Uztai­lak 25, BATASUNA BORROKAN. MANIFESTAZIO NAZIONALA. BILBON

Pre­sen­ta­mos esta ini­cia­ti­va con el fin de pro­mo­ver la uni­dad y la acti­va­ción com­ba­ti­va de las fuer­zas de la cla­se obre­ra y sec­to­res popu­la­res de Eus­kal Herria en torno a estos cua­tro prin­ci­pios bási­cos y su con­te­ni­do. Nues­tro pue­blo ha demos­tra­do una nota­ble capa­ci­dad de auto-orga­ni­za­ción popu­lar que por enci­ma de expre­sio­nes con­cre­tas ha con­se­gui­do man­te­ner duran­te lar­gas déca­das, de gene­ra­ción en gene­ra­ción, una posi­ción de lucha y resis­ten­cia gene­ra­do­ra de apren­di­za­jes que hoy que­re­mos rei­vin­di­car. Lejos de nos­tal­gias pero sin olvi­dar nada de lo ocu­rri­do. Con pers­pec­ti­va de futu­ro pero situa­dos en la reali­dad del pre­sen­te. Esta ini­cia­ti­va par­te de la cla­se obre­ra, del cora­zón de nues­tro pue­blo. La pro­po­nen, pro­mue­ven y orga­ni­zan mili­tan­tes de diver­sas orga­ni­za­cio­nes que entien­den que este es el camino a seguir, jóve­nes rebel­des con ansias de sacu­dir su com­pli­ca­do pre­sen­te, expre­sos y expre­sas polí­ti­cos que des­de la humil­dad quie­ren trans­mi­tir lo mejor que dio su lucha y expe­rien­cia, obre­ros y obre­ras sin filia­ción con­cre­ta que han vis­to en ella una bue­na opor­tu­ni­dad para acti­var­se polí­ti­ca­men­te sin tener por ello que per­te­ne­cer a una sigla con­cre­ta. Nece­si­ta­mos, que­re­mos y debe­mos dar un paso al fren­te. Nece­si­ta­mos, que­re­mos y debe­mos avan­zar. Y que­re­mos que esta ini­cia­ti­va sea una sóli­da pie­dra por la que seguir avan­zan­do por la sen­da de la lucha. Por ello y para ello, tam­bién con­ta­mos con­ti­go.

  • AMNISTÍA: La Amnis­tía es mucho más que la sim­ple pues­ta en liber­tad de los pre­sos y pre­sas polí­ti­cos que han sufri­do y sufren la repre­sión fas­cis­ta de los esta­dos con­tro­la­dos por la bur­gue­sía y sus capas mono­po­lis­tas. Enten­de­mos la Amnis­tía como la lucha en favor de medi­das efec­ti­vas que sir­van para imple­men­tar las rei­vin­di­ca­cio­nes que defen­die­ron esos pre­sos y pre­sas polí­ti­cos, y la uni­mos a la supre­sión de las dife­ren­tes for­mas de opre­sión gene­ra­das por el capi­ta­lis­mo. Ade­más, en el caso de Eus­kal Herria, la Amnis­tía es una rei­vin­di­ca­ción his­tó­ri­ca que ha esta­do pre­sen­te des­de 1936 has­ta hoy y ha adop­ta­do espe­cial pro­ta­go­nis­mo en las luchas empren­di­das por la cla­se obre­ra y otras cla­ses popu­la­res. La Amnis­tía for­mó par­te del pro­gra­ma del Fren­te Popu­lar en febre­ro de 1936 y sacó a la calle a miles de obre­ros y lucha­do­res tras haber reci­bi­do los votos de otros cien­tos de miles. La Amnis­tía fue una de las prin­ci­pa­les rei­vin­di­ca­cio­nes popu­la­res de los últi­mos años del fran­quis­mo y entre otros fac­to­res, fue gra­cias a la lucha pro Amnis­tía como nues­tro pue­blo com­pren­dió que la lla­ma­da Refor­ma cons­ti­tu­cio­nal no fue más que una ope­ra­ción des­ti­na­da a encu­brir el fas­cis­mo. Las cár­ce­les vol­vie­ron a lle­nar­se de un día para otro ya que, pese a deno­mi­nar­la Amnis­tía, aque­lla ope­ra­ción no fue más que un auto indul­to que se otor­gó a sí mis­mo el fas­cis­mo espa­ñol. Los repre­sa­lia­dos y repre­sa­lia­das gene­ra­dos con la actua­ción con­se­cuen­te con la lucha pro Amnis­tía y las rei­vin­di­ca­cio­nes popu­la­res y la soli­da­ri­dad cons­cien­te con ellos y ellas ha sido una de las prin­ci­pa­les razo­nes que han man­te­ni­do viva la lla­ma de la lucha en las calles de Eus­kal Herria, sien­do la lla­ve que ha obli­ga­do una y otra vez a mos­trar su ver­da­de­ra cara al esta­do. La Amnis­tía tie­ne que con­ti­nuar sien­do, des­de una pers­pec­ti­va revo­lu­cio­na­ria y com­ba­ti­va, una de las rei­vin­di­ca­cio­nes que el pue­blo tra­ba­ja­dor y sus sec­to­res más cons­cien­tes tie­nen que seguir defen­dien­do por medio de la lucha.

  • AUTODETERMINACIÓN: A nues­tro pue­blo se le siguen negan­do sus dere­chos nacio­na­les, el prin­ci­pio de terri­to­ria­li­dad y el dere­cho a deci­dir en liber­tad su pro­pia orga­ni­za­ción polí­ti­ca. Eus­kal Herria sufre una par­ti­ción y la opre­sión nacio­nal que ejer­cen dos esta­dos bur­gue­ses, el fran­cés y el espa­ñol, con el obje­ti­vo de eter­ni­zar las fron­te­ras geo­grá­fi­cas de sus mer­ca­dos y sis­te­ma de explo­ta­ción. Que­re­mos imple­men­tar el dere­cho de Auto­de­ter­mi­na­ción con el empu­je de la lucha popu­lar, unien­do la libe­ra­ción nacio­nal que como vas­cos y vas­cas desea­mos con la nece­si­dad de derro­car al capi­ta­lis­mo de for­ma defi­ni­ti­va. Apren­dien­do, uti­li­zan­do y rei­vin­di­can­do nues­tra len­gua nacio­nal, el eus­ke­ra. Ponien­do en valor y defen­dien­do las expre­sio­nes de nues­tra iden­ti­dad y cul­tu­ra popu­la­res. Que­re­mos deci­dir en liber­tad nues­tro futu­ro polí­ti­co pero no como lo defien­de la posi­ción bur­gue­sa. Nues­tra cla­se, la cla­se obre­ra, hace suya la lucha con­tra la opre­sión nacio­nal y ade­más de unir­la a la lucha por sus intere­ses, la dota de con­te­ni­dos pro­gre­sis­tas.

  • CLASE OBRERA: La cla­se obre­ra es para noso­tros y noso­tras la posi­ción polí­ti­ca, eco­nó­mi­ca, social y cul­tu­ral que defen­de­mos en la lucha de cla­ses. Somos par­te de la cla­se obre­ra, nos situa­mos en ella, cono­ce­mos lo que le toca sufrir y lo pade­ce­mos ya que nues­tra visión del mun­do par­te del pro­le­ta­ria­do, de la cla­se obre­ra. La cla­se obre­ra es la fuer­za his­tó­ri­ca que está lla­ma­da a ser la ente­rra­do­ra del capi­ta­lis­mo. La impres­cin­di­ble base explo­ta­da que sos­tie­ne el capi­ta­lis­mo, la con­duc­to­ra del tra­ba­jo que garan­ti­za la super­vi­ven­cia de la Huma­ni­dad, la fuer­za his­tó­ri­ca que crea un inter­mi­na­ble volu­men de rique­za. Sal­van­do par­ti­cu­la­ri­da­des que pue­dan dar­se en cada país, la cla­se obre­ra es la úni­ca patria que care­ce de fron­te­ras y es inter­na­cio­nal. La cla­se obre­ra es la cla­se social que por enci­ma del ori­gen mira al futu­ro y se carac­te­ri­za por los valo­res de igual­dad y soli­da­ri­dad que demues­tra en todos los duros com­ba­tes que empren­de. La cla­se obre­ra es el motor revo­lu­cio­na­rio que a la hora de cons­truir una nue­va socie­dad no nece­si­ta de la bur­gue­sía y todos sus mer­ce­na­rios asa­la­ria­dos. La cla­se obre­ra nece­si­ta la inde­pen­den­cia de cla­se para poder defen­der fir­me y correc­ta­men­te sus obje­ti­vos e intere­ses y supe­rar los enga­ños e influen­cias ideo­ló­gi­cas de la bur­gue­sía. La cla­se obre­ra es nues­tra base y nues­tra meta y así es como res­pon­de­mos al lla­ma­mien­to de uni­dad de los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras de todos los paí­ses, pro­mo­vien­do la for­ma­ción y orga­ni­za­ción de una cla­se que viva sin­tien­do pro­fun­da­men­te cual­quier injus­ti­cia come­ti­da con­tra cual­quier ser humano en cual­quier par­te del mun­do.

