Chi­le. En pri­mer día de Jor­na­da de Pro­tes­ta con­tra Piñe­ra, nume­ro­sos actos y cace­ro­la­das: repre­sión y dete­ni­dos (videos)

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 2 julio 2020

Con 7 dete­ni­dos cul­mi­na mar­cha por el cen­tro de Chi­llán lue­go del actuar repreai­vo de Carabineros.

Regis­tro de la repre­sión y deten­cio­nes de mani­fes­tan­tes hoy en el cen­tro de Chi­llan, dón­de se esta­ba rea­li­zan­do una pro­tes­ta pacífica.

Cara­bi­ne­ros empu­ja­ron a una seño­ra, deján­do­la en el piso, mien­tras otro uni­for­ma­do gra­ba­ba a los mani­fes­tan­tes con una cáma­ra no corres­pon­dien­te a la institucional. 

Des­de dis­tin­tos luga­res del país se han con­vo­ca­do para hoy y maña­na a movi­li­za­ción y pro­tes­tas popu­la­res, para denun­ciar la pre­ca­rie­dad y la repre­sión con la que el gobierno ha some­ti­do a la población.

Cace­ro­la­zo en la Pla­za cívi­ca de la ciu­dad de Val­di­via, en el mar­co del lla­ma­do a Pro­tes­ta Nacional.

Des­de Chi­gua­yan­te orga­ni­za­do, en la Región del Bio­bío, con­vo­can a movi­li­za­cio­nes y pro­tes­tas para este 2 y 3 de julio, en el mar­co del lla­ma­do a Pro­tes­ta Nacional.

REPRESIÓN EN VILLA FRANCIA

EN POBLACIÓN LA VICTORIA

Comu­na de San Joa­quín en jor­na­da de movi­li­za­ción y pro­tes­tas nacional.

Des­de dis­tin­tos luga­res del país se han con­vo­ca­do para hoy y maña­na a movi­li­za­ción y pro­tes­tas popu­la­res, para denun­ciar la pre­ca­rie­dad y la repre­sión con la que el gobierno ha some­ti­do a la población.

Villa olím­pi­ca de Ñuñoa en jor­na­da de movi­li­za­ción y pro­tes­tas en Chile.

Des­de dis­tin­tos luga­res del país se han con­vo­ca­do para hoy y maña­na a
movi­li­za­ción y pro­tes­tas popu­la­res, para denun­ciar la pre­ca­rie­dad y la
repre­sión con la que el gobierno ha some­ti­do a la población.

Video. Radio la voz del pueblo

Video. Jun­ta de veci­nos Hua­ma­chu­co dos

Talcahuano en jor­na­da de movi­li­za­ción y pro­tes­tas en Chile.

Des­de dis­tin­tos luga­res del país se han con­vo­ca­do para hoy y maña­na a
movi­li­za­ción y pro­tes­tas popu­la­res, para denun­ciar la pre­ca­rie­dad y la
repre­sión con la que el gobierno ha some­ti­do a la población.

Video. Radio la voz del pueblo

Comi­tés y orga­ni­za­cio­nes de salud hacen un lla­ma­do a la Pro­tes­ta Nacio­nal este 2 y 3 de Julio

En una decla­ra­ción públi­ca, la Fenats Hos­pi­tal Barros Luco Tru­deau, el Comi­té de Salud y Segu­ri­dad Hos­pi­tal Barros Luco Tru­deau y el Comi­té de Emer­gen­cia Hos­pi­tal San José don­de con­vo­can a movi­li­za­co­nes para este 2 y 3 de julio.

La imagen puede contener: texto

En la decla­ra­ción, estas orga­ni­za­cio­nes de la salud rea­li­zan una denun­cia ante la ofen­si­va que ha lle­va­do el gobierno con­tra la cla­se tra­ba­ja­do­ra a tra­vés de leyes como la “Ley de Pro­tec­ción al Empleo”, el post­na­tal y la per­se­cu­ción que lle­va ade­lan­te el Minis­te­rio de Salud con­tra tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras de la Salud, espe­cial­men­te la per­se­cu­ción hacia fun­cio­na­rias y fun­cio­na­rios que lucha­ron por Hos­pi­tal Modu­lar en el Hos­pi­tal San José.

A su vez, tam­bién denun­cian la situa­ción de Fru­na que “ope­ra­ba con cien­tos de con­ta­gios en su inte­rior, cobró la vida de 7 tra­ba­ja­do­res y habi­li­tó un jar­dín infan­til clan­des­tino, mues­tra has­ta dón­de son capa­ces de lle­gar los capi­ta­lis­tas para pro­te­ger sus intere­ses a cos­ta de nues­tras vidas y las de nues­tras familias”.

Final­men­te, seña­lan que “nece­si­ta­mos un plan de lucha y un paro nacio­nal con movi­li­za­ción del con­jun­to de los sec­to­res pro­duc­ti­vos y popu­la­res para con­quis­tar nues­tras deman­das y que la cri­sis la paguen los empre­sa­rios y capi­ta­lis­tas y no los tra­ba­ja­do­res y el pueblo”.

TP | Decla­ra­ción Públi­ca: Jor­na­da Nacio­nal de Pro­tes­ta del 2 y 3 de Julio

2 Julio, 2020

En una publi­ca­ción rea­li­za­da a tra­vés de su medio Revis­ta Azi­mut, la Orga­ni­za­ción revo­lu­cio­na­ria Tra­ba­ja­do­ras y Tra­ba­ja­do­res al Poder hace un lla­ma­do abier­to, diri­gi­do a las orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas, a los orga­nis­mos del pue­blo, como ollas comu­nes, comi­tés de emer­gen­cia, bri­ga­das de sani­ti­za­ción y asam­bleas, que se han levan­ta­do con­tra la pan­de­mia de ham­bre y repre­sión que ha impues­to el gobierno a sumar­se a las jor­na­das de pro­tes­ta Nacio­nal de este 2 y 3 de abril.

Lee la decla­ra­ción aquí:

Fren­te a la catás­tro­fe en que nos encon­tra­mos: ¡El régi­men es responsable!

¡Fren­te Úni­co, Pro­gra­ma de Emer­gen­cia, Huel­ga General! 

¡Es momen­to de gol­pear dura­men­te a los capitalistas!

1.- El desa­rro­llo mun­dial de la cri­sis capi­ta­lis­ta en la actua­li­dad se encuen­tra en un pun­to de infle­xión. Una ver­da­de­ra nue­va ola de rebe­lio­nes y levan­ta­mien­tos popu­la­res sacu­de al mun­do. Esta situa­ción se expre­sa des­de fines abril, por medio de los levan­ta­mien­tos en Medio Orien­te (Líbano e Irak), el nue­vo ascen­so de las pro­tes­tas en Hong Kong des­de fines de mayo y la gran agu­di­za­ción de las luchas de masas en Áfri­ca y Amé­ri­ca Lati­na pro­duc­to de la catás­tro­fe social pre­ci­pi­ta­da por los regí­me­nes capi­ta­lis­tas en dichas regio­nes, con su coro­la­rio de desas­tre polí­ti­co, eco­nó­mi­co y sani­ta­rio que empu­ja a los pue­blos a la acción fren­te al ham­bre y las caren­cias más ele­men­ta­les. Esta nue­va ola se expre­sa con todas sus fuer­zas por medio del ascen­so de la heroi­ca rebe­lión popu­lar en Esta­dos Uni­dos, epi­cen­tro del sis­te­ma impe­ria­lis­ta mun­dial, y sus reper­cu­sio­nes direc­tas de masi­vas pro­tes­tas con­tra el racis­mo y la repre­sión poli­cial en Euro­pa Occi­den­tal, Méxi­co, Bra­sil, Aus­tra­lia, Fran­cia, Rei­no Uni­do, Nige­ria, Aus­tra­lia, Sene­gal y Palestina.

Ante la catás­tro­fe y la bar­ba­rie pre­ci­pi­ta­das por el desa­rro­llo de la cri­sis capi­ta­lis­ta mun­dial y la expan­sión sin freno de la pan­de­mia (a la vez efec­to y cata­li­za­dor de la pro­pia cri­sis), la con­cien­cia de las masas tra­ba­ja­do­ras y opri­mi­das del mun­do comien­za a jugar el papel de fac­tor de pri­mer orden de la situa­ción polí­ti­ca mun­dial. La pro­tes­ta popu­lar se alza como un camino con­cre­to fren­te a la ban­ca­rro­ta mun­dial de las rela­cio­nes capi­ta­lis­tas y la ofen­si­va reac­cio­na­ria y cri­mi­nal impul­sa­da por las cla­ses domi­nan­tes en la actual coyun­tu­ra. Su desa­fío prin­ci­pal con­sis­te en mos­trar un hori­zon­te supe­ra­dor de la actual cri­sis, liga­do indi­so­lu­ble­men­te a la supera­ción de un capi­ta­lis­mo en deca­den­cia por medio de la acción y las luchas con­cre­tas. ¡Hay que aplas­tar a los capi­ta­lis­tas! ¡Las vidas de millo­nes de pro­le­ta­rias y pro­le­ta­rios alre­de­dor del mun­do se encuen­tran bajo ame­na­za! ¡Ha lle­ga­do la hora de la acción!

2.- Al igual que en el res­to del pla­ne­ta, el desa­rro­llo de la cri­sis en nues­tro país ha pro­fun­di­za­do hon­da­men­te las con­tra­dic­cio­nes entre la bur­gue­sía y la cla­se tra­ba­ja­do­ra. A más de cua­tro meses del arri­bo de la pan­de­mia del covid-19 en Chi­le, el balan­ce es deso­la­dor para las con­di­cio­nes de vida de millo­nes de habi­tan­tes de nues­tro pue­blo. Moti­va­do por la pre­sión de la cri­sis mun­dial, el gobierno ha vela­do cons­cien­te­men­te des­de el minu­to uno por res­guar­dar los intere­ses del capi­tal, en des­me­dro de las con­di­cio­nes más ele­men­ta­les de vida de las masas. Esto se mani­fies­ta a tra­vés de los colo­sa­les pla­nes de res­ca­te al capi­tal, el ase­gu­ra­mien­to de con­di­cio­nes de super­ex­plo­ta­ción por medio de ini­cia­ti­vas como la cíni­ca­men­te deno­mi­na­da “ley de pro­tec­ción del empleo”, los des­pi­dos masi­vos, el res­guar­do obe­dien­te de los intere­ses de las gran­des empre­sas que lucran con la salud, el blin­da­je a las AFP, el for­ta­le­ci­mien­to de la repre­sión y la decla­ra­ción de toque de que­da y esta­do de excepción.

La imple­men­ta­ción de todo este plan de ofen­si­va con­tra la cla­se tra­ba­ja­do­ra ha cho­ca­do sin embar­go con la con las con­di­cio­nes socia­les con­cre­tas y el desa­rro­llo de la con­cien­cia que sig­ni­fi­có el ascen­so de la Rebe­lión en octu­bre pasa­do. Cree­mos que la pro­li­fe­ra­ción de las ollas comu­nes, asam­bleas, comi­tés de emer­gen­cia, sin­di­ca­tos de cesan­tes y todo el espec­tro de orga­nis­mos popu­la­res que se han acti­va­do y levan­ta­do duran­te las últi­mas sema­nas cons­ti­tu­yen el ger­men de una res­pues­ta popu­lar orga­ni­za­da, inde­pen­dien­te y pro­fun­da­men­te cla­ra res­pec­to a las nece­si­da­des fun­da­men­ta­les que enfren­ta nues­tro pue­blo en esta situa­ción crí­ti­ca. Des­de mayo pasa­do, los pri­me­ros atis­bos de pro­tes­ta popu­lar en la actual coyun­tu­ra se hicie­ron sen­tir con fuer­za. Hoy en día la ten­den­cia ya se veri­fi­ca con mucha mayor cla­ri­dad, expre­sán­do­se en las pobla­cio­nes, hos­pi­ta­les, terri­to­rios y cen­tros labo­ra­les. ¡El pue­blo pre­pa­ra sus inven­ci­bles fuer­zas, con con­cien­cia cla­ra de la excep­cio­nal dure­za de los com­ba­tes que se avecinan!.

3.- Pro­duc­to de que, como carac­te­ri­zá­ba­mos ante­rior­men­te, el gobierno vela con­se­cuen­te­men­te por sus intere­ses de cla­se, el tra­ta­mien­to sani­ta­rio de la pan­de­mia ha sido tan deplo­ra­ble que ape­nas ini­cian­do el invierno ya nos encon­tra­mos en los pri­me­ros luga­res de todos los rán­king mun­dia­les de expan­sión del virus. La “estra­te­gia sani­ta­ria” del gobierno ha con­sis­ti­do, en últi­ma ins­tan­cia, en tra­tar de evi­tar a toda cos­ta la quie­bra de los gran­des gru­pos eco­nó­mi­cos de nues­tro país ape­lan­do a las más abe­rran­tes ilu­sio­nes des­de el pun­to de vis­ta cien­tí­fi­co (nue­va nor­ma­li­dad, retorno segu­ro, inmu­ni­dad de “reba­ño”, cua­ren­te­nas “par­cia­les”). Lo ante­rior suma­do a una cam­pa­ña comu­ni­ca­cio­nal que ha apun­ta­do des­de el prin­ci­pio al ocul­ta­mien­to de cifras, datos e infor­ma­cio­nes rele­van­tes que hubie­ran sido tre­men­da­men­te úti­les en un comien­zo para desa­rro­llar una estra­te­gia real y ade­cua­da para el enfren­ta­mien­to de la pan­de­mia, si el obje­ti­vo hubie­ra sido, cla­ro está, pro­te­ger a la pobla­ción y dete­ner el avan­ce del virus. Esto pudo haber­se con­se­gui­do median­te el ais­la­mien­to efec­ti­vo de los pri­me­ros casos (en su mayo­ría, habi­tan­tes de los sec­to­res aco­mo­da­dos lle­ga­dos des­de el extran­je­ro, lo que faci­li­ta­ba enor­me­men­te su iden­ti­fi­ca­ción y ras­treo), el tes­teo masi­vo y las medi­das ade­cua­das de pre­ven­ción y cui­da­do, en suma, apos­tar a des­truir la cur­va de con­ta­gios más que a su ilu­so­rio “apla­na­mien­to”.

Sin embar­go, la reali­dad fue otra. Pre­sio­na­da por su pro­pia natu­ra­le­za, es decir, la volun­tad de pre­ser­var la ganan­cia capi­ta­lis­ta a toda cos­ta, la bur­gue­sía chi­le­na se sube al carro de quie­nes más méri­tos han hecho para crear las con­di­cio­nes pro­pi­cias para el aumen­to explo­si­vo de con­ta­gios y per­ju­di­car direc­ta­men­te las vidas de tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras (en este lamen­ta­ble carro, el ase­sino Piñe­ra com­par­te asien­to con Trump y Bol­so­na­ro). Los recien­tes anun­cios de endu­re­ci­mien­to de las cua­ren­te­nas y con­tro­les en las calles repre­sen­tan una medi­da extre­ma y deses­pe­ra­da, cuya efec­ti­vi­dad demues­tra ser nula fren­te a una catás­tro­fe que pudo evi­tar­se si se hubie­se que­ri­do actuar a tiempo.

¡Éste es el mar­co sobre el cual se desa­rro­lla el deno­mi­na­do “acuer­do nacio­nal” de los par­ti­dos del régi­men!, espu­rio acuer­do cuyo obje­ti­vo final des­can­sa en la pre­ten­sión de que sean las y los tra­ba­ja­do­res quie­nes paguen los cos­tos de la cri­sis actual.

4.- Pero la catás­tro­fe se ha des­ata­do y sus con­tra­dic­cio­nes están a la vis­ta de los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras: La impo­si­bi­li­dad de que­dar­se en casa fren­te a la nece­si­dad mate­rial de salir cada día a labo­rar para resol­ver el sus­ten­to de sus fami­lias; un sis­te­ma de salud públi­ca ané­mi­co, que evi­den­cia todas sus falen­cias y pre­ca­rie­da­des denun­cia­das duran­te años por fun­cio­na­rios y fun­cio­na­rias, ver­sus la reali­dad de las gran­des clí­ni­cas, hos­pi­ta­les de las FF.AA. y cen­tros pri­va­dos; el ham­bre, el frío, la cesan­tía y el haci­na­mien­to, ver­sus los millo­na­rios res­ca­tes (median­te capi­ta­li­za­ción direc­ta) a ban­cos y gran­des empre­sas a cos­ta tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras; las pen­sio­nes de mise­ria y la des­va­lo­ri­za­ción de los fon­dos de pen­sio­nes inver­ti­dos en el exte­rior pro­duc­to de la cri­sis finan­cie­ra, ver­sus las gigan­tes­cas ganan­cias de las AFP duran­te el últi­mo año; la repre­sión y la bru­ta­li­dad con­tra las ollas comu­nes en los barrios popu­la­res, ver­sus el rela­jo, las fies­tas y la per­mi­si­vi­dad en las comu­nas ricas; el odio­so encie­rro de miles de lucha­do­res y lucha­do­ras chi­le­nos y mapu­che en las cár­ce­les del capi­tal, cuyas vidas corren doble ries­go por encon­trar­se en con­di­cio­nes de escan­da­lo­so haci­na­mien­to e insa­lu­bri­dad, ver­sus la impu­ni­dad de los ase­si­nos del pue­blo; el inva­lua­ble dolor de tener que des­pe­dir a miles de seres que­ri­dos, cuyas muer­tes pudie­ron evi­tar­se, en medio de medi­das estric­tas (pero nece­sa­rias) de carác­ter sani­ta­rio, ver­sus los fune­ra­les masi­vos, con músi­ca en vivo y sin medi­das de ais­la­mien­to social, tan­to de los nar­cos como de la fami­lia Piñe­ra… ¡Ha lle­ga­do la hora de decir basta!

Los refor­mis­tas de siem­pre nos dirán que la sali­da pasa por una serie de pro­yec­tos de ley que actual­men­te se dis­cu­ten en el con­gre­so: impues­to a los “súper ricos”, ingre­so de emer­gen­cia, sus­pen­sión de cobros del CAE y no cor­te de ser­vi­cios bási­cos, reti­ro de los fon­dos de las AFP, post­na­tal exten­di­do de emer­gen­cia, etc. Sin embar­go, lo que estos refor­mis­tas no nos dicen, es que todas estas ini­cia­ti­vas son irrea­li­za­bles en la pre­sen­te coyun­tu­ra en el mar­co del actual régi­men polí­ti­co (que se encuen­tra ten­sio­na­do has­ta sus lími­tes), y están todas irre­me­dia­ble­men­te des­ti­na­das a ser decla­ra­das “incons­ti­tu­cio­na­les” en las actua­les con­di­cio­nes. Piñe­ra ha sido sufi­cien­te­men­te cla­ro: en un con­tex­to de cri­sis mun­dial, el gran capi­tal no está para “con­ce­sio­nes” par­la­men­ta­rias, por muy míni­mas que éstas pue­dan ser. ¡Cada con­quis­ta debe­rá ser arran­ca­da median­te la lucha direc­ta de miles en las calles! ¡Debe­mos plan­tear­nos la orga­ni­za­ción en pers­pec­ti­vas de la Huel­ga Polí­ti­ca de Masas en las actua­les con­di­cio­nes! No fal­ta­rán quie­nes, cabe­za aga­cha, dirán que debe­mos resig­nar­nos y espe­rar a crear una nue­va cons­ti­tu­ción, por medio del iti­ne­ra­rio dise­ña­do por el régi­men… ¡Para dos años más!. ¡Como si el ham­bre, la salud, la vida de millo­nes pudie­ran espe­rar dos años fren­te a la que a todas luces se nos mues­tra como una de las peo­res cri­sis de la his­to­ria del capi­ta­lis­mo! Fren­te a la inmo­ra­li­dad de los capi­ta­lis­tas y la pusi­la­ni­mi­dad de los refor­mis­tas, el pue­blo se pre­pa­ra para bata­llas decisivas.

