Pales­ti­na. Se pre­pa­ra para hacer fren­te a las pró­xi­mas ane­xio­nes de Israel

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 23 de junio de 2020—

La Auto­ri­dad Nacio­nal Pales­ti­na (ANP) se pre­pa­ra para hacer fren­te al polé­mi­co ‘acuer­do del siglo’ de EEUU. El con­tro­ver­ti­do plan de Washing­ton da vía libre al Gobierno de Israel para ane­xio­nar­se defi­ni­ti­va­men­te el valle del Jor­dán y los asen­ta­mien­tos del terri­to­rio ocu­pa­do de Cisjordania.

«Los siguien­tes diez días serán deci­si­vos para afron­tar la ane­xión. Es posi­ble que nos vea­mos ante un dile­ma». Con estas pala­bras eva­lúa el por­ta­voz de la Auto­ri­dad Nacio­nal Pales­ti­na, Nabil Abu Rudei­na, el perío­do de incer­ti­dum­bre que tie­ne Pales­ti­na por delante.

Y es que se acer­ca el 1 de julio, la fecha mar­ca­da por Ben­ja­mín Netan­yahu, el pri­mer minis­tro del nue­vo Gobierno de coa­li­ción con el cen­tris­ta Benny Gantz, para poner en mar­cha el pro­ce­so de ane­xión con el vis­to bueno de Washington.

Basán­do­se en el lla­ma­do Plan de paz de Trump, dado a cono­cer a ini­cios de este año, un equi­po de EEUU e Israel está tra­ba­jan­do en los mapas para lle­var a cabo el pro­yec­to de ane­xión de los terri­to­rios pales­ti­nos ocu­pa­dos por Tel Aviv.

Se tra­ta de gran par­te de la super­fi­cie de Cis­jor­da­nia que, ori­gi­nal­men­te, corres­pon­de a Pales­ti­na pero que fue ocu­pa­da por Israel tras su vic­to­ria en la gue­rra de los Seis Días de 1967. Este acon­te­ci­mien­to ha mar­ca­do des­de enton­ces un pun­to de infle­xión en el deba­te sobre la deli­mi­ta­ción de la frontera.

Una par­te muy impor­tan­te de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal se ha mos­tra­do en con­tra de la últi­ma de las muchas manos ami­gas que ha echa­do Trump a Netan­yahu, ya que la con­si­de­ra un movi­mien­to abu­si­vo. Abu Rudei­na, por su par­te, ase­gu­ra que Pales­ti­na está dis­pues­ta a luchar: “El mun­do ára­be tie­ne que estar jun­to a Al-Quds y Palestina”.

Mah­mud Abás, el pre­si­den­te de la ANP, pla­nea accio­nes a varios nive­les para hacer fren­te al pro­yec­to israe­lí: empe­zan­do por casa, el pre­si­den­te ha con­vo­ca­do pro­tes­tas masi­vas por todo el terri­to­rio de Cis­jor­da­nia para denun­ciar las anexiones.

A nivel inter­na­cio­nal, Abás via­ja­rá a Mos­cú para tra­tar la cues­tión con Vla­dí­mir Putin, el pre­si­den­te de la Fede­ra­ción de Rusia. Es más, recien­te­men­te el man­da­ta­rio infor­mó de que ele­va­ría la que­ja a la ONU, don­de quie­re for­mar una coa­li­ción inter­na­cio­nal a fin de dete­ner los pla­nes de Netan­yahu y Trump.

Estos están encon­tran­do resis­ten­cia no solo más allá de sus fron­te­ras, sino tam­bién den­tro de ellas: algu­nas auto­ri­da­des del pro­pio Israel cri­ti­can el pro­gra­ma, que ven como un poten­cial cau­san­te de nue­vas inti­fa­das o levan­ta­mien­tos en Pales­ti­na. Esto sería una fuen­te de pro­ble­mas para la segu­ri­dad del pue­blo israe­lí y para las rela­cio­nes con el res­to de paí­ses, espe­cial­men­te a nivel regional.

Fuen­te: sputnik

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *