Méxi­co. Des­ti­tu­cio­nes de fun­cio­na­rias de Cona­pred y CEAV, es vio­len­cia polí­ti­ca, ase­gu­ran expertas

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 24 de junio de 2020

En su pro­gra­ma sema­nal “Aná­li­sis Femi­nis­ta”, en Vio­le­ta Radio, la perio­dis­ta y direc­to­ra de CIMAC, Lucía Lagu­nes Huer­ta, ana­li­zó con la abo­ga­da y ase­so­ra de Nacio­nes Uni­das, Patri­cia Ola­men­di Torres, y la Coor­di­na­do­ra del For­ta­le­ci­mien­to Ins­ti­tu­cio­nal en Docu­men­ta AC, Kari­na Cruz Men­do­za, las recien­tes renun­cias de fun­cio­na­rias de orga­nis­mos guber­na­men­ta­les, como Móni­ca Mac­ci­se Duayhe, antes direc­to­ra del Con­se­jo para Pre­ve­nir la Dis­cri­mi­na­ción (Cona­pred), de Mara Gómez Pérez, titu­lar de la Comi­sión Esta­tal de Aten­ción a Víc­ti­mas (CEAV), y de Asa Cris­ti­na Lau­rell, sub­se­cre­ta­ria de Inte­gra­ción y Desa­rro­llo de la Secre­ta­ría de Salud.

Las exper­tas, así como las invi­ta­das espe­cia­les del pro­gra­ma, Hay­deé Pérez Garri­do, de la Asam­blea Con­sul­ti­va del Cona­pred, y Nor­ma Ledez­ma Orte­ga, del Con­se­jo Con­sul­ti­vo de la CEAV, coin­ci­die­ron en que es preo­cu­pan­te el des­mon­ta­je públi­co de muje­res con amplia tra­yec­to­ria pro­fe­sio­nal, que fue­ron nom­bra­das por el Eje­cu­ti­vo. Al mis­mo tiem­po, con­si­de­ra­ron nece­sa­rio una revi­sión trans­pa­ren­te para ver si los orga­nis­mos sir­ven para las nece­si­da­des para las cua­les fue­ron creados.

Ola­men­di Torres acla­ró que tan­to el Cona­pred como la CEAV son orga­nis­mos crea­dos por una Ley, sin embar­go has­ta el momen­to el poder legis­la­ti­vo no se ha pro­nun­cia­do sobre las renun­cias de las titu­la­res. “Es cier­to que el pre­si­den­te tie­ne las facul­ta­des para deci­dir sobre los nom­bra­mien­tos, pero ¿cuál es la moti­va­ción para estas deci­sio­nes?”, pre­gun­tó. Coin­ci­dió con Andrés Manuel López Obra­dor en que se han crea­do muchos orga­nis­mos para aten­ción espe­cí­fi­ca en los últi­mos 20 años, y que exis­te un inte­rés para deter­mi­nar si dichos orga­nis­mos en ver­dad bene­fi­cian a las per­so­nas que soli­ci­ten su apo­yo, o si son “ador­nos, en cali­dad de flo­re­ro, que no tie­nen facultades”.

La exper­ta opi­nó que es nece­sa­rio revi­sar y refor­mar el mar­co nor­ma­ti­vo para Cona­pred y CEAV. En el caso de Cona­pred, “la ley está muy des­fa­sa­da de la situa­ción actual des­pués de las refor­mas del 2011. El mar­co nor­ma­ti­vo en Méxi­co es impre­sio­nan­te. En gene­ral es para garan­ti­zar los Dere­chos Huma­nos. Pero ahí le dicen vul­gar­men­te, ‘el audio no me che­ca con el video’, Se nece­si­ta gen­te real­men­te inde­pen­dien­te”, dijo Ola­men­di Torres.

“Indig­nan­te, el dis­cur­so del presidente”

Pérez Garri­do y Ledez­ma Orte­ga con­fir­ma­ron la impre­sión de que no es así en este momen­to. “Según mi infor­ma­ción, la secre­ta­ria de Gober­na­ción, Olga Sán­chez Cor­de­ro, le pidió la renun­cia a Móni­ca Mac­ci­se”, afir­mó en el pro­gra­ma. Sería nece­sa­rio hacer una revi­sión de las ins­ti­tu­cio­nes que se han crea­do en el país, “pero era un plu­ma­zo inne­ce­sa­rio”, insis­tió. “Hay que pre­gun­tar por qué no tie­nen sufi­cien­tes dien­tes para ade­lan­tar, por qué no fue­ron capa­ces de ren­dir efec­tos. Pero es irres­pon­sa­ble el dis­cur­so del presidente”.

