Argen­ti­na. Fuer­zas Arma­das: Regre­so a la doc­tri­na Garré

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 30 junio 2020

El Gobierno dero­gó la refor­ma de Mau­ri­cio Macri 

El macris­mo había abier­to la puer­ta para la incor­po­ra­ción de tareas de segu­ri­dad inte­rior. Un decre­to vuel­ve a limi­tar la actua­ción del Ejér­ci­to a la agre­sión extran­je­ra.

Ima­gen: Ber­nar­dino Avi­la

La refor­ma de las Fuer­zas Arma­das que había pues­to en mar­cha la ges­tión de Mau­ri­cio Macri –y que per­mi­tía su incor­po­ra­ción a tareas de segu­ri­dad inte­rior, con apo­yo logís­ti­co, prin­ci­pal­men­te en las fron­te­ras, con­trol de nar­co­trá­fi­co y terro­ris­mo – , fue dero­ga­da por el Gobierno a tra­vés de un decre­to que lle­va las fir­mas del pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez, el jefe de Gabi­ne­te San­tia­go Cafie­ro, y el minis­tro de Defen­sa Agus­tín Ros­si. De esta for­ma se vol­vió a las regla­men­ta­cio­nes que regían duran­te las pre­si­den­cias de Nés­tor y Cris­ti­na Kirch­ner, que limi­tan la actua­ción del Ejér­ci­to ante las agre­sio­nes extran­je­ras. El regre­so al DNU 72706 esta­ble­ce que las “agre­sio­nes de ori­gen externo” están enmar­ca­das en “el uso de la fuer­za arma­da por un Esta­do con­tra la sobe­ra­nía, la inte­gri­dad terri­to­rial o la inde­pen­den­cia polí­ti­ca de nues­tro país, o en cual­quier otra for­ma que sea incom­pa­ti­ble con la Car­ta de las Nacio­nes Uni­das”.

“Emo­cio­na escu­char los aplau­sos que reci­bió per­so­nal mili­tar del Ejér­ci­to Argen­tino en el barrio San Jor­ge, de Tigre. Estos ges­tos se mul­ti­pli­can en todo el país en reco­no­ci­mien­to al enor­me tra­ba­jo que están rea­li­zan­do las Fuer­zas Arma­das en tiem­pos de pan­de­mia”, escri­bió el minis­tro Ros­si.

El Minis­te­rio de Defen­sa tie­ne un pla­zo de seis meses para ela­bo­rar una “pro­pues­ta de una nue­va direc­ti­va de polí­ti­ca de Defen­sa Nacio­nal”, que a par­tir de aho­ra ten­drá que ver sólo con obje­ti­vos rela­cio­na­dos a agre­sio­nes exter­nas. Los decre­tos 68320187032018, que fir­ma­ron Mau­ri­cio Macri, su jefe de Gabi­ne­te Mar­cos Peña y el ex minis­tro de Defen­sa Oscar Aguad, eran par­te del plan de rees­truc­tu­ra­ción mili­tar para las Fuer­zas Arma­das. En el segun­do decre­to, Macri esta­ble­cía la “Direc­ti­va de Polí­ti­ca de Defen­sa Nacio­nal” (DPDN), la modi­fi­ca­ción del des­plie­gue de uni­da­des y el envío de mili­ta­res a la fron­te­ra nor­te para com­ba­tir el nar­co­trá­fi­co.

Las direc­ti­vas del DNU 72706, emi­ti­do cuan­do Nil­da Garré ocu­pa­ba el minis­te­rio de Defen­sa, esta­ble­cen que las Fuer­zas Arma­das son un ins­tru­men­to mili­tar de defen­sa nacio­nal que debe ser emplea­do sólo ante agre­sio­nes de ori­gen externo per­pe­tra­das por fuer­zas arma­das per­te­ne­cien­tes a otro Esta­do.

En los con­si­de­ran­dos del nue­vo decre­to cons­ta que para dilu­ci­dar las cues­tio­nes de Defen­sa Nacio­nal “se debe­rá tener per­ma­nen­te­men­te en cuen­ta la dife­ren­cia fun­da­men­tal que sepa­ra la Defen­sa Nacio­nal de la Segu­ri­dad Inte­rior del Sis­te­ma de Defen­sa Nacio­nal”. La modi­fi­ca­ción men­cio­na que la refor­ma macris­ta “alte­ró osten­si­ble­men­te el cri­te­rio demar­ca­to­rio que sepa­ra la Defen­sa Nacio­nal de la Segu­ri­dad Inte­rior, por­que el Decre­to N° 68318 omi­tió que la esci­sión de estos cam­pos devie­ne del tipo y/​o natu­ra­le­za de la ame­na­za, con­clu­yen­do que, como con­se­cuen­cia de la evo­lu­ción del entorno de Segu­ri­dad y Defen­sa, resul­ta­ba nece­sa­rio esta­ble­cer nue­vos roles y fun­cio­nes para cada una de estas ins­tan­cias, lo que con­tra­vie­ne el sóli­do con­sen­so nor­ma­ti­vo y doc­tri­na­rio alcan­za­do des­de la recu­pe­ra­ción de la demo­cra­cia en el año 1983”.

Agus­tín Ros­si: “En seis meses ten­dre­mos que ela­bo­rar una nue­va polí­ti­ca de Defen­sa” 

El minis­tro de Defen­sa, Agus­tín Ros­si, ade­lan­tó en AM750 que en seis meses el Gobierno pre­sen­ta­rá una nue­va polí­ti­ca de Defen­sa. Lo hizo tras la dero­ga­ción de la refor­ma de las Fuer­zas Arma­das que había impul­sa­do la ges­tión de Mau­ri­cio Macri y que per­mi­tía su incor­po­ra­ción a tareas de segu­ri­dad inte­rior.

“Lo que nos pare­cía que esta­ba mal era una
modi­fi­ca­ción que la ges­tión de Cam­bie­mos había hecho a la regla­men­ta­ción
de la Ley de Defen­sa que esta­ble­cía que las FFAA solo podrían actuar
antes una agre­sión exter­na. Es decir cuan­do había una agre­sión de otro
país”, dijo Ros­si en comu­ni­ca­ción con Caí­mi a las 6.

“Lo que hizo la ges­tión ante­rior fue eli­mi­nar los tér­mi­nos ‘Mili­tar y esta­tal’ de la regla­men­ta­ción. Median­te
esa defi­ni­ción difu­sa de agre­sión exter­na deja­ban abier­ta la puer­ta
para que las Fuer­zas Arma­das pue­dan actuar en el com­ba­te con­tra el
nar­co­trá­fi­co y de esta mane­ra meter­los en las cues­tio­nes de segu­ri­dad
inte­rior
que noso­tros no com­par­ti­mos en abso­lu­to”, sos­tu­vo el
minis­tro de Defen­sa. ”Eso no tuvo bue­nos resul­ta­dos en nin­gún lugar del
mun­do”, agre­gó.

Ros­si expli­có que tras la dero­ga­ción vuel­ve a
regir la polí­ti­ca de defen­sa del 2015 y que en seis meses ela­bo­ran una
nue­va que será la guía de acción para los pró­xi­mos tres años de
ges­tión. 

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *