La Jun­ta fumi­ga el Par­que Natu­ral Sie­rra de Gra­za­le­ma con un her­bi­ci­da can­ce­rí­geno – La otra Andalucía

La Jun­ta (PP‑C’s‑Vox) ha pro­ce­di­do de nue­vo a fumi­gar las cune­tas de la carre­te­ra de El Bos­que a Gra­za­le­ma con el polé­mi­co her­bi­ci­da gli­fo­sa­to. La Jun­ta de Anda­lu­cía, que admi­nis­tra este par­que natu­ral, sigue hacien­do oídos sor­dos a las adver­ten­cias sobre las gra­ves con­se­cuen­cias que pue­de aca­rrear el gli­fo­sa­to sobre el medio ambien­te y la salud de las personas.

La jus­ti­fi­ca­ción que sue­le uti­li­zar es que se fumi­ga para pre­ve­nir incen­dios fores­ta­les y mejo­rar la visi­bi­li­dad de las carre­te­ras. Ambos argu­men­tos son total­men­te fal­sos denun­cia Eco­lo­gis­tas en Acción. Según el colec­ti­vo eco­lo­gis­ta “lo que se está hacien­do es pro­vo­car que la hier­ba se seque antes de tiem­po, por lo que aumen­ta el ries­go de incen­dios, y el secar las ramas de los arbus­tos no mejo­ra nin­gu­na visi­bi­li­dad”. La opción más via­ble téc­ni­ca y ambien­tal­men­te es el des­bro­ce y poda mecá­ni­ca de la hier­ba y los arbus­tos que se desa­rro­llan en las cune­tas, lo que ya se ha hecho con resul­ta­dos posi­ti­vos en otras carre­te­ras. Ade­más, de aumen­tar la nece­si­dad de mano de obra. 

Según el comu­ni­ca­do remi­ti­do por Eco­lo­gis­tas en Acción “El gli­fo­sa­to es un pro­duc­to alta­men­te tóxi­co que la Agen­cia Inter­na­cio­nal para la Inves­ti­ga­ción sobre el Cán­cer (IARC), depen­dien­te de la OMS, ha cla­si­fi­ca­do como poten­cial­men­te can­ce­rí­geno, pudien­do tam­bién pro­vo­car alte­ra­cio­nes endo­cri­nas. Pero tan­to la Jun­ta de Anda­lu­cía como la Dipu­tación pro­vin­cial siguen con la polí­ti­ca de que has­ta que no se prohí­ba, lo que podría hacer en bre­ve la UE, seguir uti­li­zán­do­lo, aun­que las con­se­cuen­cias para el medio ambien­te y la salud de las per­so­nas sean irreversibles”. 

Ade­más denun­cian que “la Jun­ta no advier­te a la pobla­ción local, como obli­ga la ley, de las con­se­cuen­cias de este her­bi­ci­da para que adop­ten medi­das pre­ven­ti­vas. Las fumi­ga­cio­nes enve­ne­nan y secan la hier­ba de las cune­tas, de la que se ali­men­ta la fau­na sal­va­je y el gana­do. Estas fumi­ga­cio­nes pue­den pro­vo­car daños irre­pa­ra­bles al cre­cien­te sec­tor de la agri­cul­tu­ra y la gana­de­ría eco­ló­gi­ca en este par­que natural”.

Eco­lo­gis­tas en Acción le pide públi­ca­men­te Fran­cis­co Moreno, el nue­vo pre­si­den­te de la Jun­ta Rec­to­ra de este par­que natu­ral que haga las ges­tio­nes nece­sa­rias para que se deje de enve­ne­nar este emble­má­ti­co par­que natural.

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.