La Jun­ta per­mi­te el uso en los cen­tros edu­ca­ti­vos de pla­ta­for­mas digi­ta­les some­ti­das a jui­cio en EEUU por uti­li­zar los datos del alum­na­do

Con la excu­sa de la pan­de­mia (e inclu­so antes de esta) se usa en los cen­tros dis­tit­nos ser­vi­cios de la mul­ti­na­cio­nal esta­dou­ni­den­se que podrían estar dan­do infor­ma­cio­nes sobre alu­man­do y tra­ba­ja­do­res del sec­tor a la mul­ti­na­cio­nal esta­dou­ni­den­se.

Goo­gle bajo sos­pe­cha

Sobre Goo­gle ya pesa la mul­ta ‑que acep­tó pagar- de 170 millo­nes de dóla­res para dete­ner un pro­ce­so que le acu­sa­ba de vul­ne­rar leyes fede­ra­les y del esta­do de Nue­va York por reco­pi­lar ile­gal­men­te datos de los niños que habían esta­do vien­do vídeos en You­Tu­be. Sin embar­go, el fis­cal gene­ral de Nue­vo Méxi­co (EEUU) pre­sen­tó acu­sa­ción (20÷2÷20) con­tra Goo­gle por espiar a millo­nes de niños y a sus fami­lias de Esta­dos Uni­dos y Espa­ña en Goo­gle for Edu­ca­tion.

En la pre­sen­ta­ción, el Fis­cal acu­sa a Goo­gle de reco­pi­lar infor­ma­ción de los meno­res sobre su ubi­ca­ción geo­grá­fi­ca, las pági­nas web que visi­tan, su his­to­rial de bús­que­das y los resul­ta­dos en los que hacen click, los videos que ven en You­Tu­be, su infor­ma­ción per­so­nal de con­tac­tos, sus gra­ba­cio­nes de voz, las con­tra­se­ñas que guar­dan y otra infor­ma­ción sobre su com­por­ta­mien­to.

En la acu­sa­ción se dice: “A pesar de que Goo­gle Edu­ca­tion se pro­mo­cio­na a cole­gios, padres y estu­dian­tes como una herra­mien­ta edu­ca­ti­va gra­tis, su uso y el de otros pro­duc­tos de Goo­gle tie­nen un cos­te muy real que Goo­gle ocul­ta a pro­pó­si­to”, indi­ca el fis­cal en su escri­to. “Goo­gle ha roto esas pro­me­sas y ha enga­ña­do deli­be­ra­da­men­te a padres y pro­fe­so­res sobre su com­pro­mi­so con la pri­va­ci­dad”.

Para la fis­ca­lía, “Mien­tras que Goo­gle pro­por­cio­na Goo­gle Edu­ca­tion como una herra­mien­ta benig­na para res­pon­der a las escue­las fal­tas de recur­sos en todo el país, uti­li­za de for­ma secre­ta Goo­gle Edu­ca­tion como una herra­mien­ta para moni­to­ri­zar a los niños mien­tras bus­can en Inter­net, inclu­yen­do las bús­que­das que hacen en sus casas, en sus orde­na­do­res per­so­na­les, en sus telé­fo­nos y en sus redes pri­va­das”, espio­na­je que la fis­ca­lía til­da de “espe­cial­men­te preo­cu­pan­te” ya que los ado­les­cen­tes recu­rren a Inter­net para bus­car sobre asun­tos sobre los que tie­nen mie­do o ver­güen­za de pre­gun­tar a padres, ami­gos o fami­lia­res, como infor­ma­ción rela­cio­na­da con salud, edu­ca­ción sexual, con­se­jos sobre die­ta, como lidiar con el bull­ying, la ansie­dad o la depre­sión, entre otros”.

Cuen­tas G Sui­te para cen­tros

Las cuen­tas de G Sui­te para Cen­tros Edu­ca­ti­vos son cuen­tas de Goo­gle crea­das y ges­tio­na­das por un cen­tro edu­ca­ti­vo para que las uti­li­cen los alum­nos y los pro­fe­so­res. Son cuen­tas de uso exten­di­do en los cen­tros anda­lu­ces, por­que faci­li­tan la per­so­na­li­za­ción de las mis­mas en fun­ción de la deno­mi­na­ción del cen­tro (por ejem­plo: [email protected]​iesblasinfante.​es) usan­do la tec­no­lo­gía de la mul­ti­na­cio­nal. Al crear estas cuen­tas, el cen­tro edu­ca­ti­vo podría faci­li­tar a Goo­gle infor­ma­ción per­so­nal de los alum­nos y los pro­fe­so­res, gene­ral­men­te nom­bres de usua­rio, direc­cio­nes de correo elec­tró­ni­co y con­tra­se­ñas, pero tam­bién pue­de incluir direc­cio­nes de correo elec­tró­ni­co secun­da­rias, telé­fo­nos y direc­cio­nes.

Goo­gle tam­bién pue­de reco­ger infor­ma­ción per­so­nal direc­ta­men­te de los usua­rios de las cuen­tas de G Sui­te para Cen­tros Edu­ca­ti­vos, como su núme­ro de telé­fono, su foto de per­fil u otros datos que aña­dan a la cuen­ta de G Sui­te para Cen­tros Edu­ca­ti­vos. Goo­gle tam­bién reco­ge infor­ma­ción basa­da en el uso de nues­tros ser­vi­cios, como por ejem­plo la siguien­te: infor­ma­ción del dis­po­si­ti­vo, como el mode­lo de hard­wa­re, la ver­sión del sis­te­ma ope­ra­ti­vo, los iden­ti­fi­ca­do­res úni­cos de dis­po­si­ti­vo e infor­ma­ción de la red móvil, inclui­do el núme­ro de telé­fono del usua­rio.

Infor­ma­ción del regis­tro, inclui­dos deta­lles de cómo ha uti­li­za­do el usua­rio nues­tro ser­vi­cio, datos de los even­tos del dis­po­si­ti­vo y la direc­ción del pro­to­co­lo de Inter­net (IP) del usua­rio. Infor­ma­ción de la ubi­ca­ción, según deter­mi­nen dis­tin­tas tec­no­lo­gías (p. ej., la direc­ción IP, el GPS y otros sen­so­res). Núme­ros exclu­si­vos de la apli­ca­ción (como el de la ver­sión de la apli­ca­ción). Coo­kies o tec­no­lo­gías simi­la­res que se uti­li­zan para reco­ger y alma­ce­nar infor­ma­ción sobre un nave­ga­dor o dis­po­si­ti­vo, como el idio­ma pre­fe­ri­do u otros ajus­tes.

Infor­ma­ción que com­par­ten los usua­rios

Es posi­ble que los cen­tros edu­ca­ti­vos per­mi­tan que los alum­nos acce­dan a ser­vi­cios de Goo­gle, como Docu­men­tos de Goo­gle y Goo­gle Sites, en los que se inclu­yen fun­cio­nes con las que los usua­rios pue­den com­par­tir infor­ma­ción de for­ma públi­ca o con otros usua­rios. Cuan­do éstos com­par­tan infor­ma­ción de for­ma públi­ca, ésta pue­de ser inde­xa­da por moto­res de bús­que­da, inclui­do Goo­gle. Nues­tros ser­vi­cios ofre­cen a los usua­rios varias opcio­nes para com­par­tir y qui­tar con­te­ni­do.
La nece­si­dad de que los alum­nos con­ti­núen apren­dien­do nos ubi­có entre la espa­da y la pared. Fren­te al enor­me daño que la pan­de­mia está dejan­do por el mun­do, sólo nos res­ta espe­rar que Goo­gle asu­ma con res­pon­sa­bi­li­dad sus fun­cio­nes y pro­te­ja con total y abso­lu­ta res­pon­sa­bi­li­dad los datos per­so­na­les de los niños.

Fuen­te: www​.comer​cioy​jus​ti​cia​.info

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *