Argen­ti­na. Fuer­zas Arma­das: Regre­so a la doc­tri­na Garré

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 30 junio 2020

El Gobierno dero­gó la refor­ma de Mau­ri­cio Macri 

El macris­mo había abier­to la puer­ta para la incor­po­ra­ción de tareas de segu­ri­dad inte­rior. Un decre­to vuel­ve a limi­tar la actua­ción del Ejér­ci­to a la agre­sión extranjera.

Ima­gen: Ber­nar­dino Avila

La refor­ma de las Fuer­zas Arma­das que había pues­to en mar­cha la ges­tión de Mau­ri­cio Macri –y que per­mi­tía su incor­po­ra­ción a tareas de segu­ri­dad inte­rior, con apo­yo logís­ti­co, prin­ci­pal­men­te en las fron­te­ras, con­trol de nar­co­trá­fi­co y terro­ris­mo – , fue dero­ga­da por el Gobierno a tra­vés de un decre­to que lle­va las fir­mas del pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez, el jefe de Gabi­ne­te San­tia­go Cafie­ro, y el minis­tro de Defen­sa Agus­tín Ros­si. De esta for­ma se vol­vió a las regla­men­ta­cio­nes que regían duran­te las pre­si­den­cias de Nés­tor y Cris­ti­na Kirch­ner, que limi­tan la actua­ción del Ejér­ci­to ante las agre­sio­nes extran­je­ras. El regre­so al DNU 72706 esta­ble­ce que las “agre­sio­nes de ori­gen externo” están enmar­ca­das en “el uso de la fuer­za arma­da por un Esta­do con­tra la sobe­ra­nía, la inte­gri­dad terri­to­rial o la inde­pen­den­cia polí­ti­ca de nues­tro país, o en cual­quier otra for­ma que sea incom­pa­ti­ble con la Car­ta de las Nacio­nes Unidas”.

“Emo­cio­na escu­char los aplau­sos que reci­bió per­so­nal mili­tar del Ejér­ci­to Argen­tino en el barrio San Jor­ge, de Tigre. Estos ges­tos se mul­ti­pli­can en todo el país en reco­no­ci­mien­to al enor­me tra­ba­jo que están rea­li­zan­do las Fuer­zas Arma­das en tiem­pos de pan­de­mia”, escri­bió el minis­tro Rossi.

El Minis­te­rio de Defen­sa tie­ne un pla­zo de seis meses para ela­bo­rar una “pro­pues­ta de una nue­va direc­ti­va de polí­ti­ca de Defen­sa Nacio­nal”, que a par­tir de aho­ra ten­drá que ver sólo con obje­ti­vos rela­cio­na­dos a agre­sio­nes exter­nas. Los decre­tos 68320187032018, que fir­ma­ron Mau­ri­cio Macri, su jefe de Gabi­ne­te Mar­cos Peña y el ex minis­tro de Defen­sa Oscar Aguad, eran par­te del plan de rees­truc­tu­ra­ción mili­tar para las Fuer­zas Arma­das. En el segun­do decre­to, Macri esta­ble­cía la “Direc­ti­va de Polí­ti­ca de Defen­sa Nacio­nal” (DPDN), la modi­fi­ca­ción del des­plie­gue de uni­da­des y el envío de mili­ta­res a la fron­te­ra nor­te para com­ba­tir el narcotráfico.

Las direc­ti­vas del DNU 72706, emi­ti­do cuan­do Nil­da Garré ocu­pa­ba el minis­te­rio de Defen­sa, esta­ble­cen que las Fuer­zas Arma­das son un ins­tru­men­to mili­tar de defen­sa nacio­nal que debe ser emplea­do sólo ante agre­sio­nes de ori­gen externo per­pe­tra­das por fuer­zas arma­das per­te­ne­cien­tes a otro Estado.

En los con­si­de­ran­dos del nue­vo decre­to cons­ta que para dilu­ci­dar las cues­tio­nes de Defen­sa Nacio­nal “se debe­rá tener per­ma­nen­te­men­te en cuen­ta la dife­ren­cia fun­da­men­tal que sepa­ra la Defen­sa Nacio­nal de la Segu­ri­dad Inte­rior del Sis­te­ma de Defen­sa Nacio­nal”. La modi­fi­ca­ción men­cio­na que la refor­ma macris­ta “alte­ró osten­si­ble­men­te el cri­te­rio demar­ca­to­rio que sepa­ra la Defen­sa Nacio­nal de la Segu­ri­dad Inte­rior, por­que el Decre­to N° 68318 omi­tió que la esci­sión de estos cam­pos devie­ne del tipo y/​o natu­ra­le­za de la ame­na­za, con­clu­yen­do que, como con­se­cuen­cia de la evo­lu­ción del entorno de Segu­ri­dad y Defen­sa, resul­ta­ba nece­sa­rio esta­ble­cer nue­vos roles y fun­cio­nes para cada una de estas ins­tan­cias, lo que con­tra­vie­ne el sóli­do con­sen­so nor­ma­ti­vo y doc­tri­na­rio alcan­za­do des­de la recu­pe­ra­ción de la demo­cra­cia en el año 1983”.

Agus­tín Ros­si: “En seis meses ten­dre­mos que ela­bo­rar una nue­va polí­ti­ca de Defensa” 

El minis­tro de Defen­sa, Agus­tín Ros­si, ade­lan­tó en AM750 que en seis meses el Gobierno pre­sen­ta­rá una nue­va polí­ti­ca de Defen­sa. Lo hizo tras la dero­ga­ción de la refor­ma de las Fuer­zas Arma­das que había impul­sa­do la ges­tión de Mau­ri­cio Macri y que per­mi­tía su incor­po­ra­ción a tareas de segu­ri­dad interior. 

“Lo que nos pare­cía que esta­ba mal era una
modi­fi­ca­ción que la ges­tión de Cam­bie­mos había hecho a la reglamentación
de la Ley de Defen­sa que esta­ble­cía que las FFAA solo podrían actuar
antes una agre­sión exter­na. Es decir cuan­do había una agre­sión de otro
país”, dijo Ros­si en comu­ni­ca­ción con Caí­mi a las 6.

“Lo que hizo la ges­tión ante­rior fue eli­mi­nar los tér­mi­nos ‘Mili­tar y esta­tal’ de la regla­men­ta­ción. Median­te
esa defi­ni­ción difu­sa de agre­sión exter­na deja­ban abier­ta la puerta
para que las Fuer­zas Arma­das pue­dan actuar en el com­ba­te con­tra el
nar­co­trá­fi­co y de esta mane­ra meter­los en las cues­tio­nes de seguridad
inte­rior
que noso­tros no com­par­ti­mos en abso­lu­to”, sos­tu­vo el
minis­tro de Defen­sa. ”Eso no tuvo bue­nos resul­ta­dos en nin­gún lugar del
mun­do”, agregó.

Ros­si expli­có que tras la dero­ga­ción vuel­ve a
regir la polí­ti­ca de defen­sa del 2015 y que en seis meses ela­bo­ran una
nue­va que será la guía de acción para los pró­xi­mos tres años de
gestión. 

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.