Denie­gan el “dere­cho al olvi­do” del ex-alcal­de de El Puer­to de San­ta María – La otra Andalucía

La Agen­cia Espa­ño­la de Pro­tec­ción de Datos, ha des­es­ti­ma­do la recla­ma­ción inter­pues­ta por el ex-Alcal­de de El Puer­to de San­ta María, Her­nán Díaz Cor­tés, que invo­can­do el “Dere­cho al Olvi­do”, exi­gió la eli­mi­na­ción de todas las noti­cias refe­ren­tes a su per­so­na que cons­tan en la pági­na web y redes socia­les de Eco­lo­gis­tas en Acción. 

El pasa­do mes de enero su repre­sen­ta­ción legal, se diri­gió a la Con­fe­de­ra­ción Esta­tal de Eco­lo­gis­tas en Acción, advir­tien­do que en su web apa­re­cían varias noti­cias rela­cio­na­das con denun­cias, pro­ce­di­mien­tos judi­cia­les y con­de­nas de Her­nán Díaz, por acti­vi­da­des rea­li­za­das duran­te la lar­ga eta­pa de 15 años que ejer­ció como alcal­de de este muni­ci­pio. La abo­ga­da del ex-alcal­de soli­ci­tó a Eco­lo­gis­tas en Acción, la supre­sión de todas las pági­nas y noti­cia que figu­ren en su heme­ro­te­ca, así como la can­ce­la­ción de las foto­gra­fías que apa­re­cen en dichos enla­ces. Ade­más de invo­car el Regla­men­to Gene­ral de Pro­tec­ción de Datos 6792016, incluía como jus­ti­fi­ca­ción de esta deman­da “que Her­nán Díaz está jubi­la­do, no tenien­do nin­gu­na acti­vi­dad polí­ti­ca o profesional”.

Hay que des­ta­car que fue inha­bi­li­ta­do como alcal­de al haber sido con­de­na­do por un deli­to de pre­va­ri­ca­ción, y, pos­te­rior­men­te, ha acu­mu­la­do varias con­de­nas por otros deli­tos de pre­va­ri­ca­ción, blan­queo de capi­ta­les y con­tra la orde­na­ción del terri­to­rio, algu­nas de ellas por denun­cias de Eco­lo­gis­tas en Acción. El que fue­ra todo­po­de­ro­so y omni­pre­sen­te Alcal­de de El Puer­to, que ejer­ció su car­go de for­ma des­pó­ti­ca, aho­ra quie­re que lo olviden. 

Eco­lo­gis­tas en Acción no aten­dió a dicho reque­ri­mien­to por enten­der que debe pri­mar el dere­cho a la liber­tad de infor­ma­ción y de expre­sión dado que todas las noti­cias hacen refe­ren­cia a pro­ce­di­mien­tos pena­les con­tra el intere­sa­do. Asi­mis­mo, hay que des­ta­car que la infor­ma­ción es de rele­van­cia públi­ca, al estar rela­cio­na­da con el ejer­ci­cio de su car­go como alcal­de. Her­nán Díaz pre­sen­tó una recla­ma­ción con­tra Eco­lo­gis­tas en Acción ante la Agen­cia Espa­ño­la de Pro­tec­ción de Datos, soli­ci­tan­do que “Ins­ten a Eco­lo­gis­tas en Acción a can­ce­lar todas las URL, noti­cias, fotos, etc., que apa­rez­can en los resul­ta­dos de bus­car Her­nán Díaz Cor­tés. Pro­ce­de soli­ci­tar dicho blo­queo al DPD de Eco­lo­gis­tas en Acción”.

La Agen­cia Espa­ño­la de Pro­tec­ción de Datos ha des­es­ti­ma­do dicho reque­ri­mien­to invo­can­do sen­ten­cias del Tri­bu­nal Supre­mo que deter­mi­nan que el “lla­ma­do dere­cho al olvi­do digi­tal… no ampa­ra que cada uno cons­tru­ya un pasa­do a su medi­da, obli­gan­do a los edi­to­res de pági­nas web o a los ges­to­res de los moto­res de bús­que­da a eli­mi­nar el tra­ta­mien­to de sus datos per­so­na­les cuan­do se aso­cian a hechos que no se con­si­de­ren posi­ti­vosTam­po­co jus­ti­fi­ca que aque­llos que se expo­nen a sí mis­mos públi­ca­men­te pue­dan exi­gir que se cons­tru­ya un currícu­lo a su gus­to, con­tro­lan­do el dis­cur­so sobre sí mis­mos, eli­mi­nan­do de Inter­net las infor­ma­cio­nes nega­ti­vas, “posi­cio­nan­do” a su anto­jo los resul­ta­dos de las bús­que­das en Inter­net, de modo que los más favo­ra­bles ocu­pen las pri­me­ras posi­cio­nes. De admi­tir­se esta tesis, se per­tur­ba­rían gra­ve­men­te los meca­nis­mos de infor­ma­ción nece­sa­rios para que los ciu­da­da­nos adop­ten sus deci­sio­nes en la vida demo­crá­ti­ca de un país“.

La Agen­cia des­ta­ca que “nos encon­tra­mos ante infor­ma­ción que no se refie­re a la vida pri­va­da per­so­nal o fami­liar del recla­man­te de la que no se ha acre­di­ta­do que sea inexac­ta u obso­le­ta, por lo que pre­va­le­ce el dere­cho a la liber­tad de expre­sión y de infor­ma­ción regu­la­do en el artícu­lo 20 de la Cons­ti­tu­ción Española”.

Esta des­es­ti­ma­ción de la recla­ma­ción inter­pues­ta por un ex-alcal­de crea un impor­tan­te pre­ce­den­te, pues de haber pros­pe­ra­do hubie­ra supues­to un gra­ve menos­ca­bo al dere­cho de infor­ma­ción y, pro­ba­ble­men­te, un efec­to lla­ma­da a cien­tos de car­gos públi­cos que se han vis­to sal­pi­ca­dos por denun­cias fun­da­das, pro­ce­di­mien­tos judi­cia­les y con­de­nas pena­les y que podrían deman­dar la supre­sión de todas las noti­cias nega­ti­vas sobre su actua­ción, cuan­do ejer­cie­ron sus res­pon­sa­bi­li­da­des políticas.

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.