Vene­zue­la. La impor­tan­cia de la unión en la defen­sa de la soberanía

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 24 de junio de 2020. 

Vene­zue­la con­me­mo­ra hoy, miér­co­les 24 de junio, el Día Nacio­nal del Ejér­ci­to Boli­va­riano en home­na­je a los sol­da­dos y hom­bres que die­ron la vida por la inde­pen­den­cia del país, tras la Bata­lla de Cara­bo­bo de 1821. La fecha fue crea­da con el obje­ti­vo de ren­dir­les tri­bu­to a los ciu­da­da­nos que die­ron la vida por la liber­tad de Venezuela.

Des­de la lle­ga­da al poder de la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na se ha impul­sa­do un nue­vo con­cep­to den­tro de FANB que bus­ca la inte­gra­ción entre el pue­blo y el sec­tor mili­tar para en con­jun­to defen­der la sobe­ra­nía y las paz de Vene­zue­la de las accio­nes inje­ren­cis­tas y agre­sio­nes de EE.UU. y sus aliados.

En este sen­ti­do el Artícu­lo 326 de la cons­ti­tu­ción vene­zo­la­na indi­ca que “La segu­ri­dad de la Nación se fun­da­men­ta en la corres­pon­sa­bi­li­dad entre el Esta­do y la socie­dad civil para dar cum­pli­mien­to a los prin­ci­pios de inde­pen­den­cia, demo­cra­cia, igual­dad… El prin­ci­pio de la corres­pon­sa­bi­li­dad se ejer­ce sobre los ámbi­tos eco­nó­mi­co, social, polí­ti­co, cul­tu­ral, geo­grá­fi­co, ambien­tal y militar”.

La unión cívi­co-mili­tar se con­cre­tó en la crea­ción de la Mili­cia Nacio­nal Boli­va­ria­na en el año 2008.

Sin duda las accio­nes empren­di­das por sec­to­res popu­la­res y mili­ta­res en abril de 2002 para derro­tar el gol­pe con­tra Hugo Chá­vez pro­mo­vi­do por EE.UU. y el empre­sa­ria­do vene­zo­lano, es un cla­ro ejem­plo de la unión cívi­ca militar.

Des­de el 11 al 14 de abril la movi­li­za­ción com­bi­na­da de sec­to­res civi­les y mili­ta­res logra­ron devol­ver al poder al líder de la Revo­lu­ción Bolivariana.

La defen­sa de las ins­ta­la­cio­nes petro­le­ras duran­te el paro empre­sa­rial de 2002, es otro de los momen­tos a des­ta­car de la unión entre el pue­blo y fuer­za mili­tar en defen­sa de los intere­ses del país.

Otro ejem­plo de la unión cívi­co-mili­tar en Vene­zue­la fue­ron los hechos de 3 de mayo que logró des­truir los pla­nes terro­ris­tas orques­ta­dos por los gobier­nos de Colom­bia y Esta­dos Uni­dos, en medio de la pan­de­mia que enfren­ta hoy el mundo.

El des­plie­gue cívi­co-mili­tar y poli­cial aplas­tó la pre­ten­di­da incur­sión arma­da por las cos­tas del esta­do de la Guai­ra, cuyo pro­pó­si­to era gene­rar accio­nes vio­len­tas y de des­es­ta­bi­li­za­ción en el país sud­ame­ri­cano, enfa­ti­zó el pre­si­den­te Nico­lás Maduro.

Al res­pec­to, Madu­ro mani­fes­tó que la acción de las fuer­zas arma­das de Vene­zue­la y los orga­nis­mos de segu­ri­dad, con el res­pal­do del pue­blo orga­ni­za­do, hizo posi­ble la cap­tu­ra de 13 mercenarios.

La cola­bo­ra­ción entre sec­to­res del pue­blo y mili­ta­res ha que­da­do demos­tra­da duran­te el perio­do de cua­ren­te­na por la Covid-19, hacien­do res­pe­tar las medi­das de dis­tan­cia­mien­to para evi­tar la pro­pa­ga­ción del virus. 

El con­cep­to de unión cívi­ca mili­tar es fun­da­men­tal en el pen­sa­mien­to cha­vis­ta des­de que se ori­gi­nó, posee sus raí­ces en la lucha inde­pen­den­tis­ta y popu­lar del siglo pasa­do, des­de que con­flu­ye­ran fac­to­res socia­les y mili­ta­res en el derro­ca­mien­to de Mar­cos Pérez Jiménez.

* Fuen­te: TeleSUR

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *