Argen­ti­na. Home­na­je a un gran lucha­dor pata­gó­ni­co ase­si­na­do por la dictadura

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 1 julio 2020

CONVOCATORIA SEGUNDA INDEPENDENCIA RINDE HOMENAJE A UN GRAN LUCHADOR PATAGONICO 

RICARDO «CAITO» SAPAG

La ver­da­de­ra his­to­ria que cuen­te las vidas de los y las revo­lu­cio­na­rias en la Argen­ti­na jamás será posi­ble sal­vo que los revo­lu­cio­na­rios alcan­cen el poder.
El poder real, no un «poder» hege­mo­ni­za­do y con­du­ci­do por pro­yec­tos capitalistas. 
Mien­tras esto ocu­rra nues­tra His­to­ria será sub­te­rrá­nea, como has­ta ahora. 

Ayer fue el ani­ver­sa­rio de la caí­da de un com­ba­tien­te montonero. 
Un pibe de muy buen pasar en el expan­si­vo y rico Neu­quén de los años 60 y 70. Nada menos que el hijo del Gober­na­dor y de la Dinas­tía Gober­nan­te Los Sapag, que lle­gó has­ta nues­tros días. 

Un pibe que en idén­ti­cas con­di­cio­nes de bue­na vida hoy día, sería más difí­cil que pon­ga sus jóve­nes años y los sacri­fi­que por la Libe­ra­ción Nacio­nal y el Socialismo. 

Por­que de eso se trata. 

Habla­mos de Ricar­do Omar Sapag; “Cai­to” para su fami­lia, de Neuquén
Cai­to es dete­ni­do y lue­go fusi­la­do en Flo­ren­cio Vare­la el 30/​06/​77 a sus 24 años 
Tenía 24 años y fue fusi­la­do en un supues­to enfren­ta­mien­to con las fuer­zas repre­si­vas en Flo­ren­cio Vare­la Pcia de BsAs. 
Sólo la ideo­lo­gía, la per­te­nen­cia a una Orga­ni­za­ción como Mon­to­ne­ros y la entre­ga de vida es lo que expli­ca que un pibi­to rico de Neu­quén, hijo del Gober­na­dor de dere­cha y alia­do de la Dic­ta­du­ra lle­gue a ser el res­pe­ta­do y lúci­do ofi­cial mon­to­ne­ro que fue cuan­do se topó con la muer­te y la enfren­tó con dignidad. 
No le bus­que­mos otra explicación. 
Es sim­ple­men­te la ideo­lo­gía revolucionaria. 

Cuan­do lo eje­cu­ta­ron esta­ba a car­go de la Sec­ción de Com­ba­te “Fito Taver­na” del Ejér­ci­to Mon­to­ne­ro con juris­dic­ción en los dis­tri­tos de Quil­mes, Bera­za­te­gui y Flo­ren­cio Vare­la. En el Sur del Gran Bue­nos Aires. 
Fito Taber­na fue otro gran ofi­cial mon­to­ne­ro Pata­go­ni­co caí­do en BsAs. 
Fito era hijo de un diri­gen­te mapu­che de la Patagonia. 
En esos años muchí­si­mos mapu­ches eran par­te de la orga­ni­za­ción Montoneros. 
Es de supo­ner que Cai­to desig­nó a la Sec­ción de com­ba­te que diri­gía con el nom­bre de su ami­go y com­pa­ñe­ro mapu­che de la Patagonia. 

Cai­to Sapag tuvo tam­bién otro her­mano mon­to­ne­ro caí­do, Enri­que Hora­cio. Ambos eran hijos del Gober­na­dor y cau­di­llo Neu­quino Don Feli­pe Sapag. 

Jus­ta­men­te por pro­ve­nir de la fami­lia de don­de venía y por las cone­xio­nes de su padre con los mili­ta­res lo asig­na­ron a la cus­to­dia de un impor­tan­te ofi­cial del Pro­ce­so, el Bri­ga­dier Mayor Ali Ypres Cor­bat Coman­dan­te de Ope­ra­cio­nes de la Fuer­za Aérea Argen­ti­na. Un ofi­cial desig­na­do (al igual que Vide­la y Mas­se­ra) por el Gobierno pero­nis­ta ele­gi­do por votos. 

El 10 /​12/​75 dos pelo­to­nes de Com­ba­te Mon­to­ne­ros inten­ta­ron secues­trar al Alto Ofi­cial con los datos y la par­ti­ci­pa­ción de Cai­to Sapag que tenía 22 años. 
El Bri­ga­dier y su chó­fer se resis­tie­ron y hubo que dispararles. 

Todo esto ocu­rrió antes del Gol­pe del 76 en pleno gobierno pero­nis­ta. Un gobierno ven­de patria y terro­ris­ta con­du­ci­do por Isa­bel Peron. 
Esto es impor­tan­te para con­si­de­rar dos cuestiones. 
Una es lo rela­ti­vo que es que un gobierno sea ele­gi­do por votos. En sí mis­mo dice poco. (recor­de­mos a De la Rúa o a Macri, o a Menem, para no men­cio­nar más nom­bres y evi­tar ofen­der). Aún así, como en el caso del Gobierno de Isa­bel, seguía sien­do un Esta­do fascista. 
Y la otra es que era, impo­si­ble nin­gu­na uni­dad con los sec­to­res pro Impe­ria­lis­tas y capi­ta­lis­tas del Peronismo. 
La gue­rra era anti­im­pe­ria­lis­ta, pero tam­bién con­tra la diri­gen­cia de un Esta­do terrorista. 
Si era impo­si­ble esa «uni­dad» en 1975, cuan­to más lo sería hoy día. 