La con­se­je­ra recor­dó que las ins­ti­tu­cio­nes son los resul­ta­dos de luchas socia­les de gru­pos afec­ta­dos, y que Cona­pred ha avan­za­do en los dere­chos de per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad, la comu­ni­dad afro­me­xi­ca­na, o las tra­ba­ja­do­ras del hogar, entre otros. “Enton­ces se nece­si­ta una revi­sión pro­fun­da, pero para for­ta­le­cer­lo y dar­le capa­ci­dad de acción y pre­su­pues­to para hacer efec­ti­va la labor”, opinó.

En el caso de la CEAV, don­de colec­ti­vos de fami­lia­res que pusie­ron un plan­tón en el Zóca­lo deman­da­ron la des­ti­tu­ción de Gómez Pérez y toda­vía expre­san dudas sobre si la renun­cia es ofi­cial, la con­se­je­ra Ledez­ma Orte­ga dijo que es indig­nan­te la pos­tu­ra de Andrés Manuel López Obra­dor. “No depen­de de una titu­lar, si de arri­ba, des­de el titu­lar del Eje­cu­ti­vo nece­si­ta­mos com­pro­mi­so, y él des­co­no­ce la nece­si­dad de las víc­ti­mas, des­co­no­ce los con­te­ni­dos de la ley, hace deci­sio­nes insen­si­bles a miles de víc­ti­mas que se ven per­ju­di­ca­das”, opinó.

Dijo que el Con­se­jo ve el cam­bio de per­so­na como “algo catas­tró­fi­co”, no por la renun­cia, “sino en el ¿Qué sigue? ¿Otra ter­na? Lue­go sigue el pro­ce­so de publi­ca­ción etc., y se ter­mi­na el año sin titu­lar”. Des­de la socie­dad civil, es nece­sa­rio no poner nom­bres en la mesa, sino per­fi­les para per­so­nas cali­fi­ca­das. Sin embar­go, lo más impor­tan­te segui­ría sien­do “el apo­yo des­de arriba”.

Ola­men­di Torres opi­nó que sería preo­cu­pan­te ver que las dos fun­cio­na­rias, fue­ron ins­ta­la­das des­de arri­ba. Recor­dó que tan­to Mac­ci­se como Gómez eran per­so­nas cer­ca­nas a la secre­ta­ria de Gober­na­ción, Olga Sán­chez Cor­de­ro, que tra­ba­ja­ron con ella en la Supre­ma Cor­te, por lo tan­to, “los nom­bra­mien­tos en reali­dad res­pon­die­ron a una deci­sión de ella al fren­te de Gober­na­ción. Todos los nom­bra­mien­tos de Segob pare­cen terri­ble­men­te cues­tio­na­dos por el pro­pio presidente”.

Cruz Men­do­za agre­gó que el pre­si­den­te ha mos­tra­do una acti­tud muy defen­si­va hacia las exi­gen­cias del movi­mien­to femi­nis­ta, inclu­so que sus dis­cur­sos han esta­do “pla­ga­dos de este­reo­ti­pos, des­de las abue­li­tas cui­dan a nie­tas y nie­tos, su pre­ten­sión de que las fami­lias son feli­ces y no exis­te la vio­len­cia con­tra las muje­res, etc.” Ambas exper­tas coin­ci­die­ron en que las des­ti­tu­cio­nes podrían cali­fi­car como vio­len­cia polí­ti­ca de género.

“Que haya muje­res en pues­tos de deci­sio­nes y que no se les per­mi­ta ope­rar cier­tos meca­nis­mos, o que a la menor pro­vo­ca­ción se les pide la renun­cia, o renun­cien, sí entra en lo que es vio­len­cia polí­ti­ca”, dijo. Esto sería peli­gro­so, “por­que hace eco en sec­to­res de la socie­dad”. Sin embar­go, ambas coin­ci­die­ron en que el pre­si­den­te tie­ne la facul­tad de cam­biar altas fun­cio­na­rias de su gobierno, si no le agradan.

Se nece­si­ta una revi­sión obje­ti­va y trans­pa­ren­te de las instituciones

Habría que poner mucho cui­da­do, dije­ron, en no creer que por­que hay muchas muje­res “invi­ta­das a la mesa”, eso quie­re decir que real­men­te tie­nen el poder de deci­sión, por­que en muchos casos como en el del Cona­pred y la CEAV, los orga­nis­mos care­cen de recur­sos y capa­ci­dad ope­ra­ti­va. “En la socie­dad civil, muchas veces ter­mi­na­mos cayen­do en esa simu­la­ción de un orga­nis­mo que en la vida real fun­cio­na muy poco o no cum­ple con sus atri­bu­cio­nes”, advir­tió Ola­men­di Torres.

Por eso, abo­ga­ron por un aná­li­sis obje­ti­vo para saber si los orga­nis­mos autó­no­mos que se crea­ron sir­ven las nece­si­da­des para las que fue­ron crea­dos, sin embar­go, este pro­ce­so debe­ría de ser trans­pa­ren­te y par­ti­ci­pa­ti­vo, dijeron.

FUENTE: CIMAC

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.