La Jun­ta de Anda­lu­cía decla­ra “via­ble” la eje­cu­ción de un hotel en el Par­que Natu­ral de Cabo de Gata – La otra Andalucía

Pla­ya de los Geno­ve­ses en el Par­que Natu­ral de Cabo de Gata.

Las ansias pri­va­ti­za­do­ras de los gobier­nos ultra­li­be­ra­les están lle­gan­do a todas las esfe­ras de lo públi­co, inclui­dos los últi­mos para­jes natu­ra­les que que­dan en Anda­lu­cía. En la prác­ti­ca, estos pro­yec­tos inmo­bi­lia­rios supo­nen la pri­va­ti­za­ción de los espa­cios natu­ra­les para el dis­fru­te de la cla­se social que pue­de pagar­los, las bur­gue­sías espa­ño­las y euro­peas. A cam­bio de con­ver­tir nues­tro lito­ral en espa­cios lúdi­cos para el dis­fru­te vaca­cio­nal de la gen­te adi­ne­ra­da, nos ofre­cen ser sus sir­vien­tes a cam­bio de con­tra­tos tem­po­ra­les y pre­ca­rios. La excu­sa de la crea­ción de empleo escon­de los intere­ses del capi­tal y de la cla­se social bene­fi­cia­ria del sis­te­ma, con­vir­tien­do al pue­blo anda­luz y a su cla­se tra­ba­ja­do­ra en nue­vos “felah­men­gu”, cam­pe­si­nos sin tie­rra al ser­vi­cio del nue­vo señor feudal.

Este gobierno de la Jun­ta de Anda­lu­cía, al igual que los ante­rio­res, son sim­ples “mam­po­rre­ros” de los intere­ses del capi­tal que tie­ne sus cen­tros de poder en Madrid, Bru­se­las o Washington.

Luz ver­de a un hotel en la Bahía de Los Genoveses

Con­ta­rá con 30
habi­ta­cio­nes y la Jun­ta lo ha decla­ra­do medioam­bien­tal­men­te viable

La Jun­ta de Anda­lu­cía ha decla­ra­do via­ble medioam­bien­tal­men­te la eje­cu­ción del pro­yec­to para habi­li­tar como hotel de cua­tro estre­llas con 30 habi­ta­cio­nes y con pis­ci­na el cono­ci­do ‘Cor­ti­jo Las Chi­que­ras’, fren­te a la Bahía de Los Geno­ve­ses, en el par­que natu­ral de Cabo de Gata-Níjar.

El dic­ta­men con­si­de­ra que la actua­ción pro­mo­vi­da por la empre­sa Torres y Gon­zá­lez Díaz SL “es com­pa­ti­ble” con la nor­ma­ti­va del espa­cio natu­ral pro­te­gi­do des­pués de recha­zar el pro­yec­to ini­cial en 2017, que pre­veía dos nue­vas edi­fi­ca­cio­nes para un total de 13 habi­ta­cio­nes y crear dos “amplías zonas de aparcamiento”.

La Dele­ga­ción Terri­to­rial de Agri­cul­tu­ra, Gana­de­ría, Pes­ca y Desa­rro­llo Sos­te­ni­ble que diri­ge Arán­za­zu Mar­tín indi­ca que las modi­fi­ca­cio­nes intro­du­ci­das por el pro­mo­tor eli­mi­nan, por un lado, la pro­pues­ta para cam­biar de ubi­ca­ción un corral de apro­xi­ma­da­men­te 500 metros cua­dra­dos a otra super­fi­cie “sepa­ra­da de las edi­fi­ca­cio­nes exis­ten­tes”, por lo que “no aumen­ta la super­fi­cie total cons­trui­da ni alte­ra las carac­te­rís­ti­cas de terreno y paisaje”.

Las modi­fi­ca­cio­nes pre­sen­ta­das en noviem­bre de 2019 tam­bién hacen des­apa­re­cer, según seña­la la Jun­ta, la crea­ción de dos amplias zonas de esta­cio­na­mien­to de vehícu­los jun­to al camino de acce­so y dejan “una úni­ca zona como ser­vi­cio a la acti­vi­dad hote­le­ra” que “coin­ci­de” con terre­nos que están “des­pro­vis­tos” de vege­ta­ción don­de “no afec­ta­ría ni a hábi­tat ni espe­cies” por las que se decla­ró este espa­cio protegido.

“La modi­fi­ca­ción de la reha­bi­li­ta­ción pro­pues­ta no aumen­ta la super­fi­cie total cons­trui­da y no supo­ne nue­vas uni­da­des de edi­fi­ca­ción, de for­ma que la actua­ción pro­yec­ta­da man­tie­ne con­ti­nui­dad estruc­tu­ral res­pec­to a las edi­fi­ca­cio­nes exis­ten­tes, sin que ello supon­ga alte­ra­ción de las carac­te­rís­ti­cas topo­grá­fi­cas y edá­fi­cas del terreno, no afec­ción paisajística”.

El dic­ta­men, que da vía libre al hotel de 30 habi­ta­cio­nes con 70 pla­zas de apar­ca­mien­to en Los Geno­ve­ses, den­tro de la fin­ca cono­ci­da como El Rome­ral, con­di­cio­na la eje­cu­ción, no obs­tan­te, a que la empre­sa pro­mo­to­ra obten­ga la Auto­ri­za­ción de Reuti­li­za­ción de Aguas Depu­ra­das para hacer uso en el rie­go de jar­di­nes y zonas verdes.

Advier­te, asi­mis­mo, que la fábri­ca de cuer­da de crin que hay en la cita­da fin­ca debe man­te­ner su fun­ción actual, apro­ba­da en 2008, y ser reha­bi­li­ta­da para la “recu­pe­ra­ción y pues­ta en valor” del patri­mo­nio etno­grá­fi­co y agro­am­bien­tal de la zona y vin­cu­la­do al espar­to, la gana­de­ría y la explo­ta­ción cerealista.

Por su par­te, el Ayun­ta­mien­to de Níjar ha infor­ma­do, a ins­tan­cias de la Jun­ta, que el uso soli­ci­ta­do sería “com­pa­ti­ble” con el “régi­men urba­nís­ti­co del suelo”.

En el perio­do de infor­ma­ción públi­ca, los colec­ti­vos con­ser­va­cio­nis­tas ‘Ami­gos del Par­que’ y Gru­po Eco­lo­gis­tas Medi­te­rrá­neo, así como Equo e IULV-CA ale­ga­ron con­tra el pro­yec­to, entre otros aspec­tos, que era “incom­pa­ti­ble” con el uso pre­vis­to en el Plan de Orde­na­ción de Recur­sos Natu­ra­les (PORN) para las zonas de Cabo de Gata-Níjar cali­fi­ca­das como C1 al “tener una fina­li­dad mera­men­te eco­nó­mi­ca y ser un nego­cio de hostelería”.

El hotel de cua­tro estre­llas pro­vo­có cuan­do se hizo públi­co en 2016 el recha­zo de más de 6.500 usua­rios, quie­nes se expre­sa­ron en con­tra del pro­yec­to a tra­vés de la pla­ta­for­ma Chan​ge​.org.

Por su par­te, la empre­sa ha defen­di­do que el pro­yec­to plan­tea­do es “pul­cro en res­pe­tar los pará­me­tros medioam­bien­ta­les” de la zona, de mane­ra que se tra­ta de una actua­ción “muy pen­sa­da y medi­ta­da por la fami­lia” para con­se­guir un “eco­ho­tel” que “no tie­ne nada que ver con el Alga­rro­bi­co”. En esta línea, lo jus­ti­fi­ca por el “inte­rés social de la acti­vi­dad turís­ti­ca sos­te­ni­ble” y la “recu­pe­ra­ción patri­mo­nial del intan­gi­ble cul­tu­ral que supo­ne el Cor­ti­jo de las Chiqueras”.

Actual­men­te hay una cam­pa­ña de reco­gi­da de fir­mas con­tra este pro­yec­to urba­nís­ti­co en la pla­ta­for­ma chan​ge​.org: https://www.change.org/p/junta-de-andaluc%C3%ADa-no-al-hotel-en-genoveses?recruiter=false&utm_source=share_petition&utm_medium=facebook&utm_campaign=psf_combo_share_initial&utm_term=psf_combo_share_initial&recruited_by_id=2182f0f0-b6a5-11ea-9956 – 7d43bff9a0ee&utm_content=fht-23049840-es-es%3A1

Fuen­te: alme​riahoy​.com

Latest posts by Simón Cano (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.