“Cai­to” dejó una car­ta públi­ca a sus padres y hermanos: 

“Para que uste­des pue­dan enten­der mi acti­tud de asu­mir la lucha arma­da, deben remon­tar­se a los innu­me­ra­bles esfuer­zos que hemos hecho para reen­cau­zar este pro­ce­so. Noso­tros, el autén­ti­co pero­nis­mo, fui­mos anun­cian­do la trai­ción enquis­ta­da en el Movi­mien­to y en el gobierno des­de antes de la muer­te del gene­ral Perón, fui­mos los pri­me­ros en des­en­mas­ca­rar a López Rega, en exi­gir la demo­cra­ti­za­ción del Movi­mien­to y demo­cra­cia sin­di­cal. Fui­mos tam­bién los que cons­tan­te­men­te seña­la­mos, que para lograr la paci­fi­ca­ción nacio­nal, había que ter­mi­nar con la más terri­ble de las vio­len­cias, la que sufre todos los días el pue­blo: el ham­bre, la mise­ria, la des­ocu­pa­ción, la fal­ta de aten­ción médi­ca. Diji­mos que esta vio­len­cia era la que ori­gi­na­ba la jus­ta res­pues­ta de los de aba­jo, al no encon­trar otro modo de defen­der sus intere­ses. Pero nada de esto ocu­rrió. No sólo no hemos sido escu­cha­dos, sino que ade­más el gobierno de las Fuer­zas Arma­das inten­ta silen­ciar los jus­tos recla­mos popu­la­res usan­do mayor vio­len­cia. Cien­tos de muer­tos, miles de tor­tu­ra­dos y encar­ce­la­dos fue la res­pues­ta. (…) La alter­na­ti­va es cla­ra: o se opta por la libe­ra­ción, se impul­sa una polí­ti­ca eco­nó­mi­ca basa­da en la jus­ta redis­tri­bu­ción de la rique­za, se eli­mi­na la des­ocu­pa­ción y las cau­sas que ori­gi­nan el ham­bre y la mise­ria, se aca­ba el poder polí­ti­co y eco­nó­mi­co del capi­tal extran­je­ro en el país y exis­te liber­tad para que el pue­blo se expre­se sin pros­crip­cio­nes, o el pue­blo aplas­ta­rá inexo­ra­ble­men­te a sus enemi­gos, aun­que le cues­te la vida de sus mejo­res hijos. Esta es la situa­ción de nues­tra patria. Yo ten­go una gran pena por­que esta cri­sis ha lle­ga­do a nues­tra fami­lia, ten­go una gran pena, por­que usted, Papá, lo quie­ra o no, está gober­nan­do con los enemi­gos del pue­blo (…) pero al mis­mo tiem­po no pue­do negar que ten­go tam­bién una tre­men­da ale­gría; la de ser leal con mi otra gran fami­lia que es el pueblo”.

Esto decía a sus 24 años un pibe rico que podía haber ele­gi­do otra vida.
Y sin embar­go optó por poner­se del lado del Pue­blo y com­ba­tir por sus intere­ses, inclu­so enfren­tan­do a su pro­pia familia.
La des­crip­ción que hace Cai­to del Gobierno pero­nis­ta es tan exac­ta, a tal pun­to que al leer­la has­ta se pue­de decir que habla en este pre­sen­te tan duro que tenemos.

Noso­tros, en Con­vo­ca­to­ria SEGUNDA INDEPENDENCIA, cree­mos en el ser humano (pero no en todos por supues­to) y cree­mos pro­fun­da­men­te que es posi­ble un Hom­bre y una Mujer Nue­vas en la Argen­ti­na y en el Mundo. 
Cree­mos que la reali­dad es sus­cep­ti­ble de ser trans­for­ma­da si una o más Orga­ni­za­cio­nes ope­ran sobre ella.
Cree­mos que a pesar de las terri­bles trai­cio­nes, mise­ra­bi­li­da­des y opor­tu­nis­mo de muchos, es posi­ble pre­di­car con el ejem­plo per­so­nal y colectivo.
Por eso enten­de­mos que, con todo el res­pe­to y con­si­de­ra­ción a Cai­to él no será el único.
Habrá sido uno de los mejo­res de los nues­tros, pero jamás podría ser el único.
Si cre­ye­ra­mos que no hay más Cai­tos Sapag no ten­dría sen­ti­do nues­tra militancia.
Por­que el mis­mo Cai­to tam­bién sabía que no era úni­co ni indispensable.
Leyén­do­lo se nota la tre­men­da con­fian­za que tenía en su pueblo.

Glo­ria y honor a uno de los tan­tos y tan­tas mejo­res que tuvimos.
Y honor a los Cai­tos que segu­ra­men­te ya esta­rán cami­nan­do por su mis­ma senda.

1ro de Julio 2020

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.