5.- Por todo lo ante­rior, como Tra­ba­ja­do­res y Tra­ba­ja­do­ras al Poder adhe­ri­mos al lla­ma­do a Pro­tes­ta Nacio­nal para los días 2 y 3 de Julio. Por­que la expe­rien­cia con­cre­ta de las últi­mas sema­nas ha demos­tra­do que sólo la lucha y la orga­ni­za­ción inde­pen­dien­te en los terri­to­rios, pobla­cio­nes, hos­pi­ta­les y cen­tros de tra­ba­jo es el camino correc­to para enfren­tar el actual esce­na­rio de emer­gen­cia. Mani­fes­ta­mos nues­tra volun­tad de ser par­te acti­va de dichas jor­na­das, y reite­ra­mos nues­tro lla­ma­do a for­ta­le­cer la pro­tes­tar popu­lar de todas las for­mas posi­bles, des­de lue­go toman­do las medi­das de segu­ri­dad y res­guar­do para cui­dar­nos como pue­blo y cla­se tra­ba­ja­do­ra. La “uni­dad nacio­nal” del régi­men nos mues­tra con cla­ri­dad su deter­mi­na­ción de hacer­nos pagar los cos­tos de la cri­sis a como dé lugar, inclu­si­ve, al pre­cio de nues­tra salud y nues­tras vidas.

Fren­te a la uni­dad de los de arri­ba, la uni­dad de todos/​as los/​as trabajadores/​as, explotados/​as y oprimidos/​as se vuel­ve un asun­to de vida o muer­te. Es nece­sa­rio en las actua­les con­di­cio­nes impul­sar con todas nues­tras fuer­zas la cons­truc­ción de un gran Fren­te Úni­co de Emer­gen­cia de orga­ni­za­cio­nes popu­la­res, orga­nis­mos de base, sin­di­ca­tos y cen­tra­les sin­di­ca­les, ollas comu­nes, comi­tés de emer­gen­cia, comi­tés de cesan­tes, asam­bleas popu­la­res, asam­bleas de muje­res, etc. En suma, toda la amplia gama de orga­nis­mos de lucha popu­lar agru­pa­dos en un sólo gran Fren­te común que ten­ga la capa­ci­dad de arti­cu­lar todas las luchas par­cia­les y que apun­te a la pelea por un Pro­gra­ma de Emer­gen­cia, es decir, solu­cio­nes de carác­ter radi­cal que en líneas grue­sas se pro­pon­gan la reso­lu­ción de la actual cri­sis polí­ti­ca, sani­ta­ria y eco­nó­mi­ca en un sen­ti­do favo­ra­ble para el pue­blo y la cla­se tra­ba­ja­do­ra, y cuyos ejes cen­tra­les deben con­si­de­rar los siguien­tes puntos:

  1. Por Tra­ba­jo Asegu­ra­do, con el cese de acti­vi­da­des no esen­cia­les con 100% de suel­do. Una ren­ta base que per­mi­ta a infor­ma­les, cesan­tes, jubilados/​as vivir con dig­ni­dad. Prohi­bi­ción de des­pi­dos y man­ten­ción de todos los dere­chos labo­ra­les. Dero­ga­ción inme­dia­ta de toda la legis­la­ción patro­nal dic­ta­da pro­duc­to de la cri­sis. En caso de acti­vi­da­des esen­cia­les, ase­gu­ra­mien­to de con­di­cio­nes nece­sa­rias, insu­mos de pro­tec­ción per­so­nal e higie­ne y reduc­ción de jor­na­da sobre la base de con­tra­ta­cio­nes masivas.
  2. Por Salud Ase­gu­ra­da por medio de un sis­te­ma de salud úni­co sobre la base de la expro­pia­ción y con­trol esta­tal de toda la infra­es­truc­tu­ra, los recur­sos, insu­mos y capi­tal de las gran­des empre­sas de la salud, como clí­ni­cas, Isa­pres, labo­ra­to­rios e indus­tria far­ma­céu­ti­ca. Este sis­te­ma úni­co debe ser diri­gi­do por repre­sen­tan­tes de los comi­tés de emer­gen­cia de los tra­ba­ja­do­res, tra­ba­ja­do­ras y usua­rios de la salud. Con­trol esta­tal de las empre­sas media­nas y peque­ñas rela­cio­na­das al rubro sani­ta­rio, para colo­car sus recur­sos al ser­vi­cio del com­ba­te con­tra la pandemia.
  3. Por la Expro­pia­ción del gran capi­tal, las AFP, las indus­trias estra­té­gi­cas y los recur­sos natu­ra­les, para hacer fren­te a las nece­si­da­des que exis­ten y que sur­gi­rán en el futu­ro ante catás­tro­fe actual. Este finan­cia­mien­to es cru­cial para la com­pra de insu­mos, la cons­truc­ción de hos­pi­ta­les, la boni­fi­ca­ción a quie­nes pro­duc­to de la situa­ción crí­ti­ca se ven impe­di­dos de tra­ba­jar y para ase­gu­rar pen­sio­nes dig­nas bajo un sis­te­ma soli­da­rio, en un esce­na­rio de pro­fun­di­za­ción de la cri­sis mun­dial, inmi­nen­te depre­sión eco­nó­mi­ca y des­va­lo­ri­za­ción de los fon­dos de pensiones.
  4. Por la Expro­pia­ción de la ban­ca y el comer­cio exte­rior. Ban­ca úni­ca nacio­nal, bajo con­trol esta­tal. Sólo bajo esta moda­li­dad podrá ase­gu­rar­se la con­ti­nui­dad de la cade­na de pagos, y con ello, evi­tar el cese de acti­vi­da­des pro­duc­ti­vas, la quie­bra masi­va de empre­sas (des­em­pleo) y la con­ti­nui­dad en el pago de remu­ne­ra­cio­nes a tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras. La cen­tra­li­za­ción de todas las ope­ra­cio­nes finan­cie­ras y el comer­cio exte­rior en manos del Esta­do per­mi­ti­rá tener el con­trol de estas acti­vi­da­des estra­té­gi­cas en fun­ción de afron­tar el difí­cil esce­na­rio eco­nó­mi­co que se avecina.
  5. Por la crea­ción de Comi­tés de Emer­gen­cia en empre­sas, cen­tros de tra­ba­jo y terri­to­rios, en fun­ción de rea­li­zar un efec­ti­vo con­trol obre­ro, popu­lar y terri­to­rial res­pec­to al cum­pli­mien­to e imple­men­ta­ción de estas medi­das, ade­más de cen­tra­li­zar las acti­vi­da­des de carác­ter coer­ci­ti­vo en los pro­pios orga­nis­mos de con­trol popu­lar ¡Aba­jo el con­trol mili­tar y repre­si­vo de nues­tros territorios!.
  6. Por la Libe­ra­ción de todas las presas/​os políticas/​os Chi­le­nos y Mapu­cheCár­cel para quie­nes aten­ta­ron u man­da­ron a aten­tar con­tra las vidas del pue­blo, inclui­dos todos los res­pon­sa­bles del actual desas­tre sani­ta­rio. Exi­gi­mos el Inme­dia­to cam­bio de medi­das cau­te­la­res de los pre­sos y pre­sas mapu­che y de la Rebe­lión de pri­sión pre­ven­ti­va a arres­to domi­ci­lia­rio, como medi­da de carác­ter urgen­te fren­te a las nulas con­di­cio­nes del sis­te­ma peni­ten­cia­rio para evi­tar los bro­tes de covid-19 al inte­rior de las cárceles.

6.- El actual esce­na­rio nos lla­ma a la acción más enér­gi­ca y la lucha fron­tal con­tra este régi­men podri­do. El capi­ta­lis­mo ya no tie­ne más solu­cio­nes para los pue­blos que el ham­bre, las gue­rras y las enfer­me­da­des. Debe­mos dar pasos con­cre­tos hacia su supera­ción en el actual perío­do, por medio de la cons­ti­tu­ción de un Gobierno de Las y Los Tra­ba­ja­do­res sobre la base de los orga­nis­mos popu­la­res, que ten­ga en sus manos el poder y la legi­ti­mi­dad nece­sa­rias para imple­men­tar estas medi­das extre­mas de con­trol y pla­ni­fi­ca­ción. Este gigan­tes­co desa­fío nos colo­ca a las y los revo­lu­cio­na­rios fren­te a la pers­pec­ti­va his­tó­ri­ca de asu­mir con humil­dad y res­pon­sa­bi­li­dad nues­tras tareas, tenien­do en con­si­de­ra­ción que nues­tra actual dis­per­sión y exiguas fuer­zas no pue­den ser una excu­sa para no posi­cio­nar­nos con cla­ri­dad y deter­mi­na­ción fren­te al actual carác­ter que asu­me la lucha de cla­ses. La bús­que­da de acuer­dos, sobre la base de coin­ci­den­cias fun­da­men­ta­les res­pec­to del qué hacer con­cre­to fren­te a las actua­les con­di­cio­nes debe ser el pri­mer paso para avan­zar hacia la cons­truc­ción de acuer­dos mayo­res, en el enten­di­do de que bre­gar por el camino de la nece­sa­ria uni­dad se nos impo­ne como una de las tareas urgen­tes ante la actual situa­ción polí­ti­ca. El esce­na­rio actual, nos lla­ma a tran­si­tar con urgen­cia el camino de la resis­ten­cia hacia el poder. En la lucha con­cre­ta por nues­tras deman­das más sen­ti­das se encuen­tra el esce­na­rio real para afron­tar con deter­mi­na­ción dicha tran­si­ción, en la pers­pec­ti­va de des­truir el actual régi­men y apos­tar por su supera­ción median­te los meca­nis­mos de la lucha de clases.

¡Comi­tés de Emer­gen­cia para com­ba­tir la pan­de­mia y echar aba­jo a Piñera!

Fren­te a las cua­ren­te­nas de ham­bre, muer­te y represión:

¡Suel­do Total y Cua­ren­te­na Gene­ral bajo Con­trol Popular!

Pan, Salud y Tra­ba­jo. ¡Fren­te Úni­co de Emer­gen­cia para enfren­tar la crisis!

¡Por un Pro­gra­ma de Emer­gen­cia del movi­mien­to popu­lar para orga­ni­zar la lucha!

¡Insu­mos y Sis­te­ma Úni­co de Salud bajo Con­trol Obre­ro YA!

¡Fren­te Úni­co, Pro­gra­ma de Emer­gen­cia, Huel­ga General! 

¡Es momen­to de gol­pear dura­men­te a los capitalistas!

¡Fue­ra Piñe­ra! ¡Aba­jo el par­la­men­to corrupto!

¡Por un Gobierno de Las y Los Trabajadores! 

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.