Áfri­ca. Comien­zan a derri­bar sím­bo­los del colonialismo

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 01 de julio de 2020

Los ciu­da­da­nos pidie­ron al par­la­men­to de Ugan­da la eli­mi­na­ción de monu­men­tos que hon­ran a colo­nia­lis­tas bri­tá­ni­cos y cam­bios de nom­bre a calles que recuer­den el pasa­do impe­rial.

Ugan­da obtu­vo su inde­pen­den­cia en 1962 des­pués de casi 70 años como pro­tec­to­ra­do bri­tá­ni­co, y más de 5.000 per­so­nas han fir­ma­do una peti­ción para des­co­lo­ni­zar y renom­brar las dece­nas de esta­tuas y nom­bres de calles con moti­vos imperiales.

Entre las esta­tuas se encuen­tra una de Lord Fre­drick Lugard, un fun­cio­na­rio colo­nial que ganó repu­tación de cruel en su paso por el este de Áfri­ca, dijo el dia­rio bri­tá­ni­co The Guardian.

Los acti­vis­tas quie­ren cam­biar el nom­bre de King’s Afri­can Rifles Dri­ve en Kam­pa­la, lla­ma­do así para home­na­jear a la uni­dad bri­tá­ni­ca des­ple­ga­da en la bru­tal cam­pa­ña con­tra el levan­ta­mien­to de Mau Mau en la veci­na Kenia.

«Cree­mos fir­me­men­te que la exhi­bi­ción públi­ca con­ti­nua de la ico­no­gra­fía colo­nial glo­ri­fi­ca a indi­vi­duos res­pon­sa­bles de la bru­ta­li­dad, la sub­yu­ga­ción y la humi­lla­ción de los pue­blos colo­ni­za­dos de Ugan­da es una bofe­ta­da a muchas per­so­nas valien­tes que lucha­ron por la inde­pen­den­cia polí­ti­ca de Áfri­ca del Siglo XV has­ta fina­les de la déca­da de 1960”, dice la petición

Las esta­tuas en Esta­dos Uni­dos, Rei­no Uni­do y en toda Euro­pa han sido des­fi­gu­ra­das y derri­ba­das en las últi­mas semanas.

En toda Áfri­ca, reem­pla­za­ron a muchos monu­men­tos cuan­do los esta­dos obtu­vie­ron su independencia.

Sudá­fri­ca, en 2015, vio como los estu­dian­tes derri­ba­ron la esta­tua del impe­ria­lis­ta Cecil Rho­des y la des­truc­ción recien­te de otra e Paul Kru­ger, líder boer del siglo XIX.

Mien­tras, en Sudán exi­gen que se cam­bie el nom­bre de una calle de Jar­tum, la capi­tal, don­de se encuen­tra la emba­ja­da bri­tá­ni­ca, que lle­va el nom­bre del tra­fi­can­te de escla­vos Al-Zubayr Rah­ma Mansur.

El camino con­du­ce al cuar­tel gene­ral mili­tar don­de una pro­tes­ta pací­fi­ca el año pasa­do con­tra el enton­ces pre­si­den­te Omar al-Bashir, ter­mi­nó en una masa­cre de 120 per­so­nas asesinadas.

Hafiz Ibrahim, de Jus­ti­ce Afri­ca, dijo: «Exi­gi­mos el cam­bio del nom­bre de la calle y una dis­cul­pa de los nie­tos de quie­nes se opu­sie­ron a la abo­li­ción de la escla­vi­tud en Sudán».

El acti­vis­ta ugan­dés Apo­llo Maku­bu­ya dijo que el obje­ti­vo era renom­brar las calles «de una mane­ra que pro­mue­va héroes y heroí­nas nacio­na­les, así como con­tri­bu­ya a la armo­nía nacio­nal, el res­pe­to y la pro­tec­ción de los dere­chos huma­nos y la dignidad».

Erias Luk­wa­go, el alcal­de de Kam­pa­la, dijo que la cau­sa esta­ba justificada.

«Hay nom­bres que se pue­den dejar … que refle­jan nues­tra his­to­ria por­que el colo­nia­lis­mo for­ma par­te de nues­tra heren­cia de todos modos. Pero el pun­to es eli­mi­nar los nom­bres de dic­ta­do­res y per­so­nas que come­tie­ron crí­me­nes con­tra la huma­ni­dad de nues­tras calle «

Fuen­te: Al Maya­deen

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.