  • ANTIFASCISMO: El fas­cis­mo es una for­ma con­cre­ta de domi­na­ción que ejer­cen de for­ma vio­len­ta las capas más reac­cio­na­rias de la bur­gue­sía. El fas­cis­mo se nos pre­sen­ta de diver­sas for­mas y con carac­te­rís­ti­cas comu­nes y una de ellas es la fal­si­fi­ca­ción del par­la­men­ta­ris­mo. Somos anti­fas­cis­tas por­que que­re­mos luchar con­tra el capi­ta­lis­mo y lucha­mos con­tra el capi­ta­lis­mo por­que somos anti­fas­cis­tas. Denun­cia­mos el carác­ter opor­tu­nis­ta de cual­quier lec­tu­ra intere­sa­da que se deno­mi­ne anti­fas­cis­ta sin par­tir de esa base. Recor­da­mos, y hace­mos nues­tros, a todas las orga­ni­za­cio­nes, obre­ros y obre­ras, par­ti­sa­nos, maquis, acti­vis­tas, gue­rri­lle­ras y lucha­do­res que han for­ma­do par­te de esta lucha inter­na­cio­nal y en momen­tos his­tó­ri­cos dife­ren­tes han hecho fren­te con todos los medios a su alcan­ce a las diver­sas for­mas en las que se ha mani­fes­ta­do el fas­cis­mo. En el caso del Esta­do espa­ñol que nos opri­me y explo­ta, trae­mos al recuer­do la Resis­ten­cia anti­fas­cis­ta de 1936 y 1939, y, espe­cial­men­te, el ejem­plo dado por mili­tan­tes, mili­cia­nas y guda­ris anti­fas­cis­tas más con­se­cuen­tes. Des­de que los fas­cis­tas gana­ron la gue­rra en 1939, el fas­cis­mo ha sido la car­ta de pre­sen­ta­ción del Esta­do espa­ñol. El fas­cis­mo está asen­ta­do, por citar algu­nos, en el ori­gen y con­te­ni­dos de la Cons­ti­tu­ción, en la acti­vi­dad explo­ta­do­ra e impe­ria­lis­ta de las eli­tes mono­po­lis­tas, en todos los esta­men­tos de la judi­ca­tu­ra, las fuer­zas repre­si­vas y la Igle­sia. Tam­po­co pode­mos pasar por alto el carác­ter del Gobierno pro-nazi de Vichy, toda­vía vivo en el Esta­do fran­cés tras una fal­sa depu­ra­ción. El colo­nia­lis­mo y el aco­so impe­ria­lis­ta, la bru­ta­li­dad poli­cial y el des­pre­cio hacia la liber­tad de los pue­blos, siguen sien­do las señas de iden­ti­dad del Esta­do fran­cés. El fas­cis­mo no es, como sim­pli­fi­can los refor­mis­tas, un asque­ro­so dis­cur­so de un par­ti­do polí­ti­co con­cre­to que ven­cer por medio de las elec­cio­nes bur­gue­sas. El fas­cis­mo es una for­ma de domi­na­ción que pone en vigor la bur­gue­sía, es peli­gro­so, pro­vo­ca gue­rras y sir­ve para mul­ti­pli­car la explo­ta­ción de la cla­se obre­ra. Esta vez, más que los judíos y las cons­pi­ra­cio­nes masó­ni­cas, usan el Covid-19 como excu­sa para per­pe­tuar el fas­cis­mo. La lucha popu­lar anti­fas­cis­ta es res­pon­sa­bi­li­dad de todos y todas. ¡No pasa­rán!

Apor­ta­cio­nes y adhe­sio­nes: [email protected]​protonmail.​com

27 de junio de 2020

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *