Colom­bia. Comu­ni­dad embe­ra man­tie­ne cam­pa­men­to en Bogotá

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 21 de junio de 2020

Al menos 370 per­so­nas de la comu­ni­dad embe­ra, des­pla­za­dos de sus luga­res de ori­gen por la vio­len­cia en sus terri­to­rios, man­tie­nen des­de hace dos sema­nas un cam­pa­men­to en un par­que de Bogotá. 

En el Par­que Ter­cer Mile­nio, ubi­ca­do a pocas cua­dras de la Casa de Nari­ño, sede del Eje­cu­ti­vo, los indí­ge­nas impro­vi­sa­ron cam­pa­men­tos con palos y plás­ti­cos, de acuer­do con repor­tes de la pren­sa local.

Los indí­ge­nas que man­te­nías casas arren­da­das en la capi­tal colom­bia­na, pero fue­ron des­alo­ja­dos sema­nas antes, han logra­do sobre­vi­vir por dona­cio­nes de orga­ni­za­cio­nes y per­so­nas de la comu­ni­dad. Ade­más, acu­san al gobierno del pre­si­den­te Iván Duque, de no pro­por­cio­nar­les ayuda.

“El Gobierno dis­tri­tal no está ponien­do nada (…) ni comi­da, ni vivien­da”, dijo el líder indí­ge­na Ago­bar­do Que­ra­ga­ma, quien ase­gu­ró que por lo menos el 70 por cien­to de las per­so­nas que están en el lugar son niños.

Los indí­ge­nas per­te­ne­cen a los pue­blos embe­ra-cha­mí y embe­ra-katío de los depar­ta­men­tos de Risa­ral­da y Cho­có, en el cen­tro y el oes­te del país, res­pec­ti­va­men­te, y la mayo­ría ha per­di­do sus tra­ba­jos por la pan­de­mia del nue­vo coronavirus.

Los afec­ta­dos deja­ron de per­ci­bir ingre­sos al no poder ven­der sus pro­duc­tos debi­do a la cua­ren­te­na impues­ta para evi­tar los con­ta­gios y no pudie­ron pagar sus ren­tas, por lo que fue­ron des­alo­ja­dos hace casi tres semanas.

La mayo­ría de ellos lle­ga­ron a Bogo­tá por­que han sido víc­ti­mas del des­pla­za­mien­to por los enfren­ta­mien­tos en sus terri­to­rios entre gru­pos arma­dos ile­ga­les, mien­tras los indí­ge­nas se expo­nen al con­ta­gio de la Covid-19, pues en el lugar no hay agua para lavar­se las manos y, ade­más, solo unos pocos tie­nen tapabocas.

Ade­más han soli­ci­ta­do ali­men­to, tam­bién vivien­da y, en algu­nos casos, ayu­das para regre­sar a sus luga­res de origen.

Que­ra­ga­ma indi­có en decla­ra­cio­nes a la agen­cia espa­ño­la de noti­cias EFE que algu­nos de ellos han reci­bi­do dine­ro de la Alcal­día para pagar arrien­dos y com­prar ali­men­tos pero esas ayu­das no son para todos.

Los afec­ta­dos deja­ron de per­ci­bir ingre­sos al no poder ven­der sus pro­duc­tos debi­do a la cua­ren­te­na impues­ta para evi­tar los con­ta­gios y no pudie­ron pagar sus ren­tas, por lo que fue­ron des­alo­ja­dos hace casi tres semanas. 

Actual­men­te —unos 370 adul­tos y 215 niños— viven en un cam­pa­men­to pro­vi­sio­nal que esta­ble­cie­ron en la pla­zo­le­ta Ter­cer Mile­nio, en el cen­tro de Bogo­tá, don­de no cuen­tan con ali­men­tos ni pro­tec­ción sanitaria.

Fuen­te: Tele­surtv
 

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.