

En defi­ni­ti­va, otra pelí­cu­la más que des­per­di­ció una gran opor­tu­ni­dad de mos­trar valo­res que aún exis­ten en el mun­do, prin­ci­pios irre­vo­ca­bles como es el sen­ti­mien­to de amor sobre todas las cosas.

* Maria Lui­za Fran­co Bus­se es perio­dis­ta, semió­lo­ga y pro­fe­so­ra uni­ver­si­ta­ria jubi­la­da. Gra­dua­da en His­to­ria, Más­ter y Doc­tor en Semio­lo­gía por la Uni­ver­si­dad Fede­ral de Río de Janei­ro (UFRJ).

* Fuen­te: Bra­sil de Fato

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.