Colom­bia. Escua­drón anti­dis­tur­bios al ser­vi­cio de empre­sa mine­ra en el sur de Bolívar

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 26 de junio de 2020. 

Des­de el pasa­do 23 de junio, comu­ni­da­des rura­les de Mina Wal­ter, en Mon­te­cris­to, Bolí­var denun­cian ata­ques por par­te del Escua­drón Móvil Anti­dis­tur­bios (ESMAD) con­tra los mine­ros arte­sa­na­les y sus fami­lias que duran­te gene­ra­cio­nes han tra­ba­ja­do y habi­ta­do en el sec­tor y que han vis­to su per­ma­nen­cia ame­na­za­da des­de la lle­ga­da de la Coope­ra­ti­va Coop­ca­ri­bo­na que bus­ca des­alo­jar a los pobla­do­res para el desa­rro­llo de sus acti­vi­da­des mineras.

Mina Wal­ter es una comu­ni­dad com­pues­ta por una colec­ti­vi­dad de al menos 2.000 personas
en 387 núcleos fami­lia­res, suje­tos de espe­cial protección
cons­ti­tu­cio­nal al ser en su mayo­ría víc­ti­mas del con­flic­to arma­do, con
niños y niñas, aldul­tos mayo­res, madres cabe­za de fami­lia, per­so­nas en
situa­ción de dis­ca­pa­ci­dad que depen­den en su tota­li­dad del ofi­cio de la
explo­ta­ción arte­sa­nal de oro.

Pese a ello, des­de que la Coope­ra­ti­va Mul­ti­ac­ti­va Mine­ra Del Cari­bo­na (Coop­ca­ri­bo­na) logró el títu­lo de explo­ta­ción mine­ra de todo ese terri­to­rio en 2016, «la comu­ni­dad se sien­te vul­ne­ra­da y la coope­ra­ti­va ha uti­li­za­do tan­to vías lega­les como ile­ga­les para des­pla­zar a la comu­ni­dad que desa­rro­lla sus acti­vi­da­des tra­di­cio­na­les» expli­ca abo­ga­do Cami­lo Villa­mil quien ha acom­pa­ña­do a la comunidad.

Lle­ga­da del ESMAD a Montecristo

Según videos difun­di­dos en redes
socia­les, des­de el mar­tes 23 hubo sobre­vue­los de aero­na­ves y se registró
la lle­ga­da del ESMAD quie­nes se alo­ja­ron en la sede de Coop­ca­ri­bo­na «por lo que pare­cía que se tra­ta­ra de un escua­drón de mer­ce­na­rios al ser­vi­cio de la cooperativa».

Aun­que des­de la Aso­cia­ción de Her­man­da­des Agro­eco­ló­gi­cas y Mine­ras de Gua­mo­có- Ahe­ra­mi­gua, la Aso­cia­ción de Mine­ros de Mina Wal­ter- Aso­mi­wa y el con­se­jo comu­ni­ta­rio del Alto Cari­bo­na se ha empren­di­do siem­pre la vía del diá­lo­go por lo que jun­to a orga­ni­za­cio­nes defen­so­ras de DD.HH. for­ma­ron una comi­ti­va para mediar con la Fuer­za Públi­ca. Sin embar­go la res­pues­ta a los pro­ble­mas mani­fes­ta­dos fue la agre­sión por par­te del ESMAD.

Villa­mil ase­gu­ra que con el paso del tiem­po Coop­ca­ri­bo­na
ha inten­ta­do hacer mon­ta­jes en con­tra de líde­res socia­les que han
defen­di­do el terri­to­rio y quie­nes han sufri­do per­se­cu­cio­nes judi­cia­les, «han entra­do y sali­do de la cár­cel por mon­ta­jes judi­cia­les, se les ha ame­na­za­do a tra­vés de gru­pos arma­dos», por lo que le resul­ta pecu­liar la lle­ga­da de la Fuer­za dis­po­ni­ble del ESMAD al corregimiento.

«Es
par­ti­cu­lar que la Fuer­za Públi­ca lle­gue y ese hos­pe­de en las
ins­ta­la­cio­nes de una orga­ni­za­ción eco­nó­mi­ca como Coop­ca­ri­bo­na, que lo
que ha hecho es hacer­le daño a la comu­ni­dad»
ade­más ase­gu­ra que
tras comu­ni­car­se con la Gober­na­ción del depar­ta­men­to y la Acal­día, se
con­clu­yó que no se tenía cono­ci­mien­to de nin­gún tipo de ope­ra­ti­vo del
ESMAD en la zona..

La comu­ni­dad de Mina Wal­ter ha desa­rro­lla­do una lucha por vías jurí­di­cas y a tra­vés de la movi­li­za­ción social, en defen­sa de su terri­to­rio, logran­do que des­de el 8 de agos­to de 2019, la Sec­ción Quin­ta de la Sala de lo Con­ten­cio­so Admi­nis­tra­ti­vo del Con­se­jo de Esta­do ampa­ra­ra los dere­chos fun­da­men­ta­les de las comu­ni­da­des, orde­nan­do que se rea­li­za­ra una con­sul­ta pre­via jun­to a los habi­tan­tes con rela­ción a la adju­di­ca­ción del títu­lo mine­ro ade­más de dete­ner toda acti­vi­dad que vaya en con­tra de la comu­ni­dad, sin embar­go a un año de la deci­sión, no se ha aca­ta­do dicha orden.

Villa­mil denun­cia que en medio de los
hechos tam­bién fue agre­di­da una defen­so­ra de DD.HH. que hace par­te de de
AHERAMIGUA, sobre­vi­vien­te de la Unión Patrió­ti­ca quien ade­más cuenta
con medi­das de pro­tec­ción por par­te de la Uni­dad Nacio­nal de Protección,
«la lide­re­sa fue rete­ni­da por el ESMAD y a sus escol­tas les quitaron
los cha­le­cos y armas de dota­ción, los retu­vie­ron duran­te algu­nass horas
seña­lán­do­la a ella de hacer par­te de la insur­gen­cia. (Lea tam­bién: AHERAMIGUA denun­cia el ase­si­na­to de Víc­tor Manuel Tru­ji­llo, líder del Bajo Cauca)

«En todos los videos que hemos publi­ca­do se ve que el ESMAD no solo apun­ta a las comu­ni­da­des sino a las casas, lo que quie­ren es des­ocu­par ese terri­to­rio,» afir­ma el abo­ga­do. Cabe resal­tar que estas accio­nes de des­alo­jo no con­tem­plan nin­gún plan, ni medi­da de aten­ción social para las fami­lias que han vivi­do de la mine­ría arte­sa­nal duran­te años.

* Fuen­te: Con­ta­gio Radio

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.