Puer­to Rico. Recha­zo a la pri­va­ti­za­ción de la Auto­ri­dad de Ener­gía Eléctrica

Por Cán­di­da Cot­to /​Resumen Lati­no­ame­ri­cano 26 de junio de 2020

La Auto­ri­dad de Ener­gía Eléc­tri­ca (AEE), jun­to a la Jun­ta de Con­trol Fis­cal (JCF), la Auto­ri­dad para las Alian­zas Públi­co-Pri­va­das (AAPP) y en esta oca­sión jun­to al Nego­cia­do de Ener­gía (NEPR), enti­dad que se supo­ne vele por los con­su­mi­do­res, se con­fa­bu­la­ron para pac­tar la pri­va­ti­za­ción de la cita­da cor­po­ra­ción públi­ca a espal­das de los y las consumidoras(es) del pue­blo de Puer­to Rico.
Este lunes 22 de junio en un anun­cio ines­pe­ra­do la JCF dio a cono­cer que había apro­ba­do el acuer­do alcan­za­do por AAPP para ceder a la empre­sa LUMA Energy la ope­ra­ción del sis­te­ma de trans­mi­sión y dis­tri­bu­ción de la AEE. Aun­que el anun­cio de la pri­va­ti­za­ción no es sor­pren­den­te ya que ese es uno de los fines mani­fies­tos de la JCF, de la actual admi­nis­tra­ción del Par­ti­do Nue­vo Pro­gre­sis­ta (PNP) que fue la que apro­bo la ley así como de miem­bros del Par­ti­do Popu­lar Demo­crá­ti­co (PPD). Lo que per­tur­ba es que el Nego­cia­do de Ener­gía según dijo la JCF había apro­ba­do hacia una sema­na el acuer­do. EL NEPR nun­ca dio a cono­cer al públi­co que tenía ante su con­si­de­ra­ción el cita­do acuer­do.
Según infor­mó la JCF la AEE reten­drá la titu­la­ri­dad de los acti­vos del sis­te­ma de trans­mi­sión y dis­tri­bu­ción, en tan­to LUMA Energy se encar­ga­rá de las ope­ra­cio­nes del sis­te­ma, lo que inclu­ye el ser­vi­cio al clien­te y la fac­tu­ra­ción. El con­tra­to inclu­ye un perio­do de tran­si­ción de 12 meses, antes de que entre en vigen­cia el con­tra­to por 15 años. Este perio­do de tran­si­ción es con el pro­pó­si­to de la AEE com­ple­te su pro­ce­so de la nego­cia­ción de su deu­da bajo el Titu­lo III de la ley Pro­me­sa.
Fren­te a este desa­rro­llo las orga­ni­za­cio­nes agru­pa­das bajo la pro­pues­ta de Que­re­mos Sol repu­dia­ron la pri­va­ti­za­ción la cual cali­fi­ca­ron como el de una tran­sac­ción caren­te de trans­pa­ren­cia y par­ti­ci­pa­ción públi­ca, que solo bene­fi­cia a intere­ses par­ti­cu­la­res.
“La con­tra­ta­ción, que com­pro­me­te otros $1,500 millo­nes del pue­blo, se suma al lar­go tra­yec­to de tran­sac­cio­nes irre­gu­la­res y des­acer­ta­das que han lace­ra­do la ima­gen y capa­ci­dad de esa cor­po­ra­ción públi­ca y que retra­san la agen­da hacia la efi­cien­cia y la ener­gía reno­va­ble dis­tri­bui­da, ubi­ca­da prin­ci­pal­men­te en techos. El con­tra­to es leo­nino y no pro­te­ge los intere­ses del pue­blo”, dijo Ingrid Vila Biag­gi, pre­si­den­ta de CAMBIO.
Las orga­ni­za­cio­nes ins­ta­ron a los ciu­da­da­nos y ciu­da­da­nas a expre­sar su recha­zo a la tran­sac­ción, así como a orien­tar­se sobre la alter­na­ti­va demo­crá­ti­ca y sos­te­ni­ble que ofre­ce Que­re­mos Sol. “Hemos com­par­ti­do la pro­pues­ta con comu­ni­da­des y otras orga­ni­za­cio­nes. Es impor­tan­te que cada ciu­da­dano y ciu­da­da­na sepa que Puer­to Rico tie­ne opcio­nes más cos­to efec­ti­vas para todos. Debe­mos recla­mar al gobierno que desis­ta de la pri­va­ti­za­ción y con­si­de­re nues­tra pro­pues­ta con serie­dad”, expre­só Adria­na Gon­zá­lez, coor­di­na­do­ra de Sie­rra Club.

Mien­tras el licen­cia­do Pedro Saa­dé Llo­réns des­cri­bió el acuer­do como “otro más en la tra­yec­to­ria de malas tran­sac­cio­nes de gobierno que per­ju­di­can al país y enri­que­cen a intere­ses pri­va­dos con el poten­cial de aumen­tar el cos­to de ener­gía a los con­su­mi­do­res”. Myr­na Conty, coor­di­na­do­ra de la Coa­li­ción Anti-inci­ne­ra­ción, repa­ró en el que si el con­tra­to fue­se una bue­na tran­sac­ción para el pue­blo no hubie­sen teni­do que ocul­tar­la del escru­ti­nio públi­co como hizo la alta geren­cia de la AEE. El gru­po des­ta­có ade­más que, lejos de con­tar con una visión ener­gé­ti­ca abar­ca­do­ra y de lar­go pla­zo, la pro­pues­ta de pri­va­ti­zar la AEE fue uti­li­za­da como sub­ter­fu­gio por el gobierno de Ricar­do Ros­se­lló ante su desas­tre en el mane­jo de la emer­gen­cia y el res­ta­ble­ci­mien­to rápi­do del sis­te­ma eléctrico.

En esa línea se expre­só el doc­tor Agus­tín Iri­zarry, cate­drá­ti­co del Depar­ta­men­to de Ener­gía Eléc­tri­ca de la Uni­ver­si­dad de Puer­to Rico en Maya­güez (PR‑M) y una de las máxi­mas auto­ri­da­des en el tema ener­gé­ti­co en Puer­to Rico.
“Aquí los direc­ti­vos de la AEE y el gobierno deci­den abdi­car en su deber de admi­nis­trar los bie­nes públi­cos ante su pro­pia inca­pa­ci­dad en el mane­jo efi­cien­te y efec­ti­vo de esa cor­po­ra­ción. Los ser­vi­cios esen­cia­les, como es el ser­vi­cio eléc­tri­co, no pue­den estar a la mer­ced del mer­ca­do ni suje­to a moti­va­cio­nes de ganan­cias. Esto aumen­ta la vul­ne­ra­bi­li­dad de nues­tro pue­blo, par­ti­cu­lar­men­te de las comu­ni­da­des más nece­si­ta­das”.
En tan­to el pre­si­den­te de la Unión de Tra­ba­ja­do­res de la Indus­tria Eléc­tri­ca y Rie­go (Utier), Ángel Figue­roa Jara­mi­llo, indi­có que el pro­ce­so dejó fue­ra a los emplea­dos de la AEE, cuya plan­ti­lla ha sido redu­ci­da en los últi­mos años como estra­te­gia para favo­re­cer a intere­ses cor­po­ra­ti­vos y jus­ti­fi­car la ven­ta de la uti­li­dad. “Aho­ra, los tra­ba­ja­do­res están expues­tos al ries­go de per­der sus tra­ba­jos a dis­cre­ción de la empre­sa con­tra­tan­te. De igual for­ma, el con­tra­to abre la puer­ta para la quie­bra del Sis­te­ma de Reti­ro de los emplea­dos. Un pro­ce­so de trans­for­ma­ción serio hubie­se inte­gra­do a los tra­ba­ja­do­res que cono­cen de pri­me­ra mano las nece­si­da­des y las opor­tu­ni­da­des de pro­veer­le a Puer­to Rico un sis­te­ma eléc­tri­co con­fia­ble, cos­to-efec­ti­vo y sos­te­ni­ble”, indi­có.
El pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Emplea­dos Geren­cia­les de la AEE, Abraham Gar­cía Román, tam­bién recha­zó expre­sio­nes ver­ti­das por direc­ti­vos del gobierno que indi­ca­ban que los emplea­dos de la AEE esta­ban com­pla­ci­dos con esta tran­sac­ción. “Este nefas­to acuer­do trai­cio­na al pue­blo de Puer­to Rico, la con­fian­za y leal­tad de los emplea­dos de la AEE que, a pesar de todas las difi­cul­ta­des por fal­ta de man­te­ni­mien­to, mate­ria­les y equi­po, nos man­tu­vi­mos tra­ba­jan­do y logra­mos levan­tar el sis­te­ma eléc­tri­co has­ta el últi­mo clien­te lue­go del paso del hura­cán María, el terre­mo­to y que hoy lo man­te­ne­mos a pesar de la pan­de­mia del COVID-19”.

Por otro lado, Fede­ri­co Cin­trón, direc­tor de El Puen­te sen­ten­ció que la tran­sac­ción repre­sen­ta otro retra­so en la agen­da de trans­for­ma­ción del sis­te­ma hacia la efi­cien­cia y la ener­gía reno­va­ble dis­tri­bui­da, pues se per­pe­túa el mode­lo cen­tra­li­za­do. Advir­tió que la empre­sa con­tra­ta­da se espe­cia­li­za en gene­ra­ción cen­tra­li­za­da y en infra­es­truc­tu­ra de trans­mi­sión a gran esca­la, no en la gene­ra­ción dis­tri­bui­da, que es el mode­lo más con­ve­nien­te para Puer­to Rico.
Otra de las par­ti­ci­pan­tes de Que­re­mos Sol, la licen­cia­da Ruth San­tia­go argu­men­tó que el con­tra­to es con­tra­rio a la pro­pia polí­ti­ca públi­ca de lograr que las y los ciu­da­da­nos sean pro­duc­to­res de ener­gía a tra­vés de sis­te­mas foto­vol­tai­cos en techos, bate­rías, efi­cien­cia ener­gé­ti­ca y otras alter­na­ti­vas a las gran­des plan­tas cen­tra­li­za­das que tan­to depen­den de un sis­te­ma de trans­mi­sión y dis­tri­bu­ción vul­ne­ra­ble a los hura­ca­nes y a tor­men­tas cada vez más fre­cuen­tes e inten­sas.
Las orga­ni­za­cio­nes ade­lan­ta­ron que con­ti­nua­rán alzan­do la voz para que quie­nes gobier­nan entien­dan que Puer­to Rico no está dis­pues­to a dejar­se enga­ñar más y que pró­xi­ma­men­te darán a cono­cer nue­vos esfuer­zos en bus­ca de evi­tar que el gobierno siga hun­dien­do al país con más pro­yec­tos y con­tra­tos noci­vos para el pueblo.

El sena­dor por el Par­ti­do Inde­pen­den­tis­ta Puer­to­rri­que­ño (PIP) y can­di­da­to a la gober­na­ción licen­cia­do Juan Dal­mau Ramí­rez, tam­bién hizo expre­sio­nes de recha­zo a la pri­va­ti­za­ción. “este gobierno le entre­gó a una cor­po­ra­ción extran­je­ra la admi­nis­tra­ción de un ser­vi­cio esen­cial y nece­sa­rio para todos, resi­den­tes y comer­cian­tes. El impac­to será aumen­to en las fac­tu­ras, ya no solo por la deter­mi­na­ción del acuer­do de la Juez Swain sobre la AEE en la fase de la gene­ra­ción, sino por­que aho­ra la dis­tri­bu­ción se pri­va­ti­za. Son dos aumen­tos seña­la­dos que cau­san enor­me daño al bol­si­llo de los con­su­mi­do­res resi­den­cia­les y aumen­ta los cos­tos ope­ra­cio­na­les de los peque­ños y media­nos comer­cian­tes”, advirtió.

El nue­vo par­ti­do polí­ti­co Vic­to­ria Ciu­da­da­na es otra de las voces que han recha­za­do el acuer­do de pri­va­ti­za­ción. “Por déca­das hemos vis­to lo nefas­to que han resul­ta­do las polí­ti­cas de pri­va­ti­za­ción. Ser­vi­cios que antes ofre­cía el gobierno se le dejan al sec­tor pri­va­do, pasan de ser un bien públi­co para con­ver­tir­se en una empre­sa más en bús­que­da de ganan­cias. Cuan­do el fin es la ganan­cia, el ser­vi­cio y los cos­tos para los con­su­mi­do­res pasan a ser con­si­de­ra­cio­nes secun­da­rias. Qui­zá el caso más dra­má­ti­co sea el del sis­te­ma de Salud”, expre­só el can­di­da­to al Sena­do por acu­mu­la­ción, Rafael Ber­na­be, en comu­ni­ca­do de pren­sa. La enti­dad exhor­tó a un fren­te común para exi­gir que se can­ce­le el contrato.

FUENTE: Cla­ri­dad 60

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.