¡Las anda­lu­zas no tene­mos rey! – La otra Anda­lu­cía

El pró­xi­mo 29 de junio Feli­pe VI esta­rá en Anda­lu­cía en el mar­co de la “gira” que está rea­li­zan­do en los terri­to­rios gober­na­dos por el Esta­do espa­ñol tras levan­tar­se el esta­do de alar­ma por el COVID-19. Ante esta visi­ta des­de Nación Anda­lu­za que­re­mos expre­sar:

  • Para la mili­tan­cia de Nación Anda­lu­za el rey de Espa­ña no es bien­ve­ni­do. No olvi­da­mos que su trono lo ha here­da­do de su padre, a su vez impues­to por el cri­mi­nal Fran­cis­co Fran­co. Tam­po­co olvi­da­mos el tra­to y la sobre­ex­plo­ta­ción a la que sus ante­ce­so­res han some­ti­do al Pue­blo Anda­luz. Ni que reyes y noble­za son los res­pon­sa­bles de nues­tra con­quis­ta y de la enor­me des­igual­dad que des­de fina­les de la Edad Media se ha dado en Anda­lu­cía.
  • Las anda­lu­zas no tene­mos rey. El últi­mo rey anda­luz se rin­dió ante Cas­ti­lla en el siglo XV. Des­de enton­ces las anda­lu­zas lucha­mos por nues­tra liber­tad que des­de el siglo XVI se for­mu­la con bajo la deno­mi­na­ción ins­ti­tu­cio­nal de repú­bli­ca. En el pre­sen­te usa­mos la deno­mi­na­ción de la Repú­bli­ca Anda­lu­za de Tra­ba­ja­do­ras.
  • Esta gira no es más que un lava­do de cara ante la evi­den­te cri­sis de la monar­quía como ins­ti­tu­ción. Los múl­ti­ples casos de corrup­ción de Juan Car­los I apa­re­ci­dos en pren­sa lo han reve­la­do como un clep­tó­mano, muje­rie­go y adic­to a diver­sas sus­tan­cias, han moti­va­do que varias veces se haya pro­pues­to y veta­do en el Con­gre­so espa­ñol su inves­ti­ga­ción. Su carác­ter de rey emé­ri­to impi­de su pro­ce­sa­mien­to judi­cial, que­bran­do el prin­ci­pio demo­crá­ti­co bur­gués de la igual­dad ante la ley de toda la ciu­da­da­nía.
  • Aho­ra que la monar­quía decae decla­ra­mos que nues­tro obje­ti­vo no es la muta­ción del actual régi­men bur­gués del 78 en una III Repú­bli­ca espa­ño­la de cor­te social­de­mó­cra­ta o “pro­gre”. Nues­tra lucha es por la cons­ti­tu­ción de un mode­lo polí­ti­co-admi­nis­tra­ti­vo pro­pio de carác­ter demo­crá­ti­co-popu­lar. El esta­ble­ci­mien­to de una Repú­bli­ca Anda­lu­za de Tra­ba­ja­do­res como mode­lo de Esta­do anda­luz ple­na­men­te demo­crá­ti­co (con una admi­nis­tra­ción esta­rá al ser­vi­cio de las nece­si­da­des de la mayo­ría) y popu­lar (todas sus estruc­tu­ras eco­nó­mi­cas que­da­rán bajo super­vi­sión social y some­ti­da a los intere­ses colec­ti­vos), que dé paso en una fase pos­te­rior a la Repú­bli­ca Fede­ral Socia­lis­ta Anda­lu­za.

Por todo ello, lla­ma­mos a toda nues­tra mili­tan­cia, adhe­ri­das y sim­pa­ti­zan­tes a reci­bir el pró­xi­mo día 29 al monar­ca en nues­tro país ‑allí don­de pue­dan- con una arbo­nai­da al gri­to de “Anda­lu­cía sin monar­quía”.

¡Las anda­lu­zas no tene­mos rey!

¡Viva Anda­lu­cía repu­bli­ca­na!

Per­ma­nen­te de la C.N. de Nación Anda­lu­za.

Anda­lu­cía, 27 de junio de 2020.

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).

Latest posts by Car­los Ríos (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *